in

Por Qué Algunas Mujeres Siempre Son Rechazadas Por Los Hombres

 

Existen básicamente tres tipos de mujeres: las que consiguen que los hombres deliren por ellas y por eso jamás están solteras, las que son solteras por elección pero tienen una fila de hombres anhelando una oportunidad y, por último, las chicas para nada afortunadas, que jamás consiguen citas, y que al tomar la iniciativa son rechazadas.

Esta situación es desconcertante, porque no se trata simplemente de tener buena o mala suerte, y probablemente tampoco tenga que ver con falta de atributos físicos, más bien es una cuestión de actitud o comportamientos que hacen que los chicos pierdan el interés.

Es usual que en las relaciones las mujeres tomen la decisión de rechazar pretendientes cuando no cumplen sus expectativas, no a la inversa.

Si te sientes identificada con esta situación, seguro deseas solucionar lo antes posible esta situación.

En este artículo te presentamos algunos consejos prácticos, simples y muy útiles, para que erradiques de tu vida el rechazo en el terreno amoroso.

1. Te acostumbraste al rechazo

El ser humano es en teoría un animal de costumbre, por lo que si te han rechazado varias veces, probablemente por tu mente pasen pensamientos como: “mejor no lo intento más”, “siempre es lo mismo”, “igual me va a rechazar”, “ni siquiera me miran”.

Mientras pienses así, no te esforzarás en lo absoluto por mejorar tus estrategias para seducir a los hombres y seguramente tendrás una autoestima más baja, que tampoco es para nada atractiva al sexo opuesto.

Cuando tienes miedo al rechazo y te acostumbras a él, los chicos que te observan o que conversan contigo lo sienten de alguna manera.

Ellos saben que desconfías de tu capacidad para llamar la atención y que te sientes mal por no tener una relación una relación.

Eso demuestra una especie de desespero que causa que siga el rechazo. No te desesperes, exígete más, conoce personas en lugares distintos a los que frecuentas usualmente y trabaja en tu autoestima antes de salir a conquistar.

2. No te valoras

Como te acostumbraste al rechazo, también lo haces a la idea de que no eres deseable ni atractiva para los hombres. De esta forma, te has apegado de forma inconsciente a la sensación de derrota e insatisfacción contigo misma.

Es fundamental sentir amor propio, para que los demás puedan notar y valorar quién eres realmente. Si no te quieres a ti misma, ¿por qué lo harían los demás?

No tener autoestima te mantiene por detrás de otras mujeres que sí se quieren y se presentan como son ante los demás. Ellas no se lamentan, no sienten pena de sí mismas, ni se echan a morir cuando una relación fracasa, porque saben que alguien más llegará cuando ellas así lo decidan.

Deja de buscar aprobación de otros para ser feliz. La verdadera aceptación que te llevará a la felicidad solo te la puedes dar tu misma.

Lee nuestra guía sobre los 7 consejos de como tener más confianza en uno mismo y seguridad en tu vida

3. Tienes expectativas irreales

El hecho de que hayas tenido malas experiencias amorosas no quiere decir que éstas se van a repetir siempre en tu vida.

Eres lo que piensas y recibes lo que da. Son dos frases que pueden sonar a cliché, pero guardan un significado importantísimo. Si te das por derrotada antes de probar una nueva relación, no puedes esperar otra cosa que no sea fracaso.

Cada vez que aparezca un pensamiento negativo en tu mente, transfórmalo en positivo y percibirás que tus energías cambian por completo. En lugar de pensar “esto es muy buena para ser verdad”, piensa “¿y por qué no puede serlo?”.

4. Tienes poca confianza en ti misma

¿Te gustaría estar con un hombre que no cree en sí mismo? Seguramente no.

La confianza y el amor son cualidades que caminan tomadas de la mano, ambas son señales claras de poder y el poder es totalmente atractivo.

A ningún hombre le gusta estar con una mujer insegura, porque es poco atractiva e interesante. La inseguridad suele traer consigo problemas como celos, complejo de inferioridad y una competitividad insana con los demás. Todas esas conductas suelen traer problemas en las relaciones.

Si quieres conquistar a un chico, primero confía en ti y lo demás llegará por añadidura.

5. Luces necesitada de amor

Si le permites a un hombre creer que es imprescindible para ti y que lo necesitas para poder vivir, en principio se aprovechará de ti y luego te abandonará porque te verás poco atractiva.

Sentir que alguien depende demasiado de otro es una responsabilidad que nadie desea experimentar.

Una relación no puede cimentarse sobre las bases de la desesperación y miedo a perder a la pareja que tú demuestras. La codependencia no es sana, debes velar primero por tener una vida propia, ser feliz contigo misma para poder compartir, sin necesitar, a tu pareja.

Lee nuestra guía sobre la codependencia: Características y cómo se trata

6. Eliges a los hombres incorrectos

Conocer bien a quien te atrae es vital para descubrir si realmente es la persona ideal para que compartir como pareja.

Si descubriste que el chico está enamorado de otra, es casado, mujeriego o no tiene un plan de vida que compagine con el tuyo, ¿para qué insistes en esa relación?

Empeñarse en la persona incorrecta, aún sabiendo que la relación no va a funcionar, es un sabotaje que te haces a ti misma. Insistir en una pareja que no tiene futuro es una forma de garantizar otro fracaso en tu vida.

No persigas relaciones tóxicas.

Existen demasiados hombres solteros, buenos y responsables, como para empeñarte en los que te harán infeliz siempre.

7. No cuidas tu imagen personal

En una sociedad acostumbrada a ciertos estándares físicos no puedes permitirte descuidar tu apariencia.

Deja que tu forma de vestir exprese quién eres y cómo te sientes. Cambia tu look, usa ropa con un estilo que se adapte al lugar y evento al que debes asistir.

Usa ropa atractiva pero en la que te sientas cómoda y recuerda que tu ropa interior aunque nadie más la vea, puede mejorar o estropear el atuendo que elijas.

Tan solo imagina lo que sucedería si consigues ligar con un chico, desean ir a la acción y tu lencería está estirada, desgastada o pasada de moda. ¡Eso no es sexy!

O supongamos que tu sostén es muy pequeño y además la blusa es escotada, si llegas a agacharte corres el riesgo que tu busto se mueva de lugar y quede expuesto. ¡Sería bochornoso!

En ambas situaciones das la imagen de ser una mujer descuidada.

Lee nuestra guía sobre los 20 cambios para ser una chica super femenina

En conclusión

Ser rechazada o ser la más deseada del lugar no es cuestión de suerte, sino de actitud. Si te quieres a ti misma, proyectas una imagen segura y de alta autoestima, seguro lograrás atraer a más de un chico a tu alrededor.

¡Así que manos a la obra! Explota tu potencial interior y cree en ti misma, lo demás vendrá por sí solo.

Esperamos que te haya gustado esta información. Si tienes tips para aumentar la confianza o dudas sobre el tema, no olvides dejarlas en nuestra caja de comentarios. Si te pareció útil, recuerda que también puedes compartir el artículo en tus redes sociales.

 

Ver También:

Loading...

Cómo Conversar Con Una Chica: 9 Consejos Para Impresionarla Con Tu Plática

¿Cómo Responder A Un “Te Quiero” Cuando No Sientes Lo Mismo?