in

Codependencia: características y cómo se trata

¿Te has aferrado demasiado a una relación? ¿Cuántas veces has sentido que una persona es tan necesaria para tu vida, que sin ella perderías el deseo de luchar, levantarte cada mañana o ser feliz?

Es posible que, sin saberlo, hayas caído en la codependencia, una conducta dañina que también se conoce como “adicción a las relaciones”, porque estar en pareja se te hace necesario para existir aún si la relación es tóxica o incluso violenta.

Por ejemplo: Sonia creció en un hogar en el que su madre fue abusada física y verbalmente por su esposo. Ella veía a diario el sufrimiento, amenazas y fuertes golpizas que le propinaba, pero su madre nunca tuvo el valor de abandonar la relación porque, en sus palabras, “él no lo hacía intencionalmente”.

Lo más importante a entender de la codependencia es que es una conducta aprendida: Sonia creció aceptando estas conductas como normales, por lo que se aferró -al igual que lo hiciera su madre- a relaciones insanas y personas conflictivas sin reclamos.

El comportamiento de codependencia es aprendido por imitación de conductas observadas en el entorno familiar. Pero, como todo lo aprendido, también se puede desaprender si se tienen las herramientas adecuadas para entender lo que falla y cómo cambiarlo.

¿Cuáles personas son más propensas a ser codependientes?

La codependencia es un desorden identificado hace unos diez años, y afecta principalmente a parejas amorosas (esposos o noviazgos), pero también se presenta en padres, hermanos, amigos o colegas de una persona alcohólica o drogadicta.

Originalmente se planteaba como codependencia a las relaciones enfermizas con personas con adicciones, pacientes de enfermedades crónicas, terminales o mentales. En su afán de ayudar o agradar, la persona se sacrifica al punto de colocar su propia dignidad, tiempo, recursos y sentimientos en aras de “salvar” o priorizar al otro.

Sin embargo, en la actualidad el término se emplea para identificar a cualquier persona, en cualquier tipo de relación codependiente, más allá de si hay drogas o enfermedades involucradas en su dinámica.

Lee nuestra guía para saber si tienes una personalidad codependiente

¿Qué es una familia disfuncional y cómo influye en la codependencia?

Una familia disfuncional es aquella en la que sus integrantes reprimen y niegan sentimientos de ira, odio, vergüenza. En muchos casos, estos sentimientos no reconocidos son causados porque alguno sufre de una adicción, hay abuso físico, emocional o sexual; o alguno de los integrantes padece de una enfermedad crónica o terminal.

Se habla de relaciones disfuncionales porque los integrantes de la familia evaden sus problemas y se niegan a solucionarlos, de manera que cada uno aprender a vivir sin confrontar su realidad y en negación.

En este sentido, se convierten en “sobrevivientes” que ignoran sus propias necesidades y sacrifican su propio bienestar para no lidiar con los sentimientos, lo que atrofia el desarrollo emocional y familiar.

Mientras menos se reconozcan, conversen y discutan los problemas, menor será la posibilidad de hallar soluciones.

Entonces, al no tener una preparación psicológica, la persona codependiente se enfoca en atender al adicto o enfermo, sacrificando sus propias necesidades.

Comportamiento de una persona codependiente

La pérdida de autonomía y autoestima son las principales características de una persona codependiente. Suelen ser personas inseguras, afligidas y muy entregadas al sacrificio por otra persona.

Para sobrellevar su necesidad de atención, el codependiente es capaz de desarrollar comportamientos compulsivos e intentar mitigarlos a través del cigarrillo, alcohol y drogas.

En la mayoría de los casos, la persona codependiente se esmera en atender y convertirse en el “benefactor” de otra persona que necesita ayuda de alguna manera. Pero el apoyo se vuelve una necesidad, al punto que toda su vida gira alrededor de apoyarla, incluso a costa de la salud o dignidad propias, tomando un papel de “mártir”.

Estos comportamientos son notorios en esposas maltratadas que cubren a sus esposos, o en padres que defienden a sus hijos adictos para no reconocer su adicción.

El problema en todos estos comportamientos, es que mientras más se intenta “salvar” de alguna manera al individuo, más dependiente se vuelve esta persona, a su vez, de su benefactor. En este sentido, quien ayuda necesita encargarse del otro, mientras que quien es apoyado se hace totalmente dependiente de su ayuda.

Se crea de esta forma un círculo vicioso necesario para ambas partes, y comportamientos  insanos de víctima-victimario, atraídos por una relación de amor, amistad y satisfacción de conductas tóxicas para ambas partes.

Lee nuestra guía sobre ¿codependiente o simplemente dependiente? ¡Descúbrelo!

Características que presentan:

1) Sentido exagerado de la responsabilidad sobre las decisiones y vidas de los demás.

2) Confunden el amor con la lástima, con tendencia a “amar” justo a quienes necesitan “salvación”.

3) Tienen tendencia a sentirse heridos cuando la persona a la que ayudan no reconoce su abnegación.

4) Desarrollan conductas controladoras y manipuladoras.

5) Requieren de la admiración y aliento de otros para continuar en su labor de ayuda y sacrificio.

6) Experimentan sentimientos de culpa al intentar apartarse de la persona dependiente de ellos.

7) Tienen miedo a ser abandonados.

8) Les cuesta identificar sus propios sentimientos y son resistentes al cambio en sus vidas.

9) Son capaces de mentir constantemente sobre las acciones que realizan para encargarse de otros, y suelen mentir sobre los riesgos que sufriría la persona a quien apoyan si se llegaran a separar.

10) Son incapaces de tomar decisiones que realmente los beneficien a sí mismos y a quienes ayudan.

11) No piden ayuda, aun cuando se quejan de la falta de compromiso y ayuda que la familia o amigos les pueden proporcionar. Son incapaces de exigir ayuda real o de buscar alternativas para sanar y ayudar a sanar totalmente al otro.

¡Tratamiento efectivo!

Dado que la codependencia se desarrolla por conductas aprendidas en la infancia, el tratamiento para superarla se enfoca en terapia y análisis de la raíz de estos problemas, para identificar patrones de comportamiento destructivos y su origen.

Una vez hallada la causa de esa conducta en terapia individual, también se pueden realizar terapias de grupo para ayudar a superar la dependencia a otra persona.

La persona con codependencia debe volver a aprender lo que son los sentimientos, manejar sus emociones y comprender qué es y qué no es el amor, para evitar caer en un nuevo comportamiento destructivo de necesitar al otro.

¿Qué hacer si la codependencia es parte de tu dinámica?

Si has identificado una conducta codependiente en ti y tu entorno familiar, debes recordar que la información es lo más importante. Si entiendes qué es lo que causa esta conducta, es más fácil comprender el ciclo de la adicción y cómo se puede extender en todas tus relaciones.

Lo principal es que la persona codependiente entienda y asuma su situación, para poder corregirla. Si en el hogar hay una dinámica de cuidado a alguno de sus integrantes que lleve a conductas dependientes, es importante reorganizar la estructura del hogar y frenar cuánto antes ese comportamiento.

Todos deben aprender a ser un poco egoístas y buscar satisfacer sus necesidades personales, incluso si eso implica aprender a decir “no” algunas veces. La libertad es una de las bases del verdadero amor, y todos en el seno familiar deben poder experimentarla.

Por último

Se requieren de muchos cambios interiores para resistirse a caer en conductas codependientes, que a primera vista pueden parecer normales o inofensivas, pero que a la larga conducen a la aniquilación del propio ser y el autoestima.

Una vez reconociendo el problema siempre se pueden hallar soluciones idóneas para vivir a plenitud.

¿Te gustó el artículo? No olvides dejarnos tus comentarios y dudas, así como difundirlo en tus redes sociales para que ayudes e inspires a muchos más.

 

Ver También:

Loading...

2 Comments

Leave a Reply
  1. Hola, me ha servido de mucho su artículo y espero aprender de el y llevar a cabo las recomendaciones,me va a ser dificil pues llevo tiempo dejando pasar actitudes solo por no discutir y siento que eso me lleva a estar mas alejada del ser querido,gracias por hacerme ver que tengo que poner atención a mis deciciones,un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo dejar de ser una persona tóxica sin ir al terapeuta

Como conquistar a una mujer difícil que te gusta – paso a paso