in

20 Cambios Para Ser Una Chica Super Femenina

En una sociedad competitiva en la que cada vez más se borran las diferencias entre hombres y mujeres a nivel social y laboral, la feminidad se ha convertido en una virtud cada vez más ignorada, porque las damas muchas veces se ven obligadas a endurecer el carácter para lograr ascender y ocupar altos cargos.

Ser femenina consiste en una mezcla de atributos que incluyen carisma, delicadeza, buenos modales, atractivo físico, gentileza y sencillez, que hace que las personas que te rodean, especialmente los hombres, se fijen en ti y te recuerden.

Son incontables los casos de mujeres que han marcado un hito en sus épocas y que no requirieron utilizar vestimenta atrevida ni mostrar “de más” para ocupar un lugar en la historia y en el corazón de muchas sociedades. Lady Di, Diana la princesa de Gales, es probablemente el caso más emblemático.

Emanar estilo y clase no es una condición con la que se nace, más bien consiste en una combinación de educación y buenas costumbres. Por eso, en este artículo te comentamos algunas de las mejores pautas de comportamiento que puedes adoptar para ser más femenina, si así lo deseas.

1. Vístete como una dama

¡Tu ropa habla por ti! Con ella expresas quién eres y cómo te sientes. ¿Has escuchado aquello de “vístete para lo que quieres ser”? Si quieres ser una dama, debes utilizar atuendos femeninos, elegantes, que realcen tu cuerpo sin necesidad de mostrarlo vulgarmente.

La ropa holgada, muy casual, como los jeans y las camisetas con nombres de marcas o frases elocuentes, resérvalas para tu casa o para reuniones muy informales entre familia.

Combina los colores de acuerdo al tono de tu piel, privilegia los vestidos en tus atuendos para mostrar un estilo siempre impecable y femenino.

2. Marca tu estilo

No es necesario que imites la forma de vestir de alguien más. Puedes conseguir marcar tu estilo propio en cada pieza, sin perder la clase.

¡Es simple! Puedes valerte de accesorios como collares, pulseras, cinturones y relojes, que mantengan una línea armónica con el resto de tu ropa, pero con los que sientas que realzas y representan tu personalidad.

3. Maquíllate con prudencia

Seguro has escuchado el dicho “menos es más”, este refrán también aplica para el maquillaje.

El maquillaje es el aliado de toda mujer, porque le permite ocultar ciertas imperfecciones como las ojeras y marcas producidas por el acné, siempre y cuando lo sepas utilizar.

Es innegable que abusar del maquillaje oculta tu belleza personal. La idea es que te ayude a mejorar tus atributos, sin que dejes de verte natural.

Recuerda que no es igual maquillarse para un evento diario que para uno nocturno.  Como tip, recuerda que cuando vas a asistir a un evento donde impera la luz artificial, tienes que utilizar cosméticos que acentúen tus rasgos.

Indiferentemente de la hora del día en que te maquilles, es indispensable contar con un delineador de ojos y un brillo labial para destacar tus rasgos.

4. No temas cambiar tu look

Hay muchos tipos de corte de cabello y muchas maneras de peinarlo para tener un look femenino. Sin embargo, te recomendamos utilizarlo de un largo medio, que es mucho más versátil que el corte bajo.

No a todas las mujeres les luce el cabello demasiado corto. Así que si tienes dudas, déjalo crecer y asesórate con un estilista respecto a cuál es el estilo que mejor se adapta a la forma de tu rostro.

Lee nuestra guía sobre como ser bonita si crees que eres fea: 9 Tips para ser mas atractiva

5. Cuida tu peso

El peso ideal es aquel que se estima en relación con la estatura corporal. En otras palabras, no te sometas a dietas para verte muy delgada, ni tampoco permitas que tu masa corporal sobrepase los niveles considerados como saludables.

Cuida tu alimentación con una dieta saludable, bebe por lo menos 8 vasos de agua al día y dedica al menos cuarenta minutos a practicar algún ejercicio. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

Te sentirás mucho más segura y hermosa, y verás el cambio en tu cuerpo.

6.- Modera tu vocabulario

Una joven con clase jamás maldice y mucho menos emplea palabras hostiles para referirse a otros.

La próxima vez que te sientas ofendida, estés molesta o muy en confianza en un grupo de personas, recuerda que tu vocabulario también forma parte de la imagen que proyectas. De ti depende que esta sea óptima o no.

Si alzas la voz o utilizas improperios constantemente, arruinas tu apariencia y presencia personal. ¡Los modales son imprescindibles!

7. No hagas demasiado ruido

Algunas mujeres son “aparentemente” encantadoras, pero cuando salen en grupo desean tanto llamar la atención que en lugar de hablar, acaban gritando y haciendo molestos escándalos.

Controla no solo lo que dices, sino cómo lo dices y sobre todo el tono que empleas. ¡Nadie disfruta escucharte gritar!

Lee también nuestra guía sobre como superar las inseguridades: El camino hacia la libertad

8. Instrúyete

Ser femenina también implica ser inteligente. Rodéate de personas con conocimiento, cultura y edúcate leyendo cuanto puedas.

Evita hablar de cosas en las que no eres muy versada porque podrías quedar muy mal parada.

No finjas inteligencia, porque no es lo que esperan de ti los demás. A veces permanecer en silencio es lo mejor que se puede hacer, escucha con mucha atención, no tengas miedo de preguntar sobre lo que no conoces y aprende sobre el tema para que puedas hablar con propiedad en una próxima ocasión.

9. Aprende a coquetear

Coquetear es sinónimo de seducir, y para ello hace falta ser encantadora. Las chicas que saben explotar su feminidad entienden que un coqueteo adecuado puede ayudarlas a llegar muy lejos con sus objetivos.

Esto no significa que tienes que lanzarte sobre ningún hombre, pero sí que puedes ser lo suficientemente hábil con tus palabras como para enternecerlos y conseguir que te escuchen.

Si aún no sabes cómo coquetear adecuadamente, comparte ideas con tus amigas, busca tips de mujeres más experimentadas y aprende a ser más seductora.

Lee nuestra guía sobre como coquetear con un hombre sin verte demasiado obvia + 8 formas de ligar con un chico

10. Mantente aseada

¡La higiene personal es vital! Puede que seas muy hermosa y elegante, pero si no posees hábitos diarios de aseo, alejaras a todos de tu lado.

Evita el cabello con apariencia descuidada, siempre mantenlo limpio y perfumado. Usa enjuague bucal, cepilla bien tus dientes y mantén tu ropa perfectamente cuidada.

11. No descuides los detalles

Bañarse es solo la base de la higiene. Para ser femenina debes ir mucho más allá para crear y mantener un estilo que nadie pueda olvidar y, a la vez, te represente a ti y a tu personalidad.

No olvides tomar medidas como depilarte el cuerpo y mantener tus cejas perfectas para que puedan realzar la belleza de tus ojos. Esos detalles pueden hacer la diferencia.

12. Tu espacio, tu marca personal

No es suficiente lucir bien. Tu oficina y hogar deben ir de la mano con quien eres.

Mantener el orden y la limpieza en tus espacios, demuestra que tu feminidad es integral. Son una extensión de tu personalidad, de tu imagen y también ayudan a mantener organizada tu mente e ideas.

Compra flores naturales, sacude el polvo, deshazte de los objetos viejos, rotos o mohosos. Y usa un ambientador de hogar para que todo huela de forma agradable, como tú.

13. Aprende a bailar

Cuando asistas a una fiesta con compañeros de trabajo, familia o pareja será incómodo quedarte sentada durante toda la noche por no atreverte a bailar, mientras todos los demás se divierten.

Si no se te da el baile, siempre contarás con academias que dictan talleres cortos para aprender desde lo básico hasta pasos avanzados de muchos tipos de danzas.

De esta forma no solo impresionarás a quienes te rodean, sino que te sentirás mucho más confiada, divertida y sexy. Y la seguridad siempre es importante en una mujer.

14. Usa lencería atractiva

A pesar de que la lencería se utiliza por debajo de la ropa y son piezas íntimas, puede realzar tu apariencia exterior, realzarla o afectarla negativamente.

Usa ropa interior de la talla adecuada con tu cuerpo, evita colocarte sostenes roídos o maltratados, que en un descuido pudieran sobresalir de tu blusa o hacer que tu busto quede expuesto.

Además, utilizar ropa íntima elegante o especial genera un efecto psicológico positivo en ti misma y te ayuda a sentirte más atractiva.

15. Nada de Chismes

Una verdadera mujer no se presta para chismes y tampoco habla de sus congéneres a sus espaldas. Si dañas a otras, darás pie para que también quieran perjudicar tu imagen. La elegancia no combina con la mala intención.

16. Sé gentil

La gentileza es una cualidad hermosa que realza tu esencia ante otros.

Esta debe regalarse de manera natural a todos cuanto te rodean, sin distingos entre posiciones sociales, estatus o formación profesional.

Desear los buenos días, dar las gracias y halagar a otros por su labor es una cualidad de las mujeres educadas, te permite relacionarte de manera amena con quienes te rodean. Ser educada, humilde y gentil es también parte de ser femenina.

17. No envidies

Como ocurre con los chismes, no es nada atractivo ser envidiosa. Ser competitiva está muy bien, pero caer en los celos y mal humor te conducirá a prestar más atención a los demás para sabotearlos.

Aprende a sentirte bien con tus logros y reconoce de igual forma las capacidades de los demás. Eso te hace una persona confiable y segura de quien eres, que es la base para poder ser una mujer femenina y orgullosa de sí misma.

Si alguien más obtuvo un éxito, apláudelo. No seas mezquina ante los logros de los demás.

Lee nuestra guía sobre como dejar de ser celosa con otras mujeres

18. No seas malcriada

Querer obtener algo o la atención de alguien basándote en artimañas, chantajes o berrinches, es una actitud poco atractiva, manipuladora y negativa.

Recuerda que cada persona tiene derecho de actuar conforme a sus principios y creencias. Así que no pretendas manipular por medio de la malcriadez, podrías quedar como una inmadura delante de tus conocidos.

En lugar de parecer una mujer madura y adulta, te verás como una niña malcriada y maleducada. Nada femenina ni madura.

19. Mantener estándares altos

Dejarse cortejar y ser amable con los caballeros no te convierte en una cualquiera, pero caer en la cama con el primero que te ofrece bienestar económico o una posición social, sí afecta negativamente el concepto que proyectas ante los demás.

Una dama cuida su imagen, por eso es exigente, elegante, y se toma el tiempo necesario para conocer muy bien a quien se perfila como posible pareja.

20. Sonríe más

Una sonrisa delicada es el reflejo de un espíritu alegre. Significa que sabes reconocer los problemas, pero que no te dejas abatir por ellos.

A todas las personas les agradan las muestras de positividad y, por otro lado, te aseguro que una sonrisa te hará ver más jovial y saludable.

 

Recuerda que ser mujer es un privilegio y tiene muchas ventajas. De poco o nada te sirve ser muy hermosa, si no tienes gracia ni te comportas de manera respetable ante los demás.

Profundizar la feminidad se consigue con práctica, pero será uno de los aprendizajes que más satisfacción te proporcionará para sentirte mejor contigo mismo.

Comparte esta información en tus redes sociales, seguro más de una de tus amigas pueden necesitar estos tips. Y si tienes consejos, dudas o anécdotas que compartir con nosotros, escríbelos en nuestra caja de comentarios. Estaremos atentos a leerlos.

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo Tener Novio Si Eres Fea: 6 Estrategias Que Funcionan

20 Posibles Razones Por Las Que Nunca Has Tenido Novio Y Qué Puedes Hacer