in

Cómo dejar de ser antisocial: recomendaciones que mejorarán tu vida

¿Tu círculo social es reducido? Si no sabes cómo hacer amistades duraderas o eres tímido se te puede hacer difícil entablar nuevas relaciones, lo que puede terminar por causarte inseguridad, perder la confianza en ti mismo y complicarte mucho más el encontrar nuevos amigos.

Mejorar tus capacidades de socialización requiere un importante esfuerzo para superar la timidez. Es importante que entiendas que si eres tímido, no dejarás de serlo, pero puedes aprender a manejarlo para no perderte experiencias, amigos y oportunidades que a lo mejor actualmente dejas pasar por vergüenza.

Todo cambio en la vida parte de la aceptación y reconocimiento de aquello que queremos mejorar. Para poder modificarlo, debemos primero entender qué lo causa y cómo queremos cambiarlo.

Por esto, la clave es comprender de dónde surge tu timidez y conocer cómo funcionan las relaciones sociales. Así tendrás ideas de las acciones que puedes tomar para ajustarte a las dinámicas con otras personas aún a pesar de sentir pena o vergüenza.

Para ayudarte a superar tus miedos para socializar, la siguiente lista tiene consejos muy útiles y fáciles de aplicar.

1. Acércate a personas que también buscan amigos

La mejor manera de conseguir nuevos amigos, es acercarte a quienes están en tu misma situación. En lugar de buscar entablar relación con personas que ya tienen muchos amigos en su vida, comienza primero por quienes conozcas y sepas que tampoco tienen muchas amistades.

Es más sencillo hacerte amigo de alguien que ya está abierto a esta posibilidad y, por lo tanto, es más receptivo a personas nuevas en su vida.

Si te permites pasar más tiempo con estas personas, no solo será más fácil iniciar una amistad, sino que puedes aprender y practicar sus habilidades sociales, la forma en que interactúan con los demás, y también te pueden presentar a sus amigos, que pueden llegar a ser tuyos también.

Lee nuestra guía sobre cómo hacer amigos y lograr una vida social satisfactoria

2. Aprende a hacer que la gente se interese en ti

Sin lugar a dudas, algunas personas tienen un gancho único para llamar la atención de otros  de forma positiva. Aunque pueda parecer difícil lograrlo, la verdad es que no es cuestión de suerte, sino de actitud.

Esto se conoce como efecto halo, y va ligado a ser auténtico. Las personas atractivas suelen mostrarse como son, se ven sinceros y generan confianza.

Otra característica que hace atractivas a las personas, es tener disposición a escuchar a los demás, compartir historias y entablar conversaciones interesantes.

Siempre se interesan por el bienestar de otros, saben escuchar las necesidades de los demás, en fin, ¡son empáticos!

Si no sabes cómo atraer a las personas, puedes empezar por ser amable, ofrecer tu ayuda y mantener un ánimo positivo. Las sonrisas son contagiosas y siempre te ayudarán a abrir puertas en la vida.

Si a esto le añades buenos temas de conversación, entonces conseguirás ganar más amigos de lo que te has imaginado.

3. Ve a tu ritmo

Si te invitan a una fiesta o reunión pero sientes que es demasiada presión socializar con mucha gente, no te niegues a la invitación a priori.

Hay maneras de manejar tu timidez para que aún en grupos grandes de personas, puedas superar los miedos. Por ejemplo, llegar antes de la fiesta es un buen truco para acostumbrarte al ambiente, ofrecer tu ayuda para organizar (y así mantenerte ocupado) y además recibir a los invitados.

Así ganarás confianza y aquellos que vayan llegando deberán pasar a saludarte, brindándote la oportunidad de hablarles y conocerlos.

Notarás que te sientes mucho más cómodo que si llegas en medio de la reunión, cuando hay más bullicio y ya se han conformado los grupos de la fiesta.

Lee nuestra guía sobre cómo iniciar una conversación con cualquier persona

4. Dime con quién andas…

Este punto es de mucho cuidado, seguramente has escuchado ese refrán: “dime con quién andas, y te diré quién eres”.

Supongamos que estás intentando socializar con nuevas personas, pero sales en compañía de alguien que es pedante, vulgar, orgulloso o problemático.

¿Realmente crees que tendrás éxito en tu labor? Las personas evitan los problemas, y estar con alguien que presente estas características hacen que te identifiquen con esas actitudes, aunque tú no seas así realmente.

Cuídate de dar una mala impresión a causa del comportamiento de otros. Las personas positivas llaman a más gente positiva, así que lo mejor es rodearte de esa actitud en tu vida para poder crecer.

5.- No rechaces las invitaciones

Haz un esfuerzo, así no quieras asistir, y agradece cada invitación a eventos o fiestas para los que te tomen en cuenta.

No hay otra manera que pasar por las cosas para superarlas. Si tu principal problema es el miedo a socializar, la mejor manera de superarlo es, justamente, socializando.

No te niegues a las invitaciones. Haz un esfuerzo, alístate y asiste a los eventos. Si te esfuerzas un poco, podrás derribar esas barreras autoimpuestas que han limitado tu vida social y te mantienen en la soledad.

Cuando alguien te invita a un lugar es por algo. Más que por obligación, es mucho más probable que sea porque le agradas sinceramente.

Sé cortés y acude así sea por un intervalo breve de tiempo, esto te servirá para conocer nuevas personas y recibir invitaciones en el futuro.

6. Expresa tus opiniones

Otro factor incómodo de la timidez es que genera inseguridad y te limita al momento de expresarte. Es probable que sientas que tus opiniones no son relevantes o interesantes, y por eso solo te dediques a escuchar sin atreverte a plantear tus ideas.

Así juegas sobre seguro porque te evitas equivocarte, pero te aíslas. Nunca vas a llamar la atención de otros, ni podrás mostrarles lo interesante que eres, si no te escuchan expresarte.

¡Tus ideas no son tontas! Confía en ti mismo. Y si desconoces del tema del que hablan, siempre puedes preguntar, pedir que te ayuden a entender, o sencillamente escuchar en silencio para aprender y luego intervenir cuando cambien a un tema en el que te sientas más cómodo.

No está de más que memorices un par de chistes o cuentes alguna anécdota divertida de tu vida, de seguro conectarás rápidamente con alguna persona interesante.

Recuerda que hacer amigos, pero amigos de verdad, consiste en tomar en cuenta a quienes te rodean y a la vez ser tomado en cuenta por otros. Se trata de ser tu mismo, rodearte de gente positiva y estar dispuesto a apoyar a los demás.

¿Te gustó esta información? Puedes hacernos llegar tus comentarios y sugerencias, nosotros las leeremos y te responderemos a la brevedad. Recuerda que también puedes compartirla en redes sociales para que otros aprendan lo mismo.

 

Ver También:

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 cosas por hacer cuando te sientes inseguro

6 características de un mentiroso compulsivo