in

7 consejos de como tener más confianza en uno mismo y seguridad en tu vida

Todas las personas hemos experimentado el fracaso en nuestra vida.

En mayor o menor medida, todos sabemos lo que se siente perder, fallar, y detestamos esa sensación porque nos quita una de las emociones más importantes para crecer: la confianza.

Una vez que te ha tocado probar la sensación de fracasar, es normal que no quieras repetirla y por eso sientas miedo a perder nuevamente.

Por eso en este artículo  te doy 7 consejos de como tener más confianza:

7 Puntos Clave Para Tener Más Confianza Y Seguridad En Tu Vida

Muchas veces sentimos la certeza en que vamos a lograr el mejor resultado en algo que deseamos demasiado, por ejemplo, un empleo, y aparentemente todas las condiciones están dadas para lograrlo.

Sin embargo, nos dan ataques de miedo, y empezamos a bloquear nuestras capacidades con pensamientos como “hay otros más aptos” o “me hace falta experiencia”. Y es cuando los nervios comienzan a hacer estragos y sabotear nuestras acciones.

Esto alimenta tu inseguridad y, quieras o no, afecta todos los aspectos de tu vida. Tener confianza es la clave para muchas cosas: la felicidad, el éxito, autoestima, hasta para conseguir el amor.

¿Y cómo haces si quieres ser confiado pero no sabes cómo? Pues puedes prepararte para desarrollar y confiar sin vacilar en tus habilidades. Para eso te traemos 7 tips sencillos que pueden ayudarte a mejorar y alimentar la confianza en ti mismo.

1. Siempre busca aprender cosas nuevas

Cuando alguien siente el deseo de progresar en la vida, estudiar y aprender son las acciones básicas que puede realizar para cultivarse y convertirse en una persona más culta.

La mejor manera de instruirte es por medio de la lectura, ya sea en temas que te llamen la atención o a través de literatura -de ficción o no ficción- que te entretenga y con la que puedas aprender sobre distintos autores.

Investiga sobre los contenidos que te motivan, interesan o te llaman la atención.

De esta forma adquirirás una nueva visión sobre hechos y acontecimientos que posiblemente desconocías, o en los que creías estabas errados.

También es útil refrescar aquellos conocimientos que ya dispones.

¿Y eso qué tiene que ver con la confianza?

Pues que manejar temas con certeza te ayudará a sentirte mejor contigo mismo y más seguro al conversar con otras personas.

Probablemente recibas felicitaciones por lo bien que te expresas sobre algún hecho o situación.

Además, aprender genera una sensación de avance y logro que, junto al reconocimiento de otros por tus ideas y opiniones, eleva tu autoestima.

El conocimiento es una de las mejores inversiones que puede hacer un ser humano.

No caduca, ni ocupa espacio, tampoco ofende a nadie, pero sí es gratificante, emocionante y liberador. En resumen, el conocimiento es poder, y el poder es confianza.

Piénsalo mejor cuando uses tu tiempo libre, y busca un libro en lugar de solo jugar videojuegos, o en actividades poco provechosas. Seguro que encontrarás tiempo suficiente para cultivarte y entretenerte, sin tener que sacrificarlo todo.

2. No te compares con los demás

Cuando estás pendiente todo el tiempo de las cualidades de otros y te comparas negativamente con sus logros, te conviertes en tu peor enemigo.

Es imposible que te sientas confiado si solo te ves en desventaja con respecto a otros y, a la vez, al minar tu confianza terminas por efectivamente ponerte en peor posición que los demás.

Todos somos distintos. Cada individuo tiene cualidades y habilidades que lo hacen distinto y especial.

No vale la pena que constantemente te compares o envidies las cosas buenas que tienen las personas que conocer.

En lugar de esto, esfuérzate por mejorar los aspectos de ti mismo que consideras débiles, y en caso que desees echar un vistazo a la vida de otros, hazlo con la intención de motivarte y no para reprocharte por lo que no tienes.

No te obsesiones con las redes sociales, recuerda que ellas no son un reflejo real de la realidad.

En sus cuentas sociales la gente publica las cosas buenas que les ocurren, nadie va a divulgar lo malo, pero todos tenemos problema que nos afectan y el hecho de ocultarlos de la vista pública no los hace menos reales.

Tal vez la vida tu jefe parece encantadora a través de sus publicaciones en redes sociales, e intenta mostrarse públicamente como adinerado, buen padre y esposo, pero en el fondo puede que resulte ser alguien muy infeliz, cuyas fotos sean tan solo un disfraz con el que oculta que su esposa no lo ama o los problemas de sus hijos.

Hay quienes actúan de esta manera por una cuestión de ego. De hecho hace algún tiempo pude presenciar una situación similar con una familia muy cercana a la mía: Simulaban vivir cómodamente y todos los meses hacían fiestas en las que botaban la casa por la ventana, la gente comía, bebía, y reía.

Nadie podría pensar que algo estaba mal. Pero en una ocasión mi amiga me imploró que le prestara dinero porque literalmente no tenían qué comer.

Su papá, en el afán por quedar bien con sus amistades, había derrochado el dinero del mes en la última reunión que había dado, y toda la familia llevaba días comiendo muy mal, mientras esperaban que llegara la paga del mes.

Esa familia me dio una gran lección. A veces soñamos con tener lo que otros poseen, pero en muchos casos no es más que una ilusión que nos formamos nosotros mismos sin conocer la verdadera situación.

Lee nuestra guía sobre como dejar de ser una persona toxica fácil y rápido

3. Haz ejercicio regularmente

¡Estar en forma mejora el concepto que tienes de ti mismo!

Los deportes te ayudan a mejorar no solo tu apariencia física, sino también tu fuerza y determinación para mejorar en una actividad y mantener la disciplina.

Mantener tu cuerpo en buena forma te ayuda a sentirte mejor físicamente, más saludable y atractivo, pero también te da la sensación de ser responsable contigo mismo.

Además, a nivel emocional te afecta positivamente porque tu cerebro libera sustancias que ayudan a mejorar tu ánimo, como las endorfinas.

Este punto es muy simple, pero básico: para sentirte cómodo necesariamente tienes que sentirte bien.

4. Haz contacto visual al hablar

Cuando miras a los ojos a tu interlocutor durante una conversación, le proyectas la idea de que sus opiniones son tomadas en cuenta, que le prestas atención, pero a la vez de que te sientes confiado y seguro de sostener ante los demás tus planteamientos.

Todo aquel que confía en sí mismo conoce la importancia de una mirada honesta y sostenida.

Pero, eso sí, con moderación. Mantener el contacto visual con todos y todo el tiempo puede tener un efecto contraproducente, al terminar intimidando a tus interlocutores por extenderte.

Tu contacto visual no debe extenderse más de algunos segundos y, cuando vayas a romperlo, solo debes voltear hacia un lado o mirar hacia arriba, pero siempre manteniendo tu rostro al mismo nivel. Agachar la mirada al romper el contacto visual da la impresión de duda, inseguridad o recelo, lo contrario a lo que quieres proyectar.

Los líderes, conferencistas, y coaches emplean esta estrategia para alentar a su público a lograr objetivos claros, cuando deben competir por un ascenso laboral, conquistar a una pareja o convencer a un cliente. ¡Ponlo en práctica de ahora en adelante!

Lee nuestra guía sobre los 50 temas de conversación interesante para hablar con quien quieras

5. Nada de chismes ni intrigas

Si estás conforme con tu forma de ser y lo que vales como ser humano, entonces no debes sentir deseos de involucrarte en los problemas de otros.

Aléjate de las personas chismosas y no propicies malos comentarios o intrigas sobre los demás. Estos solo acarrean inconvenientes indeseables que perjudican tu reputación y la de otros.

A nadie le gusta la energía de discordia que los chismosos esparcen donde quiera que van.

6. Evita el drama

¡Quejarse por tonterías también es una señal de inseguridad y debilidad!

La negatividad al exteriorizarse crea un halo a tu alrededor que hace que la gente prefiera mantenerse lejos de ti, porque al fin de cuentas, quien vive lamentándose y solo ve lo nocivo en cada situación, no disfruta ni permite que otros se sientan alegres por lo bueno de sus vidas.

Mejor confía en que todo tiene una solución, a pesar de lo oscuro que parezca el panorama. Notarás que consigues más apoyo y aprecio de tus semejantes al cambiar un poco tu actitud.

Lee nuestra guía sobre las 5 cosas por hacer cuando te sientes inseguro

7. Mantén un discurso positivo ante la vida

Si hasta el momento alguien te ha señalado que tu discurso no suele ser el mejor para llegar tan alto como deseas, puede que se deba a que manejas un léxico muy básico, que te impide codearte con personas de tu círculo social, o de un estatus al que aspiras ascender.

Erradica las palabras grotescas de tu vocabulario, habla siempre de forma positiva, plantéate nuevas metas y cumple disciplinadamente con tus propósitos. Sentirte bien no solo es algo físico, sino mental. Si tienes una actitud positiva, atraerás buenas vibras y eso te ayudará a ser más confiado.

¡También debes siempre cumplir con tu palabra! Es muy incómodo cuando un sujeto se ofrece a ayudar a otro y luego no cumple, o cuando quedas de llegar a una hora a un sitio y no solo llegas tarde, sino también con excusas para no asumir tu responsabilidad.

Con esto caes en el estereotipo de irresponsable, que afecta tu imagen.

Si los demás te ven negativamente, es probable que tu también comiences a creer cosas malas sobre ti.

Por otro lado, debes dejar atrás los miedos a fracasar o fallar que te sabotean diariamente, porque aunque en el mejor de los casos son infundados, lo cierto es que cuando estos temores no se superan rápidamente, pueden minar totalmente la confianza en ti mismo y tus habilidades.

Cuando dejas de creer en ti, también dejas de luchar, te das por vencido antes siquiera de intentar las cosas y te pierdes numerosas oportunidades de crecimiento.

Mientras te aferras a este círculo vicioso que no te deja ver más allá de tus miedos, otros toman la delantera y alcanzan logros que pudieron ser para ti.

Si lo piensas con detenimiento, cada aspecto de la existencia está directamente relacionado con la confianza propia.

En conclusión

Todos los seres humanos sentimos miedo, incluso aquellos que viven de la exposición pública, como actores, comediantes o artistas en general. Muchas veces ellos sienten temor a fracasar en público, pero no dejan que los paralice sino que lo usan como combustible para mejorar sus presentaciones.

Internamente pueden sentir que dudan de sus habilidades, pero no lo demuestran.

Ellos saben que tienen poder para controlarse y se enfocan en sus capacidades para recordarse por qué son valiosos. Así superan la parálisis que el miedo puede causar.

Y aunque hay quienes nacen con un don innato para creer en sí mismos, la buena noticia es que la confianza también se puede aprender y trabajar para fortalecerla. Toma estos consejos y hazlo por ti.

Si te funcionan o tienes otros tips, comparte tu experiencia con nosotros en la caja de comentarios. Recuerda que también puedes compartir este artículo y ayudarnos a llegar con estos consejos a más personas.

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 formas de cómo saber quien me bloqueó en whatsapp

14 razones por las que nunca has tenido novia y como evitarlas