in

5 Razones Por Que A Los Hombres Les Gustan Las Mujeres Difíciles

“Las mujeres están locas”, “a una mujer hay que amarla, no entenderla”.

Seguramente has escuchado estas expresiones, son muy comunes y ambas se sostienen bajo la misma creencia: las mujeres son seres emocionales, irracionales y no hay manera de entender lo que quieren ni por qué actúan como lo hacen.

¿Es realmente eso cierto?

La verdad es que hombres y mujeres son muy distintos entre sí y tienen formas distintas de ver la vida o abordar los problemas.

Eso es el origen de muchos malentendidos entre ambos sexos.

Los chicos tienen una tendencia a generalizar a todas las mujeres y vender al sexo femenino como “complicado” o “difícil”, sin embargo, si te da la impresión de que a ellos les gusta esa dificultad, no estás equivocada.

Hablan mucho sobre lo “contradictorias” que son las mujeres, pero a los hombres les encantan esas locuras.

Te comentamos 5 razones por las que lo hombres prefieren que las mujeres sean complicadas (aunque no lo reconozcan):

1. A los hombres les gustan los retos díficiles

Esta es la base de todo para ellos.

Para los hombres, la competencia es parte del día a día. Cuando no compiten con otros por el tamaño de su pene, o de sus carros, o el valor de sus fortunas, compiten en deportes o juegos de video.

La competencia es parte de la esencia masculina.

Enfrentar a una “mujer difícil” es una manera de sustituir esa competición constante. ¿Por qué? Las “mujeres difíciles” son caprichosas, tercas, hacen las cosas a su manera, tienen determinación y no se dejan dominar.

Para ellos, “ponerlas en su lugar ” o “domarlas” es una especie de competencia, no solo contra ellas, sino contra ellos mismos. Quieren demostrar que son capaces de imponerse.

¿Y por qué se quieren imponer? Los hombres por naturaleza disfrutan dominar, les gustan los retos, los motiva.

No solo es una costumbre social. De hecho, es una cuestión muy natural, que se origina en su cerebro.

Cuando un hombre compite y gana, su cerebro segrega tres hormonas que se asocian a la sensación de felicidad: dopamina, serotonina y adrenalina.

Es sencillo: cuando sienten que vencieron, las hormonas son segregadas y se convierten en una recompensa neuroquímica que les da una excelente sensación.

Además, mientras más dura haya sido la competencia, mejor. También aumentan sus niveles de testosterona, que los hace sentir más viriles.

Lee también nuestra guía sobre 20 cosas que enamoran a una mujer según la confesión de mujeres por internet

2. Hay un mayor atracción por mujer díficil

Los hombres aman el sexo y por eso son seres muy sexuales.

Esto también tiene su origen en el cerebro masculino.

El deseo sexual proviene de la amígdala cerebral, el mismo sitio en que se forma el instinto de agresión del organismo.

El conflicto deja secuelas relativamente parecidas a las del sexo: respiración acelerada, el corazón bombea más sangre, el cuerpo se altera.

¡Ellos aman el sexo! Piensan en ello constantemente (más de lo que tal vez nos gustaría saber), el deseo sexual ocurre gracias a la secreción de sustancias en la amígdala cerebral.

Tener relaciones sexuales con una “mujer difícil” el sexo puede ser mucho más placentero, ya que se convierte en una especie de reto mutuo bajo las sábanas, que los motiva a complacer y a ser el mejor en la cama.

Se lleva esa competencia que los hombres disfrutan a la intimidad, lo que dispara las respuestas neuroquímicas en el cerebro.

Lee también nuestra guía sobre cómo saber si un hombre te engaña sexualmente

3. Los hombres se sienten más varoniles

Una de las razones por las que la competencia es una constante para los hombres, es que su organismo produce entre diez y cien veces más testosterona que las mujeres.

Esta hormona es esencialmente masculina, se relaciona con los rasgos, la agresividad y la fuerza bruta del cuerpo.

Cuando hay altos niveles de testosterona, competir y ganar se hace una necesidad para los hombres. Ganar territorio y defenderse a través de la demostración de fuerza se convierte en un instinto.

Por eso es tan común que caigan en peleas físicas con otros, cuando la testosterona está por los cielos, mantener las relaciones sociales pasa a un segundo plano. Lo que importa es imponerse.

Además, los chicos también tienen más receptores de vasopresina (también conocida como la “hormona de la lujuria”).

Un cóctel de testosterona y vasopresina, si se segregan simultáneamente, aumentará el instinto agresivo, pero también el de apareamiento.

4. Las mujeres díficiles son más adictivas, literalmente

Si hay algo que caracteriza a las “mujeres difíciles” es que no son previsibles. Nunca aburren. Con ellas no puedes saber qué esperar.

En la mayoría de los casos, con una mujer promedio, es fácil para los chicos adivinar qué tienen que hacer para conquistarla.

Si la llevas a conocer a tu familia, seguro pensará que eres un hombre dulce con la posibilidad de entablar una relación seria que llegue a un matrimonio estable.

Si la llevas a una buena cena y un buen hotel, puedes esperar que al final de la noche tendrán sexo.

En cambio, una “mujer difícil” no se conforma con cualquier cosa.

De hecho, si aplicas con ella los trucos “infalibles”, como llevarla a un sitio elegante y derrochar en lujos para ella, puede que no logres sorprenderla ni conquistarla.

No es fácil de convencer ni obtener, es un gran reto. Y todo eso lleva, de nuevo, al cerebro masculino.

Como te comentamos, los hombres segregan las “hormonas de la felicidad” cuando siente que ha ganado en competencia. Sin embargo, la dopamina también se libera antes.

Cuando quieres obtener algo, el cerebro segrega dopamina por la anticipación de la recompensa.

Hay un verdadero riesgo de ser adicto, porque tu organismo produce más dopamina por la espera a obtener a esa mujer, que la que produce al estar con ella.

El cuerpo se acostumbra a desearla, forma el hábito de seguir a esa “mujer difícil” aunque no te haga caso.

Lee también nuestra guía sobre las 20 formas de hablar con mujeres sin aburrirlas

5. Una Mujer Díficil Aumenta el Autoestima De Los Hombres

El cerebro humano es muy arrogante.

Cuando te formas una idea sobre algo, basada en tu percepción, tu cerebro buscará hechos y evidencias para respaldar esa opinión, mientras que instintivamente ignorará la información que desmonte o niegue esa idea.

Por eso es que lo seguidores de un político son incapaces de ver sus cosas malas y, a la vez, incapaces de reconocer las cualidades de su rival, por ejemplo.

A los hombres casi se les condiciona (desde la religión hasta la publicidad) a pesar de forma negativa en las mujeres.

Básicamente, a replicar que el sexo femenino es problemático desde Eva, desde la creación que plantea la religión católica.

Naturalmente, después de siglos de esta imagen, ese sesgo los hace encontrar pruebas constantemente para reafirmar que las “difíciles” son las mujeres.

La autoestima determina la percepción que tenemos de nosotros mismos, y parte de los factores que inciden en esa autoestima, es la percepción que tienen los demás sobre nosotros.

Básicamente: lo que lo demás opinan nos importa y nos afecta, al punto que comenzamos a vernos como nos ven quienes nos rodean.

Es por eso que muchas mujeres terminan convirtiéndose y actuando como esas “locas” que los hombres con sesgo esperan.

Como ellos las ven así, ellas terminan por reflejarse en esa imagen y se convierten en ella.

En conclusión

Aunque parezca contradictorio (todo este artículo está lleno de ideas así), salir con una “mujer difícil” es justamente lo que los hombres disfrutan.

Es una experiencia retadora, que se torna interesante para los chicos.

Y todo se reduce a sus cerebros y reacciones neuroquímicas en ellos. Irónico, considerando que es a las mujeres a quienes se les llama “emocionales ” u “hormonales” todo el tiempo.

Si te atraen las chicas complicadas, ya sabes que le debes todo a las “hormonas de la felicidad”.

¿Te surgió alguna duda o deseas compartir tus experiencias con nosotros? Para eso tenemos nuestra caja de comentarios. Queremos leerte, conocerte y responderte.

Deja todos tus mensajes, que estaremos atentos a replicar para ayudarte.

Además, recuerda que puedes compartir este artículo en tus redes sociales.

Puedes mostrarle a tus amigos y conocidos que eso de que las mujeres son “incomprensibles” es más mito que realidad (aunque sí es un poco cierto).

 

Ver También:

Loading...

4 Consejos De Por Qué No Debes Rogarle A Un Hombre