in

Como Conquistar a Una Mujer Difícil Que Te Gusta – Paso A Paso

Aquí te digo el método probado paso a paso para conquistar a una mujer difícil.

¿Porqué una mujer que le gustas se hace la difícil?

Las chicas se hacen las difíciles y te envían señales contradictorias para probar que eres un hombre seguro de si mismo y para que la valores más.

Es probable que lo haga para asegurarse de que va a estar con un hombre que realmente valga la pena, y esto demuestra mucha confianza en sí misma, que es algo que debes buscar en una mujer.

También se está asegurando que realmente le gustes y no solo buscas acostarte con ella o algo así.

En resumen, ella busca un hombre que sea compatible con lo que ella quiere, y esto va a resultar en una mejor relación de noviazgo al final.

Una mujer que se hace la difícil puede que valga más la pena

Mira a las mujeres que se hacen la difícil como algo positivo, en lugar de verla como una mujer que solo te pone pruebas a cada rato.

No te rindas tan fácil, ¡sigue intentando! Consigue la mejor manera de brindarle confianza y que se vuelva abierta contigo.

Si haces esto, verás cómo esa capa protectora estará de fiesta y podrás localizar su punto blando.

Te damos a continuación 7 importantes aspectos para que tomes en cuenta al momento de conquistar a tu mujer difícil, ¡toma nota!

1. Dale señales concretas de que ella te gusta

 

Normalmente a la mayoría de las mujeres les gusta saber qué tanto está interesado su hombre en ellas.

Si ya decidiste estar formalmente con ella, esto va a ser mucho más fácil de lo que esperas.

Siempre tienes que estar consciente de que haya un equilibrio en todas tus acciones y palabras, ya que si hay un exceso de acciones tuyas,  puede llegar fácilmente a derrumbarse  todo el trabajo que has logrado.

Es decir, que si un día por la mañana le llamaste más de 3 veces y además seguiste buscándola con mensajes, esto va a causar que tu guapa se dé cuenta que estás obsesionado por ella.

En vez de provocar que esté inquieta en esperar tu llamada se sienta hostigada y no querrá hablar contigo.

En pocas palabras “déjate desear” y hazle creer que sí piensas en ella, pero no en todo el día, si así lo demuestras estará ilusionada más rápido de lo que crees.

2. Demuestra tu seguridad en ti mismo

 

Probablemente en salidas anteriores le has contado de ti y tu vida, si llegaste a mentirle es un grave error, pero no te preocupes todo tiene solución ya que si lo hiciste puedes remediarlo mostrándole de ahora en adelante la persona que realmente eres.

Pero haz un alto a las mentiras y no intentes ser alguien que no eres, porque a ella le va a gustar conocer la persona verdadera.

Evita que te descubra alguna mentira porque si te llega a suceder, no tendrás ni la mínima excusa de defenderte y se sentirá desilusionada.

Es muy seguro que a partir de esto ella te tenga en un mal concepto y te etiquete como: “así son todos los hombres”.

Y sea un punto en tu contra que difícilmente puedas remediar, entonces perderá el interés fácilmente.

Ve abajo un video de como ser más seguro:

Lee también nuestra guía sobre cómo dejar de ser inseguro: 10 cosas que tiene que recordar

3. No reacciones exageradamente por motivos simples

Al igual que los puntos anteriores, esto es muy importante que lo tengas en cuenta porque a una “mujer difícil” por así describirla le molestará que no tengas la suficiente seriedad o madurez en tus comportamientos cuando estés con ella, -esto no quiere decir que te comportes como todo un aburrido-.

Un ejemplo sería si la invitaste a una fiesta o salieron a algún lugar y ella está irresistiblemente sexy para ti y estas forzando por acariciarla, besarla o estar de empalagoso con ella.

Acuérdate que aún no es tu novia formal y esto verdaderamente les molesta a las mujeres, así que por más hot que te sientas trata de equilibrar tus emociones y muéstrate normal con ella como si estuviera en fachas.

Aunque esta sea de las misiones más difíciles para ti, esto hará que a ella le sorprenda tu actitud de caballerosidad y no se sienta como el juguetito que da diversión,.

Es mejor que te aguantes y te muestres lo más normal posible, además que se sentirá respetada y sabrá que no la quieres para un ratito.

Lee también nuestra guía sobre cómo dejar de ser nervioso con este truco raro pero efectivo

4. Demuéstrale que es la única mujer que te gusta

Cuando estés con ella hazla sentir única.

Esto le va a fascinar tanto, que va a  terminar disfrutando mucho de tu compañía y quiera estar mucho más tiempo contigo, porque si algo les encanta a las mujeres es ser y sentir que son las únicas.

Y si tú puedes hacerlo, no dudes en aplicarlo cada vez que la veas, recuerda que donde tienes que sacar más puntos de ventaja es cuando se ven físicamente.

Así que un ejemplo puede ser que cuando estén platicando siempre la mires a los ojos, tomarla suavemente de la mano y repentinamente abrazarla.

Esto hará que ella te considere alguien con quien compartir algo más formal y verdadero que otros casos.

Evita a toda cosa mencionarle relaciones pasadas o que te cache objetos, fotos, cartas que te hayan regalado tus ex.

Porque si da con ellos va a ser molesto para ella y la va a confundir pensando en que no has olvidado a tu ex y provocará que ella se sienta mal y no quieres que pase eso, ¿verdad?

5. Crea conexión interior con ella

Para ser honestos, a cualquier mujer le gusta sentirse conectada en algún aspecto con su chico, es decir que haya química, y si crees que no la hay puede que estés equivocado.

Ya que las mismas salidas y convivencias harán que descubras más rápido que puede hacer la conexión, intenta estar más tiempo con ella a solas que con amigos, evita los lugares donde abunde la gente.

Visita lugares únicos como por ejemplo: un mirador, una presa, algún atractivo natural que este cerca de su ciudad, puede ser que la invites a  ir a la sierra, o a una cabaña, o sitios que muestren paisajes que no se ven en lo cotidiano.

Crea una fuerte conexión y muéstrale tus gustos más personales que no con cualquiera compartirías y hazlos que sean interesantes para ella.

Platícale el valor que tienen para ti y si quieres contarle porque te gustan o los frecuentas, esto ayudaría bastante a que ella les tome un valor y también los quiera compartir contigo.

6. Hazle más feliz sus días haciéndola reír

Después de varias semanas de la conquista puedes, obsequiarle algo. Pero ojo, después de varias semanas porque digo esto, por dos razones:

#1 Porque sabrás que le va a gustar o que encaja con ella

#2 Porque para obsequiar algo se necesita tiempo y no darle todo sin merecerlo

Esto de ser detallista te va a dar muchos puntos a tu favor pero así como te los puede dar rápidamente te los puede quitar.

Con un regalo le harás saber si te tiene a sus pies, pero si le das muchos detalles desde un principio y esos son lujosos, harán que la relación se vuelva con más interés y no te valore por lo que en verdad eres.

Así que te aconsejo que le obsequies detalles no costos ni tan materialistas.

Puede ser que visites una florería y le dediques tiempo a escoger una flor, no la típica rosa roja o blanca sino que puedes encontrar diferentes tipos y encontrar una que no sea muy común.

También la puedes elegir por el estilo que vaya con ella, si es muy tierna y femenina puede ser una herbera, si es más clásica o elegante, algún tulipán o alguna plantita que decore su oficina o recamará también es válido.

Otro detalle puede ser un libro de algún tema que le interese, o si eres de esos hombres creativos puedes hacer algo con tus propias manos.

Esto también será muy especial para ella, los detalles bien pensados hacen que la persona quien los recibe te dé muchísimo más valor y te vuelvas muy especial para ella.

7. Entusiásmala con lo que te apasiona

Si tienes alguna actividad que te apasione y te divierta mucho no dudes en invitarla y enseñarle de lo que se trata así ella va a conocer algo que quizá pueda ser nuevo para ella, y más de ti y tus pasiones.

También después de haber tenido mucho tiempo para ustedes a solas puedes involucrarla con tus actividades sociales.

Si te invitan a una fiesta o reunión de amigos puedes decirle que te interesa que los conozca.

Que te gustaría que conviva con tus círculos sociales,-pero obviamente después de haber salido algunas semanas solos-, así tú sabrás si es conveniente invitarla o no.

Si ya decidiste llevarla con “tu grupito” y a ellos anteriormente les has contado de ella, antes debes advertirles que tengan mucho cuidado en mencionar cosas que suceden entre amigos, o que le digan que hablas mucho de ella cuando estas con ellos.

Entre más cosas que no serían favorable para tu conquista, esto tómalo muy en cuenta ya que se les puede soltar la boca a tus amigos y terminen arruinando una salida.

Cómo seducir a una mujer: 12 estrategias

No es que seducir a una mujer sea difícil o complicado. Más bien, la mayoría de los hombres lo hacen terriblemente mal.

El simple hecho de saber eso, ya te da ventaja sobre un 80% de la población masculina. Ahora, necesitas saber cómo hacer bien lo que los demás hacen mal.

Cualquier hombre que sepa cómo hacerlo, puede conquistar a la mujer de sus sueños. No necesitas lucir como Bradd Pitt ni tener una cuenta bancaria en Suiza.

La seducción es un arte, lo creas o no. Es algo que puede enseñarse y aprenderse. Incluso el más tímido y nervioso de los hombres puede convertirse en un seductor si aprende a usar los puntos flacos de su personalidad a su favor.

Cuando se trata de seducir a la mujer que te gusta, necesitas estar confiado, preparado, y dispuesto a invertir tiempo. Porque las conquistas rápidas no suelen ser exitosas.

Además, a las mujeres no les gusta sentirse presionadas ni acosadas. Así que si no inviertes tiempo y paciencia probablemente sólo consigas el efecto contrario.

Pero esto no es necesariamente malo. El juego de la seducción es muy disfrutable. Y mientras más largo sea, más lo disfrutarán ambos. No hay prisa. Y esto es muy importante, porque si ella siente que tienes prisa, saldrá huyendo.

Es muy sencillo, se trata de la ley de oferta y demanda.

Si le haces ver que estás desesperado por tener algo con ella, pensará que es lo mejor que puedes conseguir tú, y por lo tanto que tú no eres lo mejor que puede conseguir ella.

Pero si te lo tomas con calma y le demuestras que no tienes ninguna prisa y que no se te va la vida en salir con ella, seguramente pensará que es porque tienes más opciones. Y entonces querrá ser la opción que tú elijas porque así se demostrará a sí misma que es mejor que las demás.

Es psicología básica. Hombres y mujeres funcionamos igual, pero por lo general las mujeres son más listas en este aspecto.

Pero no importa. Si tú aprendes este principio y sigues las indicaciones, siempre estarás en la parte ventajosa de la oferta y la demanda.

Lee también nuestra guía sobre los 3 tips sobre cómo conquistar a una mujer

Primera etapa: Interésala

Es crucial que le prestes mucha atención a esta etapa, ya que de ella parte todo el camino para conquistar a esa chica que tanto te gusta.

¿Estás listo para que caiga rendida a tus pies? Entonces no omitas ni una sola de estas interesantes recomendaciones que te brindamos a continuación:

#1 Tómate tu tiempo

Recuerda que seducir a una mujer toma tiempo. Las mujeres quieren sentirse hermosas, deseadas y especiales, y lograr que se sientan así no va a suceder de la noche a la mañana.

Recuerda que estás compitiendo con un montón de tipos que les dicen lo que sea con tal de meterse rápido en su cama, y la mayoría ya saben ignorar estos elogios superficiales.

Si quieres seducirla, ella tiene que creer realmente que la consideras todo eso que quiere sentirse, y eso lo vas a lograr con actos, no con palabras.

Los actos son un poco más tardados de desarrollar que las palabras, pero su impacto es mucho más profundo y duradero.

Decirle que se ve hermosa es algo que te toma cinco segundos, algo que ya escuchó mil veces y algo que, seguramente, va a ignorar.

Comprarle un libro que vaya con sus gustos es algo que va a tomarte tiempo. Pues tendrás que averiguar cuáles son sus gustos y además irlo a comprar.

Pero te aseguro que eso valdrá más para ella que mil halagos.

#2 Vístete para matar

Cuando una mujer debe elegir entre un hombre guapo pero desaliñado, y uno que no lo es tanto pero que se viste, se peina y se perfuma de manera impecable, puedes estar seguro de que elegirá la segunda opción.

Las mujeres son diferentes en este sentido, porque como son más listas, van más allá de la mera lotería genética para fijarse en lo que la forma de arreglarse dice de un hombre.

Y un hombre que cuida su aspecto y se viste bien habla muy bien de sí mismo.

Ella no solo quiere que tengas una cara bonita. En realidad, no le importa. Lo que quiere es salir con un hombre que proyecte seguridad, confianza y éxito en su forma de verse y conducirse.

Y bueno, no solo se trata de vestirse bien. O te afeitas a la perfección, o te cuidas la barba de forma milimétrica.

Mantén tu corte de cabello siempre fresco, báñate todos los días, usa desodorante y, claro, la cereza del pastel, una loción irresistible.

#3 Proyecta confianza

¡Ya sé lo que estás pensando! “pero si yo no tengo confianza”. Los cavernícolas tampoco tenían fuego y se lo inventaron, es básicamente lo mismo.

Ser confiado para verse confiado funciona. Pero también funciona verse confiado para, gradualmente, comenzar a sentirse así.

No necesitas ser un galán de telenovelas, a las mujeres tampoco les gustan los hombres presuntuosos. La confianza es algo mucho más sutil. Digamos que se resume en aparentar lo siguiente:

“Sé que tengo todas las características que me hacen una excelente opción para salir, y estoy dispuesto a demostrártelo, pero si me rechazas, tampoco se me acaba el mundo”.

#4 Haz que la primera cita cuente

Bueno, quizá no sea “una cita” en toda regla. Quizá sólo quedaron de estudiar juntos para un examen o coincidieron en un recorrido por el museo. No importa.

Tienes que aprovechar esa oportunidad para algo muy específico: sembrarle una duda.

Lo peor que puedes hacer es dejarle demasiado claro que te gusta y quieres salir con ella. Pero tampoco es bueno que muestres indiferencia. Si logras dejarla con la duda, te aseguras de que piense bastante en ti, por que las mujeres odian quedarse con la duda.

Así que le dará vueltas al tema en su cabeza hasta que se vuelva importante. Así de simple.

Hacerlo, sin embargo, requiere de buena técnica y algo de intuición. Pero hay una regla que suele funcionar: trátala como si fuera otro hombre que te cae muy bien.

Y no me refiero a que llegues a golpearla por la espalda. Simplemente considera cómo te llevas con las personas a las que quieres, pero con las que no hay ningún tipo de química sexual.

Necesitas detonar la siguiente cadena de razonamientos en su cabeza:

a. Le agrado

b. Pero no está intentando seducirme

c. ¿Por qué no está intentando seducirme si soy mujer y le agrado?

d. Quizá no le gusto de esa manera

e. ¿Por qué no le gusto de esa manera?

f. Tal vez no soy lo bastante bonita / interesante / atractiva…

g. Si le gustara, sabría qué sí soy lo suficientemente bonita / interesante / atractiva…

Suena fatal, pero lo que está haciendo es llevarla directo por el camino de sus inseguridades (ya estaban allí antes, no te sientas tan mal).

Debes ir generando el deseo que le demuestre que la consideras atractiva para así sentirse mejor con ella misma.

Si aprovechas eso y no la dejas ver que en realidad estás loco por ella, la siguiente vez que la veas estarás parado en un terreno mucho más optimista.

#5 Ponle atención

Sí, quizá es muy bella y no puedes dejar de ver sus… eh… ojos. El punto es que lo que te está diciendo hoy, va a ser tu mejor herramienta de seducción mañana.

Ponerle atención te permitirá conocer qué música le gusta y comprarle el sencillo de su grupo favorito en cuanto lo lancen.

Te ayudará a saber lo que odiaba de su ex para tú hacer exactamente lo contrario.

Te permitirá saber cuál es su estado anímico y si es oportuno o no, que hagas algún movimiento romántico.

Recuerda que todas tus estrategias dependen de ella, de sus gustos, expectativas y deseos. Ponerle atención te enseñará a leer entre líneas y a ser mucho más asertivo.

Tampoco olvides leer su lenguaje corporal. Con una mujer no es complicado. Si le gustas, va a verse relajada y va a acercarse. Si está nerviosa, lo mejor es que mantengas distancia hasta que entre en confianza.

¡Nunca intentes apresurar las cosas!

Ninguna mujer ha cambiado de opinión con respecto a un hombre que no termina de gustarle solamente porque este se atrevió a besarla, aun cuando no le estaba mandando las señales correctas.

#6 Sé un buen conversador

El motor de tu nuevo auto puede ser una cosa fascinante. También tu trabajo. O tu exnovia. Pero ninguna mujer quiere pasar más de cinco minutos hablando de eso.

Vamos a resumirlo en una sola frase:

Ser un buen conversador significa darle a la otra persona la oportunidad de demostrar lo genial que es y todo lo que sabe.

No acapares la conversación y procura llevarla por temas en donde ella pueda brillar. La realidad es que a todos nos fascina pasar el tiempo con alguien con quien nos sentimos la mejor versión de nosotros mismos.

Es como el baile. Tú llevas, ella luce.

De hecho, ese es uno de los caminos más cortos hacia el enamoramiento.

#7 Sé generoso

Y cuando decimos “generoso” no nos referimos a que tienes que gastarte la mitad de tu sueldo en una salida con ella. La generosidad está en el corazón y en los pequeños actos de amabilidad hacia los demás.

Lo contrario a ser generoso es tratar de lucirte hablando mal de todo el mundo y comparándote ventajosamente.

No trates mal al mesero, por ejemplo. Es más, si este comete una equivocación, muéstrate comprensivo y no le des importancia.

Eso la impresionará mucho más que si tratas mal a los demás. Es más, si la tratas bien a ella y nota que con los demás no eres igual, es muy probable que piense que eres hipócrita.

#8 Hazla reír

Hay muchos caminos para seducir a una mujer. Ninguno es corto, pero uno de ellos sí cuenta como autopista rápida: la risa.

Hazla reír una vez y le caerás bien. Hazla reír dos veces y querrá más. Hazla reír tres veces y se preguntará ¿por qué no?

Para hacerla reír, es imprescindible que le hayas puesto atención, porque necesitas subirte al tren de su sentido del humor y empezar a ser tú el maquinista.

Esto es un poco más difícil que simplemente leer entre líneas. Implica intuición y confianza.

Si el primer chiste o comentario gracioso no funciona, no te des por vencido, pero cambia el enfoque. Quizá no le gusten los chistes picantes o las malas palabras, pero la mates de risa con tu imitación del pato Donald.

Prueba y error, no hay más.

#9 Habla bien de tus ex novias

Aquí la estrategia se vuelve más riesgosa, pero también más prometedora si lo haces bien.

Lo primero es saber cuándo sacar al tema el asunto de las exnovias. Las ÚNICAS respuestas correctas son:

a. Cuando ella te lo pregunta

b. Cuando ella ha comenzado a hablar de su propio ex

c. Cuando hay un MUY buen detonador en la conversación. Por ejemplo, quizá estén hablando de paleontología y tu ex era paleontóloga. Bueno, aquí puedes mencionarla brevemente.

Lo segundo, es saber cuánto tiempo puedes hablar de una exnovia. Haz un resumen. Sácala de dudas, pero no permitas que piense que prefieres hablar de tu ex que de ella.

Lo tercero es saber cómo hablar de tu ex. Y aquí realmente no importa mucho cómo era realmente tu ex, porque a la chica que quieres seducir siempre vas a decirle que:

1) Era maravillosa, guapa e inteligente (para detonar el instinto de competencia)

2) Tuvieron problemas, pero aun así hiciste todo lo que pudiste y no la culpas de nada, (para que sepa que siempre eres respetuoso con las mujeres y jamás hablas mal de ellas, por malas que fueran)

3) Que te partió el corazón y que quizá no vuelvas a querer así a nadie (para despertar su instinto maternal y, de nuevo, detonar el instinto de competencia)

Las mujeres son muy curiosas. Muchas querrán saber contra qué estándares compiten y no será raro que te pidan ver una foto. Haz que parezca casual, pero ten lista la mejor foto de tu ex.

Recuerda: oferta y demanda.

Segunda etapa: vuélvela loca

Hasta aquí, si has seguido los pasos adecuadamente, ya estarás en el punto en el que allá está más que receptiva a cualquier detalle abiertamente romántico de tu parte.

Tu siguiente objetivo es consolidar la atracción y abrirte camino hacia la intimidad física. Te advertimos que es una pésima idea comenzar con los pasos de la segunda etapa sin haber pasado puntualmente los de la primera.

10) De lo platónico a lo físico. Los primeros acercamientos

Nunca invadas el espacio personal de una mujer si esta no te está mandando señales claras de que puedes hacerlo. Además, intenta no pasar directamente de tomarla de la mano a darle un beso apasionado.

¿Recuerdas lo que decíamos al principio? La seducción es un arte, y ninguna obra maestra se hizo de la noche a la mañana.

La verdad es que cuando estamos enamorándonos (y es lo que tendrías que haber logrado si seguiste correctamente los pasos previos) cualquier roce físico es un gran tema.

Así que con solo acariciar su mejilla puedes tenerla pensando en ti todo el día.

Aprovecha eso y no quemes todos tus cartuchos de una vez.

Si ella comienza a tocarte el brazo, se pega a ti mientras caminan, o se vuelve más “juguetona”, es momento de que pases a la fase uno del contacto físico: el abrazo amistoso.

Camina con ella mientras la abrazas por una corta distancia. Luego aléjate. Aunque te mueras de ganas, y sepas que ella también, no le saltes encima de inmediato.

Lo ideal, por complicado que suene, es que limites los primeros acercamientos a un abrazo amistoso y quizá a una caricia en su cabello al despedirte. No más.

11) Los próximos acercamientos

Para la segunda vez que salgas con ella, ella estará esperando y ansiosa de que la beses. Lamentamos decirte que aún no es el momento. Ya casi, pero todavía no.

Lo mejor que puedes hacer es volver a abrazarla un poco, acariciar brevemente su mejilla mientras cenan o toman café, y quizá permitir que sus manos rocen ligeramente.

¿Por qué esperar tanto? Pues porque quieres ser un príncipe soñado en su cabeza, no un tipo más.

Las mujeres intuimos que los hombres que no se lanzan de lleno a buscar sexo son mucho mejores partidos.

Y ahora llegamos al punto más paradójico de todo el asunto de la seducción: que ella intente besarte, y tú tengas que retirarte.

Sí. Así como lo oyes. Muchas chicas son tímidas, pero muchas otras no tienen ganas de esperar y decidirán tomar la iniciativa y lanzarse a tus labios por su cuenta.

¿Te das cuenta de cómo al principio de este artículo estabas buscando la manera de seducirla, y para ello ahora debes esquivar sus intentos de seducción? Es parte del proceso, y aunque suene contra intuitivo, está comprobado.

Vamos a regresar al momento del beso.

Estás en aquello de acariciarle con ternura la mejilla y cuando te das cuenta, ya está plantándote un beso.

Primero, haz de tripas corazón y no se lo respondas…. No se trata de aventarla hasta el otro lado de la mesa, sino de controlar el impacto emocional, y sobre todo, evitar caer en una conducta esperada y de rutina.

¿Que ya tienes sus labios en los tuyos? Vale, acepta el momento, pero no intentes acelerar a todo galope o estirar la escena más de la cuenta, eso es lo que ella esperará que hagas y entonces ya no serás especial, sino otra cita más.

¿Recuerdas cuando hablamos de hacer que cada momento cuente? Bueno, esta es tu oportunidad de voltear la tortilla y hacer que esa chica sienta que está en el lugar adecuado con la persona adecuada y no con otro pelafustán de barrio cualquiera.

Una vez que la chica ha hecho su intrépido lance hacia tus labios, Retírate suavemente lo antes posible y haz todo lo que puedas por parecer sorprendido.

Nada exagerado. El punto es que ella sienta que no te lo esperabas y no tenías muy claro cómo reaccionar. Intenta terminar la cita de la forma más natural posible y no menciones el tema.

Ella lo intentará, bueno, esquívala.

12) La estocada final

Ahora sí. Es toda tuya. Lo único que necesitas es una tercera cita inolvidable.

Ahora te toca a ti besarla y demostrarle todo lo que sientes por ella. No te preocupes, ella lo estará esperando con ansia y responderá positivamente.

En ese punto, cuando una mujer está enamorada, te has ganado su confianza y te has comportado como un caballero que no está desesperado, te aseguramos que tienes asegurado el éxito para conseguir intimidad física con ella.

Todas las barreras que una mujer pone normalmente para acostarse con un hombre ya las habrás derribado sin que ella se haya siquiera dado cuenta.

 

¿Te ayudó lo que leíste? Si quieres obtener más información sobre estos temas de pareja no te pierdas de nuestras próximas publicaciones.

 

Ver También:

Loading...

Codependencia: Características Y Cómo Se Trata

¿Te Sientes Triste? Intesta Estas 5 Cosas Para Sentirte Feliz