in

Cómo Entender A Un Hombre: 18 Consejos Para Descifrar Su Comportamiento

¡Esa es la eterna pregunta que todas las mujeres nos hacemos!

Entender a los hombres parece una misión imposible y lo peor es que no hay reglas para entender su comportamiento.

Hay algunas características culturales que definen la crianza y educación de los varones durante su infancia.

Con base en ellas, sí puedes tener cierto criterio para entender o al menos tratar de entender la forma en que ellos actúan.

Es importante que tengas claro que estas son solo características muy generales.

No es que todos los hombres actúan igual o que tienen la misma forma de ser, no tratamos de generalizar y reconocemos que hay individualidades que no siempre comparten estos rasgos.

Pero si lo que quieres es tratar de entender la forma en que tu chico actúa, saber qué quiere de una relación o cómo interpretar sus acciones, te dejamos una breve guía de esas actitudes que pueden ayudarte a evaluar sus actitudes.

1. Les cuesta identificar y expresar sus emociones

No es que sean insensibles, solo que no poseen habilidades tan desarrolladas como para identificar o procesar las emociones.

A los chicos los educan con la idea de que llorar o ser sensible los hace menos masculinos, por eso suelen ser más reservados que las mujeres en este sentido.

Por eso es que se les hace difícil demostrar empatía, llorar o expresar su amor libremente ante los demás.

Rara vez hablan de lo que les ocurre y en su lugar acaban aislándose, buscan soluciones por cuenta propia a sus problemas, sin atreverse a pedir ayuda.

Por ende, no esperes que tu pareja y amigos hombres reconozcan fácilmente que te sientes mal o que te pregunten cómo pueden ayudarte, quizás ni siquiera noten que no estás bien si no se los expresas directamente.

Muchos no son capaces de intuir los sentimientos de los demás.

Lee también nuestra guía sobre cómo hacer cartas de amor para tu novia

2. Se enfocan en aspectos distintos de una conversación

Nuevamente se trata de una cuestión de crianza y socialización.

Las niñas son más amistosas, son criadas con la idea de expresar sus sentimientos y tener confianza al compartir sus emociones con sus amigas.

Los hombres, por su lado, reciben una educación que privilegia sus actividades e intereses por encima de sus sentimientos.

Por eso los chicos prefieren hablar de deportes, sus equipos favoritos o juegos más emocionantes. Eso es lo que se considera “masculino” y correcto para ellos,

Por eso su atención suele dispersarse cuando las conversaciones en la relación se enfocan en los sentimientos y problemas.

No están acostumbrados a lidiar con ellos o a expresarlos, porque lo de ello es buscar soluciones solos, sin pedir ayuda ni discutirlo con nadie.

También es común que cuando les cuentas un problema, su reacción inicial sea darte soluciones en lugar de soporte emocional.

Es porque ellos suelen ser más prácticos y sienten que son más útiles al buscar soluciones, aunque a veces te sientas ignorada porque no escuchó tus sentimientos.

3. Son muy competitivos

Los juegos para niños son diferentes a los de las niñas, basta con ver sus muñecos y equipos deportivos para notar que la competencia es una parte fundamental de la crianza de los niños.

¡Los chicos son competitivos! Y eso se extiende desde su trabajo e ingresos hasta las discusiones de pareja. Para ellos es muy importante poder ganar, incluyendo salarios.

Si quieres que la relación tenga futuro, deberán encontrar una manera de lidiar con su instinto competitivo.

No pienses que tienes que menospreciar ni ocultar tus habilidades para hacerlo sentir bien, solo se trata de conversar al respecto y darle el valor que merece el sentido de sana competencia dentro de la relación.

Recuerda que gracias a esto algunos consiguen cumplir sus metas, hasta establecerse en un nuevo hogar en un tiempo menor al esperado.

Los retos tienen un muy buen efecto en las personas y ambos pueden aprender a sacar lo mejor de sí, el uno del otro.

4. Le tienen miendo al compromiso

Si él desaparece repentinamente de sus compromisos, si no demuestra interés en hacer más seria la relación, ¡no pierdas tu tiempo presionándolo!

Esa competitividad que sienten contigo, también la sienten con otros hombres a tu alrededor.

Muchas veces te sorprenderá que un chico no quiso enseriarse contigo, pero justo cuando encontraste a alguien que te gusta más, ahí si quiso estar contigo

A ellos los educan para tener varias chicas y ser un “don Juan”, que conquista muchas mujeres donde quiera que vaya.

Por eso, para los hombres el compromiso es una manera de amarrarlos y obligarlos a tener una sola relación el resto de su vida. Los hace sentir asfixiados.

El miedo al compromiso es realmente el miedo a perder su libertad.

Lee también nuestra guía sobre cómo responder a un “te quiero” cuando no sientes lo mismo

5. No soportan las discusiones

Los hombres siempre buscan que la pareja evolucione sin problemas ni discusiones.

Detestan tener que perder el tiempo en pelear contigo, no les gusta tener que cuidar lo que dicen para evitar herirte o andar siempre de puntillas para no ofenderte.

Para ellos la confianza es fundamental.

Si se siente suficientemente confiado, será más probable que se abra, te cuente sobre sus problemas y no sienta tanta presión sobre sí cuando discutan.

Si siente que no tiene que cuidarse de cada cosa que diga, estará más cómodo y feliz en su relación.

Lee también nuestra guía sobre cómo solucionar problemas de pareja paso a paso

 

6. Aspiran poder mostrar su esencia

La verdad es que internamente los hombres desean poder bajar la guardia y conseguir una compañera de vida que los comprenda y con la que puedan ser quienes son, expresarse sin miedo al rechazo y tener suficiente confianza para crecer juntos.

Normalmente todos mostramos un rostro público y otro privado, que solo conocen nuestros allegados.

Si él piensa que al llegar a su casa también deberá ocultar quién es realmente para mantener tus expectativas altas, no será feliz Además, tarde o temprano su esencia se hará notar, porque no se puede fingir ser alguien más para siempre.

Si lo amas, deberás aceptarlo tal cuál es, ¡así esa versión suya no sea perfecta!

7. Les cuesta trabajo hacer más de una tarea al mismo tiempo

Seguro has escuchado que los hombres no pueden caminar y comer chicle al mismo tiempo, porque a diferencia de las mujeres tienen problemas para el multitasking. Y es cierto.

Si tu pareja está concentrado en alguna actividad, ve la televisión o está con sus amigos, ¡no trates de hablarle sobre cosas importantes o pasarás malos ratos!

No se trata de que no le importes o que él no te preste atención, muchas veces es que sencillamente no tiene capacidad para hacer ambas cosas a la vez y por eso descuida alguna de ellas. Así que debes llenarte de paciencia y ayudarlo a ser más eficiente, no lo juzgues.

8. Perciben el conjunto, no los detalles

Las mujeres en un rápido vistazo pueden captar infinidad de detalles que ante la mirada masculina pasan desapercibidos.

Igual ocurre con las conversaciones, las mujeres podemos memorizar el contexto de la situación mientras que los chicos muy probablemente recordarán solo lo puntual.

Por eso se dice que no somos histéricas sino históricas, pues aunque pase el tiempo seguiremos conmemorando a detalle cada cosa, especialmente las malas, que nos han ocurrido.

Si quieres que él te comprenda: ¡Ve al grano! Mientras más rodeos des, menos recordará lo verdaderamente importante de tu mensaje.

9. Jamás sabrá lo que necesitas si no se lo dices

Es tu responsabilidad expresar aquello que deseas obtener de la relación. Los chicos, por su crianza como mencionamos al inicio de esta redacción, no tienen una educación que les enseñe a expresar y manejar sus emociones.

Por eso muchas veces no notan solos cuando te sientes mal o necesitas ayuda. Si no le pides su apoyo claramente, jamás sabrá que necesitas ayuda.

Te evitarás muchas molestias si le pides a tu chico que sea más atento contigo o que asuma algunas responsabilidades hogareñas.

10. Necesitan que los valores

Si él hace algo por ti, ¡no olvides agradecerle y aplaudirlo! Para los hombres es muy importante el reconocimiento a sus acciones y apoyo hacia ti.

11. Aprecian la receptividad que les brindas

¡Deja que él te sorprenda! Si quiere buscarte en el trabajo, llevarte a comer, darte un masaje o se ofrece para ayudarte a terminar tus actividades en menor tiempo, demuéstrale receptividad.

Permite que te ayude, que te trate como una dama, que te invite a sitios formales para citas y te pague los gustos.

Otra de las constantes en la educación de los hombres al crecer es el instinto protector y su deber de ser el proveedor en una pareja.

Para ellos es importante apoyarte, que les permitas hacerlo y demuestres tu agradecimiento a sus gestos.

Ayudar a una chica o consentir a su pareja es una manera de sentirse más masculinos, apreciados y capaces de ayudar a otros. Para ellos es importante esa sensación.

12. Se frustran fácilmente

Así como para ellos es importante nuestra receptividad cuando hacen gestos por nosotras, igual de importante es que no reconozcamos su esfuerzo y gestos para ayudarnos.

Ellos se esfuerzan por la felicidad de sus parejas, por sentirse que las protegen.

Si no colaboramos y no les hacemos sentir importantes y un gran apoyo, será muy fácil para ellos frustrarse.

Como sienten que es su deber mantener y proteger a la mujer, cuando no pueden hacerlo se sienten incapaces, menos hombres y se frustran consigo mismos.

También se frustran con la mujer cuando es ella la que lo rechaza a pesar de su esfuerzo.

13. Quieren que ellas sean seguras de sí mismas

No hay nada más atractivo para un hombre, que una mujer que confía en sí misma y proyecta una alta autoestima.

Es muy primitivo el sentirse atraído por aquello que no se puede tener.

Cuando una mujer tiene mucha confianza en sí misma y está segura de lo que vale, es más difícil conquistarla y se hace una especie de blanco más valioso para los hombres.

Como ella no necesita de nadie para ser feliz, y como es tan atractiva seguro ha llamado la atención de otros, los hombres sienten que es un reto tener a esa chica a su lado y competir con otros para lograrlo.

Es el instinto más básico de un hombre: querer lo que es difícil alcanzar.

14. Necesitan motivación visual

La vista es el sentido más afinado de los hombres. Ellos responden mejor a los estímulos que perciben con sus ojos que a lo que captan sus otros sentidos.

Es por eso que para ellos la imagen de las chicas es tan importante. Suelen sentirse atraídos por una buena figura, curvas y un rostro que consideren hermoso.

No se trata de que sean superficiales, sino que no pueden evitar que sea la vista el sentido que más hayan desarrollado.

15. La amistad con el sexo opuesto no es su fuerte

La idea de tener amigas es algo que no manejan del todo bien. Pues al mantener un trato constante con una chica, y sentirse a gusto, pueden surgir atracciones físicas y emocionales que no saben cómo manejar para no caer en la tentación.

Incluso si su amiga ya tiene un prometido, o no ha dado ningún motivo para propiciar el “encanto”, la ansiedad por la posibilidad de acostarse con ella está presente.

A ellos simplemente les cuesta no intentar conquistar a una chica que llama su atención o se ha ganado su confianza.

Eso no quiere decir que no puedan ser amigos o que todos los hombres a tu alrededor quieren estar contigo como pareja, sino que en la mayoría de los casos a los chicos les cuesta evitar la atracción sexual hacia las mujeres, pero pueden entender cuando la relación no se presta para ello.

16. Su desempeño laboral funciona distinto

A pesar de tener la misma tarea, las mujeres y los hombres suelen tomar diferentes caminos para obtener resultados.

Mientras las mujeres son expertas haciendo preguntas e investigando profundamente antes de iniciar las acciones, son teóricas; los hombres prefieren poner en práctica lo que saben y aprender empíricamente a medida que trabajan, sin importar que puedan equivocarse en el proceso.

En cuanto al estrés laboral, la manera en que cada uno asume sus preocupaciones también difiere. Ellos se apartan y buscan lidiar con él de forma solitaria, pero ellas buscan consuelo y ayuda en sus amigos o conocidos.

17. Presumen acerca de sus conquistas

Tal vez ni siquiera haya tenido tantas aventuras en su cama como han pretendido que los demás lo crean, pero es normal que un hombre anhele demostrar que es todo un conquistador.

Los hombres suelen ser más sexuales que las mujeres y además desde su infancia les inculcan que es importante que sean conquistadores, galanes, que logren atraer a muchas mujeres y sean deseados por todas.

Mientras más parejas tengan, más hombres se deberían sentir. Así los enseñan.

Por eso no debe extrañar que hagan gala de su masculinidad coqueteándole a cuantas damas conozcan, aunque eso no signifique que verdaderamente consigan irse a la cama con ellas.

Mientras más presumen, sienten que merecen y obtienen más admiración de sus iguales. Es una competencia de egos en la que, como en todas las competencias, siempre quieren ganar.

18. Es un mito que sean más infieles

Esa actitud de conquistadores hace que muchas veces se piense que los hombres son más infieles que las mujeres y que, invariablemente, todos tienen siempre la intención de engañar a sus parejas. Pero esto es falso.

La verdad es que cualquiera, hombre o mujer, puede ser infiel por muchas razones.

Desde sentirse solos o poco comprendidos hasta sentimientos de venganza contra una pareja que no los hace felices. Hay muchas razones para engañar y todas son motivos para ambos sexos.

Lo que sí es cierto es que a los hombres les inculcan la idea de que tener muchas mujeres los hace más “machos” o que comprometerse y ser fiel implica abandonar otras chicas y experiencias interesantes. Eso influye, pero no implica que solo por eso sean infieles.

Por ejemplo, hace un tiempo un amigo me contó que dormía con varias chicas porque intentaba olvidar a su ex

De hecho, muchas mujeres dicen que realmente no se trata de que los hombres engañen más, sino de que las mujeres lo hacen mejor y por eso no las descubren tanto como a ellos.

Lo importante es que no caigas en generalizaciones y evites acusar a todos los hombres de ser infieles. La verdad es que es decisión de cada uno y te sorprenderías al ver lo muy confiables que pueden ser los hombres cuando se enamoran y toman la determinación de respetar a su pareja.

Todo viene por la educación

Para comprender la manera de pensar y actuar de un hombre se requiere entender la forma en la que fue educado y criado por su familia, pero también por la sociedad que tenemos.

Las mujeres tienen mucho que ver en el comportamiento de los hombres cuando son adultos. De hecho, se ha demostrado que gran parte de las conductas machistas de los chicos derivan del trato y la educación que recibieron de sus madres en el hogar.

Por ejemplo, el machismo se inculca cuando las madres les dicen: “¡los niños no lloran!”, “¡mi hijo va a ser todo un conquistador!”, “¡yo me encargo de limpiar y que el niño juegue!”.

La forma en que enseñan a los niños es lo que determina sus comportamientos en el futuro.

Si quieres entender a un hombre, comienza por conocer sus orígenes familiares y educativos. Ahí tendrás parte de la explicación.

Y recuerda que cuando sales con un chico, lo aceptas con sus virtudes y defectos, que puedes ayudarle a superar y mejorar si él está dispuesto a hacerlo.

Si no, no pierdas tu tiempo cambiando la personalidad de nadie. Solo debes enfocarte en ti misma.

En conclusión

Debes admitir que ninguna relación es perfecta.

Si ya intentaste conversar y comunicarte con él, preguntarle directamente lo que siente, buscar alternativas para hacer funcionar la relación, pero no logras comprenderlo a él y sus sentimientos, es posible que sencillamente sean incompatibles.

A veces es importante aprender cuándo dejar de insistir y seguir adelante con nuestra vida, sin aferrarnos a la idea de entender a otro cuando simplemente no hay nada que comprender.

¿Te gustó esta información? Entonces no olvides comentarnos cómo ha sido tu experiencia intentando conocer a tu pareja.

Queremos saber cómo han manejado sus diferencias y cómo aprendiste a comprender lo que le interesa.

También recuerda que puedes compartir este artículo en tus redes sociales, que puede ser de gran ayuda para esa amiga que necesita consejos o que no sabe cómo hacer para que su novio la escuche. Podría ser justo el apoyo que ella necesita.

 

Ver También:

Loading...

5 Razones Por Que A Los Hombres Les Gustan Las Mujeres Difíciles

Cómo Dejar de Obsesionarse Por Una Mujer Aunque Creas Que Eres Un Caso Perdido