in

Reglas para mantener una relación a distancia viva

Hacer que funcione una relación tradicional es bastante complicado de por sí. Pero saber cómo mantener una relación a distancia viva puede implicar retos y dificultades aún mayores.

En este artículo te daré las herramientas necesarias para que continúe latente la llama del amor a pesar de esos kilómetros que los separan.

¿Las relaciones a distancia funcionan?

Es imposible generalizar en una respuesta que las relaciones a distancia funcionan o no funcionan. La respuesta, como en la mayor parte de los temas que implican los sentimientos humanos, es un rotundo “depende”.

La distancia es una dificultad que se puede sobrellevar cuando la pareja trabaja activamente por mantener en un nivel óptimo las otras caras de su relación.

Por otra parte, será muy difícil que una relación logre sobrevivir si además de la distancia tiene otros problemas, o que no encuentra una forma asertiva de enfrentarse a los problemas derivados de la distancia,.

O sea que la respuesta a la pregunta de si las relaciones a distancia funcionan es: sí, pero solamente cuando hay muchísima comunicación, apertura y no menos importantes, expectativas realistas a corto, mediano y largo plazo.

Lee nuestra guía sobre las 7 formas de saber si tu relación tiene futuro

¿Cuáles son los principales problemas de una relación a distancia?

El hecho de no poder abrazar y besar a tu pareja tan frecuentemente como te gustaría es sin duda una de las desventajas de una relación a distancia, pero o es ni remotamente la única ni la más importante.

Cuando la otra persona está a miles de kilómetros de nosotros, frecuentemente aparecen fuertes sentimientos de:

1. Desconfianza

Pese a que las mentiras son algo que puede aparecer en cualquier tipo de relación, ya sea presencial o a distancia, tenemos la noción de que es más fácil mentir cuando estamos lejos, ya que hay menos oportunidades de que descubran que lo que decimos no es cierto.

Si no hay una buena comunicación, es mucho más fácil que aparezca desconfianza.

2. Inseguridad y celos

De la desconfianza deriva la sospecha directa de que nuestra pareja no nos está siendo del todo fiel o está teniendo relaciones con más personas.

De hecho, desconfiar de la fidelidad del otro o descubrir una infidelidad es el pretexto más frecuente por el cual una pareja a distancia termina.

Lee nuestra guía sobre cómo dejar de ser celoso y desconfiado

3. Infidelidad

Es lógico que la tentación de ser infiel sea mayor cuando estamos inmersos en una relación a distancia, simple y llanamente porque esa relación no puede darnos satisfactores de tipo físico que sí podríamos obtener dándole entrada a otra persona.

Cuando reconocemos esa sensación en nosotros mismos, nos vemos obligados a reconocerla en el otro y se incrementan los celos.

Lee nuestra guía sobre como superar una infidelidad y las 21 formas de mantener un matrimonio

Falta de planes en conjunto

Aunque la desconfianza, los celos y la infidelidad son problemas graves de las relaciones a distancia, las personas no suelen darse cuenta de que el problema más grave no es ninguno de los anteriores.

Cuando la pareja está separada, pero hay planes realistas a futuro, como mudarse juntos cuando alguno de los dos termine la carrera o ahorre lo bastante, es posible soportar todas las privaciones porque ambos saben que, en cierto tiempo, poco o mucho, por fin podrán estar juntos.

Una relación de pareja que no cuenta con al menos una fecha tentativa para reunirse no puede funcionar, y terminará quebrándose con el pretexto de la infidelidad o la desconfianza.

¿Cómo llevar una relación a distancia exitosa?

Hay tres elementos que nunca faltan en las relaciones a distancia que si funcionan:

1.- Comunicación

La comunicación es el pilar de cualquier relación sana, pero hay muchos niveles de comunicación que van más allá de lo verbal.

En una dinámica a distancia, es frecuente que las partes tengan que ver limitada la comunicación a mensajes de texto, que es mucho menos rica y significativa que la comunicación cara a cara.

El tono de voz y las expresiones muchas veces nos dan pistas contextuales sobre la información que el otro quiere transmitirnos, pero cuando estas faltan, es necesario que seamos mucho más específicos con respecto a cómo nos sentimos para evitar malas interpretaciones.

2.- Confianza

La confianza en una relación a distancia es un tema de todo o nada.

Cuando solo “medio confiamos” en nuestra pareja, quiere decir que en realidad no confiamos en ella y realmente no tiene sentido continuar en la relación porque nada de lo que haga o diga nos hará realmente confiar al 100%, ya que en gran medida se trata de una decisión personal.

Así como confías en que vas a ser leal, fiel y bienintencionado, necesitas confiar en que tu pareja también lo será. Esto no significa que dejes de ver las señales de alarma cuando se presentan, sino que no te empeñes en ver señales de alarma todo el tiempo.

3.- Planes

Cuando estás en una relación “normal”, al principio por lo general no hay ninguna prisa de hacer planes a futuro, e incluso lo más recomendable es no precipitarse. Pero una relación de lejos quiere decir que están tan seguros de que quieren estar el uno con el otro que están dispuestos a soportar esos kilómetros mientras dure.

O sea que, si no vas a ningún lado en particular con tu pareja a distancia, puede que a ambos les convenga más buscar una relación más viable cerca de ustedes.

Para que funcione una dinámica así, necesitan tener planes de llegar a estar juntos seriamente, de preferencia a corto o mediano plazo.

¿Cómo mantener una relación de adolescentes a distancia?

Las relaciones entre adolescentes, sobre todo si son a distancia, son más vulnerables que las que se dan entre adultos por que los jóvenes aún están descubriéndose a sí mismos y sus expectativas en un noviazgo.

Básicamente, los consejos para tener una relación a distancia entre los adultos son los mismos entre los adolescentes, pero en el caso de estos últimos es necesario darle especial importancia a la seguridad, sobre todo si los miembros de la pareja no se han visto nunca de forma presencial.

Cientos de adolescentes son víctimas todos los años de defraudadores y personas con malas intenciones que con perfiles falsos los seducen e incluso los hacen viajar a otros países a escondidas de sus padres.

En estos casos, los adolescentes que caen en la trampa quedan a merced de individuos que abusan de ellos de diversas maneras.

Si eres menor de edad y estás involucrándote en una relación a distancia con alguien a quien no conoces bien, avisa siempre a tus padres y nunca descuides tu seguridad.

Cómo mantener una relación a distancia viva si antes tenían una relación presencial

Con frecuencia, parejas que tienen una relación “normal”, deben enfrentarse a cambios drásticos en la vida de alguno de los dos. Por ejemplo, que surja una oportunidad de estudio o de trabajo en otro país, o que la familia se mude a otro sitio en el caso de los adolescentes.

Para que una relación sobreviva a algo así, es importante que ambos estén bien seguros de que efectivamente vale la pena someterse a las privaciones y sacrificios que implica una relación a distancia. Para que esto pueda suceder, es necesario que tengan planes realistas a futuro.

Quizá dentro de un tiempo finalmente puedan mudarse juntos, o al menos quien se fue regrese al país. Si no existe esa expectativa, lo mejor es acabar el noviazgo en los mejores términos posibles.

Recuerda que mientras más jóvenes sean, más difícil será que mantengan funcionando una relación a distancia.

¿Cómo mantener una relación a distancia sin conocerse?

En la otra casa de la moneda, se encuentran las relaciones a distancia que surgen entre individuos que nunca se han visto en persona.

Cada día es más frecuente que dos personas establezcan contacto mediante un chat, una red social o una aplicación en línea, y pese a que su ubicación geográfica les impida conocerse, comiencen a desarrollar fuertes sentimientos el uno por el otro.

Uno de los principales inconvenientes en este tipo de relaciones a distancia es que cuando solo conocemos del otro lo que este decide mostrarnos, es más fácil que seamos engañados o que construyamos una idea demasiado idealizada de su personalidad o sentimientos.

Como en cualquier otro tipo de relación a distancia, el factor principal para que pueda funcionar es que la pareja efectivamente tenga planes de conocerse e interactuar de manera más cercana en algún punto.

Sexualidad en una relación a distancia

¿Y qué hay de la relaciones en la cama? Evidentemente, para tener relaciones es necesario no solo estar en el mismo país, también en la misma alcoba y en la misma cama, y definitivamente tener una relación a distancia no nos “anestesia” mágicamente de las apetencias físicas.

Mediante las video llamadas, las llamadas de voz y los mensajes de texto también se pueden intercambiarse mensajes eróticos e imágenes muy estimulantes.

Algunas parejas que sostienen o sostuvieron una relación a distancia indican que dichos intercambios pueden llegar a ser igual o incluso más intensos que los de la sexualidad tradicional. Otras aseguran que no son igual de satisfactorios.

Lo importante es que en una relación a distancia encuentren la forma que más les acomode de expresar su sexualidad, porque si intentan reprimirla, en algún momento dicha sexualidad podría expresarse en forma de un coqueteo con alguien más o incluso de una infidelidad.

Juegos para relaciones a distancia

Uno de los elementos más importantes del amor es el componente lúdico, o sea, la capacidad de jugar, bromear y divertirse.

En las relaciones a distancia la convivencia es menor y por tanto hay menos espacios para tontear y reír, por lo que nunca está de más proponer algunas dinámicas y juegos que sirvan a este fin particular.

Pueden jugar a adivinar qué traen puesto, a anticipar lo que está pensando el otro, preguntarse acertijos y adivinanzas, contarse chistes, jugar algún juego en línea como equipo, etc.

Las posibilidades son tan infinitas como su creatividad. Lo que importa es que nunca le resten importancia al hecho de divertirse juntos.

Como puedes ver, cómo mantener una relación a distancia viva es incluso más complejo que llevar una relación tradicional, pero eso no significa que no pueda funcionar si hay voluntad, comunicación y confianza en ambas partes.

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 cosas por hacer para sentirte más seguro en una relación

10 cosas qué hacer cuando una mujer está enojada contigo