in

¿Pueden funcionar las relaciones a distancia?

Las películas románticas nos pintan las relaciones como dinámicas en las que dos personas deben lidiar todos los días con la frustración de no poder interactuar físicamente, de tener tiempos limitados para las llamadas y de no saber cuándo podrán verse personalmente.

Esto puede darse en una relación en la que no hay una gran distancia física, sin embargo, es más usual este panorama en aquella en la que cada uno se encuentra en ciudades o poblaciones diferentes, por lo que verse a diario no es algo que puedan hacer para fortalecer su relación.

En este artículo te voy a hablar de qué tan viable es tener una relación a distancia y qué debes tener en cuenta si has decidido (o piensas hacerlo) tener una.

¿Cómo Son en Realidad las Relaciones a Distancia?

Las relaciones “normales” de por sí ya son bastante complejas, pero cuando les sumamos el factor distancia, cuestiones como la necesidad de intimar físicamente, la inseguridad y los celos pueden volverse temas inmanejables y convertir la relación en un suplicio.

No es raro que las personas que aceptan tener relaciones a distancia terminen pasando sus fines de semana frente a una pantalla, teniendo las mismas interacciones de siempre y buscando alguna nueva manera de generar contacto significativo con alguien que podría estar a miles de kilómetros.

Este tipo de relaciones al principio pueden ser divertidas, excitantes y novedosas, pero se requiere muy poco tiempo para que alguno de los dos comiencen a ser víctimas de las tentaciones de tener contacto romántico humano y presencial.

¿Es Mucho Más Fácil que en una Relación a Distancia Aparezca una Infidelidad?

La comunicación es mucho más difícil cuando ambos están distantes. No se perciben directamente expresiones faciales, posturas corporales y actos cotidianos, y cuando solo tenemos acceso a mensajes de textos o videollamadas esporádicas, los malentendidos no tardan en aparecer.

Es entonces cuando mentir se vuelve mucho más sencillo, y al ser la salida fácil, podemos terminar involucrados en relaciones adictivas, estresantes y que ya no tienen nada de genuinas ni de reales.

Es así como se cae en una paranoia constante. No podemos darle a nuestra ciberpareja el afecto corporal que también nosotros estamos deseando desesperadamente, y sabemos que en cualquier momento podría encontrar una persona que esté físicamente cerca y que sí lo haga.

Es por ello que se puede caer con más facilidad en una infidelidad cuando estamos en este tipo de relaciones, sobre todo si no asumimos que la distancia será, en buena medida, uno de los grandes obstáculos con los que se tendrá que lidiar.

 

¿Por qué las Personas Aceptan Relaciones a Distancia?

Millones de personas alrededor del mundo siguen estableciendo relaciones a distancia todos los día y es normal que nos preguntemos por qué lo hacen.

La realidad es que el amor o el deseo de experimentarlo es una cosa tan poderosa que el corazón puede incluso prescindir de la presencia física del otro, con tal de tener con cierta regularidad expresiones simbólicas de afecto, como llamadas o mensajes de texto.

Ninguno de nosotros, por absurdo que nos llegue a parecer, está exento de enamorarse de las palabras de una persona del otro lado del globo y a la que jamás hemos visto.

No podemos controlar que alguien de quien estamos enamorados tenga que emprender un viaje largo, ni podemos renunciar a grandes oportunidades laborales con tal de quedarnos a lado de nuestra pareja.

Con todo esto sigue pareciendo más sensato optar por lidiar con el dolor de la separación o con la frustración de lo que no puede ser, que intentar hacer malabares por chat y por teléfono para sostener una relación carente de carencias.

Hay algunas personas que lo logran y hay otras que no. En cualquier caso, siempre está de por medio la esperanza del tan ansiado encuentro o reencuentro.

Aquí el consejo primordial es muy simple. Una relación a distancia que no vaya progresivamente avanzando hacia la posibilidad de concretar una interacción real y permanente, no tiene sentido, de cualquier forma terminará.

Por otro lado, si la atracción es tal que hay buenas posibilidades de que terminen estableciendo una relación en el mismo punto geográfico, entonces no será tan descabellado invertir tiempo y energía en el preámbulo a distancia.

Pero las posibilidades de un “vivieron felices para siempre” es algo que solo tú puedes determinar, y siempre siendo realista y tomando en cuenta que las relaciones a distancia también se prestan a engaños de toda clase. Tú decides si corres el riesgo.

Señales que te Indican que una Relación a Distancia Puede Funcionar

Se Conocieron al Menos una Vez

Quizá se conocieron mientras ambos estaban de vacaciones en Acapulco, pero él vive en Colombia y tú en Estados Unidos.

Si durante los cinco o seis días que pasaron juntos se olvidaron del mundo, se la pasaron increíble, se enamoraron con gran rapidez y se les rompió el corazón a ambos al tener que despedirse.

Podría no solo ser buena idea darse la oportunidad de tener una relación distancia, sino que será, inevitable por lo que ya ambos sienten desde que se conocieron e interactuaron.

Tienen la Posibilidad de Verse de Vez en Cuando

El precio de los boletos de avión y la cantidad limitada de vacaciones de ambos pueden impedir que se vean con frecuencia, pero al menos tienen siempre una fecha en el futuro a la que aferrarse.

¿Se van a ver en Navidad?, ¿durante las vacaciones de verano?, ¿alguno de los dos podrá viajar para pasar su cumpleaños con el otro? Sin estos pequeños destellos de esperanza de un reencuentro, las relaciones a distancia no pueden evolucionar.

Alguno de los Dos o Ambos Podrían Cambiar de País

Si ninguno de los dos está dispuesto bajo ninguna circunstancia a mudarse, no tiene ningún sentido que continúen con la relación a distancia. Al menos, uno de los dos debe tener la convicción de eventualmente dejar todo atrás para ir a perseguir el “vivieron felices para siempre”.

Lo ideal, de cualquier modo, es que ambos estén dispuestos a negociar y tengan pláticas realistas sobre cómo acomodarán su vida juntos en el futuro.

Hay Confianza Absoluta

Una de las cosas más pesadas en las relaciones a distancia son los celos, porque literalmente no tenemos forma de saber qué hace o qué no hace nuestra pareja. Si no tienes confianza absoluta en ella, toda la relación se convertirá en una tortura paranoica.

Tienen Planes de Vida Similares

También es importante que tengan un plan sólido que venga detrás del “irse a vivir juntos”.

¿Qué tipo de estilo de vida quieren?, ¿ambos desean ser padres?, ¿qué están dispuestos a sacrificar para estar juntos? Todo esto deben tenerlo claro antes de determinar si la relación a distancia realmente tiene futuro.

Son Personas Independientes y con Profesión Autónoma

Cuando ambos son independientes a nivel financiero y tienen una profesión que pueden ejercer en cualquier parte, se abren muchas oportunidades para que alguno de los dos pueda cambiar de país, sin que toda su vida resulte demasiado afectada.

No Tienen Hijos ni Responsabilidades que les Impidan estar Juntos

Hay ataduras que no pueden vencerse. Si ambos tienen hijos o responsabilidades que simplemente no pueden dejar atrás (como cuidar a familiares enfermos) será difícil que proyecten un futuro juntos y quizá ninguno pueda esperar tanto para tener una relación en persona.

La Razón por la que Están Separados es Importante pero Temporal

Si están separados por cuestiones de trabajo o estudio, es una buena señal, porque tienden a ser etapas transitorias y, eventualmente, alcanzarán las metas que les permitan cambiar de planes.

Comparten Cosas Reales de su Vida

En una relación a distancia es muy importante ser genuinos y no mostrar en la pantalla solo lo que nos conviene. Cuando dos personas están realmente comprometidas, aunque estén a kilómetros, le mostrarán a la otra su vida tal cual es, sin filtros.

 

Como puedes ver, todas las relaciones a distancia son difíciles, pero hay un pequeño porcentaje de ellas que sí tiene posibilidades de éxito.

Analiza las tuyas con honestidad y la cabeza fría para tomar una decisión inteligente. A veces un poco de sufrimiento ahora es mejor que meses o incluso años de ansiedad.

¡Queremos conocerte! ¿Qué opinas de las relaciones a distancia? ¿Has estado en alguna? Déjanos tu comentario y con gusto te responderé.

 

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo ligar a chicas con audífonos en la calle

Química del amor: ¿Cómo funciona?