in

11 Principales Problemas De Una Relación A Larga Distancia (Y Su Solución)

Cuando se mantiene una relación a larga distancia, a veces el deseo de tener armonía no es tan fácil de cumplir. Siempre surgirán discusiones, dificultades y confusiones entre ambos, es normal.

Si te preocupa la situación en la que se encuentran y temes que sus problemas no tengan solución, aquí te traemos una guía con los 11 problemas más comunes que presentan las relaciones a distancia.

No te ahogues en un vaso de agua y sigue nuestros consejos para solucionarlos.

1. Les cuesta encontrar de qué hablar

Quizás al principio de la separación se contaban todo, recordaban cada cosa que les pasaba en el día y disfrutaban hacer el resumen de su rutina a la pareja, y ahora se les hace difícil encontrar de qué hablar e incluso tienen problemas para hallar tiempo para conversar.

Es más, es posible que ahora ya se conformen con solo enviarse un corto mensaje diario en el que se dicen que están bien. Es suficiente y así no sienten que tienen que levantar el teléfono y sobrellevar los incómodos silencios y monótonas respuestas ya habituales.

La solución

¡No te alarmes! Esta situación, aunque no es ideal, no implica que hayan perdido la chispa. Es normal que las parejas, juntas o a distancia, atraviesen por períodos en los que la rutina los domina y no encuentran cosas “emocionantes” que decirse.

Si quieres superar este bloqueo que tienen, una buena solución es buscar temas fuera de ustedes mismos. Es decir, no solo cuéntense su día a día, sino involúcrense en la situación del lugar en que está el otro, en sus intereses, en nuevos documentales o películas.

Mantente al tanto de las noticias en tu localidad y la de tu pareja, saca nuevos temas de conversación con base en esos lugares que visita o que son noticia en su nueva ciudad.

2. Depresión constante

¿Lloras día y noche porque extrañas a tu amor?, ¿no deseas salir de tu casa porque a dónde vayas le recuerdas?, ¿vives con tristeza y apatía?, ¿las comunicaciones a través de Skype no te parecen suficientes?

¡Es frustrante! Muchas veces esa frustración los irrita, impide que se concentren en sus trabajos y sus vidas y afecta incluso la forma en que se tratan.

Para todos los que están en esa situación, ninguna comunicación es suficiente, por más cercana que sea.

La solución

Caer en estados depresivos afectará cada aspecto de tu vida, por lo que es importante que busques ayuda en tus amigos, familiares, conocidos e incluso ayuda profesional para aprender a manejar estas difíciles emociones.

Una buena manera de mantener el foco es recordar que esta situación es temporal, pensar en el futuro juntos y planificar con base en él. Si recuerdas las razones por las que siguen en la relación y sus metas, será menos difícil sobrellevar la tristeza.

Recuerda que también tienes a muchos en tu entorno que te apoyan y te quieren. No los ignores y no te aísles, permíteles acercarse y agradece su compañía. Ellos pueden ser una buena manera de distraerte mientras el tiempo pasa.

Aprende cosas nuevas, invierte tu tiempo en mejorar como persona y crecer profesionalmente, no te limites por la ausencia de tu pareja. Al contrario, aprovecha este tiempo para ser la mejor persona que puedes ser, por ti y también por esa persona especial.

Lee nuestra guía sobre cómo dejar de ser una persona tóxica fácil y rápido

3. Desatender otras relaciones importantes

Probablemente ya ni recuerdas cuándo fue la última vez que saliste con tus amigos, ni siquiera cuándo fue la última vez que compraste ropa nueva o te arreglaste para sentirte bien contigo misma.

Esto es muy común. Ocurre porque le damos tanta atención a la relación a distancia, que terminamos por ignorar lo que tenemos a la mano. Descuidas a tus amigos y familia, a ti misma, ni cuenta te das del tiempo que pasa sin disfrutar la vida.

Aunque la comunicación de la pareja es importante, no puedes permitir que tu vida gire entorno a la laptop y el teléfono, a que llegue su llamada o mensaje. Tu vida sigue adelante y tienes derecho a disfrutarla. Es lo más sano que puedes hacer.

La solución

Organicen sus tiempos para mantenerse al día y conversar sin descuidar a sus amigos ni sus trabajos.

La tecnología es una gran aliada. Siempre que extrañes a tu pareja puedes escribirle un mensaje, no es necesario quedarte en casa aislada de los demás.

4. Acumular nuevas experiencias

No te sientas culpable por avanzar, porque tu pareja también está viviendo y adaptándose a nuevas experiencias sin ti. Es lo lógico y lo normal.

Si desde hace tiempo quieres aprender cosas nuevas o viajar a un lugar especial, no te cohibas de hacerlo porque te falta tu pareja o de algún modo sientes que la traicionas por seguir adelante.

Dejar de disfrutar las cosas solo les hará daño. No sean egoístas ni dependientes el uno con el otro y permítanse mejorar como personas.

La solución

Solo tu tienes la responsabilidad de ser feliz para ti mismo. Tu vida y crecimiento no puede depender de que tu pareja esté o no a tu lado. Ambos deben encontrar formas de crecer y aprovechar el tiempo separados para mejorar, no para estancarse.

Conversen y comuníquense. Son compañeros y por eso es fundamental que se apoyen mutuamente en lo que deseen intentar.

Aprende cosas nuevas, rodéate de personas interesantes. Eso también te ayuda a distraerte de la separación y hacer más sencillo tu día a día mientras deban mantenerse alejados.

5. Comunicación deficiente

Muchas veces escondemos nuestras preocupaciones y sentimientos de la pareja porque pensamos que son triviales, que no serán comprendidos o no queremos colocar una carga mayor sobre el otro.

Es un grave error, porque la idea de conversar es comunicarse de forma honesta. La pareja no puede avanzar ni resolver sus problemas si no los asumen y los comprenden. Recuerda que esa persona es tu compañera y merece saber lo que te pasa para poder apoyarte.

La solución

Cuando están a distancia es cuando más necesitan conectarse y ser honestos el uno con el otro.

Expresar sus preocupaciones y buscar alternativas para ambos es fundamental para mantenerse unidos y sobrellevar el tiempo que deban permanecer separados.

6. Sentir celos

¡Los celos desmedidos acaban con una relación!

Quizás en su justa proporción ayuden a demostrar interés y afecto, pero fácilmente se pueden salir de control y afectar la relación.

Es normal que la distancia aumente el miedo a perderse el uno al otro, a las nuevas personas que conozcan y los celos aumenten por esta inseguridad.

La solución

Demostrar celos excesivos es una de las maneras más comunes de agobiar a tu pareja.

¡No permitas que tu imaginación te juegue sucio! Recuerda por qué están juntos, recuerda que confías en tu pareja y que por algo has decidido seguir en su vida No te dejes traicionar por los celos, enfócate en su compromiso y dale crédito a tu cariño.

Lee nuestra guía sobre cómo dejar de ser celoso y desconfiado

7. No saber manejar la intimidad

Si su relación inició cuando estaban juntos físicamente, ya tienen una intimidad establecida y una dinámica entre ambos. Separarse, aunque sea de forma temporal, sacude su vida en pareja y los obliga a encontrar nuevas formas de intimar.

Mantener el amor y la pasión no es tan sencillo cuando no está la persona al lado, por lo que requiere un gran esfuerzo para que el deseo no muera.

Si su relación surgió a distancia por internet, la dinámica también está establecida de una manera. La intimidad la conciben a través de las palabras o los videos, pero no principalmente en la proximidad física.

Por eso, cuando se conocen en persona, puede ser difícil asumir ese cambio de dinámica y deben acostumbrarse a otro tipo de relación, que ahora involucra lo físico.

En ambos casos, la dificultad es asumir los cambios y adaptarse a esta nueva etapa de su relación.

La solución

La mejor manera de superar esta dificultad es con la comunicación. Atrévanse a conversar sus sentimientos, expresar sus incomodidades y trabajen juntos para ayudarse en este cambio de vida.

Si tu sientes incomodidad, probablemente tu pareja esté pasando por lo mismo. No estás sola en esto. Apóyense el uno al otro y busquen soluciones juntos, es la mejor manera de superar y adaptarse al cambio.

8. Predisponerse a la ruptura

Cuando uno de los dos debe separarse temporalmente, es importante que discutan en pareja la situación, se comprendan y se ayuden a superar la situación.

Si uno de los dos se niega a la partida, busca maneras de evitar que se vaya y no coopera con la situación, lo más probable es que los problemas se compliquen una vez que haya distancia de por medio.

Eso suele llevar a que se predisponga a que si no están juntos, alguno de los dos traicionará al otro, lo olvidará y la ruptura definitiva será inevitable. Este es un conflicto frecuente en las parejas a distancia y es constante para los integrantes de la relación.

La solución

Todos tenemos temores con los que lidiamos. Es normal que no quieras perder a tu pareja, pero tampoco puedes pretender amarrarlo a ti. Mientras más lo agobies, más rápido lo perderás.

Mantén la calma, respira profundo y recuérdate las razones por las cuales decidieron mantener la relación a pesar de la distancia. Confiar es clave, comunicarse es fundamental, comprenderse es necesario.

No se excedan en las discusiones, busquen soluciones en lugar de atacarse. No permitan que sus miedos los lleven a herirse y propiciar esa ruptura que ambos temen que ocurra.

9. Dejarse llevar por la ansiedad

Cada uno lleva su propia vida. Es normal que de vez en cuando tarde en responder, no atienda el teléfono o no esté en el mejor momento para conversar.

Cuando eso ocurre, es común que quien llama sienta crecer el miedo porque no le responden. La ansiedad toma el control y le impide concentrarse, solo alimenta su temor a perder a la otra persona.

La solución

No te enfoques en el tiempo que tarda tu pareja en responder, sino en los posibles escenarios que le impiden hacerlo. Quizás está ocupado en su trabajo, tiene que estudiar, se siente mal y no puede atenderte, está en la calle y dejó el teléfono en casa.

Todas esas cosas pasan. No intentes controlar su vida ni reclames por no ser el único centro de atención para tu pareja. Eso solo los llevará a un desgaste emocional en el que tu te sentirás abandonado y tu pareja agobiada por tu insistencia.

Dale tiempo y espacio. Cuando puedan hablar, exprésale tu miedo y conversen de forma honesta.

10. Tener expectativas irreales

Conversen muy bien las razones de esta separación temporal y el tiempo aproximado que durará la situación.

Si no hay claridad entre ambos, es posible que alguno de los dos se forme expectativas difíciles de alcanzar y termine herido al no verlas satisfechas.

Por ejemplo, quizás tu pareja se fue para ahorrar dinero con un buen trabajo, tu asumes que ese dinero es para comprar una casa juntos, pero resulta que él solo quiere ahorrar para ayudar a su familia. O quizás ambos esperan que él reúna una cantidad muy alta en poco tiempo.

También puede pasar que uno de los dos espere que el otro se mude, sin haberlo conversado antes. O que alguno de los dos tenga la idea de que se verán en poco tiempo, pero resulta que no tienen el dinero para lograrlo.

La solución

No dejen que las ilusiones vayan por encima de la realidad. Es mejor que estén claros de los sacrificios que tendrán que asumir a que se hagan falsas esperanzas y luego resulten heridos por no ser realistas.

De cualquier manera, recuerda que aunque ames a tu pareja, tu vida y felicidad no puede depender de él.

No pongas todas tus esperanzas en la relación ni abandones tu vida pensando solo en esa otra persona. Podría irse buena parte de tu existencia creyendo ciegamente en quien no desea estar contigo. Si ya has recibido varios desengaños, es mejor que le pongas fin a la relación.

11. Traicionarse

Las traiciones siempre duelen, no importa a cuántos kilómetros de distancia estén. Los engaños no se ocultan por mucho tiempo y la separación siempre propicia este tipo de infidelidades, precisamente porque no saben manejar la distancia y los impulsos sexuales.

Muchas veces la soledad también gana la batalla y empuja a alguno de los dos a buscar cariño a falta de esa persona a su lado.

A lo mejor piensan que por los kilómetros que los separan será difícil que la pareja se entere, pero siempre hay conocidos entre ambos y maneras en que la verdad salga a relucir.

La solución

A distancia o juntos, el mayor desafío después de una infidelidad es retomar la confianza y decidir si vale la pena seguir a pesar de la mentira.

Si ya lo hiciste, lo que puedes hacer es ser honesto, pedir perdón y comprometerte -y cumplir la promesa- de no volver a hacerlo. Apelar al tiempo que tienen juntos y las cosas buenas de la pareja puede ayudarte a convencer a la otra persona, aunque la ruptura parece la opción más probable.

En conclusión

Los amores a larga distancia son toda una aventura, con altos y bajos emocionales. No todas las parejas son capaces de superarlos y, de hecho, muchas relaciones terminan por estos problemas que son tan comunes.

Si no quieres que sea tu caso, toma en cuenta nuestros consejos y recuerda siempre priorizar la comunicación en la pareja. Esa es la base de toda buena relación, estén cerca o lejos.

¿Has sobrevivido a una relación a distancia? ¡Cuéntanos cómo lo lograste! Si atravesaste por alguno de estos problemas, puedes dejar tu experiencia y tips para sobrellevarlos en nuestra caja de comentarios. Si tienes dudas, también puedes escribirlas para que podamos apoyarte.

Recuerda que puedes compartir este artículo en tus redes sociales con tus amigos y conocidos. Cada vez hay más relaciones a distancia, así que puedes apoyar a alguno de ellos a lidiar con estos problemas y hacer más llevadera su relación en esa situación tan difícil.

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo Dejar De Obsesionarse Por Un Hombre De Una Vez Por Todas

9 Cosas Que No Debes Esperar De Los Demás