in

Como Conseguir Novia: 20 Pasos Para Que Te Elija A Tí

Estás a punto de descubrir cómo conseguir novia al convertirte en su opción más obvia, para que ella te eliga a ti en lugar de todas las opciones que tiene.

En este artículo no encontrarás los clásicos consejos de “tener más confianza en ti mismo” o “habla con más mujeres”, porque asumimos que ya los conoces y tal vez no te han funcionado.

Encontrarás 20 pasos probados que puedes poner en práctica desde ya para atraer a la mujer que deseas y lograr que quiera convertirse en tu pareja. Pon atención a la estrategia y síguela en cada etapa para tener éxito.

¿Cómo conseguir novia? Parte I: Conociendo chicas

Esta guía está dividida en tres partes: conocer chicas, conseguir citas y concretar la relación. Vamos a los primeros pasos para tener un primer encuentro exitoso y conseguir su teléfono.

 

1. Deja de intentar conseguir novia

Por contraintuitivo que suene, el primer y más importante paso para conseguir novia es dejar de intentarlo. En lugar de eso, deja las expectativas completamente de lado siempre que conozcas a alguien.

Cuando las mujeres se dan cuenta de que estás buscando novia, se alejan como si tuvieras lepra. Cuando en realidad no te importa, comienzan a acecharte. Así funciona. No nos lo estamos inventando.

La mayoría de los hombres pierden un poco el sentido común frente a una mujer que les gusta, pero si te mantienes tranquilo y no reflejas que estás desesperado por tener una relación, destacarás sobre el resto y eso te hará socialmente más atractivo de forma automática.

A los hombres les gusta el reto. A las mujeres les gusta lo “especial”. Así que cuando un hombre decididamente no anda por la vida buscando oportunidades de ligue, ellas de inmediato quieren a ese chico.

 

2. Consigue llamar su atención

La ropa, los accesorios, los tatuajes, incluso la personalidad, son todos ellos señuelos diseñados para llamar la atención de determinadas personas. ¿Qué tipo de elementos llamarán la atención del tipo de mujer que quieres conquistar?

Sin dejar de ser tú mismo, debes convertirte en la mejor versión de ti y elegir cuidadosamente uno o dos elementos que te ayuden a resaltar. Unos lentes oscuros. Una chamarra de cuero. Una pulsera tejida. Las alternativas son miles. Pero no exageres, tampoco quieres parecer árbol de navidad.

Y lo mismo aplica con la personalidad. No tienes que ser estruendoso. Quieres llamar su atención de manera sutil, que nunca se note que ese es el objetivo.

Lee nuestra guía sobre como conseguir novia: 20 Pasos para que te elija a tí

3. Prepárate para acercarte a ella

Antes de que hagas el primer movimiento de aproximación, deshazte de todas las expectativas, tanto positivas como negativas. No te acerques pensando ni que va a ser la madre de tus hijos, ni que va a rechazarte de inmediato.

Si no lo haces, esas ideas preconcebidas influenciarán de una u otra manera el primer contacto, y lo que necesitas es que este fluya de manera natural, relajada y espontánea.

También debes dejar de lado el miedo. Aquí hay algunos giros que puedes aprovechar para convertir una excusa para no acercarte en un pretexto para hacerlo cuanto antes:

  • No tiene sentido que me acerque a hablarle, no va a interesarse en mí = Debería acercarme a hablar con ella, se ve aburrida y quizá pueda entretenerla un rato.
  • Ella está completamente fuera de mi alcance = Iré a averiguar si es tan divertida como yo.
  • Seguramente solo le gustan los tipos altos y guapos = Quizá además de verse bien por fuera, tenga una conversación interesante. Iré a descubrirlo.

Todo esto te ayudará a neutralizar las anticipaciones negativas sin crear expectativas irreales que puedan hacerte sentir decepcionado.

 

4. Acércate sin causar desconfianza

Ahora que ya estás mental y emocionalmente preparado, es momento de acercarte a ella, y tu actitud lo es todo. Algo que las mujeres odian es que un hombre se acerque con intenciones de ligue y al no ver una respuesta inmediata, comiencen a mostrarse sarcásticos, irónicos, agresivos o pedantes.

No te acerques con una estrategia pasivo agresiva. Intenta hacerla reír desde un inicio y si no lo logras, muéstrate humilde. Sonríe, relájate, usa un lenguaje corporal expresivo pero que no llegue a parecer invasivo.

Mientras hablas con ella, monitorea que tu tono de voz no sea demasiado alto ni demasiado bajo. Pronuncia correctamente y asegúrate de que ella entienda la primera frase que le dices a la primera.

Evita introducciones trilladas como “perdón” “disculpa” o “amiga”. Ni tienes que disculparte de nada ni es tu amiga todavía. ¿Qué tal un simple, genuino y prudente “hola”? Siempre sonriendo y respetando su espacio personal.

Evita tocarla y mucho menos sin que ella se de cuenta de que te has acercado. A nadie le gusta, y menos a las mujeres, que un desconocido se tome esas confianzas, así sea llamando su atención con un dedo en su hombro.

La única excepción para esta regla es cuando están en un ambiente demasiado ruidoso como para que puedas llamar su atención solo con palabras, como un concierto o un bar muy concurrido.

 

5. Mantén los cumplidos genuinos y escasos

Y después del “hola” ¿qué? La mejor manera de perder su interés, a menos que luzcas como Brad Pitt en sus mejores años o como Jason Momoa, es decirle cualquiera de las siguientes:

-Estás bien bonita (seguramente ya lo sabe y ya se lo han dicho mil veces)

-Me llamaste la atención (eso es evidente, sino no te hubieras acercado. No seas redundante)

– ¿Cómo te llamas? (Sería bueno que antes de interrogarla le explicaras por qué te cercaste)

– Pareces una mujer interesante (Este es un pretexto muy general. Mejor dile lo qué te pareció interesante sobre ella)

Frases que sí pueden servirte para abrir conversación y hacerla sentir cómoda tienen que ir siempre de acuerdo con el contexto, porque no es lo mismo acercarte a una chica sola en una fiesta, a una que está husmeando entre los estantes de una biblioteca o a una que está leyendo un libro en un café.

– ¡Hola! Pareces algo aburrida. No te juzgo. ¿Quieres que nos aburramos juntos un rato?

– Odio interrumpirte, pero, no pude evitar notar que estás leyendo un libro de Kundera.  Es uno de mis autores favoritos ¿te molestaría si te invito a compartir opiniones?

– Seguramente vienes a conseguir un libro y no un amigo, pero quizá no volvamos a coincidir. Así que: ¡Hola! Soy Luis. ¿cómo te llamas?

 

6. Bromea con ella

El humor es una de las mejores maneras de crear tensión sexual entre dos personas, sobre todo cuando demuestras que no te da miedo bromear sobre la situación, que evidentemente es de cortejo.

En lugar de tomártelo con demasiada solemnidad, déjale ver que se trata de un juego divertido que quieres que jugar en conjunto.

Entender cómo funciona esta dinámica puede ser muy complejo para algunos chicos porque requiere de un equilibrio muy especial entre molestar un poco, sorprender y al mismo tiempo dejar claro que se trata de una broma, así que lo analizaremos con tres ejemplos prácticos:

Ejemplo 1:

Ella:

Me gustan los gatos

Tú:

  1. Odio a los gatos: Incorrecto
  2. Amo a los gatos: incorrecto
  3. ¿En serio? ¡A mí también! Es más, son mi platillo favorito: Correcto

Ejemplo 2:

Ella:

Paso mucho tiempo leyendo

Tú:

  1. ¿Leyendo? Qué aburrida ¿No tienes algo mejor qué hacer?: Incorrecto
  2. ¡También yo! Amo leer… los libros son mi vida: Incorrecto
  3. O sea que no te basta con ser guapa. Eres tan presumida que además quieres ser culta: Correcto

Ejemplo 3:

Ella:

Estoy estudiando psicología

Tú:

  1. Y aparte de ir a perder el tiempo en la escuela ¿qué haces?: Incorrecto
  2. ¿De verdad? A ver qué día de estos me das una terapia: Incorrecto
  3. ¡Qué bien! ya estás acostumbrada a tratar con locos, así que es como si ya me conocieras: Correcto

Los ejemplos anteriores te muestran que estar completamente de acuerdo con todo lo que dice o hace no es una buena estrategia, y tampoco confrontarla de manera grosera o petulante. Las bromas que hagas tienen que llevar un halago tácito hacia ella.

 

7. Haz que ella sea el tema principal de la conversación

Escucharla atentamente y conseguir que se sienta el centro de atención de la conversación es una excelente forma de conseguir oportunidades para bromear con ella y además ir generando temas nuevos para mantenerla deseando seguir hablando contigo.

No es ningún secreto que a las mujeres les gusta sentirse interesantes. Así ingéniatelas para que la plática parezca un baile: tu llevas, pero ella luce.

Además, cuando focalizas la conversación en ella es mucho menos probable que cometas errores de apreciación y hagas movimientos en falso, ya que te deja espacio para analizar su lenguaje corporal, sus gustos y sus expectativas mientras habla de sí misma.

Cuando te toque hablar sobre ti, nunca pierdas de vista que a las mujeres les gustan los hombres divertidos, pero los hombres que son divertidos y además un poco misteriosos las vuelven locas. No de más información que la estrictamente necesaria y crea un poco de misterio.

Si pica el anzuelo, insistirá y ese será el pretexto perfecto para pedirle su número y poder seguir charlando por mensajes o en una cita.

Lee nuestra guía sobre cómo conversar con una chica: 9 consejos para impresionarla con tu platica

8. Consigue su número

Si ya la hiciste reír una o dos veces, es muy probable que te dé su número si se lo pides. O al menos que te agregue a Facebook. No cometas el error de dejarla ir porque no te atreviste a sacarle el teléfono ni ella a ti. Esto es mucho más común de lo que podrías pensar.

Por lo general, el intercambio de teléfonos es la parte que cierra el primer encuentro. Además, es una buena salida si sientes que iniciaste bien, pero están comenzando a terminársete las ideas o te pones nervioso de repente.

Simplemente dile que ya tienes que irte pero que te gustaría seguir platicando con ella. Hazlo de forma natural. Aunque no tengas realmente que ir a ningún lado, o estén en la misma fiesta o bar, es bueno que después de alcanzar este objetivo te retires a platicar con tus amigos o a interactuar con otras personas, así le das espacio y no muestras un exceso de interés.

Por ejemplo, si estás en una boda, charlaste un rato con ella, te dio su número y regresaste a tu mesa, puedes dejar que pase una hora y mandarle un mensaje gracioso. Probablemente la hagas reír y comience a formarse complicidad entre ustedes.

¿Cómo conseguir novia? Parte II: Consiguiendo la cita

Ya tienes su número y, en alguna medida, su interés. Pero perderlo es muy sencillo y cualquier error te puede sacar de su panorama de prospectos. Necesitas concretar una cita rápido y generar expectativa en ella. En esta segunda parte te explicaremos cómo hacerlo.

 

9. La vieja confiable: mensajea y olvida

No es necesario profundizar demasiado en este punto, porque lo difícil no es explicarlo ni entenderlo, sino ponerlo en práctica. El primer mensaje que le mandes puede ser un emoticón gracioso (nada de besos ni corazones, y mucho menos de berenjenas), el fantasmita de WhatsApp siempre es una buena opción.

Pero a partir de allí comienza el reto verdadero. ¿Qué decirle sin parecer demasiado interesado en ella? ¿cómo mantener su atención sin aburrirla o espantarla?

No se trata de que dejes pasar 24 horas antes de responderle. Pero no te quedes pegado al teléfono y no contestes todos y cada uno de sus mensajes de inmediato. Tienes una vida ¿no? ¿recuerdas la parte del misterio?

No está de sobra que pienses bien lo que vas a escribirle y luego lo escribas. Si escribes, borras, escribes de nuevo y borras de nuevo un mensaje antes de mandarlo, ella verá la leyenda de “escribiendo…” durante cinco minutos y se dará cuenta de que estuviste reescribiendo el mensaje cuando le mandes solo dos líneas.

10. Pregúntale si quiere salir contigo (pero no de inmediato)

No trates de alcanzar todos tus objetivos inmediatos con un solo mensaje de texto kilométrico en el que das veinte rodeos para finalmente preguntarle si quiere salir contigo. Es más. Olvídate de invitarla a salir durante uno o dos días, y concéntrate en intercambiar mensajes divertidos e interesantes con ella.

Ella seguramente estará a la expectativa de que la invites a salir, pero debes hacerlo cuando menos se lo espere, de golpe y sin darle muchas vueltas.

Por ejemplo, si te dice que la comida japonesa de cierto restaurante es la mejor, dile que seguramente es porque no conoce ese otro que es tu favorito y que es imperativo que salga de su error. Así que pasas por ella ¿el viernes a las siete?

Recuerda que tu invitación siempre tiene que parecer la consecuencia lógica de alguna cosa que ella haya dicho antes. La continuación de una idea, no una petición aislada.

Para la primera cita, elige un sitio relajado e informal y donde puedan platicar a gusto. Esto hace que quieras descartar de entrada los bares ruidosos y el cine. Salir a cenar es una opción clásica, pero es muy trillado. Mejor vayan a un lugar nuevo y que les dé temas de conversación.

Un paseo por el centro de la ciudad, ir a almorzar a un restaurante del barrio chino y luego salir a explorar los alrededores, una exposición de arte o incluso un paseo nocturno en bicicleta son alternativas originales y divertidas.

 11. Inicia la cita con un cumplido que rompa la tensión

Las mujeres pueden pasar horas escogiendo un vestido, maquillándose, peinándose, regresando a cambiarse los zapatos de último momento, etc. Lo más probable es que tú pases cuarenta minutos duchándote y con algo de suerte rasurándote. Pero recuerda que seguramente ella invirtió más tiempo que tú.

Así que no dejes que su esmero pase desapercibido. Puedes mantener la dinámica de molestarla un poco diciéndole algo como “¡oye, te veías bien la vez pasada, pero no tanto!”.

12. Demuéstrale que tus estándares son altos

Una de las cosas que necesitas evitar es que sienta que salir con ella es lo mejor que te pudo haber pasado en la vida. Demuestra que tus expectativas son elevadas. O sea, que esperas que a la persona con la que sales te trate con respecto y te valore.

Por ejemplo, si llega tarde a la cita, no hagas como que no te importa. Indícale que no eres muy bueno manejando la impuntualidad, pero tampoco hagas un gran drama al respeto. Eso le dejará claro que eres alguien cuyo tiempo debe tomar enserio.

Un hombre de gran valor es un verdadero caballero, trata a las mujeres como damas y al resto del mundo como le gustaría que lo trataran a él. Esto no significa que debas ponerte formal con ella, simplemente aplica con nociones básicas de puntualidad, respecto y cortesía.

Deja claro en todo momento que tú esperas lo mismo.

13. Temas de conversación que debes evitar

Existen varios temas de conversación que no es conveniente abordar en las primeras citas. Se trata de cuestiones personales o delicadas que pueden terminar incomodándolos a ambos. Evita los siguientes tópicos si quieres una primera cita que fluya sin contratiempos:

Ex parejas

Hablar de las ex novias, o peor aún, de tu amplio catálogo de parejas sexuales, no te hará parecer más interesante a sus ojos. Todo lo contrario, pensará que no te tomas en serio tus relaciones y que las mujeres son simples trofeos para ti.

Si le gustas a una chica, no hace falta que presumas nada. Su misma curiosidad la hará imaginarse a todas tus hipotéticas ex novias.

Si eventualmente la conversación los lleva a las exparejas, lo mejor que puedes hacer es mantener el misterio. Menciona que tu expareja era una mujer excepcional y que le deseas todo lo mejor aunque la relación no haya terminado bien. Y cambia de tema.

Temas de dinero

Mencionar que te sobra el dinero o que tienes problemas financieros es completamente innecesario en la primera cita. Elige un lugar que puedas costear cómodamente, no la lleves a un sitio que te cueste la mitad de tus ahorros y en el cual no puedas repetir, porque le darás una idea falsa de tu poder adquisitivo.

Tampoco presumas lo que tienes. Quieres gustarle tú, no que se enamore de tu cartera. La situación financiera de ambos es algo que solo deberían compartir cuando comiencen a formar una relación.

Quejarte de tu trabajo (o de cualquier cosa)

Todos tenemos cosas en nuestra vida que no nos encantan. Pero pasar una primera cita quejándote de tu trabajo, de tu familia, de tu expareja, de la situación del país, o de lo que sea, no es divertido para nadie.

No está mal que ocasionalmente dejes ver que ciertas cosas te molestan, sobre todo cuando ambos comparten un punto de vista. Pero no enfoques la conversación hacia lo negativo. Y si las cosas andan mal, encuentra la manera de tomarlas con ligereza y sentido del humor.

Religión y política

A menos que ambos compartan la misma religión y sean devotos practicantes, o sean militantes en el mismo partido, hablar de religión o política podría llevarte a ofender alguna de sus convicciones sin intención, pero con feas consecuencias.

¿Hacia donde vamos? ¿Qué somos?

Nunca en la primera cita. Si eres romántico y tradicional y no te gusta alargar las cosas de forma innecesaria, puedes arriesgarte y pedirle que sea tu novia en la segunda cita (ya llegaremos a esa parte). Pero en la primera cita no lo saques al tema. Muestra desesperación e inseguridad.

Procura alejarte también de frases como “me gustas” y “te quiero”. Que te gusta es evidente y los “te quiero” deben decirse en el lugar y momento adecuados, no de forma precipitada. No necesitamos ni mencionar que un “te amo” en la primera cita (y en la segunda) está completamente fuera de lugar.

14. Hazla sentir como la mejor versión de sí misma

Lo que determina que nos encante estar con otra persona no es tanto el hecho de que nos guste, como el hecho de que nos gustemos nosotros mismos cuando estamos con ella.

Es muy sencillo. Imagínate que sales con dos chicas por separado y una de ellas es guapa y glamourosa, pero es evidente que hay algunas cosas sobre ti que no le encantan. No se ríe con tus chistes y con frecuencia critica tu modo de ser.

Ahora imagínate que la otra chica no es tan bonita ni apantalla tanto como la otra. Pero es claro que le gusta estar contigo, se ríe de todo lo que dices y además tienen un montón de cosas en común.

En la primera cita, aunque ella sea preciosa, vas a sentirte ansioso e incómodo todo el tiempo. Por el contrario, en la segunda, aunque ella no sea tan atractiva, te sentirás tan cómodo que podrás ser tú mismo en todo momento.

Piensa ahora con cuál de las dos te gustaría salir en la segunda cita. Si tu elegiste la segunda opción, con la que te sientes más cómodo, eres igual al 95% de las personas. Así que este principio aplica al revés también. Hazla sentir cómoda con ser quién es mediante tu aceptación total.

15. Ponle una pizca de coqueteo físico a la cita

Las personas que se gustan tienden a acercarse como imanes las unas a las otras. Pero ten cuidado, saltarle encima de golpe no es la mejor alternativa si no quieres que esa salida sea la última.

Antes de decirte qué hacer al momento de coquetear físicamente, te diremos qué no hacer para que evites ponerla incómoda:

-No te pongas físico de inmediato. Si la cita ha avanzado bien, más o menos a la mitad de esta puedes comenzar a dar muestras corporales de acercamiento.

-No invadas su espacio personal todo el tiempo. Mantén una dinámica de alejarte y acercarte poco a poco para que no se sienta presionada.

-No comiences tocando su rostro o su cintura. Los mejores primeros contactos son aquellas que tienen lugar en zonas poco “comprometedoras”. Los brazos, de los hombros hasta las manos, son la mejor alternativa.

– No intentes besarla a menos que ella de muestras claras de que lo desea (te mira a los ojos, sonríe con mucha frecuencia, se toca el cabello, etc.)

Ahora sí, ya que sabes lo que debes evitar de inicio, es fácil que deduzcas lo que sí puedes hacer, cuándo y cómo. Procura que todos los acercamientos tengan una justificación. En realidad no engañas a nadie, pero es más fácil que las cosas fluyan si “le quitas una migaja” de la mejilla, o tomas su mano para “observar sus anillos”.

Algunos otros pretextos a los que puedes recurrir son:

-Quitarle algo atorado en su cabello

-Chocar esos cinco y entrelazar los tus dedos con los de ella por un segundo

-Empujarle el hombro muy gentilmente cuando esté bromeando contigo

-Tocar su espalda para indicarle qué camino seguir cuando se distrae

Recuerda, analiza el contexto y se te revelará por sí misma la mejor manera de comenzar a entablar contacto físico con ella. Si reacciona positivamente, puedes ir incrementando la intensidad de los contactos poco a poco, pero siempre acércate y aléjate para generar expectativa.

Una vez que estés completamente seguro de que ella también está coqueteando contigo, es momento de aprovechar toda esa tensión sexual para cerrar con un beso épico.

¿Cómo conseguir novia? Parte III: Cerrando el trato

Ya alcanzaste la segunda de las metas. Tener una cita inolvidable con ella. Pero ahora falta la parte más importante del plan: conseguir que se convierta en tu novia y dejar fuera de la competencia a todos los demás.

Los últimos cinco pasos de la lista requieren mucho tacto y compromiso de tu parte, pero si lo haces bien, tienes una gran relación asegurada.

16. Haz el gran movimiento y bésala

Llega un momento en toda cita exitosa en que las mujeres pasan de querer sentirse respetadas y halagadas, a querer sentirse completamente deseadas. Ese punto llega cuando ella comienza a recibir todos tus acercamientos físicos de manera natural y a coquetear de vuelta.

Para poder saber si llegó el momento, tienes que tomar en cuenta su personalidad. Una mujer muy extrovertida te dirá de una manera distinta que una más tímida que ya está lista para que la beses.

¿Cómo saber que ha llegado el momento de besar a una chica extrovertida?

Una chica extrovertida coquetea de manera mucho más abierta que una chica tímida. Puede decirte que ya está lista para el siguiente paso siendo muy física contigo, pero muchas optan por ir incrementando poco a poco su nivel de agresividad en plan de juego.

Esa agresividad por lo general es un pretexto para acercarse a ti y provocarte un poco. Así que aprovéchala y procura imponerte. Mírala fijamente, tómala de los hombros y bésala con decisión.

¿Cómo saber que ha llegado el momento de besar a una chica tímida?

Esto puede ser un poco más complicado porque las chicas introvertidas no suelen dar señales tan claras. Entonces, tienes que estar muy atento a la forma en que reacciona cuando te acercas a ella. Quizá no se acerque a ti, pero si no demuestra ningún tipo de incomodidad con tu cercanía, puedes arriesgarte a acariciar su mejilla.

Si no se retira, más aún, si te sostiene la mirada un poco y sonríe, es momento de acercarte a besarla en la comisura de la boca con dulzura. Si sale bien, puedes ir por el beso en toda regla.

Ahora imaginemos el peor panorama: te acercas a besarla y ella te esquiva. No es el fin del mundo. Muchos hombres se dan por vencidos y no vuelven a intentarlo. Pero tú no serás de esos y buscarás una segunda oportunidad.

Dependiendo de su carácter, necesitas encontrar la forma de romper la tensión que provocó ese beso fallido. Pero nunca le reclames ni seas dramático al respecto. Simplemente déjalo correr y pon más atención a las señales.

17. No trates de arreglar una segunda cita de inmediato

Al final de la primera cita, si todo ha salido bien, habrán pasado una tarde magnífica, quizá se hayan dado un beso y, lo más importante, ella estará generando expectativas sobre ti en su cabeza.

Pero no debes parecer desesperado tratando de quedar para salir de nuevo. Despídete, dile que la pasaste increíble y deja que sea ella quien te invite a salir la próxima vez. Si estás lidiando con una del tipo introvertido, deja que pasen un par de días para invitarla a salir de nuevo.

Si durante la primera salida te costó acercarte por la timidez de tu cita, en la segunda procura llevarla a un sitio más tranquilo o donde se sienta más cómoda y en su elemento.

18. Mantén el misterio

Aunque tú quieres establecer una relación de noviazgo, es bueno que durante los primeros días no seas tan evidente al respecto. O, por decirlo de otra manera, no le muestres todo tu juego de una sola vez.

Lo que no se nos da tan fácilmente suele ser lo que más valoramos, así que, sin dejar de ser amable, procura no estar tan disponible y hacerle notar que tu vida es interesante y divertida con o sin ella. Así será mucho más probable que acepte cuando al fin le pidas que sea tu novia.

No olvides que expresarle tu interés romántico a una chica demasiado pronto es uno de los requisitos previos para terminar en la friend zone. Mantenlo casual y divertido.

19. Hazlo oficial

Llevan una o dos salidas divertidas y un montón de mensajes por WhatsApp. El coqueteo entre ustedes es evidente y ella parece muy interesada en conocerlo todo sobre ti. Es momento de ponerse serios.

Cuando le pides a una chica que sea tu novia, tienes que dejarle claro que lo haces porque ella es especial y no porque simplemente quieres estar con alguien o no tienes nada mejor qué hacer.

Comienza por halagarla genuinamente. Luego indícale que te sentirías honrado de que ella quisiera estar contigo y cierra diciéndole que quisieras algo serio, duradero y real.

“Cada momento que paso contigo confirmo que además de hermosa eres inteligente, divertida y noble. Me sentiría muy afortunado si aceptaras ser mi novia. Contigo me gustaría tener algo enserio. ¿Qué opinas? ¿Le damos una oportunidad a esta locura?”

Si analizas el párrafo anterior, te darás cuenta de que, además de pedirle que sea tu novia, la haces sentir bien con ella misma y le das seguridad, pero al mismo tiempo la estás invitando a una aventura.

20. Deja tu confianza aumente con la experiencia

Este punto quizá debería venir al principio de la lista, pero lo dejamos al final para que tengas en mente todos los pasos anteriores e identifiques cuál o cuales de ellos pudieran costarte más trabajo.

Haz una lista con todos ellos y pon hasta arriba los que creas que más se te van a complicar y hasta abajo los que consideras que puedes concretar sin problemas. Antes de que te lances de lleno en la búsqueda de tu alma gemela, trabaja en las habilidades sociales que todavía no dominas.

Otros cosejos para conseguir novia:

1.- Expresa lo que quieres de manera brillante. Si lo haces bien la vas a dejar sin palabras

 

¡Exprésate!, tu “posible relación” podría acabar mucho antes de iniciar debido a este punto, ¡así de simple!

Decir y hacer aquello en lo que realmente te destacas, puede ser fácil, solo identifica aquello que te apasiona, y procede.

¡Sé tú mismo! No intentes aparentar ser alguien más, y naturalmente actúa tal como te sientes mejor.

Lo que jamás debes hacer es perder tu criterio por intentar complacerla.

Te lo explico de otra forma, a mí no me gusta la música de reggaetón, pero a mi novia le encanta, yo he aprendido a vivir con eso, pero no escucho esa música para tratar de impresionarla, ¿tiene sentido?

¡No tengas personalidades múltiples! Las mujeres detectan esto inmediatamente; hay quienes que se comportan de una manera con unas personas, y cuando están con otras, cambian por completo sus acciones y modos de pensar.

Esto no te ayuda para nada, ¿qué pasaría si se juntan varias personas con las que manejas criterios diferentes? Entrarías en conflicto, y todos notarían tu falsedad.

Las chicas quieren a alguien que sepa quién es, y lo que busca en la vida.

Lee también nuestra guía sobre los 5 tips de cómo hablarle a una mujer como el hombre divertido y seguro que realmente eres

2.- Establece exactamente cuáles son tus metas en la vida, y expresa de forma clara a dónde quieres llegar en la vida

 

Hacer dinero es bueno, y existe un grupo considerable de mujeres que lo toman en cuenta, ¡pero no vamos a hablar de eso!

Este punto no se refiere al dinero puedes tener, más bien queremos hacer énfasis en las cualidades que te convierten en un ser humano inteligente, con metas y objetivos en la vida.

Es sexy cuando un hombre se apasiona por algo, y realmente se enfoca en alcanzar lo que desea.

Si eres del tipo de caballero complaciente en su trabajo, de esos que laboran todo el día sin motivación, y sin ganas de superarse, no solo está sufriendo tu carrera, sino que tu vida te está llevando por un camino incierto.

¡Toma las riendas de tus deseos, y cumple tus sueños!

Fíjate una meta a largo plazo, por ejemplo: mejorar tú físico, aprender un nuevo idioma, aprender a tocar un instrumento, leer más libros de tu interés, entre otras.

Con este tipo de metas, te verás en la necesidad de trazar una serie de actividades para poder lograrlas, ello te ayudará a alcanzar tu sueño en poco tiempo. Y como atributo adicional, tendrás temas nuevos de qué hablar cuando estén juntos.

Así mismo, es muy importante que la dejes platicar, ¡a las mujeres les encanta hacerlo! Está comprobado que lo hacen mucho más que los hombres.

Usa como estrategia darle pie a la conversación, y luego permite que ella se exprese. Pon atención a lo que dice, y pregúntale sobre su vida.

Tu posición corporal debe demostrar interés hacia lo que te quiere decir, de esta forma estarás ganando muchos puntos importantes para llegar a su corazón.

3.- Debes respetar y valorar a la mujer. No seas misógino

 

Si eres el tipo de chico que invita a una mujer a cenar, y casualmente comentas chistes sexistas, como que sería mejor que ella estuviera “en la cocina” en vez de comer fuera, ¡lo más probable es que sigas soltero!

Evita a toda costa las bromas y chistes que dirías cuando estás con tus amigos, comprendo que cuando estás con tus camaradas estos comentarios tengan gracia, y te generen éxito en la plática.

Pero al estar con una mujer, debes comprender que hay temas que es mejor no tocar.

Por otro lado, si eres del tipo de hombre que inicia cada cita con argumentos desagradables, como la historia aburrida sobre las causas por las que tu ex te dejó, acabarás en un monólogo sobre el mal sabor de boca que te dejaron tus relaciones pasadas, y cómo has llegado a aborrecer a las mujeres.

Así que evidentemente, lo que te resta por esperar con esta clase de conversaciones es ¡llegar solo al año nuevo!

La chica con la que estés saliendo, terminará retirando sus esperanzas de formalizar una relación contigo.

Ella no se dará por vencida en encontrar a alguien que respete al sexo opuesto, y de hecho, es eso lo que ellas buscan.

Si tienes esta clase de problemas, es mejor que trabajes en tu actitud, o que lo trates con un profesional.

Otros puntos a evitar en tus primeras citas son: política, enfermedades, religión y sexo. Por lo general, estos tópicos generan controversia, y ocasionan diferencias entre ustedes.

Así es que, por lo pronto toca otros tópicos, y posteriormente (si todo marcha como ambos desean) habrá tiempo para tratar contenidos más profundos.

4.- Invita a salir de esta forma a la chica que te gusta

 

Esta es la parte en donde muchos se ponen nerviosos.

Ya conoces a la chica que te gusta, estás decidido a invitarla a salir y quieres conocerla mejor, ¡sé original cuando estés con ella y trátala con respeto!

¿Estás listo para estar por un largo periodo con ella? bien.

No planees diálogos, el amor no funcionan de esa manera, lo que sí puedes hacer, es informarte sobre temas de interés, para que en momentos de silencios incómodos, tengas algo interesante que decir.

Es mejor invitarla a hacer alguna de tus actividades, o bien, dile que la quieres llevar a un lugar que ya conoces, y que te gustaría que fueran juntos.

Este punto es muy importante, pues es más fácil que acepte tu invitación de esta manera, que si le indicas asistir a un lugar cotidiano o típico de citas.

Por ejemplo, es preferible decirle: “Hay un café cerca de aquí, me gusta mucho el frappe que ahí preparan, y quisiera llevarte para que lo pruebes, sé que te va a gustar ¿vamos mañana por la tarde para aprovechar la puesta de sol, y matar dos pájaros de un tiro?”.

De esta forma, estás añadiendo un plus a la invitación, y la atraes hacia ti.

La forma cotidiana que nos han enseñado para invitar a salir, es ineficiente, porque si le preguntas: “¿Quieres salir conmigo al cine?”.

Dejas la pregunta abierta, de tal modo que le das oportunidad para que te rechace rápidamente (por cierto, no la invites al cine en la primera cita, se supone que dicha salida es para que se conozcan mejor, y en el cine no hay oportunidad para hablar).

Recuerda no llevarla en principio a un lugar caro, esto no funciona en su mente como lo pensamos, por el contrario, ellas lo malinterpretan.

Tu chica pensará que estás tratando de comprarla, o que necesitas de cenas costosas para poder llegar a su nivel.

Lo más recomendable, es que vayan a un lugar donde ambos se sientan cómodos, y puedan ser ustedes mismos. La plática será más fluida, y la experiencia más tranquila.

Antes de terminar con la cita, concreta otra fecha para que se vuelvan a reunir. Te recuerdo que no es necesario que gastes mucho dinero para que salgan, la idea es que se conozcan mejor.

5.- Lleva a tu chica a lugares que indiquen que quieres algo serio

 

Las citas, son la base de una futura relación, si las estás construyendo con salidas superficiales, que giran alrededor del alcohol y el sexo, no estás enviando las señales correctas para el tipo de relación que deseas.

Tienen que incluir el elemento de la convivencia, para que se conozcan el uno al otro, y así, puedas tomar la decisión sobre si en verdad quieres estar con ella, o si te gusta su forma de ser.

Con esto le demuestras que en verdad estás interesado en ella, y que eres un hombre que pone esfuerzo en sus relaciones.

Invítala a salir a un lugar donde estén sobrios, y pruébale que puedes ser encantador sin el whiskey.
Llévala a citas durante el día, para que le muestres que el sexo no es tu meta con ella, y que tu verdadero interés es precisamente “¡ella!”.

Mientras avance la relación, preséntales a tus amigos, estas son señales que le estarás enviando sobre tus deseos de tener un noviazgo de larga duración, y le indicas con ello que eres alguien estable con quien se puede estar.

Lee también nuestra guía sobre cómo declararse a una mujer y no ser rechazado

6.- No tomes demasiado alcohol, como para que te conviertas en un molesto borracho

 

Puede que pienses que sea algo sin importancia el hecho de tomar alcohol, hasta el grado de no poder controlar tu cuerpo, ¡pero tienes que evolucionar!

Si sabes de antemano cuántas bebidas puedes ingerir con tus amigos, hasta estar ebrio. ¡Entonces no lo hagas!

Puedes compartir con ellos, y divertirte sanamente sin acabar borracho.

A las mujeres eso no las impresiona, al contrario las alejas; porque lo que en verdad le estás diciendo a tu chica, es que no puedes controlar ese vicio.

Estarás saboteando la conquista, y perderás tu oportunidad. Ella te verá como adicto a las fiestas, y se imaginará estar contigo en esa situación constantemente.

Por mucho que te quiera, va a desear no estar contigo en esos momentos, pues lo que aspira una mujer es “protección”.

Mientras tú pierdes el control con la bebida, ella quedará expuesta ante alguien que sepa tomar tranquilamente para convivir, y tenga límites con su manera de beber.

Tampoco hables mal de las personas, ni de sus oficios, es posible que exista una relación familiar o de amistad entre tu chica y la persona de quien estás haciendo el comentario, y mates inmediatamente tu oportunidad.

7.- Debes escucharla y poner atención a lo que te dice

 

Los hombres que son estables con una mujer, comparten una característica en común: las hacen sentir especiales.

Si estás fallando en inspirar los sentimientos de una mujer, es posible que le estés prestando más atención a tus sentimientos, que a los de ella.

Muchas veces, estamos tan interesados en impresionar a la mujer que tenemos en frente, que al término de la cita, no notamos que fuimos los que más estuvimos hablando.

Y no nos tomamos el tiempo de entender los gustos de nuestra acompañante.

¡Toma un respiro, y deja que ella también se exprese!

La mejor manera para no quedar como un arrogante presumido, que solo habla de sí mismo es hacerle preguntas.

Presta atención a lo que ella te diga, y cuando termine, hazle un comentario acerca del tema, para que note que tu atención es plena.

Se sentirá más conectada a ti, y estarás asegurando tu segunda cita, es una situación de ganar-ganar.

En resumen, mírala a los ojos cuando te hable, no te distraigas ni la interrumpas, ellas valoran muchísimo esto, significa que la respetas.

Procura tener una postura con los hombros y el pecho frente a chica, la harás sentir especial, y crearás esa confianza que ella está buscando.

8.- No muestres desesperación

 

 

Cuando una mujer dice que no le atraen los “chicos buenos”, lo que ella en verdad quiere decir, es que los pretendientes que la siguen, ponen demasiado esfuerzo en la conquista, tanto que terminan hartándola.

Si te vuelves muy insistente, y mandas mensajes constantemente a su celular, estarás echando las cosas a perder, pues tienes que darle tiempo para que haga su vida, y mientras tanto generas en ella el sentimiento de extrañarte.

Desear a una chica, es perfectamente normal y aceptable, pero evita que esa emoción domine tu vida.

Las mujeres perciben rápidamente esa desesperación en los hombres, porque estás emitiendo ansiedad y miedo al mismo tiempo, ¡eso no las atrae para nada!

Piénsalo de esta manera, en el reino animal el macho dominante, y el macho alfa, tienen las hembras que desean, y no están en busca de ellas, al contrario, las hembras son las que van tras el espécimen con mayor atractivo para procrear con él.

Pero por su parte “los machos beta”, están en la búsqueda de hembras para poder reproducirse.

Esto hace que las mujeres piensen que si un hombre es muy insistente (tanto que se ve desesperado) sea percibido como un macho beta, es decir, un hombre inseguro de sí mismo.

Lo contrario de un macho dominante que no necesita estar detrás de las féminas.

Enfócate en seguir tus hobbies e intereses, construye una personalidad por medio de la cual motives a cualquier mujer a desear estar contigo, en vez de estar tratando de construir una vida alrededor de una pareja.

Busca que tus intereses también sean atractivos, puedes contemplar la idea de buscar deportes para practicar, artes marciales, o pasatiempos. Así al momento de platicar de estos, generes interés a quien se lo estás comentando.

No es lo mismo tener como hobby la bicicleta urbana, donde la puedes invitar a compartir ese gusto tuyo, a que le muestres tu colección de estampillas.

La fotografía es una excelente opción, aprende a dominar la cámara, y dile para que se tomen fotos juntos en diferentes lugares de la cuidad, también puedes motivarla a posar como modelo para tu portafolio.

Con ello podrás generar otra cita, para mostrarle las mejores imágenes que hayan obtenido. Luego le obsequias sus fotos y quedas como todo un galán.

Lee también nuestra guía sobre cómo hablarle por primera vez a una mujer que te gusta

9.- Debes satisfacerla en la cama

 

Si tus habilidades solo se encuentran fuera de la cama, pon atención a esto y empieza a hacer algo al respecto, para saber qué es lo que está pasando bajo las sabanas.

El sexo es una manera importante de conectar con una mujer.

Es posible que tengan buena química con la ropa puesta, pero estás descuidando un aspecto muy importante del noviazgo, pues lo que ella quiere es tener una relación monógama contigo.

Por esto, al momento de tener relaciones sexuales, las mismas tendrán que ser explosivas.

Si has tenido la falsa idea que solo con presumirle, y tener sexo con tu pareja es suficiente para complacerla, corrige esta manera de pensar, pon tu egoísmo a un lado y preocúpate porque ella también disfrute ese momento.

Existen diferentes métodos para excitar y complacer a una mujer en la cama, busca técnicas para darle sexo oral, y posiciones sexuales en las que ella sea quien tenga más placer.

Cuando una mujer está satisfecha con su vida íntima, su mente no puede dejar de pensar en la persona que le proporciona ese placer, su hombre se convierte inmediatamente en un súper héroe, y no va a salir a buscar a otros para poder sentirse plena.

Date a la tarea de buscar en Internet diferentes formas para hacer feliz a tu chica (en cuanto al sexo me refiero) los resultados te impactarán.

Y tú serás el mayor beneficiado, pues ella se sentirá en deuda contigo, y te complacerá si le pides algo.

10.- Debes estar seguro de ti mismo

 

Esto se trata de cómo te sientes contigo mismo. Si crees que tus pensamientos están entorpeciendo tu estilo, ¡entonces seguramente lo están haciendo!

Las mujeres no están interesadas en los hombres que tienen problemas de autoestima, no se fijan en los varones que necesiten de algo exterior a ellos, para poder sentirse seguros de sí mismos.

Lo que en verdad están buscando, es a alguien que sea completamente convincente y proyecte esa confianza con sus palabras, y su posición corporal.

Ellas quieren la protección de un macho alfa, y si tú no estás transmitiendo esas señales, es muy difícil que alguna se fije en ti.

Es cosa del instinto de conservación de la especie, por naturaleza buscamos al mejor espécimen para procrear, ¡eso no lo controlamos!

Pero, lo que sí podemos manejar es nuestra autoestima, y a ponerle atención en la manera cómo nos movemos, y expresamos, ¡pues la primera impresión entra por los ojos!

Fíjate en la postura en la que te encuentras en este momento, observa tus manos, columna, piernas, y tu cabeza, lo que estamos pensando, y cómo nos sentimos lo expresamos a través de nuestro cuerpo.

Alinea tu cabeza con tu columna, ligeramente haz los hombros para atrás, respira tranquilamente, que el movimiento de tu cuerpo sea lento pero seguro.

Las señales que ella recibirá con esto, es que tienes completo control de la situación, y que ella puede confiarte su seguridad.

11.- Busca el amor en la mujer indicada

 

No diremos que es imposible encontrar el amor de tu vida en un bar, porque podría suceder.

Pero si te mantienes frecuentando el mismo lugar todos los fines de semana, y notas que no hay resultados, o solo encuentras citas de una noche y luego de esto no la vuelves a ver en tu vida. Este lugar no te está dando un buen resultado para encontrar una relación estable.

Tienes que pensar fuera de lo cotidiano, forzarte a salir de tu zona de confort. Mantén en tu mente que solo se vive una vez.

Únete a una página de Internet de citas, trágate tu orgullo, y pídele a un amigo que invite a sus amistades del sexo opuesto para que salgan en grupo, así tendrás la opción de conocer más chicas.

Pasa más tiempo en tiendas de libros, toma clases que te interesen, entra a grupos o clubs para conocer mujeres con tus mismos gustos.

Sal de la rutina, y de tu casa para ampliar tus horizontes, y podrás ver la variedad de féminas a tu alrededor, recuerda que mientras más cosas tengan en común, será más fácil la convivencia.

Un bar es el peor lugar, porque ellas en esas zonas tienen las defensas altas, pues los hombres que se les acercan por lo general están tomados, y es más complicado lidiar con esta barrera.

La música en dichos lugares también se caracteriza por ser alta, y esto entorpece la comunicación entre ustedes.

Por otro lado, las mujeres asisten en grupos a los bares, y para poder hablar con tu “chica objetivo” será más complicado. No estoy diciendo que es imposible, pero si tómalo en cuenta.

12.- Debes estar listo para el compromiso en una relación

 

Si has leído los puntos anteriores, y no te sientes identificado con ellos, es posible que las mujeres no quieran pasar largos periodos de tiempo contigo.

Puedes ser súper encantador, o alguien a quien las mujeres busquen para salir a citas, pero si no te interesa la monogamia, las mujeres inteligentes no te buscarán.

Sin darnos cuenta, los hombres damos señales de nuestros intereses, y también “alertas rojas” sobre si queremos o no tener un compromiso formal con una novia.

Pero a veces, ocurren las interpretaciones confusas. O lo que es igual, ¡se cruzan las señales!

Tú piensas que estás jugando con la indiferencia, poniendo poco esfuerzo en la relación; y ella puede asumir que estás involucrado con alguien más, o que deseas tan solo una aventura.

A veces, en un intento de defensa, le dices que no deseas una relación formal, ni compromisos, cuando realmente quieres todo lo contrario.

¡Sé realista contigo mismo sobre lo que estás buscando!, y no envíes señales confusas que puedan ser malentendidas, o que la asusten.

Pero si estás dispuesto a todo, y decidido a conseguir una novia, lleva a cabo los pasos anteriores con total conciencia.

Una relación es algo que se tiene que cuidar, y alimentar constantemente para que crezca y se pueda hablar de futuros planes juntos.

Si te gustó lo que leíste, compártelo con tus amigos o mejor aún, agrégalo a tu muro del Facebook. Nuestra misión es ser tus aliados en lo que al amor respecta.

 

Ver También:

Loading...

30 Cosas Que Puedes Hacer Con Tu Novio, Actividades Nuevas Y Románticas

Cómo Solucionar Problemas De Pareja Paso A Paso