in

Amores Imposibles: Qué Son, Tipos Y Qué Esconden

 

Cuando escuchamos sobre amores imposibles, se nos viene a la mente un par de amantes que jamás conseguirán ser felices juntos.

Una historia como la de Romeo y Julieta, donde por más que el sentimiento sea intenso, no puede exister una relación amorosa.

Esta clase de relaciones suelen ser intensas, emocionantes, estresantes, ya que no dependen del sentimiento sino de otras circunstancias que hacen inviable a la pareja.

Lee también nuestra guía sobre que hacer y que no hacer cuando la chica que te gusta tiene novio

¿Qué es un amor imposible?

Se le llama amor imposible cuando el vínculo afectivo entre dos personas no es suficiente para que puedan ser una pareja, principalmente debido a obstáculos que no dependen de ellos, como distancia, problemas económicos, problemas de salud, ofensas familiares o la muerte.

Cuando esto ocurre, el sentimiento que impera en los enamorados es de desilusión, frustración e impotencia, ya que más allá del nexo sólido de amor, no pueden concretarse como una pareja y vivir su relación.

En estos casos, todos los sueños típicos de una pareja son imposibles de alcanzar, por lo que el amor da paso al dolor, la rabia y la tristeza.

Incluso en muchas ocasiones se ven incapaces de expresar lo que sienten para evitar ser juzgados, lo que además causa aislamiento.

Lee también nuestra guía sobre las 7 formas de saber si tu relación tiene futuro

¿Qué hay detrás de los amores imposibles?

Solemos pensar que al hablar de amor todo ha de ser perfecto, sencillo y duradero.

Pero en la vida real esto no ocurre siempre, cada relación es distinta y muchas de ellas no se logran concretar, aunque haya verdaderas ganas y sentimientos para hacerlo.

Las películas y novelas nos han hecho creer que todo amor vale los obstáculos y que, si hay sentimientos reales, todo será posible.

Pero no es así en todos los casos.

Muchas veces cuando hay un amor imposible, no se persiguen los sentimientos de alguien más, sino que hay una serie de emociones que también tienen un peso importante y te llevan a aferrarte a esa persona, aunque sea un imposible.

Te comentamos algunos de esos factores:

1. Tener compasión por tu pareja a lastimarla

El sujeto se apiada de la situación de la otra persona y por ello intenta permanecer a su lado, a pesar de que las cosas no fluyan de la manera más sana posible para ambos.

2. Sentir mucha admiración por tu Pareja

Las virtudes que se ven a la otra persona te llevan a idealizarla o endiosarla, muchas veces se exageran sus cualidades y se confunde esa admiración por sus talentos con amor sentimental.

Por ejemplo, conocí el caso de una estudiante de Literatura que se ilusionó con su profesor (que 28 años mayor que ella) porque él era muy culto y la motivaba a ser una gran escritora.

Ella lo admiraba y él, sin querer, alimentaba su interés al prestarle atención especial.

La admiración llevó a la fascinación y él cayó en el juego.

Mantuvieron un idilio -prohibido por su condición de profesor y estudiante- por un tiempo, hasta que se dieron cuenta que tenían muchas diferencias, ella quería hacer cosas que él no disfrutaba.

Estaban en distintas etapas de vida.

No se trataba de amor, sino de una admiración mal comprendida.

Finalmente decidieron poner punto final a su relación escondida, porque el riesgo en que ponían sus carreras tampoco valía la pena.

3. Tener miedo a sentirse solo

Es una de las características principales de los amoríos imposibles.

El miedo a vivir en soledad nos hace sentir un vacío que necesitamos llenar a como de lugar.

Muchas veces, las relaciones imposibles tienen obstáculos claros, pero los amantes insisten en ellas porque, aunque sepan que les hace daño, sienten que necesitan a la otra persona en su vida.

No los motiva el amor y la compañía, sino la desesperación de o caer en soledad.

4. Sentir mucho cariño por la persona

Esto suele ocurrirle a esos amigos de toda la vida, que confunden el trato cotidiano con la pasión, para luego descubrir que ambos se conocen tanto que la unión se vuelve aburrida.

Y es cuando aparecen las quejas y las contradicciones morales sobre abandonar a quien se ha apreciado por años, o soportarle a pesar que el apetito sexual, deseos de conversar o de compartir, hayan desaparecido.

En estos casos, el amor se considera imposible porque no hay una verdadera atracción sexual que haga viable una relación de pareja.

El cariño -que no es lo mismo que amor o pasión- es lo que muchas veces lleva a algunos a aferrarse a esos amores sin futuro.

Lee también nuestra guía sobre las 7 formas de ser más cariñosa con tu hombre para que se sienta amado

5. Tener dependencia emocional

Puede que una que las partes tenga problemas emocionales que le hagan creer que no podrá ser feliz si no está con esa otra persona, que a veces ni siquiera tiene idea del gran peso y responsabilidad que le han puesto encima.

En estos casos de dependencia emocional, lo que ocurre es que la felicidad de uno depende necesariamente del otro, lo que coloca una gran presión sobre la relación.

Si esa otra persona quiere terminar, se siente obligada a seguir porque teme las consecuencias de una ruptura.

La dependencia hace que se desee luchar por mantener la pareja, pero a la vez resultan ser tan agotadora e implacable, que acaban matando el deseo de seguir adelante.

6. Idealismo romántico

Hay personas que aseguran que el amor es una fuerza capaz de todo.

Que si hay verdaderos sentimientos, no habrá obstáculo que pueda impedir una relación amorosa entre dos personas.

Esta es una creencia común alimentada por películas, literatura y series románticas.

Entonces ocurre que muchas veces una relación es imposible, pero alguno de los dos se aferra a la posibilidad de seguir juntos solo porque está convencido que el verdadero amor conquista todo, porque se niega a perder y asumir que, sencillamente, algunas cosas no se dan como queremos.

7. Miedo a tener una relación estable

Algunos eligen a quienes los desprecian, porque así tienen una excusa válida para justificar el miedo a la intimidad y evitan embarcarse en relaciones comprometidas y serias.

Por extraño que parezca, en estas situaciones hay una necesidad de sentir la cercanía y afecto de una relación, pero se siente miedo al compromiso que implica una pareja formal. Por eso se busca “amores imposibles” para evitar relaciones serias e íntimas como pareja.

8. Atracción por lo prohibido

Esta es una de las más impulsivas y básicas emociones de los humanos: sentirnos atraído por aquello que no podemos tener.

Si alguien está muy disponible, no nos gusta, pero si es esquivo y difícil de alcanzar, entonces nos obsesionamos con tener a esa persona en nuestras vidas.

Cuando alguien es inalcanzable, nos llama más la atención.

Por eso es que un amor imposible puede ser apasionante, porque nos hace aferrarnos a la posibilidad de tener a esa persona.

¡Mientras más difícil de conquistar sea más llamativo es!

9. Necesidad de aceptación

A todos nos gusta sentirnos importantes y necesarios. Muchas veces, nos cuesta creerlo por nosotros mismos y por eso nos gusta tener alrededor a personas que nos adulen y nos admiren constantemente.

Por eso es que podemos ser infelices en una relación, o saber que no tiene futuro, pero insistimos en seguir con ella porque nos gusta tener atención y sentirnos aceptados por esa otra persona.

Tipos de amores imposibles

Hay muchas razones por las que un amor se puede considerar imposible.

No es lo mismo cuando hay distancia geográfica que separa a los amantes a cuando se trata de un amor no correspondido.

Ambos son imposibles, pero son distintas situaciones.

Es por ello que hemos hecho una lista de los principales tipos de relaciones imposibles, organizada fundamentalmente por las razones que hay para no poder concretar la relación:

a) Platónica

Es el tipo de relación en la que uno de los dos ama, pero no es correspondido.

Es entonces un sentimiento genuino, pero que solo siente una de las partes y por ello se asume y acepta que sencillamente nunca se traducirá en una verdadera relación de pareja.

Este tipo de amor es puro e inocente, no implica necesariamente deseos carnales.

Por ejemplo, cuando un niño se siente “enamorado” de su maestra o es el sentimiento entre dos amigos que disfrutan estar juntos, pero no se ven como una pareja romántica.

b) Encaprichamiento

El encaprichamiento ocurre cuando hay obsesión.

Uno de los dos idealiza a la otra persona, se imagina cómo podría ser su vida si estuviesen juntos y, aunque no haya una posibilidad real de entablar una relación, se aferra a esa idea al punto de rayar en la demencia.

Esto lleva a sentir una necesidad enfermiza de ser aceptado por la otra persona y entablar una relación de pareja, aún cuando no hay condiciones para ello.

De hecho, se idealizan también las cosas negativas del otro y se crea un miedo irracional al rechazo, por lo que ni siquiera intenta iniciar una relación.

Pero igual se obsesiona con los recuerdos e incluso evoca la forma en que el otro se viste, su perfume, su entorno.

Lee también nuestra guía sobre cómo saber si es amor verdadero o capricho

c) No correspondido

Este es simple y el más común: uno de los dos ama al otro, pero el otro no siente lo mismo. ¿Eso lo hace imposible? Sí.

A veces se piensa que si hay insistencia, es posible conquistar a otra persona, pero hay que saber cuando sencillamente no es posible y aceptar que esa relación no existirá.

d) Obsesivo

Este es el tipo de relación en la que hay una dependencia patológica de una persona a la pareja. Es decir, en la que uno literalmente no puede vivir, avanzar, sentir o crecer si no está el otro a su lado.

Se considera que es un amor imposible porque ninguna relación puede sobrevivir a ese nivel de presión y necesariamente esa pareja terminará en ruptura.

¿Qué puedes hacer para elegir mejor?

En primera instancia lo más importante es entender que, por más que te atraiga física o emocionalmente una persona, no significa que puedas establecer una relación saludable a su lado.

También es preciso que superes los estereotipos irreales y la creencia en el amor “perfecto”.

Una relación siempre tendrá altibajos, pero lo que la diferencia de ser un amor imposible, es que en el primero de los casos las desavenencias se pueden resolver juntos, mientras que en el segundo es imposible encontrar una manera de unirse para solucionar la separación.

Si por estar enamorado sientes angustia, culpa, miedo, rabia o decepción, significa que tus principios y autoestima peligran, ¡estas son señales de apegos tóxicos e imposibles a largo plazo!

Una vez aceptada esta realidad, tómate tu tiempo para decidir lo que es mejor para ti, toma los pasos que consideres para tu crecimiento y sigue adelante.

Ya encontrarás otro amor, saludable, que te haga feliz y te ayude a ser mejor persona.

¿Por qué te enamoras de lo imposible?

El problema de los “amores imposibles”, y la manera en la que algunos son más vulnerables a ellos, se debe un complejo proceso psicológico que proviene de la infancia.

Este proceso ha sido llamado ampliación psicológica.

Sucede que las experiencias socializadoras interrumpidas en la niñez, afectan la vida emocional adulta.

Cuando el niño crece sintiendo que no merece la felicidad, esa sensación se arraiga en su personalidad y le hace sentir dolor.

Cuando crece, cada vez que pasa por una situación similar a la que en su infancia provocó ese sentimiento, se dispara nuevamente la emoción de desamparo y angustia.

Por eso siente dolor por el abandono y tiende a buscar compromiso, para evitar perder a las personas en su vida.

Al final, inconscientemente termina por buscar justamente eso que le hace sentir dolor, aferrándose a amores inviables que necesariamente terminarán.

 

En conclusión

En líneas generales, son muchas las causas que se esconden tras los amores imposibles, lo único cierto es que nadie desea atravesar por ellos, por muy atractivos que parezcan para poetas, escritores y artistas.

Es incuestionable que un amor imposible impide la felicidad.

Por su naturaleza, son retadores, desgastantes, complejos y muy difíciles de olvidar.

Pero hay algo que debes mantener siempre presente: ¡Es posible superarlo y recordarlos sin lamentos!

¿Has tenido algún amor imposible?

Cuéntanos cómo hiciste para superarlo.

Queremos conocer tu experiencia y tus consejos para solucionar una situación de este tipo.

También estamos atentos a responder tus dudas y darte tips para salir de una situación de este tipo.

Por otro lado, recuerda que puedes compartir este artículo en tus redes sociales para ayudar que más personas lo lean y encuentren apoyo si atraviesan una situación similar.

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

25 Regalos Que A Las Mujeres Les Fascina Recibir

8 Razones De Por Qué A Los Hombres Les Gustan Las Mujeres Mayores