in

Temas Para Hablar Con Tu Novio: 10 Opciones Para Pasarla Bien

Típico. Adoras a tu novio, pero no te sale muy natural hablar con él.

Esto puede deberse a varias cosas.

Quizá están comenzando a salir y, aunque arden en deseos de conocerse mutuamente, no tienen muy claro qué cosas deben o pueden preguntarse uno al otro.

Quizá llevan algo de tiempo saliendo y sienten que ya gastaron todos los temas de conversación. Así que pasan de no parar de hablar a pasar horas en silencio. Aunque no es necesariamente incómodo, te puede dejar pensando que algo “no anda bien”.

Quizá tu novio o tú simplemente no son muy propensos a tomar la iniciativa para comenzar una conversación.

Como puedes ver, hay varias razones además del desinterés o los problemas que pueden hacer que sientas que el flujo de comunicación no es el ideal.

No te preocupes, en realidad le sucede a casi todas las parejas, sobre todo cuando entran en la rutina.

Y ¡por favor! evita la paranoia. Si tu novio mantiene el silencio por mucho tiempo no puedes pensar de inmediato que:

1. Está molesto contigo por algo

2. Está pensando en otra persona

3. Te está ocultando algo

4. Está a punto de terminar contigo

Entonces ¡necesitas calmarte! Recuerda que el silencio no necesariamente es malo.

Para muchos hombres, es algo así como: “¡Qué cómodo me siento con ella!, tanto, que no me molesta el silencio ni siento la necesidad de llenarlo con cualquier tipo de charla”.

Pero para muchas mujeres, esos mismos momentos son más bien como: Dios, seguramente está molesto, o me está siendo infiel, ¡algo anda mal!”.

El hecho de que el flujo de comunicación entre dos personas no sea el mismo que al inicio, no significa que algo esté mal. Quizá, simplemente ambos sienten que ya se dijeron lo que se tenían que decir el uno sobre el otro.

El problema es que tendemos a pensar que para ser una buena compañía debemos ser muy habladores, o que dos personas que se la pasan bien juntas necesariamente tienen que estar hablando de algo todo el tiempo.

Claro, que esto es más una cuestión de falta de creatividad que de realmente haber agotado todas las posibilidades conversacionales. Así que, ¿por qué no mejor nos enfocamos en encontrar buenos temas de conversación con nuestro novio?

Cada pareja es diferente y algunas funcionarán mucho mejor para unas que para otras, pero en general, puedes echar mano de alguna de estas 10 propuestas para tener un gran tema de conversación con tu novio:

1.-Preguntas para conocerlo mejor

Algunas veces, por evidente que suene, una lista de preguntas curiosas puede ser la solución perfecta para esa sequía conversacional. Puedes estar segura de que hay un montón de cosas que aún no conoces de tu novio.

¿Se te ha ocurrido preguntarle quién fue su modelo a seguir en la infancia? o ¿cuál fue su peor momento en la escuela? Todas estas preguntas pueden ser sobre experiencias o gustos personales, y, aunque puedan parecer banales, a veces son la puerta de entrada a conversaciones muy profundas.

Muchas veces, revelan hitos en la historia de tu pareja que son muy importantes y que tú no conocías ni siquiera de forma superficial.

Lee también nuestra guía sobre cómo superar la inseguridad en la relación

2.- Chismes

Sí, lo admitimos, suena mal, pero… ¿realmente una pequeña dosis semanal de chismes le hace daño a alguien?

No se trata de que pasen el tiempo hablando de que fulanita de la farándula se casó y se fue a las Bahamas, pero pueden dejarse llevar un rato por la tentación de especular las causas del divorcio de tu prima o la sospechosa relación entre tu jefe y su secretaria.

Las posibilidades para el cuchicheo son infinitas. Y no solamente tienen que ver con la vida personal de sus conocidos o de celebridades. El chisme político también es una excelente forma de compartir posturas ideológicas y hacer algo de catarsis.

¿Subió la gasolina? ¿Destaparon un escándalo de un ministro? ¿aplicaron nuevas políticas de estado? Quizá no puedas hacer gran cosa al respecto, pero siempre puedes usar estos temas para tener una conversación con tu novio que incluso puede desembocar en lo intelectual.

3.-Pídele un consejo

Admitámoslo, a los hombres les fascina sentirse útiles.

Mientras que a las mujeres nos gusta más hablar sobre nuestros sentimientos y escuchar a los demás hablar de lo que sienten, los hombres son más dados a solicitar y dar soluciones prácticas a los problemas.

No estamos diciendo que no tengas permiso de pasar bastante tiempo hablando exclusivamente de cómo te sientes con alguna situación que te molesta o te genera problemas, pero, siempre procura tener la cortesía de pedir un consejo.

Después de todo, él ya te escuchó y seguro se muere por darte alguna solución que le parezca útil.

4.- Pregúntale cómo estuvo su día

Lo sabemos. La escena del “¿Qué tal estuvo tu día?”, seguida por un “bien, lo de siempre” y un silencio sepulcral es de lo más común para muchas parejas, pero, no tiene por qué ser así.

Cuando preguntamos cómo estuvo el día de la otra persona, por mera cortesía o por sacar un requisito social, lo más seguro es que obtengamos una respuesta de cortesía nada más.

Pero si realmente te interesa saber cómo estuvo el día de la persona, demuéstraselo haciendo preguntas más específicas como ¿qué tal estuvo tu estado de ánimo esta mañana? ¿qué pasó con el problema que habías tenido con tu compañero de trabajo? ¿pudiste ir a jugar squash? ¿quién ganó?

Este tipo de preguntas demuestran interés verdadero y fomentan que tu novio tenga ganas de platicarte con detalles qué tal estuvo su día.

5.- Sus pasatiempos y gustos

Recuerdo que tuve un novio que era muy apasionado de la historia. Al principio, yo, que no tengo claro ni lo que pasó ayer, pensé que ese iba a ser una de nuestras diferencias más problemáticas.

Lo que sucedió fue que, cuando me atreví a conversar sobre historia con él, no solo aprendí un montón de cosas, sino que podíamos pasar horas y horas hablando de la revolución francesa, de los mongoles o del auge del imperio romano sin que yo me aburriera un segundo.

Además, a él le encantaba compartir su conocimiento con otra persona. No desprecies los gustos de tu pareja únicamente lo por que de inicio no te llamen la atención, porque pueden ser una gran fuente de entretenimiento para ambos.

6.- Sus ambiciones

 

Y no solo sus ambiciones evidentes, como independizarse, conseguir un aumento y quizá comprar una casa y formar una familia. Que, dicho sea de paso, también es muy importante para decidir si tienen objetivos en común.

Me refiero a las ambiciones a corto plazo, como ir de vacaciones, o esos sueños inconfesables como tener una banda de heavy metal.

Algunas de estas ambiciones se quedarán en el terreno de la fantasía, pero ¿quién sabe? quizá algunas sean compatibles contigo y puedan hasta hacer equipo para alcanzarlas.

7.- Cosas “sexys”

No todas las parejas tienen la apertura sexual que les gustaría.

Es más, la verdad es que a la mayoría de las mujeres les da pena pedir lo que les gusta en la cama, y a la mayoría de los hombres les da miedo.

A veces, mientras estamos a la mitad de un arranque de pasión, puede ser muy difícil atrevernos a innovar porque no estamos seguros de que vaya a salir bien.

Pero, quizá mientras están atorados en el tráfico, puedan permitirse subir algunas rayitas el tono de la conversación.

Así, se mandarán pistas, aunque sean sutiles, de lo que les gusta y de lo que no. Este tipo de comunicación sexual indirecta también puede mejorar mucho la dinámica sexual de una pareja.

8.- Sus amigos

¿Los amigos de tu novio son esas entidades abstractas con las que a veces sale a tomar algo? Bueno, pues es momento para que comiences a interesarte, aunque sea un poco, en conocerlos.

Casi todos tenemos un mejor amigo del que sabemos todo, así que ¿por qué no te das a la tarea de preguntarle a tu novio algo sobre el suyo?

Después de todo, la personalidad y la relación que llevamos con nuestras amistades es capaz de decir mucho sobre nosotros mismos.

9.-Cosas de hombres

Y no, no me refiero a automóviles y cerveza, ni a juegos de video. Me refiero a que indagues sobre lo que significa para tu novio ser hombre.

Muchas veces, tenemos muy claro lo que nos gusta y lo que nos disgusta de ser mujeres, pero realmente no nos detenemos a pensar cómo experimentan los hombres su masculinidad y qué sienten al respecto de temas de genero y roles.

Compartir estas posturas no solo puede darles para un rato de sana conversación, además, puede ayudarlos a tener una relación mucho más igualitaria.

Lee también nuestra guía sobre cómo sorprender a un hombre con 20 acciones que lo enamorarán aún más

10.- Tus perspectivas

Recuerda que, así como es importante que fomentes un espacio para que tu pareja pueda expresar lo que piensa y cómo se siente, no se trata de que tú te quedes callada.

Así como él, tú tienes opiniones y puntos de vista muy valiosos. Así que, si quieres expresar algo, hazlo sin miedo, pues esta es la base de la comunicación.

Y recuerda que no es obligatorio que estén de acuerdo todo el tiempo. Quizá a ti te gusta el cine japonés y él lo considera malísimo ¿Se va a terminar el mundo por eso? No.

 

Estos son solo algunos temas de los que puedes platicar con tu novio. Pero no olvides dejarnos los que se te ocurran en la sección de comentarios y compartir este artículo con todas tus amigas.

 

Ver También:

Loading...

Cómo Dejar De Ser Tímido Y Callado: 12 Pasos Para Superar La Timidez

15 Temas Interesantes Para Hablar Con Tu Novia Y Tener Un Día Increíble