in

20 Razones Por Las Que No Tienes Novio

 

Si te llamó la atención el título de este artículo, es porque debes tener alguna preocupación con tu situación sentimental. Quizás no consigues novio, o estás saliendo con algún chico pero no ves que haya posibilidades de formalizar la relación.

Probablemente te preguntes continuamente qué haces mal, por qué todas las mujeres tienen tanta “buena suerte” para encontrar sus parejas y tu no sabes cómo encontrar pareja.

La noticia, aunque no parezca tan buena, es que no eres la única. De hecho, no es exclusivo de las mujeres, también muchos hombres se plantean las mismas dudas y les cuesta encontrar una buena relación.

¿Por qué no encuentras novio?

Estas son las 20 razones principales por las que (probablemente) aún sigas soltera:

1. Luces desesperada

Si un chico apenas te acaba de invitar a salir y ya te obsesionas con él, lo espías en redes sociales, le escribes cada cinco minutos y esperas horas para que te mande un mensaje, entonces sin duda alguna lo ahuyentarás fácilmente.

¡Calma! Ya empezaste mal, porque pretender acelerar las cosas no produce buenos resultados.

Esas acciones demuestran una actitud desesperada, como para que ningún hombre quiera permanecer a tu lado.

Respira profundo y mejor fíjate en sus dones y atributos, para establecer si realmente él te puede convenir a futuro.

2. Te atraen los chicos atléticos

Cuando te preguntan qué tipo de hombre te gustaría tener a tu lado, seguro afirmas que deseas un chico de nobles sentimientos, que te trate bien y comparta tus gustos, pero en la práctica te preocupas más por el físico que por elegir a las personas con cualidades emocionales.

Es normal que tengas mayor atracción por los hombres guapos, pero ellos usualmente están acostumbrados a tener toda la atención de las mujeres y, quizás por eso, suelen durar menos tiempo en sus relaciones.

¡Debes organizar tus prioridades! Mientras desees algo, pero actúes en la dirección contraria demuestras que eres inmadura y eso hará que te cueste encontrar pareja estable.

3. Te crees de sangre real

Comportarse como una princesita que todo se lo merece y que por eso no sale con “cualquiera” porque sus estándares son demasiado altos y ningún hombre puede satisfacerla, podría ser la razón de tu soledad.

Por muy hermosa que seas, ellos no soportan a las chicas que le colocan reparo a todo y todos los que se le acercan. Es normal (y hasta recomendable) que seas selectiva, pero no al punto de discriminar a cualquiera que intente ser tu pareja.

Compórtate siempre como te gustaría que otros lo hicieran contigo y verás los resultados deseados.

4. Eres demasiado reservada

Debes parecer más accesible si esperas atraer la atención de un hombre.

La timidez en exceso, ser muy reservada e incluso aparentar que no te interesa una relación cuando es precisamente lo que más deseas son comportamientos que ellos interpretan como un rechazo seguro.

Como es natural, a nadie le gusta que esto le suceda, así que cuando ven a una joven guapa, pero que su actitud no indica deseos de interacción simplemente preferirán mantenerse al margen.

¡Tu propósito es atraer a algún chico! Así que sonríe, haz más contacto visual y préstale atención a los mejores candidatos.

Lee también nuestra guía sobre las 20 señales de que eres una persona muy intensa

5. Eres muy delicada

No te gusta que te lleven a bares, no comes cualquier tipo de comida, no sales con tus amigos, quieres que te busquen en tu casa y te devuelvan a ella con puntualidad, tu chico debe ser de ojos claros, en fin… ¡la lista es demasiado extensa!

Colocarle reparo a todas las cosas a tu paso termina por disgustar a quienes te rodean. Este tipo de mujeres permanecen solteras porque nadie termina comprendiéndolas y prefieren irse con alguien que no critique tanto y más bien disfrute del momento.

6. Pierdes el control

Tu vida social es muy activa, sales a fiestas e ingieres bebidas sin ningún control. Cuando el alcohol se te sube a la cabeza, no estás en condiciones de organizar tus ideas, ni tomar decisiones inteligentes.

Ten cuidado, porque este estilo de vida podría destruir tu imagen. Tienes todo el derecho a divertirte, pero ningún hombre con potencial de convertirse en pareja anhela salir con una chica que vive de fiesta en fiesta y pierde el control en cada una de ellas.

7. Te haces la tonta

Lamentablemente el estereotipo de que los hombres prefieren a las mujeres poco inteligentes es muy popular, pero es realmente una mentira.

Es un estereotipo que se ha difundido en la sociedad de forma incorrecta, en el que se indica que “los hombres las prefieren poco inteligentes”.

Caer en el juego de “hacerse la tonta” no es divertido para nadie. Ni para ti, que debes fingir ser alguien diferente a quien eres realmente, ni para ellos, porque prefieren a las mujeres interesantes y agradables.

Sin duda haciéndote la tonta captarás la atención de todos pero de forma negativa. No te ves sexy ante los ojos de ningún chico, cuando finges no comprender de lo que te hablan.

No te rebajes para permanecer con un hombre que no valora tus conocimientos, ¡no vale la pena!

8. Eres malvada

Así como hay “hombres malos”, existen mujeres que disfrutan portarse mal con sus parejas. Estas son de las que los enamoran y luego los dejan, sin darles la oportunidad de reaccionar.

Un amigo mantuvo una relación con una chica así y hasta llegó a casarse con ella. Durante dos años él intentó ser el esposo perfecto, pero los planes de ella giraban en otra dirección.

Salía a fiestas, no rendía cuentas, acabó por engañarlo y quitarle todo el dinero que tenía y al final terminó por pedirle el divorcio.

¡Él quedó traumatizado! Si eres una chica mala, o sencillamente no disfrutas del compromiso, no busques relaciones formales porque el rumor se esparcirá y ninguno va a querer estar a tu lado.

9. Tienes gustos costosos

Solo piensas en función de marcas, modas y últimas tendencias, en resumen eres “superficial” aunque te cueste admitirlo.

Aunque tienes derecho a tener tus gustos, exigir siempre que consientan tus caprichos superfluos y excesivos llevará al límite cualquier posible relación que intentes entablar.

En un principio puede que alguno que otro hombre acceda a ello, pero jamás conseguirás tener una relación de verdad. Hay demasiadas mujeres afuera que son más sencillas y lindas, que quieren una relación formal sin interés económico.

No estás en el derecho de exigirle a otros que te obsequien cosas costosas. Mejor trabaja, ahorra y disfruta por el resultado de tus esfuerzos.

10. Eres indecisa

Por más que los chicos con los que te encuentras te tratan bien, te sientes insegura respecto a estar con el “correcto”.

Tu pensamiento gira en que hay demasiadas opciones como para quedarse en una sola relación tan fácilmente. ¡Los hombres lo notan! Por ello probablemente eviten estar contigo, porque saben que no los valorarás lo suficiente.

11. No controlas tu carácter

Ante un disgusto armas un berrinche sin igual, pasando de ser amistosa a todo un monstruo que grita y lanza cosas.

Iniciar peleas constantemente, bien sea porque necesitas imponer tus ideas, o porque te es gratificante humillar a otros, es característico de las personas déspotas. Una característica muy poco deseable para los hombres, mujeres, para todo el mundo, básicamente.

Puedes plantear tus pensamientos sin caer en agresiones físicas o verbales, que tan solo arruinan tu imagen y relaciones.

12. Estás muy deprimida

Si estás en un momento emocional difícil en tu vida, te sientes melancólica, continuamente ves el lado negativo de las cosas, lloras, lamentas las cosas malas de tus relaciones previas, es lógico que ningún hombre se sienta atraído a mantener una relación contigo.

No estás en tu mejor momento para compartir experiencias con nadie, es recomendable que superes tus duelos personales, e incluso no estaría mal que acudas a terapia con un profesional para que te ayude a mejorar tu autoestima, antes de pretender que un chico se te acerque nuevamente.

Lee nuestra guía sobre las 10 razones científicas por las que te sientes triste

13. Eres demasiado hogareña

¿Se te hace difícil socializar porque creciste en una familia estricta en la que no podías interactuar con chicos?

Es natural que tengas pocas habilidades para mostrarte como una mujer sexy, y que tampoco sepas qué palabras exactas utilizar para coquetear.

Ser demasiado hogareña es adorable, pues seguramente te aprecian por tus cualidades y tu imagen es la de una mujer con valores, respetuosa, y tranquila. pero hasta que no aprendas a seducir y dejarte seducir, será difícil que encuentres pareja.

14. Nunca tienes tiempo

Tienes demasiadas ocupaciones, te la pasas ansiosa y normalmente cancelas citas porque debes estudiar o trabajar. ¡Nunca tienes tiempo para ti ni para nadie!

Es muy difícil que un chico permanezca a tu lado porque no sabes atenderlo, ni tienes mucho tiempo para prestarle atención.

Recuerda que una relación amerita espacio y tiempo para que pueda florecer.

15. Tus expectativas son inalcanzables

Has pasado tu vida ilusionada con la idea de conseguir a un hombre elegante, caballeroso, con posibilidades económicas, que te cuide, atienda, te lleve a viajar por el mundo, y esté dispuesto a estar a tu lado siempre.

Pero el problema principal está en que debe parecerse a tu actor favorito, además debe colaborar en misiones humanitarias y de ser posible ser médico o abogado de profesión.

¡Mientras más altas sean tus expectativas, más tiempo estarás sola! No conseguirás un hombre que cumpla con todos y cada uno de tus requisitos.

Así que valora más los sentimientos de los chicos que se te acercan, en lugar del físico o el dinero. Son seres humanos, ninguno será perfecto, lo importante es que puedan compartir y disfrutar de su tiempo juntos.

16. Tienes dudas por el pasado

¿Te ha ido mal en el pasado, y no has conseguido superar la mala experiencia?

Quizás tienes miedo, dudas y algo de rencor. No deseas que te vuelvan a lastimar, por ello estás a la defensiva cuando un hombre se te acerca. Esa sensación la proyectas a tu alrededor y, sin darte cuenta, levantas una pared ante quienes intenten acercarse a ti.

Nadie desea que lo recriminen por los pecados de otros, es decir, no es justo que reclames a tu nueva pareja por errores de la anterior. Debes superarlo tu misma, no esperes que venga un nuevo chico a convencerte de que es distinto, amable y especial.

17. Eres inflexible

Esta es otra causa que genera problemas para establecerse en una relación de pareja estable: ¡eres demasiado inflexible!

Si se hace un plan y no se cumple a cabalidad te disgustas, no logras congeniar con personas que se suman de pronto a tu grupo y lo peor es que no disimulas al respecto.

Ser intolerante es incómodo para quienes te rodean, y por mucho que un chico desee conocerte y estar contigo, se sentirá igualmente incómodo con tus actitudes hostiles ante el mínimo cambio que ocurra a último momento luego de haber planificado citas o paseos.

¡Acabará cansándose!

18. Caes demasiado fácil

Eres demasiado complaciente, sin importar cuántas veces tus parejas te hayan maltratado emocionalmente o se burlaran de ti, e incluso si fueran poco complacientes y afectuosos. ¡Tú siempre regresabas!

¡Valórate un poco! ¿De qué te ha servido perdonarlos una y otra vez?

Tu problema es que no tienes claro el concepto de amor propio y hasta que lo desarrolles te costará hacerte respetar y valer. Los demás te verán como la mujer con la que pueden jugar y de la que se aprovecharán.

19. Te vas a los extremos

Estás empezando en una nueva relación y ya sueñas con el día de tu boda, la casa perfecta, los hijos que tendrás, el lugar dónde estudiarán, los viajes que efectuarás en cada aniversario. Todo sin que hayan tenido tiempo de enamorarse siquiera.

¡Esa actitud asusta! Te vas demasiado pronto a los extremos sin saber si realmente son sus planes. Es por ello que los chicos te dejan demasiado pronto, sin querer los espantas al imponer compromisos acelerados.

20. Tienes demasiada experiencia

Es contraproducente que divulgues la cantidad de hombres con los que has estado. Nadie tiene derecho a hacerte sentir mal por haber tenido muchas parejas, pero tampoco es problema de cada hombre que entra a tu vida conocer toda tu historia.

Tu vida íntima y sus detalles son algo privado que a ningún hombre le interesa que narres. Tampoco te gustará saber que estás con alguien que tiene más experiencias sexuales que de vida.

La discreción es una virtud muchas veces subestimada. Aprende a decir solo lo que hace falta.

En conclusión

Cuando consigues comprender qué comportamientos te perjudican amorosamente también entenderás cómo mejorar esas conductas para disfrutar de una relación de pareja adecuada para ti.

Esperamos que hayas disfrutado este artículo. No dudes en compartirlo en tus redes sociales para ayudar a tus amigas. Si tienes alguna duda o recomendación que te haya funcionado, déjala en nuestra caja de comentarios. Estaremos atentas a leerlas.

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 Razones Por Las Que Nunca Has Tenido Novia Y Como Evitarlas

Los 35 Mejores Cortes De Pelo Para Hombre