in

14 razones por las que nunca has tenido novia y como evitarlas

Tener una relación de pareja estable no es sencillo, especialmente cuando estás en la primera fase de enamoramiento, en la que a lo mejor has tenido un par de citas pero todavía no se concreta la relación de forma definitiva.

14 Razones De Por Que Nunca Has Tenido Novia Y Como Evitar Esos Comportamientos

Ese es el momento crucial para consolidar a la pareja y, aunque no lo creas, son muchos los hombres que no saben cómo dar ese importante paso y por eso cometen errores similares que dinamitan sus esfuerzos.

Uno de mis amigos es de esos hombres que fracasan en el amor. No importa lo que haga -o lo que cambie- pareciera que ninguno de sus intentos da frutos.

«Las trato bien, las llevo a lugares costosos, intento complacerlas en todo,  intercambiamos contactos y nos escribimos por meses. ¡Luego me dejan cuando deseo formalizar la relación! No sé si es mala suerte, o si solo me usan, pero la historia siempre termina igual. Luego las veo con mis amigos o con patanes», cuenta.

Su historia no es única, así que si te identificaste con ella sigue leyendo porque te traemos las 14 principales razones por las que a muchos hombres les cuesta concretar una relación. ¿La buena noticia? Al conocerlas podrás entender tus fallas y corregirlas para encontrar pronto esa pareja que deseas.

1. Das por hecho que no atraes a las chicas

Tu principal enemigo eres tú mismo. Si constantemente asumes a priori que ninguna mujer te considerará atractivo, eso es lo que va a ocurrir. Sin darte cuenta creas una atmósfera negativa a tu alrededor y minas tu propia confianza, acabando con cualquier oportunidad de sentirte seguro y atreverte a hablar a la chica que te gusta.

Al pensar de esa forma negativa, tu mente se enfocará en cerrar tus posibilidades de triunfo mucho antes de haber dado el primer paso.

Y en el caso de que fuese una mujer la que decidiera acercarse, tu falta de autoestima se expresa con apatía y falta de seguridad. Probablemente pensará que no te atrae suficiente o perderá interés al notar que no crees en ti mismo.

A nadie le gusta que lo rechacen, eso es normal, pero no puedes permitir que ese miedo te impida acercarte a la mujer que te atrae. Seguramente ya has atraído a otras mujeres y por no actuar a tiempo perdiste la oportunidad de una verdadera relación.

Y si ya estás saliendo con una chica y sientes dudas, no tengas miedo a conversar de forma honesta con ella. Esta jugada es más inteligente que andar sospechando cosas que tal vez nunca han pasado por su cabeza.

Recuerda que primero tienes que valorarte tu. Si no te quieres a ti mismo, ¿cómo esperas que otras lo hagan?

Lee nuestra guía sobre cómo tener novia si eres feo y tímido: Así es como lo tienes que hacer

2. No has encontrado a la chica adecuada

Esta es probablemente la tazón más simple: no has tenido novia, porque todavía no te has cruzado con la mujer que te mueve el piso. Eso es normal.

No te sientas frustrado si aún no has conseguido a la mujer de tus sueños. El amor no siempre es algo sencillo de encontrar. Mientras tanto, puedes ver como buenas experiencias de aprendizaje las relaciones -cortas o largas- que hayas podido tener.

Si de algo sirve estar soltero y tener varias parejas, es poder reconocer cuáles son las cualidades que quieres y valoras en una mujer, lo que es muy importante para encontrar una relación armónica con una persona que vaya de la mano con tus valores, planes a futuro y metas de vida.

Pero el destino no puede fabricarse. En todo caso, y mientras encuentras a esa persona adecuada, tal vez las preguntas más lógicas que deberías hacerte son: ¿Estoy buscando novias en los lugares correctos?, ¿qué aspiro de una relación de pareja?

Conocer nuevas personas es siempre importante. Mantén una vida social activa, únete a grupos deportivos, asiste a clases e intenta nuevas actividades. No solo te ayudan a cultivarte como persona, sino que son excelentes oportunidades para conocer nuevas personas.

Aún así, si no quieres o te cuesta contactar en persona, no tienes excusa. Las redes sociales y apps de citas son una buena ventana para conocer gente y entablar conversaciones sin la presión de hablar cara a cara.

3. Demuestras que te falta confianza en ti mismo

Quizás el hecho de no haber tenido novia te hace sentir avergonzado o acomplejado porque tienes menor experiencia en relaciones, y quizás creas que eso le importa a las chicas cuando las invitas a salir.

Lo cierto es que las mujeres sí valoran la experiencia, pero más que eso, les importa la actitud. Puede que tu problema radique justamente en que no confías en ti y por eso proyectas una imagen poco atractiva.

Es normal que sientas miedo a exponerte o te sientas vulnerable, pero debes aprender a controlarlo. Parte de la confianza radica en poder proyectarte más allá de tus dudas.

Básicamente todo se trata de actitud y  tu lenguaje corporal: respira profundo, párate derecho, saca el pecho, sube tu rostro y habla de frente con las chicas. Aún si estás temblando por dentro, demuestra toda la confianza del mundo ante los demás.

Con el tiempo notarás que actuar como una persona segura te ayudará a internalizar esa seguridad.

Lee nuestra guía sobre como seducir a las chicas: demuestra confianza

4. Sigues aferrado a tus intentos fallidos

Una cosa es que te hayan hecho sufrir por amor y otra es que te cierres a la posibilidad de intentar de nuevo para encontrar la pareja estable que deseas.

El pasado sirve para aprender las lecciones y evitar repetir los errores cometidos, pero una vez que lo hagas debes seguir adelante. La vida es muy corta para quedarse anclado en lo que ya pasó.

Un sabio refrán dice que “A veces se pierde, y a veces se aprende”, de ti depende que sea mayor el aprendizaje.

Utiliza tus recuerdos para analizar mejor qué ha ocurrido en tus intentos fallidos, en qué se parecían esas mujeres y en qué momento comenzaron a perder interés por ti. Eso te dará un buen panorama para evaluar tu comportamiento y qué cosas evitar para no ahuyentar a próximas citas.

Una cosa sí es segura: evita hablar con cualquier cita nueva sobre ese pasado y relaciones fallidas. Si todavía recién comienzan a salir y no tienen suficiente confianza, no es necesario que le plantees todo el sufrimiento o dolor que has pasado.

Evita detalles que te coloquen en evidencia. De ninguna manera se trata de mentir , es solo que estos son detalles que no vienen al caso, por lo menos no en ese momento inicial de una relación.

5. Se burlan de ti

Parte importante de la confianza y el autoestima requeridos para atraer mujeres es el grupo de personas que te rodean.

Si tus amigos constantemente te presionan o se burlan por tu falta de pareja, es más que comprensible que ese tema te cause vergüenza e inseguridad.

Las dinámicas de los grupos de amigos suelen incluir siempre a uno del que todos se burlan o, sencillamente, con el que hacen más bromas. No quiere decir que no te quieran, pero sí que en su relación de amistad hay una asimetría.

Es momento de empezar a pensar si de verdad es la clase de amistad que quieres en tu vida y si quieres mantenerte como parte de los seguidores del grupo en lugar de los líderes.

Los líderes siempre suelen ser más atractivos para las mujeres, a diferencia del «payaso» del grupo.

Es posible que debas cambiar la dinámica de tu grupo o buscar otro en el que no seas siempre blanco de burlas, porque eso definitivamente afecta la forma en que te ven las mujeres.

Tus amigos, conscientes o no, pueden estar arruinando tu chance de encontrar una pareja estable, así que debes ver de forma objetiva la situación.

Recuerda que reinventarte siempre es una opción. Puedes salir por tu cuenta, con otros grupos de amigos menos intimidantes y más discretos que no afecten tu autoestima o, al menos, no disminuyan tu confianza en los momentos en que más la necesitas.

6. Te has dejado llevar por los demás

Retomando un poco la información del punto anterior: si fuiste o eres parte de un grupo en el que no lideras, es posible que te hayas acostumbrado a dejar que otros decidan por ti para evitar malos entendidos.

Quizás prefieres pasar desapercibido y por eso muchas veces aceptas hacer cosas o salir a lugares que no te gustan con tal de cumplir con el grupo. Terminas actuando como quieren otros, los líderes del grupo.

Esto puede ser tu manera de evitar discusiones, pero proyecta más bien una imagen de falta de criterio y hasta baja autoestima.  Cuando le das la razón a todos, sin expresar tu propia opinión, lo que demuestras es falta de personalidad.

Si complaces a una chica en todo, al principio te creerá tierno pero después se aburrirá de estar con alguien que no tiene el poder para expresar una opinión y tomar el control sobre una situación.

Por contradictorio que parezca, toda relación amerita confrontación, así que de ahora en adelante aprende a decir que no de vez en cuando. Puede que ella se moleste brevemente, pero comprenderá que no eres un hombre fácil de convencer y manejar como marioneta.

Y por otro lado, aumentará el respeto entre ambos, y la mantendrás interesada en tu personalidad.

7. Eres engreído

Este tipo de hombres es todo lo opuesto al chico “seguidor”. Se trata de hombres excesivamente confiados en sí mismos y que se creen con derecho de imponer sus opiniones, gustos e intereses.

A pesar que las mujeres prefieren a los hombres arriesgados, y dominantes. Si encajas en el grupo de «engreídos»,has sobrepasado la confianza.

Las mujeres necesitan su espacio, ser atendidas y sobre todo respetadas. Cuando sienten que la persona con la que salen no las valora lo suficiente, pierden el interés.

Al principio te creerán muy atractivo, pero luego les parecerás insolente y detestable y volverás a estar solo, como al principio. Es bueno que conozcas tu valor, pero no por ello debes actuar irrespetuosamente.

8. Solo te ven como un amigo

Te narraré dos historias y tú reconocerás con cuál te sientes identificado:

a) Matías lleva años enamorados de Natalia, pero ella es la chica más guapa e increíble del lugar y él duda que le preste atención.

Sus novios son del tipo atlético, divertidos y siempre está rodeada de muchos amigos.

Ellos la suelen llevar a fiestas, y lugares muy costosos, además le hacen obsequios increíbles.

Pero Matías ha notado que todos en esencia son interesados que se aprovechan de ella y la abandonan al poco tiempo.

Él siempre ha estado ahí, ante sus ojos, pero Natalia solo lo abraza cuando necesita consuelo tras una ruptura y lo olvida cuando ha entrado en una nueva relación.

b) Todas las mujeres con las que compartes te han expresado lo adorable que eres, te dicen que serías “el novio perfecto”, pero ninguna ha demostrado que le gustas o te ha dado una oportunidad como pareja.

¿En qué se parecen ambos ejemplos? En el mismo problema: las mujeres solo te ven como un amigo y, cuando eso ocurre, es muy difícil lograr la transición a que te vean nuevamente como posible pareja.

Lamentablemente te has dejado etiquetar en la actitud de ser el chico bueno que las consuela, orienta y que ofrece su hombro para que sientan que no están solas.

No te culpamos por ser sensible, a nadie le gusta ver llorar a una mujer y menos cuando le tienes aprecio, pero si no quieres ser solo un amigo debes dejarlo claro para todos.

Trátala con cariño e interés, escúchala si quiere hablar contigo, pero mantén siempre tus intenciones claras. No dejes de coquetearle, no permitas que deje de verte como un hombre que quiere una relación.

9. Tienes un look muy cándido o aburrido

El principal objetivo de la moda es expresar tu personalidad. Así que si vistes de forma aburrida, como un abuelo o con colores poco atractivos, esa es la imagen sobre ti que proyectarás a los demás.

Definir un estilo personal, peinarse adecuadamente, afeitarse el rostro y cuidar apariencia es vital para que alguien sienta deseos de acercarse. Aunque la belleza física no es lo único importante, sí tiene su valor y es además la primera impresión que das ate los demás.

Si tu aspecto apunta a ser el chico “demasiado bueno”, con el cabello engomado, grandes lentes y total timidez, esto es equivalente a gritarle al mundo: “¡Nunca he estado con una mujer!”

Evita las ropas con tallas que son inferiores o más grandes que la tuya, así como los atuendos con tonos llamativos o estilos pasados de moda.

Cuida especialmente los zapatos que usas. Aunque te parezca extraño, muchas mujeres se fijan en el calzado apenas conocen a un hombre

10. Te aburres de ellas fácilmente

Consigues una cita y la chica es encantadora, pero luego de un par de salidas sientes que ya estás aburrido de sus chistes, modales y hasta de cómo luce.

Es probable que te cueste conformarte con una sola mujer y sientas que puede haber otra mejor esperando por ti.

Si tus expectativas son demasiado altas, puede que jamás encuentres pareja. No hablamos de que te conformes con una persona que no te guste tanto, pero sí deberías evaluar lo que buscas en una mujer y te preguntes qué es lo que te impide mantener el interés por más tiempo.

Si a propósito descuidas tus relaciones para que te abandonen o eliges salidas con mujeres que no tienen nada en común contigo, a lo mejor el problema está en que tienes miedo al compromiso, que estás huyendo de los sentimientos o que estás tan confundido que ni tú mismo sabes qué quieres en una pareja.

11. Eres demasiado insistente

Volvamos a los ejemplos: Supongamos que Elías es un hombre atractivo y amable, pero las chicas con las que ha salido hasta ahora llegan al punto de los intercambios de mensajes de textos y después de algunas citas, deciden dejar de salir con él.

En principio, quizás él sentí que se esmeraba en atenderlas y mostrar su interés.

Alguien le habrá dicho que a las mujeres les gusta eso. Y sí, les gusta, pero con moderación. ¿Has escuchado alguna vez que nada es bueno en exceso? Eso aplica también para el interés.

Resulta que Elías tenía la costumbre de escribir cada mañana a las chicas frases cursis como “¡Espero que mi ángel especial tenga un excelente día!», «sin ti cada mañana pierde su brillo», «cuento las horas del día para ver tus ojos mirando los míos”.

Después, en las tardes continuaba con su retahíla interminable de poemas y en la noche añadía: “Desearía ser la almohada bajo tu cabeza, Eespero aparecer en tus sueños”.

Quizás pensaba que era romántico, que era dulce, pero realmente cuando estás apenas conociendo a esa mujer, esas actitudes hacen sentir asfixiada a la otra pareja.

Especialmente cuando los mensajes románticos pasan a ser de insistencia constante, pidiendo explicaciones y respuestas a cada mensaje de forma instantánea.

¡Ella tiene una vida! Trabaja, estudia, come y duerme. Esos aspectos de su vida deben ser importantes también para ti, no la acoses y respeta su espacio.

Ninguna mujer se siente atraída a un hombre desesperado, sin vida propia y que se hace dependiente de otra persona para vivir. Especialmente si ni siquiera so novios formales aún.

Demostrar interés no significa meterte de lleno en su buzón de mensajes, sino enviarle saludos de vez en cuando, preguntarle cómo fue su día e invitarla a salir un par de veces. No se trata de estar todo el tiempo hablando con ella, sino hacerlo en un tiempo corto pero de calidad.

12. Te declaras demasiado pronto

Supongamos que has salido con una chica contigo varias veces y en cada cita las cosas se han dado de forma natural. Ustedes pasean, se divierten, conversan, bailan y luego se despiden hasta la siguiente oportunidad. No la pasan mal, pero ella no ha demostrado interés claro en una relación formal.

Eso sí, existe una conexión entre ambos, porque de lo contrario ella no seguiría animándote a invitarla.

Entonces tú, en una jugada que crees correcta, la llevas a comer en un sitio caro, romántico, con velas, flores, un conjunto con violines de fondo. Hasta aquí todo va perfecto.

Armas la cita del siglo y te animas a declararle todo tu amor. Cuando solo han salido un par de veces. Todavía no se conocen bien y ni siquiera han hablado de una posible relación amorosa formal.

Esta es probablemente una de las principales formas de hacer huir a alguien: adelantarte a declarar un amor que ni tiempo ha tenido de florecer.

¿Cuál crees que podría ser su reacción?

Es posible que llore, pero no de alegría sino de terror. Ha salido apenas unas cinco veces con alguien a quien todavía no conoce bien y ya la están imaginando con delantal y un biberón criando a los hijos que ni se ha planteado tener.

También podría suceder que se ría y te diga que estás loco, que apenas se conocen, y se burle delante de todos los comensales.

Otra reacción posible es que quede muda, salga corriendo o, en el peor de los casos, su cara sea de completo desagrado.  Después de esto te aseguro que no volverás a saber de ella en un largo tiempo.

El consejo es sencillo: toma las cosas con calma, ¡un paso a la vez! Si actúas desde la desesperación, solo confusión atraerás y te crearás falsas expectativas de un amor que todavía no existe.

Piénsalo de forma objetiva. Si todavía no se conocen bien, realmente no puedes estar enamorado aún. Es probable que te atraiga y te caiga muy bien, pero el amor requiere muchas más cosas para nacer.

Sí, es posible que ella llegue a ser el amor de tu vida, pero esto lo descubrirán entre ambos con el tiempo juntos y muchas, y muy variadas, situaciones de convivencia.

Si te apresuras, ¡la sofocarás! Igual te sentirías si estuvieras en su lugar.

13. Luces muy disponible o desesperado

Como a los hombres, a las mujeres les gustan los retos. Si siempre estás disponible para ella, si la invitas todo el tiempo a salir y te adaptas a su tiempo, mueves cielo y tierra para poder verla, pero no ves el mismo esfuerzo de su parte, entonces eres un hombre desesperado.

Nada aleja más a las mujeres que el olor a desesperación.

¿Cómo saber si tienes ese aroma? Mira estos ejemplos y evalúa si cumples con alguno de ellos:

a. Haces de las mujeres el centro de tu vida

Piensas en ellas en todo momento y en lo infeliz que te sientes por ser soltero. Toda tu vida gira alrededor de la idea de conseguir novia.

b. Envidias a tus amigos

El sentimiento de la envidia es como un veneno que se apodera y carcome cada pensamiento. Si le das cabida, cuando menos lo esperes estarás deseando que los abandonen y hasta te alegrarás ante las dificultades que puedan estar atravesando tus amigos.

c. Acudes a las citas con muchas expectativas

La desesperación es la principal causa de este problema, porque sientes que si fallas en una cita, no llegas con absoluta puntualidad o no logras deslumbrar a la chica, perderás cualquier oportunidad para invitarla nuevamente.

Esto te pone mucha más presión y por eso te desvives en aceptar todo lo que ella diga, para evitar perder una oportunidad.

De vez en cuando es bueno hacer que esperen por ti, esperar que ella se esfuerce y proponga planes de salidas. Una buena relación debe tener un 50/50 de interés y esfuerzo. Si siempre das todo de tu parte aunque ella no lo haga, le das demasiado poder para decidir hacia dónde van las cosas.

d. Ya no recuerdas ni cómo besar

Puede sonar algo raro, pero es un pensamiento que perturba a los chicos cuando llevan demasiado tiempo sin alguien como pareja. Es normal que comiencen las dudas sobre su capacidad, habilidad y performance sexual.

Cuestionarse sobre qué tan bien besas, si eres complaciente en la intimidad, es algo que le “come” los sesos  cualquiera con problemas de autoestima.

En lugar de enfocarte en esos miedos, canaliza tu preocupación en demostrar tu interés y darle una buena conversación a la chica. Mientras más alimentes las dudas, más difícil te será mantener la atención en la cita. Te mostrarás distraído y más inseguro aún. Y a nadie le gusta una persona sin confianza.

Besar es como montar bicicleta: no se olvida.

e. La llenas de presentes

Cuando apenas conoces a una mujer y la llenas de obsequios, ella no lo asume como un gesto de cortesía necesariamente.

Puede que lo tome de dos formas distintas, por un lado pensará que es una manera de comprarla o fanfarronear sobre tu dinero.

Por el otro, puede que sienta que vales menos que ella y por eso intentas convencerla de estar contigo a punta de regalos.

Existen mujeres (con las que no querrás toparte) a las que les fascinará que las llenes de presentes, pero en este caso, no son tus sentimientos lo que estarán corriendo peligro, sino tus finanzas.

Las chicas de este tipo se dejan “seducir por ti” para luego aprovecharse de todos los beneficios que representas en su vida. Luego de esto, cuando ya no pueda obtener nada más, prepárate para un abrupto abandono.

Estas mujeres no aprecian los sentimientos, sino el dinero. El amor de verdad se da desinteresadamente, así que no te dejes arrastrar por tu desesperación, no tienes por qué comprar a nadie ni gastar tu dinero para lograr una cita.

f. Te angustias si no responde pronto

Las mujeres tienen una vida. No entres en zozobra pensando que no quiere verte solo porque demoró en responderte, o porque ignoró el mensaje. Tal vez no tuvo tiempo de contestar, estaba conduciendo, estudiando, su jefe le llamó la atención, o estaba durmiendo.

Existen cientos de explicaciones posibles, y a menos que seas como el chico acosador del ejemplo que te comentamos anteriormente, ella seguro debe tener muchas razones para querer verte de nuevo. Trata de mantener ese interés controlándote para no mostrarte tan necesitado.

g. Usas las expresiones incorrectas

No debes irte a los extremos. Ni ser un completo grosero que la ignora, ni caer todo el tiempo en expresiones como: «te extraño»,»te necesito», «me haces mucha falta».

Existen frases menos desesperadas, por ejemplo: “Sabes que estaba conduciendo por la autopista, pasé frente a un anuncio y la chica de la publicidad me hizo recordarte”.

Con esto le expresas que pensaste en ella, porque la extrañabas de cierta forma, y planteas un buen tema para iniciar una conversación. Todo es cuestión de reinventar tus palabras y conseguir conversación sin necesidad de mostrar tu despesperación.

h. Te desmoronas ante sus ojos

A nadie le gusta salir con personas que se colocan en situación de minusvalía emocional para poder chantajear de alguna manera al otro y así retenerlo a su lado.

Cuando tomas actitudes de este tipo, demuestras inmadurez. Cada quien tiene el derecho de retirarse cuando siente que no está a gusto con alguien más, chantajearlos emocionalmente no es justo.

Una amiga estuvo saliendo por más de cuatro meses con uno de sus compañeros de clase, parecían la pareja perfecta, hasta que un día ella le propuso ser “solamente amigos”. Eso lo ofuscó, empezó a llorar como un niño, luego se le arrodilló y le suplico aferrándose a su cintura que no lo hiciera.

Y no conforme con lo anterior, al notar que mi amiga no accedía a sus peticiones, optó por sugerir que atentaría contra sí mismo, pues su vida sin ella “no valía nada”.

¿Qué otra cosa podía suceder? Lo más saludable para ambos:¡ella no solo lo dejó, sino que jamás lo volvió a tratar. Después de esta situación, la imagen que él había creado ante sus amistades dio un vuelco total y todas las mujeres de su entorno dieron un paso atrás.

Claramente él no estaba en condiciones de llevar una relación, más bien le urgía era una terapia psicológica.

i. La persigues

No es tu obligación llevarla al trabajo, buscarla a la salida, ni llamarla para preguntarle a dónde más debe asistir. Ustedes apenas se están conociendo, puede pensar que la quieres supervisar para que no vea a nadie más.

j. Te apegas emocionalmente

Actúas como si solo te importaran sus problemas. Pasaste de ser generoso o interesado en su vida a convertirte en todo un mártir que vive y respira únicamente para que la chica sea feliz. Con una actitud así la vas a asustar. Tú también debes tener tu propia vida y tus intereses. Nadie quiere estar con una persona dependiente.

Lucir muy disponible o desesperado es contraproducente cuando de conseguir pareja se trata, pues la clave de una relación de verdad es mantener un sano equilibrio y compromiso con alguien que se valora y es firme, pero no irrespetuoso, cuando es necesario.

Al estar calmado ante una mujer, te vuelves atractivo y te conviertes en su desafío.

14. Solo te preocupas por el sexo

Si tu concepto de relación es más cercano al sexo que a la compañía y apoyo, lo más probable es que te cueste tener novia porque no tienes idea de cómo superar la etapa del sexo desinteresado a una más estable emocionalmente.Las mujeres notan cuando salen con un «don Juan» cuyo único interés pareciera ser el sexo.

Para tener una novia es importante la intimidad, claro que sí, pero hace falta mucho más. Cariño, dulzura, interés, conversaciones interesantes, sentimientos, preocupación por ella, por sus metas. Si solo te empeñas en la parte sexual de la pareja, pero no en conocerlas como personas, es seguro que las mujeres huirán de tu lado.

Aunque la naturaleza masculina es en teoría mucho más sexual, y muy a pesar del hecho que podría resultar normal que ella también lo desee, cuando tus conversaciones se desvían únicamente a la intimidad, ellas se cansan de escucharte. No todo en la vida -ni en la pareja- se define bajo las sábanas.

Es por esto que quizás la mayoría de las chicas que han salido contigo prefieren irse con hombres que aunque en el fondo tengan el mismo propósito que tú, al menos las respetan lo suficiente como para expresar su interés y conocerlas más allá de la cama.

Si buscas “novia” deberás lidiar con mucho más que sexo, tendrás que ocuparte de sus problemas, ser afectuoso, constante, dedicado.

En conclusión

A veces no tendrás más opciones que aplicar un poco de indiferencia y, aunque parezca contradictorio, dejar de buscar pareja para poder encontrarla, porque cuando te enfocas demasiado en lo que no tienes lo ahuyentas de tu vida.

Estar soltero tiene sus ventajas. Mientras llega una mujer con la que te sientas a gusto, enfócate en mejorar como ser humano. Cuida tu salud y tu aspecto, practica algún deporte y comienza nuevas actividades en las que puedas brindarle ayuda a quienes más lo necesitan.

Siempre mantente fiel a ti mismo- Notarás que justo cuando estés en equilibrio contigo, queriéndote y aceptándote tal cual eres, surgirán muchas citas y aparecerá la chica ideal.

Algunos lo llaman efecto halo: consiste en una vibración imperceptible a la vista, pero que de alguna manera sí consiguen notar quienes están en tu misma frecuencia. Básicamente, si proyectas una imagen positiva, positivas serán las cosas que atraigas a tu vida.

Si te gustó este artículo, recomiéndalo a tus amigos y compártelo.

También será un placer responder tus dudas y comentarios. También queremos conocer tus anécdotas y experiencias. ¿Tienes tips para atraer mujeres? ¡Cuéntanos qué es lo que te ha funcionado!

Ver También:

Escrito por: Genesis Naveda

Apasionada por la comunicación, la interacción con el público y los nuevos retos. Interesada en el constante crecimiento personal y desarrollo profesional. Linkedin

7 Comments

Leave a Reply
  1. Perfección perfección perfección y mas perfección, eso es lo que buscan las mujeres, un tipo de 1.90 de altura, musculo con barba y súper popular.

  2. Naciste a sí, las estadísticas están en tu contra no eres lo que buscan la mayoría de mujeres, lo que está en la naturaleza. Tienes dos caminos o te vuelves más varonil en lo bueno y malo o te conformas con tu vida y pasas de ellas. Claro también está la opción de esperar hasta que tengas 80 años. Pero qué clase de vida es esa? Vive y disfruta tu forma de ser y tus gustos no vale la pena cambiar para ellas. Si no les gustan tímidos, amables, que no se andan emborrachando cada fin de semana. Pues pasa página busca otro objetivo.

    • X2 siempre he visto que las mujeres buscan es perfección y no se ven ellas misma. La idea de una pareja es crecer juntos, tener metas y objetivos, bueno así lo veo, nunca he tenido novia tampoco, pero ellas buscan es un tipo como Maluma, y pfff se dejan llevar por esos estereotipos.

  3. Yo añadiría a las razones por las cuales uno nunca ha tenido novia el acoso o bullying por ese motivo. En algunos países (como Venezuela por ejemplo) cuando un hombre nunca ha tenido pareja es prejuzgado como un «homosexual reprimido» (y en Venezuela ser homosexual es muy mal visto aunque no es un delito) poniéndose en duda su masculinidad u «hombría».

    • Cierto men, yo también soy de Vzla y es así, la tipa quieren es un Maluma o un cantante de reggaeton con dinero y cosas así, ella se creen perfectas y que son unas diosas, y resulta que son víboras venenosas y toxicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 consejos de como tener más confianza en uno mismo y seguridad en tu vida

20 razones por las que no tienes novio