in

18 Cosas Que Las Mujeres Piensan Que A Los Hombres Les Gustan (Pero Que En Realidad Odian)

Existen infinidad de mitos con respecto a las estrategias de seducción del otro sexo. Hombres y mujeres por igual crecen con estas creencias falsas y cuando las aplican para ligar terminan obteniendo resultados espantosos.

Hoy hablaremos de 18 cosas que las chicas suelen pensar que a los varones les gustan o les atraen, pero que ellos en realidad odian.

1. Jugar a hacerte la difícil

Ponerle un poco de expectativa y misterio al asunto del ligue está muy bien, y hacerlo con inteligencia te da muchas ventajas.

Pero eso es muy diferente de jugar abiertamente a “hacerte la difícil”. Eso solo te hace parecer desinteresada y pedante.

Lee también nuestra guía sobre cómo conquistar a una mujer difícil que te gusta

2. Hablar todo el tiempo

Una chica extrovertida y algo parlanchina le cae bien a todo el mundo.

Pero algunas mujeres piensan que llenar cada milímetro de la conversación es estrictamente necesario, por lo que no paran de hablar y jamás dejan espacio para que el otro se exprese.

3. Pretender que solucione todos tus problemas

Pedir ayuda de vez en cuando con tareas que hagan sentir a los hombres importantes es un gran detalle para su autoestima.

Pero ponerte mandona y exigirles que te cambien el aceite del carro o que arreglen tu fontanería es otra cosa, y la mayoría de los chicos lo odia.

4. Siempre esperar que ellos tomen la iniciativa

Aunque no lo hagas de forma directa y evidente, para que aun él se anime a tomar la iniciativa romántica o sexual contigo, tienes que mandarle, aunque sea, pequeñas señales de esperanza.

Si te comportas con absoluta indiferencia o desdén, no pensará que estás tratando de llamar su atención haciéndote la difícil, sino que efectivamente no te interesa, y seguramente llevará su atención a otro sitio.

Lee también nuestra guía sobre TOP 6 indirectas para obtener la atención del chico que te gusta

5. Usar toneladas de maquillaje

A todos les gustan las mujeres que se arreglan y que cuidan su apariencia. Pero usar cantidades excesivas de maquillaje proyecta la impresión de que estás buscando parecer alguien que realmente no eres.

Está demostrado que el tipo de maquillaje que sin duda atrae a los hombres es algo muy sutil que solamente realce tus atributos naturales y tus rasgos más favorecedores, no una máscara pesada que te haga ver como otra persona.

También considera que hay momentos para todo. Si siempre te maquillas como si fueras a un evento de gala, es probable que cuando realmente quieras impresionar, no lo logres.

Además, una barrera de maquillaje y gloss entre tú y el chico que te gusta probablemente va a disuadirlo de intentar un primer beso.

Lee también nuestra guía sobre lo que le gusta a los hombres de las mujeres físicamente

6. Pensar que tus defectos te hacen especial e interesante

Una cosa es amarte tal y como eres, y la otra es andar por la vida pretendiendo que defectos como la negligencia, la intolerancia o la impulsividad se conviertan en atributos atractivos.

La imagen de la chica conflictiva, agresiva y bipolar que nos vendieron en los noventas realmente no les gusta.

La rebeldía y la audacia pueden ser muy atractivas cuando son genuinas, pero no las confundas con una incapacidad de controlar tus impulsos ni con comportamientos inmaduros.

7. Hacerles cosquillas

Puede parecer una nimiedad, pero a ningún hombre le gustan las cosquillas como parte del proceso de ligue.

Quizá si ya tienes una relación con tu novio las cosquillas se vuelvan una forma mutua de demostrar afecto. Pero antes de eso son molestas a secas.

8. Pretender que te gustan sus pasatiempos

O peor aún, pretender que eres una experta en asuntos que un día antes ni conocías ni te interesaban.

Acercarte a los gustos de alguien que te llama la atención es una gran forma de abrir conversación, crear lazos y demostrar compromiso.

Pero eso es muy distinto a fingir que el fútbol americano o una banda en particular de rock pesado te causan el mismo fanatismo.

Además de que la mayoría de las veces se siente falso, si logras hacerlo creer que compartes pasatiempos que en realidad no te gustan, es probable que termines perdiendo mucho tiempo acompañándolo a dichas actividades.

Y además con la obligación de poner buena cara. Simplemente no vale la pena.

9. Robar su sueter o su sudadera

Por alguna razón, a las mujeres les parece el culmen de la ternura tener una sudadera o una chamarra del chico que les gusta.

Pero por mucho que se muestren amables y nos dejen “robarlas”, en el fondo no les encanta que asaltemos su guardarropa.

Además, a ti seguramente se te ve bien una sudadera suya, pero el se vería algo ridículo con una tuya, así que no es algo recíproco. ¿O te gustaría que él se quedara con tu blusa favorita?

10. Cejas depiladas, tatuadas o exageradas

De vez en cuando algunas tendencias francamente aberrantes se ponen de moda.

Una de las que más odian los hombres es la de las cejas exageradas en todas sus modalidades.Ya sea demasiado marcadas, extremadamente delgadas o tatuadas.

Se ven antinaturales y lo último que expresan es sensualidad. Más bien pésimo gusto.

11. No decir lo qué quieres en realidad

A los hombres no les encanta vivir en una adivinanza constante de lo que quieres para cenar, de qué película te gustaría ver y mucho menos de lo que te gusta en la cama.

Una cosa es dejar que se esfuerce un poco durante la etapa inicial del cortejo, y otra muy distinta es pretender que lo averigüe todo por su cuenta.

Su quieres algo en particular, dilo. Eso facilitará mucho la comunicación. No tengas miedo, ellos están mucho mejor programados para agradar cuando tienen claro el camino que para encontrar el camino.

Lee también nuestra guía sobre las 21 cosas que debes hablar con tu novio

12. Callarte las cosas que te molestan

Quizá en el siglo pasado el ideal de la mujer perfecta tenía que ver con no expresar ninguna clase de disgusto o enojo.

Pero hoy en día los hombres saben perfectamente que cuando los reclamos no se hacen de manera abierta, honesta y directa, terminan convirtiéndose en actitudes pasivo agresivas que pueden ser una verdadera pesadilla.

Si algo te molesta, exprésalo y no esperes que él caiga mágicamente en cuenta del error en algún punto, porque eso seguramente no pasará.

Solo lograrás que tu irritación y tu frustración se hagan más grandes, al igual que las de él, que se da cuenta de que algo no anda bien, pero realmente no sabe qué es.

13. Hacerte la tonta

A ellos no les gustan las mujeres presumidas ni que piensan que lo saben todo. Pero tampoco les gustan las que juegan a “hacerse las tontas”. En realidad, también están interesados en mujeres inteligentes, ingeniosas y analíticas.

El estereotipo de la rubia sin neuronas como algo deseable ya quedó en el pasado.

14. Golpearlos constantemente

El contacto físico juguetón en forma de suaves puñetazos en el hombro o palmadas moderadas está permitido de manera ocasional en momentos de gran tensión sexual durante el ligue.

Pero los chicos odian cuando lo conviertes en un hábito.

¿Qué pensarías si él hiciera lo mismo? El hecho de no poder responder de la misma manera porque eres una dama también les genera frustración.

Así que sí, puedes utilizar ese recurso una o dos veces para demostrar camaradería y que estás abierta al contacto, pero nada más.

15. Darles “pistas”

Lo que las mujeres consideran pistas evidentes y claras como el agua de lo que quieren, a los hombres suele pasarles absolutamente desapercibido.

Lo peor para ellos es cuando se dan cuenta de que estás intentando decirles algo, pero no tienen la más remota idea de qué pueda ser.

16. No tener amigas

Tal vez has visto muchas películas románticas y consideras que decirle a un chico que todos tus amigos son varones porque no te llevas bien con otras chicas es sexy. Pero la realidad es que para ellos es un enorme foco rojo.

Hay una gran diferencia entre una mujer que no tiene problemas generando relaciones de amistad con hombres, y una que no puede soportar la competencia de ningún tipo y por eso prefiere ser la única fémina en el grupo.

Además, este tipo de actitudes le dicen de manera indirecta a un chico que probablemente tengas problemas con tu feminidad, y a la mayoría de los hombres les gustan las chicas femeninas.

17. Ser excesivamente sarcástica

El sarcasmo es una de las muchas herramientas del humor, y como todas, existen buenos momentos para usarlo y momentos que no son tan adecuados.

Las series para adolescentes de los noventas y dos miles nos hicieron creer que las chicas tienen que ser sarcásticas todo el tiempo.

Pero la realidad es que los hombres aborrecen el sarcasmo en exceso porque comienza a generar una atmósfera hostil incompatible con la seducción.

18. Hablar como niña chiquita

Los hombres se sienten muy atraídos por las mujeres que son capaces de causar ternura, eso es un hecho. Pero hablar como bebé o como niña pequeña no causa ternura, causa dolor de oídos.

Si quieres que un hombre sienta ternura extrema por ti, basta con que actúes de forma natural. Tu feminidad espontánea es todo lo que su masculinidad necesita para enternecerse.

 

Como puedes ver, muchas de las conductas que pensamos que les gustan a los chicos no son más que estereotipos algo tontos y fuera de contexto, que lejos de acercarte a tu objetivo, te alejan de él.

 

Ver También:

 

Queremos escucharte ¿Qué otra cosa crees que hacen las mujeres que los hombres odian?

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

50 Cosas Que Debes De Hacer Antes De Morir

Cómo Hacer Que Un Hombre Se Dé Cuenta Que Te Está Perdiendo