in

Cómo Hacer Que Un Hombre Se Dé Cuenta Que Te Está Perdiendo

 

Cuando una relación avanza a un punto de comodidad, la costumbre toma el puesto de la emoción y ocurre a menudo que los hombres se sienten confiados de abandonar un poco a su pareja porque ya conquistarla no se percibe como un reto.

Y aunque eso no signifique que no la quieran, sí implica que dejan de valorar a su pareja lo suficiente.

Eso hace sentir ansiedad y tristeza en la mujer, que se siente reemplaza o ignorada.

Si estás en esa situación y ya has pensado en abandonar a tu chico porque sientes que tu relación llegó a un punto sin retorno, pon el freno en esa ruptura y sigue nuestros consejos para que le des una buena sacudida.

A veces no se trata de que no te quiera, sino que necesita un pequeño recordatorio de lo que vales y lo que puede perder si sigue ignorándote.

Si realmente le importas, estos consejos te ayudarán a que sienta temor de perderte y vuelva a ti con toda la disposición de valorarte.

El Primer Paso Es Aceptar Que Ambos Tienen La Culpa

¿Cómo empieza el desinterés?

Hay muchas maneras, pero sin duda una de las más comunes es justo después que la pareja ha tenido varias citas, ya tiene confianza y deciden dar el paso de tener relaciones sexuales.

Aunque no es el caso de todos, muchos chicos suelen relajarse después de que pasan la noche juntos.

En principio, el reto más difícil ya lo lograron y por eso bajan la guardia y ya no sienten tanta ansiedad por buscar a la chica.

Ella, por su parte, siente que la intimidad es un primer paso para el compromiso de la relación.

Comienza a pensar en un noviazgo estable y por eso comienza a acercarse más, busca complacerlo e inicia a desarrollar un vínculo afectivo con él.

Como ambos van en direcciones distintas en ese momento, sus actitudes chocan y es cuando ellos se sienten asfixiados o perseguidos y ellas ignoradas o poco valoradas.

Claro que esto podría ocurrir con los roles cambiado, pero en la mayoría de los casos suelen ser ellos quienes evaden.

Pero hay muchas formas de superar ese primer malentendido para que las chicas logren llamar su atención sin perseguirlos y ellos demuestren de nuevo su interés y atracción por ellas.

Te comentamos algunas formas de lograrlo:

1. No estés siempre disponible para él

Esto es básico: los hombres no valoran lo que tienen a su alcance en todo momento.

Siempre se van a sentir más atraídos por aquello que es prohibido, que es difícil de alcanzar o no pueden tener. Si no se plantea como un reto, no sentirán que es importante.

¿Cómo lograrlo?

Cambia su dinámica.

Aunque te sientas muy ansiosa y ya estés interesada en establecer una relación comprometida, debes demostrarle que no lo necesitas.

Demuestra solo lo necesario. Atrévete a “desaparecerte”.

Deja de responder sus mensajes, no atiendas sus llamadas.

Toma tiempo para ti, sal y diviértete con tus amigos, demuestra que tienes una vida propia y que no estás sentada esperando que él aparezca para ti.

Tortúralo un poco, ten una actitud relajada, sin ansiedad, no te desvivas por complacerlo.

No es que lo trates mal, sino que no le permitas pensar que te tiene asegurada.

La idea es que él entienda que puede perderte, que si estás con él es por decisión propia, no porque no tengas más opciones.

Quizás has intentado decírselo y sientes que ignorarlo no funcionará.

Pero la verdad es que los hombres responden activamente a las acciones, no a las palabras.

No va a querer tener una discusión en la que tu le digas que lo vas a dejar, pero si sienten que puede pasar, se asustará.

2. Debes ser más egoísta, y preocuparte más por tí

La educación que recibimos desde pequeños es un poco injusta, ya que a las mujeres nos enseñan desde la infancia que debemos ser generosas, atentas y debemos buscar la aprobación de los demás en todo momento.

Caer bien y ser reconocidas.

Por eso, cuando somos adultas nos cuesta aprender a exigir el trato que merecemos y terminamos por intentar complacer a los demás aunque no lo merezcan.

Esto va a sonar extraño, pero ser egoísta es bueno muchas veces.

Si tú misma no te das tu lugar, nadie más lo hará.

Así que si sientes que tu pareja no está dando el 100% en la relación, ¿por qué deberías hacerlo tú?

Comienza a pensar en ti misma, en lo que te hace feliz y haz cosas para complacerte a ti. Sé tu propia prioridad.

Él notará que estás más confiada, segura, que te cuidas y entenderá que él debe complacerte y cuidarte si quiere mantenerte a su lado.

3. No le des tanto amor ni trabajes tanto para retenerlo 

¡El amor no se mendiga! En una relación los sentimientos y acciones deben ser recíprocos.

Si él no te apoya, no te escucha, no se preocupa por tus problemas y no presta atención cuando le comentas que tienes necesidades afectivas, él es quien tiene un problema.

Construir una relación estable depende del esfuerzo de los dos. Ambos deben poner de su parte y deben mostrar interés en el otro.

Si no es así y eres tú quien hace todo, la dinámica será desigual: tú no recibirás lo que mereces y él se sentirá que tu lo necesitas, no creerá que deba cuidarte.

Los dos deben trabajar como un equipo, apoyarse mutuamente.

4. Recuérdale que todos somos prescindibles

Mientras que no haya matrimonio de por medio, o al menos la idea de un compromiso a corto plazo, la relación que mantienen no es definitiva.

De hecho, aún con el matrimonio hay posibilidades de divorciarse, así que nada es para siempre necesariamente.

Cuando dos personas se enamoran y empiezan una relación, la idea es que avancen y superen sus dificultades, pero hasta que no se comprometan no hay seguridad ni estabilidad como pareja.

Recuérdale eso cada vez que te sientas desatendida.

Él debe entender que no es el centro de tu vida, que tú tenías intereses y amistades antes de conocerlo, que aún los sigues teniendo y que, si terminan, tu vida seguirá adelante.

Estar juntos es una decisión que tomaron los dos, pero no es una obligación. Si él no va a cuidarte, tu eres libre de seguir tu camino y buscar a otra persona que sí lo haga.

Que él sepa que tenerte a su lado no es algo que deba dar por sentado.

5. Sé exigente con él

No lo dejes salirse con la suya siempre que lo desea.

Tu también tienes una voz para exigirle más atención si sientes que no cumple como pareja o que ignora tus deseos.

Cuando salgan a cenar, no permitas que decida lo que quieres o atrévete a elegir tú la cita que tengan.

Déjale claro que tu también tienes criterio y que si van a ser pareja ambos deben tener voz y voto en todas las decisiones.

6. Dale celos

Entiendo si solamente te gusta ese chico y no sientes ni un poco de interés en conquistar a otros. Pero, a veces, esa es la clave para recuperar la atención que hayas perdido de tu pareja.

No hay nada que atemorice más a un hombre sobre perder a su pareja, que ver cómo otros chicos hacen el intento por estar con ella.

La cuestión no es que uses a otro hombre y que le seas infiel, pero si salen a una disco y otros chicos te invitan a bailar, acéptalo.

Demuéstrale que no solo tu eres capaz de seguir con tu vida sin él, sino que no te sería difícil encontrar nuevos pretendientes.

Los celos pueden ser una gran motivación para lograr que un chico concrete una relación amorosa.

Lee también nuestra guía sobre los 13 consejos efectivos de cómo darle celos a un hombre

7. Nada de amigos con derecho

Uno de los problemas más comunes que se presentan cuando ese chico que te gusta es tu amigo, es que cuando finalmente logran dar el paso y tienen intimidad, la relación no evoluciona sino que se mantiene solo como una amistad con sexo.

La clave para evitar esto es la comunicación. Sé clara con él desde el principio: sí, son amigos, pero tienes intención de que la relación se transforme en un vínculo romántico, de pareja.

Si por miedo a perderlo sigues acostándote con él pero te resistes a explicar claramente lo que quieres, él no sabrá tus deseos y probablemente se sentirá cómodo con la idea de mantener relaciones sexuales mientras solo son amigos.

Y como son amigos, creerá que siempre estarás ahí para él.

Lee también nuestra guía sobre cómo no salir dañada de una relación de amigos con derecho

8. No le permitas manejar tu mundo

Y con “mundo” me refiero a que por ningún motivo le permitas tener control sobre tus redes sociales, teléfono, cuentas bancarias. Eres una mujer independiente, así que nadie tiene que manejar tu vida.

Si le das tanto control, él sentirá que puede dominarte y que no eres capaz de dar un solo paso sin que él lo permita. En lo que le demuestres independencia, él notará que estar contigo no es algo que pueda subestimar.

9. Envíate flores

Esta es otra estrategia para despertar su suspicacia, que va muy ligada a la idea de darle celos, peor de forma más sutil.

Cómprate un hermoso ramo de flores y llévalo al lugar donde viven. No digas de dónde provino el ramo, solo colócalas en un hermoso jarrón y deja que él solo comience a preguntarse quién te lo regaló.

Siempre su primera impresión será pensar que las flores te las regaló otro chico, es decir, que tiene competencia. A todos los chicos les gusta ganar, y ganar implica que necesita cuidar la relación y mantener tu afecto.

10. Atrévete a decir que no al sexo

Si no te sientes valorada o atendida por él, no tengas más relaciones sexuales. La idea es que ambos disfruten el tiempo bajo las sábanas, cosa que no es posible si te sientes subestimada o ignorada.

Negarte al sexo y dejarle claro que no eres solo una muñeca inflable que puede usar y después ignorar será un gran llamado de atención a tu chico.

11. No hagas planes

Cuando comienza una relación, lo normal es que todo parezca emocionante y quieras pasar todo el tiempo posible con tu chico. Pero no puedes permitir que él se convierta en el centro de todo.

Si él pone excusas para verte, no le des importancia ni demuestres que te duele, sencillamente haz otras cosas con tus amigos. No hagas planes o comprometas tu tiempo, deja que sea él quien te busque e invite, que sea él quien tenga que demostrar que quiere verte.

12. Demuéstrale que otros te buscan

¡Yo lo hice y funciona!

Un día me cansé de la falta de tacto de mi novio, que siempre estaba atento al celular sin prestarme atención. Me puse de acuerdo con una amiga quien empezó a enviarme mensajes justo a la hora de la comida. Por par de días mantenía conversaciones en chat mientras estaba con él.

Eventualmente se molestó y me reclamó la falta de atención. Como no sabía con quién estaba hablando, se sintió amenazado y pensó que podría ser otro chico. Sintió que no le prestaba atención. Y ese fue el santo remedio para que él mismo dejara de ignorarme para usar su celular.

13. ¡Quítale la etiqueta!

Esta es una forma muy inteligente y sutil de demostrarle tu incomodidad, que seguramente hará que se pregunte qué fue lo que hizo mal.

Supongamos que van por la calle y te consigues con algún amigo, preferiblemente hombre, a quien saludas. Después de una breve conversación típica de ponerse al día con la vida de cada uno, toma el momento para presentar a tu chico.

La clave es que cuando lo presentes no digas que es tu pareja. Es decir, solo di su nombre. Quítale el título de “novio”, “pareja”, o la explicación típica de “estamos saliendo”. Solo di su nombre sin dar mayores explicaciones.

Créeme, él notará ese cambio de actitud. Si había sentido celos de tu amigo, seguro esperaba que le dieras su puesto como tu pareja. No hacerlo será un llamado de atención para él, que sentirá que es posible perderte.

14. Trátalo como amigo

¿No se esmera por ti? Entonces tal vez no desea tanto como tú mantener una relación. Opta por tratarlo como un amigo más, tómalo de la mano solo cuando él muestre el impulso para hacerlo y no insistas en besarlo en público.

Más temprano que tarde te preguntará qué ocurre, porque notará un cambio en ti. Será ese entonces el momento para dejarle claro que te sientes ignorada y que no vas a hacer todo el esfuerzo si él no está dispuesto a poner de su parte.

Sencillamente deja claro que si él va a actuar como solo un amigo, tu puedes hacer lo mismo. Verás como cambia su actitud al instante.

Para analizar

Las mujeres creemos que debemos ser soporte emocional para otros, ¿pero qué hay de nosotras?

Posiblemente sea esta la causa por la que nos vemos inmersas en relaciones negativas o tóxicas, en las que a veces permitimos que nos subestimen y nos traten mal. Incluso llegamos a cargar los problemas ajenos y sentimos que tenemos la responsabilidad de salvar a todos los demás.

Recuerda que hablar de pareja implica que los intereses, sentimientos, responsabilidades y esfuerzo son compartidos. Si no te sientes satisfecha, sigue con tu vida. No mendigues cariño.

Nadie vale tanto, ni tú vales tan poco, como para que debas pedir que te atiendan.

En conclusión

Los seres humanos no nos llevamos bien con la idea de que nos recriminen por nuestros errores, pero sí sabemos identificar muy bien el temor de perder a alguien que nos importa. Por eso , a veces las acciones tienen más efecto que las palabras y discusiones.

Si has intentado conversar con él pero sientes que no te escucha, sigue estos consejos y pon tus palabras en acción. Recuérdale que estar juntos es una decisión y que si no lo sientes motivado a seguir, pues tu tampoco te quedarás a esperarlo.

No esperes hasta que su desinterés por ti marchite la relación, en lo que te sientas desplazada o ignorada, conversa con él. Si no ves resultados, pero aún no quieres romper, toma estas acciones. No permitas ese comportamiento por mucho tiempo. ¡No lo mereces!

¿Y tú has causado los celos de tu chico alguna vez? ¿O eres un chico a quien le recordaron que debía cuidar a su pareja? ¡Cuéntanos tu experiencia! ¿Funcionaron estos tips? Recuerda que en nuestra caja de comentarios puedes dejar también tus dudas. Estamos para apoyarte.

Y antes de irte, no olvides compartir este artículo en tus redes. ¡Nunca sabes a cuantas amigas puedes ayudar con estos valiosos consejos!

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 Cosas Que Las Mujeres Piensan Que A Los Hombres Les Gustan (Pero Que En Realidad Odian)

25 Regalos Que A Las Mujeres Les Fascina Recibir