in

Las 12 Características De Chica Mala Que Todo Hombre Quiere En Su Chica

Tal vez por lo impredecibles, manipuladoras, atractivas y desenfrenadas que resultan ser las chicas malas, es que todo hombre fantasea con encontrarse con al menos una de ellas en su vida, así tengan claro que una relación a largo plazo es imposible.

No tienes que ser una femme fatale, pero sí puedes tomar algunos de sus rasgos de personalidad para ser tan sexy y atractiva como lo son este tipo de mujeres para los hombres. Los hacen perder la cabeza.

¿Pero qué es lo que las hace tan atractivas? Descúbrelo, y pon en práctica estos consejos para mantener a tu chico totalmente motivado.

1. Saben lo que quieren

Y no solo eso, sino que además disfrutan cuando obtienen lo que desean.

Las chicas malas tienen seguridad y autoestima de sobra. Tienen un don natural para hacer temblar a cualquiera, sobre todo a las mujeres, porque saben que cuando una chica mala se acerca a su novio, este no podrá resistirse a observarla y podría ceder ante su magia.

A los hombres les parece atractivo cuando una mujer está segura de las cosas que quiere y hace lo posible por tenerlas. Ser ambiciosa, orgullosa e ir por lo que deseas tener en tu vida, es un rasgo atractivo y relacionado con el éxito.

Nada más sexy que una mujer que sabe para dónde va y lo que tiene que hacer para llegar allí.

Toma la iniciativa, incluso en la pareja. Si quieres salir con él, invítalo; si quieres una noche desenfrenada, hazlo saber. No sientas vergüenza y aprópiate de tus deseos sexuales, búscalo y demuéstrale cuánto te gusta. Deja entrar la diversión a tu vida y deja de tomarte todo tan en serio.

2. No es un estereotipo

Una chica mala no tiene que caer en estereotipos, como usar pantalón de cuero o pulseras con púas, para llamar la atención. Las verdaderas chicas malas actúan como “ángeles caídos”, aparentan ser dulces y se visten bastante normal.

No tienen que destacar siempre sus atributos físicos, pero no dudan en explotar sus encantos sexuales a través del coqueteo, de las conversaciones y muchas veces de la manipulación.

No pienses que ser una chica mala implica siempre llenar algunas casillas con los prejuicios que siempre tiene la sociedad. Muchas veces una chica muy mala puede ser la que más dulce aparenta ser en tu entorno.

3. No es tonta

Las chicas malas están conscientes de su identidad y sus aspectos positivos y negativos. Una chica mala posee muchos atributos y no los arruinaría jamás comportándose como una tonta.

Se necesita inteligencia para poder cautivar a los hombres con una imagen inocente y dulce, que te permita lograr tus objetivos. No siempre la manipulación deja malas consecuencias. De vez en cuando es bueno que tomes actitudes de chica mala si te ayudan a avanzar.

También es importante que trates de tener malicia, eso te puede ayudar a entender y pensar mejor a tu entorno. Está bien ser mojigata o nocente de vez en cuando, pero no todo el tiempo. Siempre debes estar por delante de las acciones y rumores.

Mientras más inteligente es una mujer, más posibilidades tiene de comportarse como una chica perversa en algún momento de su vida.

4. Es traviesa

Las chicas malas saben que en la intimidad todo está permitido, es desinhibida y se entusiasma para cumplir las fantasías sexuales de su chico.

Ser una chica buena o tranquila no significa que no disfrutes del sexo. Aprende a disfrutar de tu intimidad y atrévete a ser arriesgada con tu chico. Recrea nuevas experiencias en la alcoba y llena de energía tu relación. A tu chico le encantará ver tu disposición y entrega.

5. Siempre está sexy

Las apariencias importante. Aunque no se trata de exhibirse, la norma para ser sexy es saber llamar la atención del sexo opuesto y para ello debes cuidar la forma en que te muestras ante los demás.

Si tu novio ya te ha visto sin maquillaje no importa. No tienes por qué ser la chica dulce que solo usa pantuflas, gafas y cabello desarreglado. Solo porque tengan confianza no implica que debas descuidarte o ya no te arregles para verte hermosa.

No solo se trata de tener confianza en ti misma, también que te cuides y arregles para destacarte. ¡Para ser sexy hay que verse sexy!

Las chicas malas tienen siempre un look atractivo. No descuidan su apariencia ni sus atuendos. No se confían ni se dejan atrapar por la rutina, siempre están impecables y tienen una imagen provocadora. Cuando puedas, usa tacones para mejorar tu postura y destacar tu altura, vestidos para mostrar tus atractivas piernas y ropa ceñida a tu cuerpo que destaque tu figura.

Maquíllate un poco al salir, al menos colócate brillo en los labios y un poco de rubor. Y cambia tu look, no te conformes con el mismo estilo de cuando conociste a tu chico. Demuestra que puedes conquistarlo todos los días.

6. Totalmente aventurera

Una chica mala se atreve a probar nuevas experiencias en su vida. En lugar de decir “no hago eso”, la mayoría de las veces se atreve a intentar y probar nuevas experiencias.

Prueba siendo más osada, acepta las nuevas aventuras y retos que tu novio te proponga, ¡seguro las disfrutarás! Además lo harás sentir feliz porque serás una compañía y respaldo para sus locuras.

7. Sabe seducir

Gracias a esta característica es que consigue la mayor atención de los hombres, ya que una chica mala sabe seducir sin que se vea muy evidente su intención.

Las chicas malas pueden conversar, divertirse y enganchar a cualquiera con su encanto, saben que la seducción no se trata solo de exhibirse sino de sorprender y cautivar con actitud y seguridad. Toma el ejemplo y sé una mujer seductora con tu pareja. Te lo agradecerá.

8. Sabe quién es

Las chicas malas no tienen en sus planes la esencia de quién es, ya que realmente disfruta comportarse como siempre le ha resultado.

Ellas están conscientes de quién son y cuál es su esencia. Se quieren a sí mismas y por eso tienen tanta seguridad. Entonces son consecuentes con su forma de ser y personalidad, no cambian por nadie y se respetan.

9. Sabe decir que no

En muchos sentidos, las “chicas malas” son tomadas más en serio que las “buenas”. Como tienen una personalidad definida y avasallante, no se dejan dominar y no tienen problemas en decir “¡No!” cuando lo sienten.

Si eres la típica niña buena, sabes que ser totalmente bondadosa y cálida con tu novio a veces es contraproducente, porque se acostumbra a que siempre cuenta contigo y puede hacer lo que quiere porque te cuesta negarte. Seguro muchas veces te ha dado por sentada y no ha agradecido el poder tenerte en su vida.

Y aunque parezca absurdo, a los hombres les gusta que les digan que no de vez en cuando. Una mujer con carácter es un reto para cualquier hombre que desee domarla. Más que seguirlo y hacer todo lo que pide, demuéstrale que también tienes criterios propios y que no eres una simple seguidora.

10. No es de azúcar

Las chicas malas se enamoran, tanto como las “buenas”. La diferencia es que tienden a ser más fuertes y con un carácter más definido, por lo que no se dejan hacer daño de los hombres tan fácilmente.

Seguramente te ha pasado que te dan ganas de llorar durante una pelea y eso desarma a tu chico, pero también hace más difícil para ti que puedas reclamar las cosas que te molestan porque eres muy emocional.

Lo bueno de endurecer el carácter es que te sientes más en control sobre tus emociones y eres capaz de encarar a quien sea, incluso a tu pareja, para decirle lo que piensas.

A los hombres les atrae esa seguridad y les gusta que les hablen de forma honesta. Encuentra tu fuerza interna y sé más directa cuando lo necesites.

11. Salir con ella es costoso

Una chica mala siempre viste a la moda, invierte en maquillaje y arregla su cabello, no anda a pie. Esto la ayuda a estar siempre perfecta y arreglada, con una apariencia atractiva que hace delirar a los hombres.

No se trata de que te conviertas en una arribista, pero puedes aprender un par de cosas de una chica mala. No tienes por qué siempre conformarte con poco, es bueno que tu novio sepa que te gustan las cosas caras y se atreva a consentirte. Mereces más que un simple “gracias” por todas las cosas que haces por él. Atrévete a pedirle más.

12. Es segura de sí misma

Este atributo resume e incluye todos los anteriores. No hay nada más seductor que la confianza y autoestima. Claramente tu belleza física y apariencia puede ser importante, pero es la seguridad que tienes en ti misma la que te permite proyectar una imagen atractiva e interesante para los demás.

Una chica mala impresiona, pero no busca hacerlo. Es segura de sí misma y solo se interesa por sí misma. Eso la hace mucho más interesante y atractiva ante los demás. Eso vuelve locos a los hombres, que se motivan a conquistarla y seducirla.

Y en el terreno de las emociones, ¡no cree en cuentos de hadas! No está esperando que llegue un príncipe azul a conquistarla, se las arreglará hasta que el hombre que le gusta caiga rendido a sus pies.

Rasgos de chica mala que los hombres no desean en sus novias

Como nada es perfecto, y por algo les dicen “chicas malas”, también existen algunas características de este tipo de mujeres que un hombre jamás soportará en su pareja.

Por ejemplo: ser egocéntricas, egoístas e irrespetuosas, usar el sexo para controlarlos y manipularlos, fingirse frágiles, confusas e inseguras de permanecer a su lado y ser en extremo narcisistas.

Por muy bella que resulte una chica mala, ¡los hombres no son tontos! Saben que una relación feliz requiere mucho más que la belleza física y una actitud arrolladora. Las relaciones también requieren dulzura, ternura, comprensión y confianza. Eso también tiene mucho peso y lo valoran.

Trata de tomar los mejores atributos de estas mujeres, pero siempre conservando tu esencia y quién eres. Por algo él se enamoró de ti, así que no tienes que cambiar para sorprenderlo. Solo toma algunos tips para que relajes un poco tu actitud si te hace falta, pero jamás dejes de ser tú misma.

En conclusión

Recuerda que los extremos son negativos. Es importante que analices y decidas con cabeza fría cuáles tips y conductas vas a tomar en cuenta para impresionar a tu pareja. Sé sutil y no cambies de forma brusca, él está enamorado de tu personalidad, no quiere que cambies.

Si transformas tu personalidad de la noche a la mañana, él no entenderá qué ocurre y podría pensar que es tu forma de ocultar algo más, por ejemplo, una infidelidad. Así que ten cuidado con esto.

Lo importante en todo caso, es que te sientas bien con tu cambio de actitud y mejores para ti misma. Si te sientes cómoda y en crecimiento, lo demás vendrá por añadidura. Tu pareja valorará esa personalidad fortalecida y seguro avivarán la llama de su amor.

¿Te gustó esta información? No olvides dejarnos tus impresiones y experiencias con este tipo de temas. Si tienes dudas, también puedes dejarlas en nuestra caja de comentarios, que revisaremos para aclararlas todas. Recuerda que puedes compartir este artículo y asegurarte que tus amigas en redes sociales también reciban estos geniales consejos. Te lo agradecerán.

 

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cómo Saber Si Un Hombre Te Engaña Sexualmente?

Violencia En El Noviazgo: ¿Qué Es Y Qué Puedes Hacer?