in

Cómo acercarse a una chica e impresionarla aunque seas muy tímido

Seguramente, has estado en esa incómoda situación en la que deseas acercarte a una chica, pero no sabes si mejor lo intentas luego o si te arriesgas a expensas de que piense que eres un acosador.

En estos casos, resulta útil saber con precisión qué decir y cómo actuar, en lugar de devanarse los sesos.

Aquí te enseñaremos a acercarte a una mujer al azar y triunfar en el intento.

1. No tengas miedo y relajate, Total ¿Qué es lo peor que puede pasar?

El primer obstáculo al que se enfrenta un hombre es su propio comportamiento. Generalmente, la ansiedad genera dudas sobre cuál es la mejor opción, si acercarse o esperar.

Y, por más que desees llegar lo más rápido a ella, tu miedo controla el momento.

Para que logres mitigar la ansiedad que arruina tus oportunidades, intenta reducir el tiempo de espera entre el momento en que la viste pasar y el instante en que te acercaste.

Así conseguirás enfrentar con valor la situación y tus posibilidades de conseguir una interacción agradable te impulsará a obtener su número telefónico.

Lo que sucede con tu cerebro, cuando te mueves con rapidez, es que se ve en la obligación de improvisar y resolver con tal de salir airoso.

Pero si le das largas al tiempo de espera o latencia, ocurre todo lo contrario, tu mente procesará la situación como demasiado complicada y pensarás en excusas para no acercarte, como por ejemplo: «¡Me va a rechazar!, ¡se puede incomodar!, ¡ella no saldría con un tipo como yo!»

Y, en caso de que todavía decidas acercarte, no encontrarás suficientes razones para hablarle con soltura y, por ende, te congelarás ante sus ojos.

¿Cómo logras resolver este inconveniente?

Principalmente, reconociendo que tienes temor. Es normal experimentarlo cuando estamos por enfrentarnos a una situación a la que no estamos acostumbrados. Pero debes controlarte.

Luego, plantéate qué acción te resulta más acorde con lo que deseas; por ejemplo, podría resultarte útil pensar en lo gratificante que será haber podido conocerla y así ratificar si es tal como la has idealizado o si ella no resulta ser tan interesante.

Finalmente, puedes probar con una estrategia casi infalible, ¡darte cumplido! Habla contigo mismo y asegúrate de comprender que, pase lo que pase, no es el fin del mundo.

Aun resultando ser todo un desastre la primera vez que te acerques a una chica en la calle, tendrás nuevas oportunidades para repetir esta acción y aprender del fracaso previo.

2. Mantén una actitud positiva cuando te acerques

Esto es lo que diferencia a los ganadores del grupo de chicos que se conforman con un: “¡tal vez algún día me le acerque a esa mujer!”.

Quienes son más positivos respecto a sus objetivos tienen mayores posibilidades de obtener una victoria.

La positividad se proyecta. Funciona como una especie de catalizador que las demás personas perciben de ti.

Si tus pensamientos giran en torno a: «¡Por favor, déjame conocerte!, ¡te lo imploro no me hagas quedar mal delante de tantas personas!», por más que disimules, ella verá que eres inseguro.

De ahora en adelante, mejor piensa en que las mujeres te ven con buenos ojos, desean conocerte y así olvidarás tus temores.

3. Gánate su atención

Has decidido acercarte a ella y afortunadamente superaste esa fase de dudas y miedos irracionales, ¿qué te resta? ¡Ganarte su atención!

Interactúa con ella sobre temas interesantes que se relacionen con lo que le gusta hacer. Puede servirte invitarla a tomar un café para estar aún más cómodos. Con este gesto comprenderá que está en presencia de un caballero.

4. Menos palabras

Una vez que la tengas en frente, enfócate en lo que te dice. No importará tanto lo que tú le digas, mientras tu actitud sea la de alguien que está prestándole atención.

Así que encauza tu lenguaje corporal, mirándola directo a los ojos, no cruces los brazos sobre el pecho y, cuando emitas algún comentario, ¡sé genuino!

Lee nuestra guía sobre las 20 formas de hablar con mujeres sin aburrirlas – [Aunque Seas Muy Serio]

5. Maneja un discurso claro

En pocas palabras, ¡no andes con rodeos!

Ella entiende desde el instante en que te acercaste que tus intenciones son conocerla e invitarla a salir. De modo que si te gustó una chica porque es muy atractiva, asegúrate de que ella también esté interesada en ti.

Coordina tus palabras con tus acciones y sé muy respetuoso. Aprende a conseguir tu objetivo: saber si ella te dará una oportunidad de algo más.

6. Empieza a ser selectivo

Tampoco te desesperes intentando conocer a cuanta mujer te topas en la calle. ¡Mantén la calma!

No todas estarán dispuestas a prestarle atención a un desconocido y también es una realidad que solo un pequeño grupo de las chicas que abordas te conviene.

Sabrás si vale la pena acercarte, si ella no dirige la mirada hacia otro lugar o si sonríe. Su tono de voz y su lenguaje corporal también hablan de sus deseos de entablar una conversación con otra persona o de alejarse.

Podrías caminar cerca de ella y observarla un poco antes de sucumbir ante tu impulso por conocerla.

7. Siéntate a su lado

Supongamos que se da la oportunidad de coquetearle a una chica que está cómodamente sentada.

Opta por sentarte tú también, porque si te paras a su lado ella deberá torcer su cuello para mirarte a la cara y lo que quedará a la altura de su vista es tu entrepierna. ¡Esto es incómodo!

Observa tu entorno, ubica un lugar cercano a ella en donde puedas sentarte y desde ahí inicia con alguna frase de apertura como: «¿Podrías darme la hora?» Y de inmediato pregúntale si puedes hacerle compañía, ya que no te gusta beber tu café solitariamente.

Con esto reduces la tensión sobre la situación y no sentirá que la abordas con otros fines.

8. ¡Que no se asuste!

¡Cuando un extraño se nos acerca nos colocamos tensas!

A pesar de que el chico luzca genial, siempre surge la duda sobre si viene con buenas intenciones o con ánimos de hacernos pasar un mal rato.

¡Evita asustarla! Si caminas demasiado rápido o le coqueteas con insistencia, asumirá que eres un abusivo más y se alejará justo cuando note tus intenciones de hablarle.

9. ¡Usa tu empatía!

¡Colócate en sus zapatos! Tan solo imagina cómo puede sentirse una mujer cuando observa a un chico caminando directo a ella.

Podría pensar que intentas venderle algo, que vas a atacarla o que se trató de una apuesta con tus amigos y, por tal razón, estás tan motivado por abordarla.

¡Que vea que eres inofensivo! No te le acerques por detrás y, en caso de hacerlo porque no dispones de otra alternativa, indícale que no es tu intención asustarla.

Si ella comprende que tu tono de voz y tus palabras son las de una persona confiable, tus posibilidades de entablar una conversación amena serán mayores.

Lee también nuestra guía sobre cómo hablarle por primera vez a una mujer que te gusta

10. ¡No la interrogues!

Es una mala estrategia abordarla con preguntas, porque con esto te evadirá, empleando pocas palabras; por ejemplo, no interrogues sobre: «¿De dónde eres?, ¿para dónde vas?, ¿qué haces aquí?» Con una o dos palabras te responderá y volverás a quedar sin argumentos.

Es preferible que efectúes simples declaraciones que propicien un diálogo más extenso en lo sucesivo.

Conclusión

Siéntete en libertad de emplear la estrategia que mejor se adapte a tu situación, ya que en la calle puedes conseguir cientos de mujeres encantadoras a las que vale la pena conocer.

¡Tu confianza será vital para ello!

¿Te gustó esta información? Entonces, coméntanos cómo te fue.

Ver También:

Written by Genesis Naveda

Apasionada por la comunicación, la interacción con el público y los nuevos retos. Interesada en el constante crecimiento personal y desarrollo profesional. Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 pasos para acercarse a una mujer en la calle

11 consejos de cómo acercarse a una mujer en el gimnasio y conquistarla