in

11 Consejos De Cómo Acercarse A Una Mujer En El Gimnasio Y Conquistarla

Vas constantemente al gimnasio, pero en medio de tu rutina de ejercicio te sientes atraído por una una mujer.

Sin lugar a dudas quieres invitarla a salir, pero te parece muy difícil hacerlo, ya que no sabes cómo acercarte a ella.

¡No te preocupes!

En este artículo te enseñaremos cómo lograrlo.

1. Invierte  y vistete con ropa atractiva para tener su atención

Como es de suponerse, en el gimnasio todos están sudando y oliendo mal.

Si deseas acercarte a ella, debes intentar ejecutar esta acción justo cuando llegas al gimnasio, mientras estás impecablemente vestido y aún con olor a colonia, porque las mujeres repelen a los hombres que apestan.

Invierte en un uniforme de marca o, por lo menos, procura que el que emplees esté pulcro.

Lee nuestra guía sobre las 25 reglas para vestirte  bien como hombre que debes seguir

2. Aprende a hacer los ejercicios o bien finge que no conoces el funcionamiento de un equipo

Ubícate al lado de la chica que te atrae y pregúntale cómo se utiliza la máquina que está más próxima a ella.

Intenta que suene natural y así darás pie a una conversación graciosa en la que ella intentará quedar como tu salvadora.

Seguramente estará al pendiente de que tu rutina la estés haciendo de manera adecuada.

3. Solicítale una opinión

Una vez que ella te haya auxiliado con el equipo de ejercicio, puedes preguntarle algo que seguramente la hará reír, pero que suele suceder con frecuencia en los gimnasios; inventa una historia como la siguiente: “Sabes, creo que tengo problemas con este uniforme, ¿crees que me queda bien?”

Ella te preguntará el porqué de tu pregunta y es cuando le explicarás que, apenas llegaste, notaste que había un chico coqueteándote y que tú no eres gay.

También puedes pedirle que sea tan amable de no alejarse mucho de ti, ya que no deseas que se produzca un mal entendido.

A partir de ese momento conseguirás su amistad y atención plena.

4. Auxilia a las que estén más desesperadas

También es común que entran al gimnasio chicas nuevas y no tienen ni idea de cómo trabajar con algún aparato.

Préstale tu asistencia a la que parezca más desorientada y dale algunos consejos para sacarle provecho a su rutina de entrenamiento; con ello quedarás como todo un galán.

5. Compórtate como un caballero

Ser atento y educado siempre causa una buena impresión, independientemente del lugar en el que te encuentres.

No olvides abrir la puerta del gimnasio para que una chica pase, recoge tu toalla del suelo, limpia la máquina en la que te ejercitaste, dúchate luego de entrenar, aplícate desodorante y enjuague bucal.

Aunque pienses que ella ni siquiera te vio hacer estas cosas, la verdad es que las mujeres están atentas a todo lo que sucede a su alrededor y se enamoran de los hombres detallistas y gentiles.

6. Conversaciones breves

Mientras consigues ganarte su confianza, es preferible que avances despacio; por tal razón, evita interrumpirla en medio de su entrenamiento.

Salúdala y, en caso de que ella haya estado ausente del gimnasio, indícale que la habías extrañado últimamente.

El mejor momento para conversar es precisamente en la salida, en donde puedes hacer gala de tu buen trato cargando su bolso y acompañándola hasta su auto o parada de autobús.

7. Haz contacto visual sin acosarla

El contacto visual es esencial antes de iniciar una conversación amena.

Obsérvala de forma disimulada, sin llegar a ser invasivo, porque de lo contrario la intimidarás y puede que la ahuyentes por completo del lugar de entrenamiento.

8. No intentes impresionarla

Es un error intentar llamar la atención de una chica, excediéndote en tu rutina de entrenamiento.

Continúa efectuando los ejercicios que normalmente ejecutas, sin ningún ánimo de alardear o pretender levantar más peso del que eres capaz.

Si lo haces, no solo quedarás como un tonto frente a ella, sino que te ganarás problemas físicos adicionales como desgarres y tensión muscular, hernias y dolor de forma innecesaria luego del entrenamiento.

Con el hecho de ser constante en tus visitas al gimnasio es suficiente para impresionar a una mujer.

9. No la acoses

No te conviertas en el acosador de gimnasio, que se le aparece en todas partes hasta hacerla disgustar. ¡Esta no es la manera correcta de ser llamativo para otra persona!

No le ofrezcas ayuda a menos que ella te la solicite y, luego de socorrerla, despídete con un: “¡Estoy por allá por si me necesitas!”

Dale su espacio y probablemente asuma que no eres uno de esos abusivos que espera la oportunidad para tocarla con la excusa de “ayudarla”.

10. Evita usar audífonos

Sí, es cierto, resulta muy cómodo y también es agradable entrenar mientras escuchas tu música favorita, pero de esta forma parecerá que no deseas ninguna distracción de tu entorno.

Eso incluye a las chicas que en su desesperación requieren de la intervención de un gentil caballero que las oriente durante el entrenamiento.

Si ella observa a un par de chicos y requiere solicitarles ayuda, sin dudarlo acudirá al que puede escucharla más rápidamente y no al que deberá hacerle señas para que se quite los audífonos y finalmente pueda atenderla.

11. Concentrate en hacer tus ejercicios he ignórala un poco

Recuerda que en el gimnasio las chicas más agraciadas están expuestas a las miradas de todos.

La mayoría de ellas están habituadas a contar con las miradas de los hombres que se encuentran entrenando, por lo que algunas llegan a ser frívolas y simplemente les siguen el juego.

No seas uno más del montón, ya que ellas no le prestan atención a los que literalmente “botan las babas por ellas”, sino justamente a los que están lejos de su alcance.

Si te interesa una en particular, hazle entender que te gustan las mujeres, pero te mantienes distante e ignórala un poco; es decir, no te muestres tan accesible y será ella la que acuda a ti.

En conclusión

Algunas mujeres son bastante receptivas en el gimnasio, otras detestan interrupciones y suelen rechazar hasta el saludo del hombre más gentil del lugar.

Sea cual sea la situación, siempre mantén tu buen humor y amabilidad, deja que conozcan lo mejor de ti y de tus intenciones; lo demás será cosa del destino o de la situación.

Nos gustaría saber cómo te fue en el gimnasio acercándote a una chica luego de leer este artículo. Así que no dudes en escribirnos en la sección de comentarios.

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo Acercarse A Una Chica e Impresionarla Aunque Seas Muy Tímido

Cómo Enamorar A Una Chica Con Novio