in

31 trucos para ser más sociable y divertido

En este artículo te explicaremos los mejores trucos sobre cómo ser más sociable. Estos consejos te ayudarán en todos los aspectos de tu vida, te harán entender que ser social y tener un montón de amigos no es un objetivo que debas cumplir para satisfacer a los demás, sino a ti mismo.

1. Memoriza cuatro preguntas universales para facilitar las conversaciones

Una de las cosas que te ayudarán a ser más sociable es saber cómo romper el hielo para iniciar una conversación con alguien.

Aunque existe una enorme variedad de temas para usar, estas cuatro preguntas te ayudarán en cualquier encuentro social:

  1. ¿Cómo estás?
  2. ¿Cómo conociste a los que están aquí?
  3. ¿De dónde eres?
  4. ¿A qué te dedicas?

No las hagas todas de una vez. Úsalas sabiamente cuando sientas que te has quedado sin ideas para hablar.

De esta manera, será más fácil hacer una pequeña charla y las personas te verán como alguien amigable.

2.  Define sabiamente los rituales sociales

¿A qué nos referimos con esto? Si incorporas algunos rituales que te obliguen a socializar en tu rutina diaria, conocerás a gente nueva y desarrollarás la habilidad de estar cómodo entre un grupo de personas.

Aparta por lo menos una hora cada semana para hacer una actividad que involucre conocer gente nueva: asiste al gimnasio, inscríbete en una clase o ve a un parque a hacer ejercicios. Escoge una actividad que te guste y así disfrutarás aún más del momento.

Otro ritual que puedes poner en práctica es que, al menos dos veces a la semana, te tomes 30 minutos para llamar o escribirle un mensaje a tus amistades o personas que recién conoces para quedar juntos a hacer algo divertido.

De esta manera, estarás haciendo un hábito el socializar con las personas y cada vez te será más fácil y te saldrá de manera más natural.

3. Asegúrate de que lo haces por las razones correctas

Está bien si no te gusta estar cada noche en un club o no aceptas todas esas invitaciones a los eventos en Facebook.

No estás obligado a cumplir las expectativas de los demás y eso incluye cómo pasar tu tiempo libre. En caso de que no estés seguro, pregúntate lo siguiente:

  • ¿Estás buscando pasar tiempo con esa persona o realmente quieres ir por tu cuenta a ese evento?
  • ¿Te sientes culpable por dejar que otros te juzguen y te tachen de antisocial?
  • ¿El encuentro con esa persona o el evento te traerá felicidad?

Si bien es cierto que sentirse cercano con otras personas tiene sus beneficios, es importante que sea siempre bajo tus propios términos y que el contacto te haga sentir bien tanto física, como de manera psicológica.

4. Inicia una conversación corta

Aunque no lo creas, cada amistad que logres entablar siempre va a comenzar con una conversación corta.

Este tipo de charlas tiene su propósito: brindar tiempo para que dos personas se conozcan y se sientan cómodos con la compañía mutua.

Durante esta breve comunicación debes cuidar tu aspecto personal, tu lenguaje corporal y tu lenguaje verbal. ¿Por qué? En esos minutos, de manera inconsciente, la otra persona definirá qué relación tendrá contigo y se hará una idea de tu personalidad.

No tengas miedo de equivocarte. Muéstrate cómo eres y siéntete seguro de ti mismo.

Lee también nuestra guía sobre cómo iniciar una conversación con cualquier persona

5. Busca intereses comunes para extender la charla

Después del contacto inicial con la conversación corta, tendrás una idea de qué tipo de persona es y cuáles podrían ser sus intereses. Analiza qué puntos puedan tener en común y pregúntale sobre ello.

Por ejemplo, si sientes que la persona con la que hablas le gusta la literatura y a ti también te gusta, puedes comentarle que has empezado una novela nueva y que si la conoce. Sin importar su respuesta, habrás logrado llamar su atención y extender la conversación.

6. Usa la regla de 1/3

Consiste en decir que sí al menos a un tercio de los eventos que te inviten. No se trata del evento en sí mismo.

El asunto es salir de tu zona de confort con pequeños pasos para poder dominar una vida social y estar rodeado de gente que haga tu vida más agradable. A medida que te sientas más cómodo rodeado de gente, puedes aumentar esta regla a 2/3.

7. Entiende que solo tú tienes expectativas por tu manera de actuar

La razón por la que no eres sociable es porque piensas demasiado que los demás juzgarán y criticarán cada palabra que digas o cada cosa que hagas.

No estás haciendo una obra ni exponiendo un artículo. Sé casualmente amigable y deja que las cosas fluyan sin pensar tanto en «el qué dirán». Permítete ser quién eres de manera genuina. En el mundo hay gente con tus mismos intereses y puntos de vista.

No te fuerces por ser enérgico, proactivo, súper amigable o condescendiente. No trates de actuar ni aparentes lo que no eres. Lo natural atrae y eso es un punto a tu favor para lograr ser más sociable.

8. Regla de los 20 minutos

Consiste en permitirte irte del lugar a los 20 minutos si no te sientes cómodo. Lo importante es romper el patrón de no socializar y eso ya lo has logrado si has asistido al lugar.

Cuando notas que te puedes ir del evento pasado un tiempo sin tener que impresionar a los demás, entonces se te hará mucho más fácil decir que sí a cualquier invitación.

A medida que te sientas más cómodo y logres manejar mejor lo de ser sociable, aumenta gradualmente este tiempo hasta que ya no sientas la necesidad de usar esta regla.

9. Únete a clubes que te gusten

Si quieres hacer amigos, los grupos y los clubes son los lugares por excelencia para ello. ¿Por qué? Allí encontrarás personas con tus mismos intereses y valores.

Por ejemplo, si no tienes un hobby en particular pero eres una persona muy religiosa, acércate a un templo y observa o pregunta por los grupos que se reúnen los fines de semana. De seguro encuentras alguno que te guste.

Además de salir de tu casa y conocer gente con tus mismos valores, te será mucho más fácil iniciar una conversación con alguien que tenga los mismos intereses que tú.

10. Ve a sitios a los que asistan las mismas personas regularmente

Para entablar amistad, es importante que los veas al menos una vez por semana. De esta manera, tendrás tiempo suficiente para conocerlos y crear una conexión.

Esto quiere decir que las clases, el gimnasio y los eventos recurrentes son mejores que los de una sola vez, como las fiestas.

11. Si sientes que lo necesitas, toma un receso de la vida social

Entendemos que al no ser social de manera natural, asistir a eventos y salir de la zona de confort de manera seguida puede ser agotador tanto física como mentalmente, por ello, es bueno tomar un receso de vez en cuando.

Por ejemplo, si has asistido a cinco eventos en una semana, puedes descansar de la vida social durante el fin de semana. De esta forma, estarás completamente energizado para continuar con tu meta de ser sociable.

La segunda solución que te damos, en caso de que no quieras parar tu ritmo para lograr más rápido tu meta, es tomar un receso de cinco minutos alejado del grupo de personas.

Puedes ir al baño para respirar o salir al balcón para admirar las estrellas en completa soledad. De esta forma, no paras tu ritmo, pero sí le das a tu mente y cuerpo un descanso de estar fuera de la zona de confort. Luego vuelves al evento como si nada.

Recomendación: Asiste a un evento en una cafetería

Si de plano sientes que no debes darle un receso a tu vida social, visita una cafetería. ¿Por qué este lugar? Hay café, té y dulces. Es una buena opción para iniciar conversación y sentirse energizado con la comida o bebida.

En caso de que no te sientas en ánimo de hablar con nadie, al menos habrás salido de tu casa y estarás cumpliendo tu rutina de salir de la zona de confort.

12. Pierde el miedo a decir cosas tontas

Es preferible decir algo estúpido que no decir nada. Quizás el miedo de decir un «sin sentido» sea lo que te frena de ser sociable. Y lo creas o no, es más dañino no decir nada, que hablar y decir algo tonto de vez en cuando.

¿Por qué? Es de humanos cometer errores al escoger las palabras para comunicarse, pero si no hablas, eliminas la posibilidad de que los demás conecten contigo.

¿Cuándo fue la última vez que juzgaste a alguien por decir algo tonto? De seguro no lo recuerdas, y, si lo haces, también te aseguro que no te impidió seguir conversando con esa persona.

Pero sí debes recordar a quien estuvo junto a ti y no habló nada. Eso pasa porque te hizo sentir que no le agradabas. Lo mismo sienten las otras personas y esa es la razón por la que es preferible perder el miedo a decir algo tonto, que reservarse las palabras.

Lee también nuestra guía sobre cómo dejar de ser inseguro: 10 cosas que tienes que recordar

13. Muestra interés al conocer a alguien 

Aquí hay algo que quizá no sabías: ser sociable no es ser una persona interesante, es mostrar interés por lo que el otro tenga para decir.

Si te fijas, las personas que hablan todo el tiempo sobre ellas mismas terminan siendo aburridas o molestas después de un tiempo. Pero aquellas personas que muestran interés por los demás, se vuelven interesantes para sus interlocutores.

Sé un buen oyente y, a su vez, logra un equilibrio entre oír y hablar. Pregunta con sinceridad y curiosidad para conocer al otro durante las pausas de esa persona, da pequeños detalles sobre ti para enriquecer la conversación y lograr la conexión.

14. Recuerda que hay muchas personas como tú

De seguro alguna vez has pensado que no quieres ser sociable porque la gente es estúpida y nadie te comprende. Sin embargo, esto solo te aleja de conocer gente que sí tenga tu mismo punto de vista.

Es cierto que hay gente que sí es estúpida, pero no todo el mundo lo es. Recuérdate siempre que hay montones de personas geniales que puedes conocer y la única forma de hacerlo es tomando la iniciativa de salir de tu casa y zona de confort.

No te sientas desmotivado si en las primeras ocasiones no encuentras a alguien que te agrade. Continúa intentando hasta sentirte cómodo con un grupo de personas.

15. Muéstrate cálido y relajado

Si tratas de ser muy amistoso con las personas y estás muy nervioso, lucirás necesitado e incómodo. Aunque ser distante tampoco funciona para conseguir amistades, ya que darás la sensación de que nadie te agrada.

Debes equilibrar entre ser cálido y mostrarte relajado. Cuando logres el balance perfecto, entonces notarás cómo las personas se sienten atraídas hacia ti.

Con relajado nos referimos a hablar calmadamente con un tono de voz suave pero claro, un lenguaje corporal fluido y seguro. Entendemos que los nervios pueden jugarte una mala pasada, pero actúa relajado hasta que te lo creas.

Y con cálido nos referimos a que sonrías sin exagerar, a que hables con honestidad, a que muestres aprecio e interés y des cumplidos cuando lo creas necesario. En otras palabras, hacer sentir a los demás que sí te agradan.

16. Deja de juzgarte tan severamente

Si sientes que las personas te juzgan, no es porque ellas lo hagan, es porque tu subconsciente está juzgándote.

Por ejemplo, si te ha salido un grano en la cara y piensas que la gente solo se fijará en eso, en realidad eres tú quien se juzga por tener un grano en la cara. Trabaja tu autoestima y verás cómo esos estigmas desaparecen.

¿Cómo lograr más rápido una buena autoestima? ¡Trabajándola! ¿Cómo? Asiste a un terapeuta, acéptate tal cual eres, siéntete orgulloso de ti mismo, trátate como si fueses tu mejor amigo y siempre recuerda que todos tenemos imperfecciones; esto forma parte de ser humano.

Lee también nuestra guía sobre cómo ser más felices: 25 formas para sentirse más feliz probadas por la ciencia

17. Sé un buen oyente en cualquier conversación 

Aplica la escucha activa tanto cuando hablas con una persona como cuando estás entre un grupo:

  • Mantén contacto visual con quien esté hablando en ese momento.
  • Asiente con la cabeza cuando sea apropiado, de esta manera demostrarás que sí escuchas.
  • En caso de que tengas dudas con respecto a lo que se está hablando, pide permiso y realiza una pregunta para aclararlo.

De esta manera, muestras compromiso, creas la sensación de ser parte de la conversación (aunque no hables) y la charla se empieza a dirigir más hacia ti. Así, cuando quieras hablar, te van a escuchar.

18. Visualízate como una persona sociable

La visualización es un ejercicio que te ayuda a reducir la ansiedad y mejora tus habilidades sociales.

Por naturaleza humana tendemos a complicar las cosas, pero si imaginas cómo sería tu «yo sociable» y tratas de meterte en el personaje, cada vez serás más social, hasta que llegue un punto en que te salga con completa naturalidad y ya no sea un personaje, sino tu «yo de verdad».

¿No sabes cómo actúa alguien sociable y seguro de sí mismo? Observa en las películas y series a aquellos que admiras y tienen una buena vida con amigos. ¿Qué tienen en común? Son calmados, positivos, mantienen contacto visual, su lenguaje corporal denota seguridad y sonríen.

Experimenta metiéndote en tu personaje sociable de vez en cuando, pero no te presiones para hacer realidad tu visualización; tampoco te decepciones si las cosas no salen como lo imaginaste. Recuerda que solo se trata de un ejercicio para ayudarte a salir de la zona de confort.

19. Deja que tu curiosidad natural salga a flote

Empieza a pensar sobre la otra persona: quién es, qué siente, cuáles son sus pasiones. Dale rienda suelta a tu curiosidad y así tendrás excelentes preguntas para hacer fluir la conversación de forma natural.

Es normal que tu mente se centre en ti y en lo que los demás piensan de ti, pero debes enfocarte en los que te rodean y lo que a ellos les interesa. Cultiva la curiosidad como una habilidad más para ser sociable. Otro beneficio de esta práctica es que te harás un mejor oyente.

20. Aprende a dar cumplidos

Las palabras correctas en el momento justo pueden hacer que el día de alguien mejore significativamente y, además, abre las puertas a continuar la conversación.

Pueden ser cumplidos tan sencillos como decirle a un colega que te gustó su presentación, o a una amiga que el color de su camisa le favorece. Son detalles pequeños pero que harán que conectes con esa persona.

Para hacer un cumplido adecuado, sigue estos pasos:

  1. Presta atención a lo que de verdad te gusta de esa persona. De esta forma, estarás diciendo palabras honestas.
  2. No seas obvio. Nota las pequeñas cosas que hacen a alguien único, así tus palabras resaltarán.
  3. Evita los cumplidos cliché. No digas lo mismo a todo el mundo. No te crees una frase distintiva para agradar a los demás.
  4. Enfócate en la personalidad, peculiaridades y cualidades de los demás para saber qué decir.

21. Involúcrate

Participar activamente en actividades que te gusten, ayuda a aliviar la sensación de estar fuera de lugar cuando conoces a alguien nuevo.

Pierde el miedo a preguntarle a las nuevas personas que acabas de conocer si pueden quedar para tomar un café o salir a comer después de la actividad.

De seguro al menos una te dice que sí. Esto hará que poco a poco vayas involucrándote más y te sea más fácil abrirte a la idea de ampliar tu círculo social.

22. Conversa con extraños

No hay nada como conocer a los que te rodean para sentirte parte de una comunidad. Para empezar, te da un sentido de pertenencia. También te da la oportunidad de convertir a los conocidos en amigos más cercanos.

Inicia una conversación espontánea con la chica que te sirve el café la próxima vez que vayas al restaurante, o pregunta a tu vecina cómo está.

Si sientes que hacerlo en persona es mucho para ti, puedes intentar conversar a través de una comunidad en Facebook o algún grupo de chat vecinal. Hablar a través de una pantalla te brinda la seguridad de no sentirte juzgado o de desconectarte cuando tengas pánico.

23. Inscríbete en una clase

Las clases son un lugar por excelencia para crear conexiones con gente que tenga tus mismos intereses, debido a que no solo te expones a un ambiente en el que debes comprometerte, sino que además te saca de tu zona de confort.

Expande y ejercita tus habilidades sociales al inscribirte en una actividad que te apasione: pintura, cocina, idiomas, deportes, manualidades, baile… Siéntate al lado de alguien y salúdalo con una sonrisa. Haz esto en cada clase hasta que se cree una conexión.

24. Reconoce cuando necesitas ayuda de un profesional

La conexión humana es una parte importante de la vida y el bienestar propio; sin embargo, no siempre es algo que se dé con naturalidad.

Debes considerar que desarrollar esta habilidad es un proceso lento que lleva tiempo. No te juzgues ni te presiones por lograrlo de la noche a la mañana. Eso es algo imposible.

Es normal experimentar nerviosismo o miedo cada vez que sales de tu zona de confort, pero si te sientes inhibido o te es imposible dar un pequeño paso cada vez que intentas ser social, entonces quizá sea hora de buscar un psicólogo o terapeuta que te ayude.

Puede que hayas sufrido un trauma o tengas algún desorden mental como ansiedad social, agorafobia u otro trastorno que necesite ser tratado antes de lograr socializar de manera adecuada.

25. Haz que tu vida social funcione por sí sola

Este es un truco que te servirá de mucho para reducir radicalmente el esfuerzo de conocer gente nueva: construye un círculo social que crezca exponencialmente por sí solo.

Enfócate en conocer grupos de amigos. A medida que haces nuevos amigos, preséntalos rápidamente y comienza a formar grupos.

Parece un pequeño cambio, pero aumenta completamente tu vida social cuando lo intentas. Las personas que conoces empiezan a hacer planes con todos los del grupo. Se mantienen en contacto con todos los demás, así que no tienes que ser quien organice todo siempre.

Si tienes un grupo de dos o tres amigos, puedes mantenerlo y concentrarte en conocer gente nueva y construir otros círculos sociales.

26. Encuentra tu propio ritmo social

Ser social no significa estar cada noche en una fiesta o en el bar, sino que descubras lo que una vida social satisfactoria significa para ti.

Si ya tienes un grupo de amigos sólidos, entonces ser social significa pasar parte de tu tiempo con ellos. O dividir tu tiempo entre tus viejos amigos y las oportunidades de conocer gente nueva. En cualquier caso, llenar las necesidades que sientas tú como individuo.

No dejes que los demás definan tu ritmo social, ni tampoco te guíes por el ritmo social de los demás para definir el tuyo.

27. Analiza y traza tu plan para ser más social

Como muchos otros aspectos en la vida, ser social y sentirse cómodo con ello puede tomar tiempo para lograr entenderlo y dominarlo. Pero aquí hay dos pasos sencillos que te harán la tarea mucho más fácil:

Paso 1: Reflexiona sobre tus objetivos al ser social y tus experiencias previas 

Piensa en lo que te ha funcionado y en lo que has fallado en el pasado. También analiza qué te gustaría mejorar en el futuro. El objetivo no es averiguar el origen de todo, sino descubrir algunas posibles áreas en las que puedas crecer en tu vida social.

Puedes hacer una lluvia de ideas escribiéndolas en un papel y luego las organizas. Anota todo aquello que debes mejorar, qué te ha fallado, qué te ha sido útil, cómo crees que puedes tener éxito y qué quieres lograr en un corto, mediano y largo plazo.

Traza un plan que incluya pequeños pasos para lograr cada meta y ponte manos a la obra en el siguiente paso.

Paso 2: Define cuándo harás cada objetivo

Trata algo nuevo cada día, que sea alcanzable pero que te haga dar un paso para cumplir tu meta de ser sociable. No importa si es pequeño: cada acción que hagas te llevará al éxito.

Explora nuevas oportunidades para ser sociable, sin importar si es un poco retador o te da miedo. Solo asegúrate de que sea algo que puedes lograr. Cada paso que logres también te ayudará a mejorar tu confianza en ti mismo y te motivará para continuar con el siguiente reto.

28. Trabaja en desarrollar tu personalidad

Quizás este sea uno de los mejores trucos para ser sociable. Si estás seguro de quién eres, qué quieres y hacia dónde vas, pero además eres humilde y agradable, entonces ten por seguro que serás una persona sociable sin importar el escenario en el que te encuentres.

¿Cómo desarrollar tu personalidad? Conociéndote y pasando tiempo contigo mismo. A pesar de sonar contradictorio, si estás cómodo con tu propia personalidad, eso lo transmitirás a los demás.

Estudia, haz todo lo que te gusta, lee, practica deporte, evalúa lo que quieres mejorar de ti y hazlo. Sé bueno contigo mismo, no te autocritiques todo el tiempo, sé respetuoso y humilde. Cuida tu imagen personal, perdónate por no ser perfecto y entiende que los demás tampoco lo son.

29. No hagas críticas destructivas

Ni contigo, ni con los demás. No solo te hacen ver como una persona negativa, sino que, además, aleja a las personas de tu alrededor creando una mala impresión sobre ti.

Si no tienes nada bueno para decir, mejor haz silencio. También debes pensar que si en repetidas ocasiones das un consejo o haces una crítica constructiva y las personas lo toman a mal, puede deberse a tu tono de voz o las palabras que escogiste.

Evalúa lo que vas a decir y, antes de decirlo, piensa si a ti te gustaría que te lo dijeran. Si no te gustaría, es mejor omitir el comentario o buscar otras palabras para decirlo.

30. Estudia el lenguaje corporal de tu interlocutor

Esta es un arma que toda persona sociable conoce, ya que indica si se debe cambiar el rumbo de la conversación o no para hacer sentir cómoda a la otra persona.

¿Qué signos buscar? Si toma una postura retirada de ti (se inclina hacia atrás), cruza los brazos, su expresión facial es tensa o aburrida, evita hacer contacto visual o sus pies no apuntan hacia ti… entonces es probable que la persona con la que hablas se siente incómoda contigo.

31. Confía en ti mismo

Es el mejor truco que puedes aplicar. Entendemos que confiar en ti y en tus habilidades para socializar puede sonar una locura, pero con cada pequeño paso que des para lograr tu meta de tener amigos y compartir con ellos sin pánico, lograrás ganar esa confianza que tanta falta te hace.

¿Cómo puedo ser más sociable con las mujeres?

Si lo que quieres es conquistar a una chica y ser más seguro cuando te acerques para ligarla, aquí te dejamos algunos trucos que casi siempre funcionan:

1. Sonríe

No como un loco… Solo relaja tu rostro y deja que se disimule una sonrisa que le llame la atención y te haga ver agradable. Puedes practicar frente a un espejo hasta que te sientas cómodo con la sonrisa.

2. Confía en ti

Un hombre seguro de sí mismo es un hombre atractivo. Confía en tus habilidades para socializar. Habla sin miedo, salúdala y usa una de las cuatro preguntas universales para romper el hielo.

3. Cuida tu lenguaje corporal y verbal

Es importante que no seas soez al hablar con ella. Respétala y sé un caballero. No te encorves, no cruces los brazos y no frunzas el ceño; estas son solo algunas de las cosas que debes cuidar.

4. Cuida tu apariencia

Báñate, vístete bien, péinate, cepíllate los dientes y el cabello. Usa perfume o alguna loción. A todos nos gusta estar cerca de una persona que se ve y huele bien.

¿Cómo saber si soy una persona sociable?

¿Quieres saber si ya has logrado tu meta de ser social? Pregúntate lo siguiente y suma los puntos de cada respuesta:

1. ¿Con qué frecuencia te presentas de una vez en cualquier lugar nuevo?

  • Siempre (5 puntos)
  • Con frecuencia (4 puntos)
  • Raras veces (2 puntos)
  • Nunca (0 puntos)

2. ¿Eres capaz de aprovechar cada oportunidad que se te presenta para conocer gente nueva y conectar con ella después del encuentro?

  • Sí (5 puntos)
  • A veces (3 puntos)
  • No (0 puntos)

3. ¿Te gusta ser abierto con tu vida?

  • Sí (5 puntos)
  • Depende de la persona con la que hables (3 puntos)
  • No (0 puntos)

4. ¿Consideras que te gusta ayudar a los demás?

Sí (5 puntos)

A veces (3 puntos)

No (0 puntos)

Resultados: 

  • 14 a 20 puntos: ¡Eres sociable! Te encanta compartir y estar rodeado de personas.
  • 7 a 14 puntos: Se puede decir que tienes un equilibrio entre ser y no ser sociable. Puedes trabajar en algunos aspectos para ser un poco más sociable.
  • 0 a 7 puntos: Para nada eres sociable. Debes encontrar tu ritmo social, salir de tu zona de confort y conocer gente nueva.

¿Cómo puedo ser una persona extrovertida?

Ser extrovertido puede ser una gran ayuda para lograr socializar más, así que aquí te dejamos algunos consejos que puedes utilizar para lograr tu meta:

1. Alinea tus virtudes y cualidades con el deseo de ser extrovertido

Así como debes trazar un plan para ser social, traza uno con pequeños pasos que te ayuden a ser más extrovertido cada día. Explota tus virtudes para lograr sobresalir.

2. Participa activamente en las conversaciones

No es necesario que seas el centro de atención y dirijas la charla, pero sí debes hablar y exponer tu opinión. Recuerda que debes respetar el punto de vista de los demás y no ser superficial.

3. Inscríbete en clases de teatro de improvisación

No estamos diciendo que debas actuar, sino que esta actividad te ayudará a estar presente en el momento, a decidir instantáneamente cómo actuar en ese instante y a ser más expresivo de forma natural.

4. Práctica

La práctica hace al maestro. Cada día rétate a cumplir una pequeña meta para ser más extrovertido. Asiste a eventos, mantén conversaciones largas e interesantes, lee libros sobre cómo socializar y aplica los consejos.

¿Cómo ser más sociable con las mujeres?

En caso de que quieras ser más sociable para poder aumentar tus habilidades de ligue, aquí te dejamos algunas ideas que te pueden ayudar:

1. Supera el miedo al rechazo

Aunque te parezca difícil de creer, las mujeres están dispuestas a hablar con alguien que se interese genuinamente por su forma de ser y no por su físico. Muéstrate agradable y solo háblales con respeto.

2. Sal de tu casa

Si no sales, no te puedes relacionar con la gente y, por lo tanto, nunca aprenderás a sentirte cómodo rodeado de personas. Ve a sitios donde te sientas cómodo y utiliza la regla de los 20 minutos.

3. Utiliza el lenguaje corporal a tu favor

Sonríe, párate erguido, relájate, coloca tus manos en la cintura o sobre la mesa. Muéstrate como una persona segura de sí misma.

¿Cómo ser más sociable y tener más amigos?

En caso de que estés buscando otros consejos para mejorar tu habilidad de socializar, aquí te los dejamos:

1. Cuida tu imagen personal

Báñate a diario, usa ropa limpia y péinate. Si te ves agradable, las personas pensarán que lo eres y se querrán acercar a ti para hablar.

2. Usa ropa alegre

Por extraño que te parezca, la ropa que usas influye no solo en cómo te ven los demás, sino en cómo te sientes tú. No decimos que te vistas como si se tratara de un disfraz de carnaval, pero sí debes evitar vestirte de un solo color o con ropa oscura.

3. Ten buena actitud

Si tienes una actitud positiva, es más probable que tengas éxito en todo lo que emprendas.

4. Habla con alguien nuevo cada día

Ya sea por chat o en persona, esto te ayudará a practicar para ser más sociable.

5. Lee y aprende acerca de temas variados y noticias actuales

¿En qué te ayudará esto? Para poder tener una gran cantidad de tópicos sobre los cuales hablar.

¿Cómo ser más sociable con las mujeres? Libros en PDF disponibles

En caso de que prefieras leer algunos libros en digital para ligar con las mujeres, teniendo una actitud sociable, aquí te dejamos cuatro de los que más nos han gustado:

El poder de los introvertidos de Susan Cain

Esta obra también tiene su versión en las charlas TED y te ayudará a amar tu lado introvertido para hacerte entender que ser sociable no es un estándar, sino una necesidad y eres tú quien define cuán sociable quieres ser.

Dirige tu vida de Pau Forner Navarro

Enseña cómo comunicarse mejor, inteligencia emocional, a autoanalizarse y a desarrollar habilidades para ser más social.

150 formas de iniciar una conversación de Luis Tejedor García

En caso de que necesites una guía completa para saber cómo hacer una conversación corta más interesante y fuera de las preguntas universales que te presentamos.

Psicología del éxito de Mario Luna

Te ayudará a ser más positivo en tu vida y, con ello, vendrán grandes cambios favorables no solo para que seas más sociable, sino para que aprendas que tus pensamientos tienen un enorme poder sobre lo que te pasa.

¿Cómo ser sociable y caer bien?

  • Sonríe pero sin exagerar. Sé natural y no finjas. Eso se notará.
  • Muestra interés genuino por conocer a la otra persona. Pregúntale cómo está, cuáles son sus intereses, qué le gusta hacer en su tiempo libre, etcétera.
  • Equilibra la conversación para que ambos puedan ser el foco de atención.
  • No mientas, no seas prepotente ni dejes a un lado tu humildad.
  • Sé empático.
  • Haz cumplidos.
  • No tengas miedos de hacer o decir tonterías para hacer reír a la otra persona.
  • Muéstrate como eres en realidad. Enorgullécete de ti mismo y demuéstraselo al mundo.
  • Cuida tu imagen personal, lenguaje verbal y corporal.
  • Fomenta tu autoestima.

Ideas para ser más sociable

1. Asiste a actividades de forma recurrente

Apúntate a unas clases de algo que te guste, inscríbete en el gimnasio, participa en talleres y eventos. Salir de tu casa y convertir el socializar en un hábito es la única forma de volverte un experto en ello.

2. Trabaja tus emociones

Si estás enojado con el mundo, tienes traumas, piensas que todos te criticarán, te juzgarán duramente o no te entenderán, entonces será imposible que puedas estar cómodo rodeado de personas. Sana tus heridas y verás cómo te resulta más fácil socializar.

3. Mantente informado

Lee mucho sobre temas de actualidad y artículos que te llamen la atención. Así tendrás de qué hablar cuando te encuentres con alguien con tus mismos intereses. En caso de que no seas fan de leer, puedes estar al día con las tendencias en series y películas.

4. Sonríe y haz contacto visual

Tener una buena actitud te hará lucir agradable y provocará que las personas se quieran acercar a ti. No fuerces la sonrisa ni mires fijamente.

¿Cómo ser más expresivo?

Aquí te dejamos algunos consejos que te ayudarán a expresarte correctamente y, a su vez, a socializar y ser más divertido:

  • Conócete a ti mismo. Trabaja tu autoestima a través de la autoexaminación constante para que entiendas qué limita tu expresión.
  • Pierde el miedo a decir lo que piensas o liberar tus emociones. Enfoca el verbo hacia un punto positivo; de esta manera, tus palabras serán acertadas y lograrás socializar.
  • Siempre sé honesto y sincero.
  • Entiende que los gestos faciales y corporales forman parte de la expresividad y la interpretación del mensaje que quieras transmitir. Practica frente a un espejo con cada emoción para que logres dominar tu lenguaje no verbal y te veas natural cuando hables.
  • Mantente fiel a tu esencia y enorgullécete de ello.

¿Cómo ser sociable en una fiesta?

No importa si conoces a las personas que están allí o todos son unos desconocidos para ti, aplica los siguientes consejos para lograr resaltar y ser la persona más sociable del evento:

  • Sonríe. Te verás agradable y las personas querrán platicar contigo.
  • Acércate a alguien, preséntate y hazle un cumplido.
  • Si están jugando algo, ¡participa! Es una manera sencilla de involucrarse y conocer gente.
  • Conoce a alguien, intercambia números telefónicos y continúa conociendo a más personas. La idea es hacer tantas amistades como sea posible; así que no te quedes toda la noche con una sola persona.
  • No seas prejuicioso con las primeras impresiones. Elimina las etiquetas de tu mente para poder hablar con alguien cómodamente. No sabes si la chica que crees engreída, en realidad no lo sea y tan solo lo descubrirás hablando con ella.

 

Es necesario que pongas en práctica todos los tips que te dimos. Si tienes algún consejo adicional o quieres contarnos tu experiencia al aplicarlos, déjanos tus opiniones en los comentarios.

No olvides compartir nuestro artículo sobre cómo ser más sociable en tus redes sociales. De seguro todos tenemos a algún amigo o familiar tímido a quien le pueden ser útiles estos consejos.

 

Ver también:

Escrito por: Andreina Rodríguez

Ingeniera en informática. Apasionada por la revolución social causada por el mundo digital, y apasionada por el diseño gráfico. Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las 17 mejores mascarillas para aclarar la piel

11 formas de decirle que NO a un chico de forma segura y respetuosa