in

Las 25 mascarillas de miel que debes probar

Todos queremos una piel perfecta, aunque, debido al acné, los puntos negros, las arrugas, la contaminación y la suciedad, no siempre obtenemos los resultados deseados.

Están son las 25 mejores mascarillas de miel y algunas de sus variaciones para que pongas en práctica la que más se ajuste a tus necesidades:

1. Mascarilla de miel para las cicatrices y manchas oscuras

Ingredientes:

  • 1 cucharada de miel.
  • 2 gotas de aceite esencial de incienso.

Mezcla todo en una taza y aplica inmediatamente sobre todo tu rostro limpio. Mantén la mezcla durante 20 a 30 minutos, luego, lávate la cara con abundante agua. Repítelo de 3 a 4 veces por semana para obtener resultados más rápido.

El aceite de incienso ayuda en la regeneración de las células de la dermis, gracias a su poderosa propiedad astringente, elimina el acné y sus cicatrices, ralentiza los signos de envejecimiento y mantiene la piel hidratada.

2. Mascarilla de miel con canela 

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de canela en polvo.

Mezcla todo y aplícala en tu rostro, deja la mascarilla puesta durante 10 a 30 minutos. Las propiedades antibacterianas de la miel y la canela hacen que esta mascarilla de miel sea perfecta para la piel propensa al acné.

Mascarilla de miel para el acné

¿Sufres de acné? Utiliza esta mascarilla y en tan solo dos semanas empezarás a ver resultados:

  • 2 cucharadas de miel de abeja.
  • 1 cucharada de canela en polvo.
  • 1 cucharada de aloe vera.

Mezcla los ingredientes y aplícalo todas las noches en tu rostro, déjala reposar entre 15 a 30 minutos, luego lava con abundante agua fresca y pásate una compresa fría por el rostro para asegurar que todos los poros se cierren.

3. Mascarilla de miel y vinagre de manzana

Si buscas una mascarilla para encoger tus poros abiertos, esta es la indicada para ti. El vinagre de manzana tiene la capacidad de cerrar los poros, hacerlos lucir más pequeños y dejarte una piel hidratada naturalmente.

Además, te servirá como un profundo exfoliante que elimina puntos negros y mantiene alejado el acné, dándole vida a tu hermosa piel. ¿Te gustaría probarla? Consigue lo siguiente:

  • 2 cucharadas de miel.
  • 1 cucharada de vinagre de manzana.

Mezcla todo y aplícalo por la noche con ayuda de un algodón, como si se tratase de un tónico facial, no necesitas enjuagarlo después. Úsalo a diario y pronto empezarás a notar los resultados.

4. Mascarilla de miel y yogurt

El yogurt contiene un compuesto químico llamado alfahidroxiácido natural (AHA), que actúa como un agente limpiador exfoliando la piel, eliminando la células muertas y haciéndote lucir una piel brillante, suave y fresca.

Al mezclarlo con la miel, obtendrás resultados sorprendentes: tu piel no solo resplandecerá, sino que además, estará hidratada naturalmente. ¿Quieres hacerla? Consigue:

  • 1 cucharada de miel de abeja.
  • 2 cucharada de yogur fresco.

Combina todo y aplica sobre el rostro limpio. Déjalo actuar por 25 a 30 minutos y lávalo con agua tibia. Puedes repetir a diario o tres veces a la semana para obtener una piel brillante.

5. Mascarilla de miel y bicarbonato

¿Quieres un exfoliante que elimine los puntos negros? Éste es el que utilizo yo, todas las noches para mantenerme la piel libre de esos molestos puntitos. Equilibrará el pH de tu piel y matará las bacterias previniendo así la aparición de cualquier grano.

También es perfecto si quieres atenuar manchas provocadas por el sol o cambios hormonales, aunque su acción es un poco más lenta.

Los ingredientes para hacer esta fabulosa mascarilla exfoliante son:

  • 2 cucharadas de miel.
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio.

Mezcla muy bien todo y reserva tu exfoliante natural. Limpia el rostro con abundante agua y jabón, seca el exceso de agua y aplica la mascarilla que acabas de hacer, dando un suave masaje por alrededor de 3 minutos.

Déjalo actuar de 10 a 30 minutos y enjuaga muy bien. Te recomiendo lo apliques a diario si tienes muchos puntos negros, acné o una piel grasosa. En caso de que tu piel sea muy sensible o seca, aplícalo 1 o 2 veces a la semana.

Mascarilla de bicarbonato y miel para las arrugas

¿Te preocupan la aparición de las arrugas? ¿Ya tienes unas finas líneas de expresión y estás buscando cómo atenuarlas? Aplica esta mascarilla en tu rostro todas las noches y pronto empezarás a rejuvenecer y atenuar las arrugas.

Vas a necesitar:

  • 2 cucharadas de miel de abeja 100% natural.
  • 1 cucharada de bicarbonato en polvo.
  • Si tienes la piel grasa, agrega el jugo de medio limón.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 2 aspirinas trituradas.

Mezcla todos los ingredientes en un envase y aplícalo en tu rostro limpio. Déjalo reposar por 15 minutos y luego lava con abundante agua y sécate con ayuda de una toalla con pequeños toques.

La miel, en conjunto al aceite de oliva te ayudará a hidratar la piel y fomentará la producción de colágeno, mientras que el limón, el bicarbonato y las aspirinas, eliminarán las células muertas y cualquier agente contaminante de tu piel, dejándola respirar libremente.

Mascarilla para el acné con miel y bicarbonato

Aquí te traemos una mascarilla espectacular que hará que todos esos molestos granitos y puntos negros desaparezcan para siempre y puedas lucir una piel radiante y lisa. Los ingredientes que necesitarás son:

  • 3 cucharadas de miel de abeja.
  • 1 aspirina triturada.
  • 1/2 cucharada de bicarbonato de sodio.
  • 1 cucharada de canela.
  • 1/2 cucharada de té verde en polvo.
  • 2 cucharadas de harina de avena.

Quizás te parezcan muchos ingredientes, pero todos ayudarán a secar los granos. La miel tiene propiedades antibióticas, mientras que la aspirina, el té verde, el bicarbonato, la canela y la harina de avena ayudarán a regular la grasa de tu cara y así evitar la aparición de un nuevo brote.

Debes aplicarla en la noche. Mezcla los ingredientes y con ayuda de una brocha o tus dedos, aplica la mascarilla dando masajes circulares, continúa masajeando todo el rostro por unos 5 minutos y luego déjala actuar por 20 minutos.

Pasado este tiempo, lava tu cara con abundante agua y sécala con ayuda de una toalla dándote delicados toques. Aplica una crema hidratante y a dormir. Si es muy grave el acné puedes hacerla 2 veces por semana, de lo contrario hazla solo una vez a la semana.

6. Mascarilla de miel con azúcar

El azúcar tiene grandes propiedades embellecedoras en tu piel y de seguro ya lo has probado en otros productos caseros de belleza y cuidado personal. Esta mascarilla es perfecta para aclarar, pulir y exfoliar tu piel, liberándola de células muertas rebeldes.

En general, todas las mascarillas que contengan miel y azúcar, son exfoliantes e hidratantes, evitando así el envejecimiento prematuro. Te dejo los ingredientes de la tradicional para limpiar tus poros a profundidad:

  • 2 cucharadas de miel
  • 1/2 cucharada de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cucharada de azúcar

Une todo hasta que tengas una crema homogénea y reserva. Lava y seca muy bien tu rostro y aplica la mezcla dando suaves masajes circulares. Déjalo actuar por 20 minutos y enjuaga muy bien con agua fría.

Puedes usarlo 1 o 2 veces por semana. Es perfecto porque además de limpiar tu piel, le estarás aportando vitamina E, que es beneficiosa para mantener la buena salud de tu dermis.

7. Mascarilla de miel y azúcar, para el acné y la piel grasa

Esta es una versión útil tanto para hombres como para mujeres. Ellos la pueden usar antes de afeitarse para sacar cualquier vello encarnado, para eliminar células muertas y para mitigar los signos del acné, como manchas y puntos negros.

Necesitarás:

  • 2 o 3 cucharadas de azúcar granulada.
  • 2 cucharadas de miel de abeja.

Mezcla la miel con el azúcar hasta que todo esté unido y aplícala en tu rostro dando masajes circulares, en especial en la zona T o el área problemática. Déjalo actuar 10 a 15 minutos y lava con abundante agua.

Puedes calentar un poco la mezcla en el microondas a temperatura baja para que tus poros se abran y limpies mejor todo.

8. Mascarilla de miel y azúcar y limón

Contiene propiedades antiinflamatorias, hidratantes, anti bacterianas y exfoliantes, que harán lucir tu piel radiante, libre de grasa y puntos negros. Para hacerla vas a necesitar:

  • 1 cucharada de azúcar morena.
  • El jugo recién exprimido de 1 limón (aproximadamente 4 cucharaditas).
  • 2 cucharadas de miel de abeja.
  • Aceite de almendras o de oliva extra virgen (solo para pieles secas).

Vierte todos los ingredientes en un recipiente y mezcla hasta obtener una pasta untable, si notas que no se te homogeniza, agrega 1 cucharada más de miel o 1 cucharada de aceite comestible de almendras o de oliva extra virgen.

Una vez listo, lava tu rostro con agua tibia, seca el exceso de humedad y aplica la mascarilla con suaves masajes circulares, déjala en el rostro entre 15 a 25 minutos y luego lávate la cara con agua fría para cerrar los poros.

Esta mascarilla la debes aplicar sólo en la noche ya que el ácido del limón, podría sensibilizar tu piel y quizás te produzca manchas con la luz solar.

9. Mascarilla de miel y avena

La avena es un exfoliante natural que elimina las células muertas de la piel, y la miel mantiene la piel hidratada.

El exfoliante de avena y miel es perfecto si tienes una piel sensible y/o seca, pero deseas aliviar el acné persistente, debido a que elimina los microbios de la piel y la hace más suave y clara. Para hacer esta mascarilla vas a necesitar:

  • 2 cucharadas de miel.
  • 2 cucharada de avena.

Combina los dos ingredientes, aplica la mezcla frotando suavemente con movimientos circulares por todo tu rostro durante 5 minutos aproximadamente y luego, mantenla durante 20 minutos.

Enjuágate con abundante agua fresca. Repítelo dos veces por semana para obtener el resultado deseado.

10. Mascarilla de miel y avena para las arrugas

A todos nos preocupan las arrugas y si estás buscando cómo prevenirlas o cómo disminuirlas si ya las tienes, esta mascarilla es ideal para ti. Busca lo siguiente:

  • 2 cucharadas de miel de abeja.
  • 1/2 taza de avena.
  • 1 taza de agua.
  1. En un sartén cocina la avena como normalmente lo haces con la taza de agua, revuelve a llama baja hasta que la avena esté completamente cocida y tenga una textura cremosa. Cuando esté listo, retira del fuego y agrega las dos cucharadas de miel.
  2. Licua la mezcla y déjala reposar hasta que se enfríe. Mientras tanto, lava tu cara con agua tibia para abrir los poros y asegurar que absorberá todos los beneficios de la mascarilla.
  3. Una vez fría la mezcla, aplica en tu rostro y cuello dando un suave masaje de abajo hacia arriba y del centro del rostro, hacia afuera.
  4. Déjala reposar por 10 minutos y lava con abundante agua tibia.
  5. Aplica compresas frías en toda tu cara y ¡Listo! habrás terminado tu rutina anti-envejecimiento.

Puedes hacerla diariamente antes de acostarte y pronto empezarás a notar tu piel más joven, radiante y libre de arrugas.

11. Mascarilla de miel, avena y huevo

Te sorprenderá con sus resultados: lucirás rejuvenecida, se atenuarán las líneas de expresión, se regularizará la grasa/resequedad de tu rostro e irán desapareciendo las manchas. Para hacerla necesitas:

  • 2 cucharadas de miel.
  • 3 cucharadas de avena.
  • 1 huevo crudo.

Mezcla los ingredientes y con ayuda de una paleta o brocha aplícala sobre tu rostro. Déjala actuar por 25 minutos y luego retírala con agua tibia. Aplica una compresa fría en tu rostro y listo.

Puedes utilizarla interdiario para ver resultados más rápido.

12. Mascarilla de miel, avena y leche

Es perfecta tanto si tienes piel grasa o seca. La avena absorbe todos los agentes nocivos que existan en el rostro, la miel actúa como antibiótico, mientras que leche ayudará a hidratarla. ¿Quieres hacerla? consigue lo siguiente:

  • 2  cucharadas de miel.
  • 3 o 4 cucharadas de leche.
  • 2 cucharadas de avena.

Mezcla todos los ingredientes y aplícalos sobre tu rostro limpio. Déjalo actuar por 5 minutos o hasta que la mascarilla se seque. Lava con agua fría y listo.

Puedes aplicarte esta mascarilla a diario o al menos 3 veces por semana, tu piel lo agradecerá.

13. Mascarilla de miel, avena y yogur

Esta mascarilla contiene una alta cantidad de antibacterianos y antioxidantes, por lo que combatirás el acné y los signos del envejecimiento al mismo tiempo. Los ingredientes para hacerla son:

  • Avena: 2 cucharadas.
  • Miel: 2 cucharadas.
  • Yogur natural: 2 o 3 cucharadas.

Une todo hasta formar una mezcla homogénea. Aplica en tu rostro con masajes circulares y déjala actuar por 15 a 20 minutos y luego lávate la cara con agua y jabón. Puedes aplicar esta mascarilla 2 o 3 veces por semana.

14. Mascarilla para el acné con miel y avena

Esta es otra opción para eliminar los granos y puntos negros:

  • 2 o 3 cucharadas de miel.
  • 1 cucharada de avena.
  • 1 cucharada de canela.
  • Unas gotas de jugo de limón.

En una taza mezcla todos los ingredientes y aplícala en tu rostro por las noches. Déjala actuar por 10 minutos y luego retírala con abundante agua fría y jabón.

Si tienes acné severo aplica esta mascarilla a diario. Pero, si tu acné es suave o moderado, aplícala 3 veces a la semana.

15. Mascarilla de miel y limón

En caso de que tengas puntos negros y pequeños granitos, esta mascarilla es perfecta para ti, además, es super fácil de hacer y aplicar. Sólo debes tener la precaución de aplicarla por la noche.

Ingredientes:

  • Medio limón.
  • 1 cucharada de miel de abeja 100% natural.

Toma el limón y úntalo con la cucharada de miel y luego aplícalo por todo tu rostro. Espera de 5 a 10 minutos que la mascarilla se seque y ¡listo!. Lava tu rostro e inmediatamente notarás como tu piel luce más radiante y clara.

Aplica esta mascarilla dos o tres veces por semana.

16. Mascarilla de miel, limón y canela

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de canela.
  • Miel: 2 cucharadas.
  • El jugo de un limón recién exprimido.

Mezcla los ingredientes y aplícala en tu rostro limpio. Puede que sientas un ligero ardor o cosquilleo, esto es normal si lo toleras y es un poco, pero si sientes que va en aumento la sensación, lávate la cara y aplica una crema humectante.

Déjala reposar por 5 minutos, no más. Lava con abundante agua fría y listo. Aplica esta mascarilla sólo en las noche y 1 vez al mes, debido a que todos son astringentes y el limón es ácido, usarlo más veces podría resecarte la piel.

17. Mascarilla de miel y canela

¿Estás buscando una mascarilla casera, fácil de preparar, que te ayude a aclarar la piel, exfoliarla y eliminar granitos y puntos negros? Utiliza esta mascarilla a diario y notarás como tu piel cambia, lucirás radiante y con una piel envidiable.

  • 2 cucharadas de miel.
  • 1 cucharada de canela en polvo.
  • 1/2 cucharada de agua oxigenada.

En un bowl agrega el agua oxigenada y la canela, mezcla muy bien y luego agrega la miel y continúa mezclando hasta obtener una consistencia homogénea. Aplica en tu rostro y deja reposar por 10 minutos.

Pasado este tiempo, retira con abundante agua fría y seca tu rostro. Te recomiendo apliques esta mascarilla solo por las noches, ya que el agua oxigenada puede causar manchas en el día.

Además, si deseas, puedes hacer esta mezcla con agua oxigenada de 10 volúmenes y aplicarla en tu cabello para aclararlo. Sólo necesitarías: 1/2 taza de agua oxigenada, 2 cucharadas de miel y 1 cucharada de canela en polvo.

18. Mascarilla de miel y huevo

Perfecta para hidratar las pieles resecas o maltratadas por el frío. La puedes usar durante el día, aunque siempre te recomendamos que la hagas por la noche para que tengas una experiencia relajante mientras tu piel recibe los beneficios.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de miel.
  • 1 clara de huevo.
  • 1 toalla humedecida con agua caliente.

Mezcla la miel y la clara de huevo en un envase limpio. Aplícala sobre tu rostro recién lavado con agua tibia y luego colócate la toalla húmeda sobre el rostro. Deja reposar la mascarilla entre 10 y 15 minutos y luego retira con abundante agua tibia.

Aplica la crema humectante de tu preferencia y luego colócate una compresa fría en el rostro. Esto sellará los poros y mantendrá tu piel hidratada sin sensación grasosa. Puedes aplicarte esta mascarilla a diario.

19. Mascarilla de miel y plátano

Sabemos que a cierta edad nos empieza a preocupar la piel reseca, las líneas de expresión y algunas arrugas, por lo que te traemos esta mascarilla efecto botox e hidratante completamente natural y fácil de hacer.

  • 2 cucharadas de miel de abejas 100% natural.
  • 1/2 plátano o banano si es pequeño, o 1/4 si es grande.

Con ayuda de un tenedor o un procesador de alimentos, licua el plátano y la miel hasta obtener una mezcla homogénea y aplica en tu rostro limpio con ayuda de un pincel o con los dedos.

Déjalo actuar 15 a 20 minutos y luego enjuaga con agua fría. La puedes aplicar 1 vez a la semana para que veas los resultados más rápido.


20. Mascarilla de miel con aspirina

La aspirina es algo que todos tenemos en nuestra casa y es un medicamento que sirve para casi todo. En nuestra piel tiene increíbles beneficios: elimina el acné, atenúa las líneas de expresión y las manchas de la edad.

Para hacerla, vas a necesitar:

  • 2 cucharadas de miel.
  • 2 o 3 pastillas de aspirina.
  • 1 cucharada de agua.

En un recipiente, coloca las pastillas de aspirina y agrega la cucharada de agua, disuelve con ayuda de una cuchara y luego agrega las dos cucharadas de miel.

Por la noche, lava muy bien tu rostro con agua tibia, seca el exceso de humedad y procede a aplicar la mascarilla con ayuda de una brocha. Déjala reposar de 20 a 30 minutos y luego lava con agua fría.

Puedes aplicarla a diario para notar más rápido los resultados.

21. Mascarilla de miel y sábila

Todos alguna vez hemos escuchado que la sábila (o aloe vera) es perfecta la salud de la piel y al mezclarlo con la miel en una mascarilla, sus beneficios se potencian: podrás solucionar problemas de acné, manchas, líneas finas de expresión y balancear la grasa y el pH de la piel.

  • 1 cucharada de miel de abeja 100% natural.
  • 1 cristal de sábila.
  • 1/2 cucharada de aceite de oliva o de almendras, prensado al frío si tienes la piel seca.

Licúa todos los ingredientes y aplica la mascarilla sobre tu rostro y cuello. Déjalo actuar entre 15 y 20 minutos, para luego enjuagar con agua fría.

Puedes aplicar esta mascarilla 1 o 2 veces por semana.

Mascarilla de miel para las manchas

Aquí te dejamos una mascarilla que no solo elimina las manchas, también ayuda a rejuvenecer la piel, hacerla lucir radiante y previene la aparición de líneas de expresión y arrugas.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de miel.
  • 1 huevo entero crudo.
  • 1 cucharada de cúrcuma.

En una taza, coloca todos los ingredientes y bate con ayuda de un tenedor hasta que todo esté completamente unido. Aplica en tu rostro, cuello y escote con ayuda de una brocha para no hacer desastre.

Espera 20 a 25 minutos y luego quítate la mascarilla con agua fría y ¡listo! Puedes aplicar esta mascarilla 3 veces por semana.

22. Mascarilla de miel y café

Esta mascarilla es perfecta para pieles sensibles, con acné y algunas finas líneas de expresión. Para hacerla, aunque puedes usar las sobras del café, te sugerimos que utilices café nuevo.

  • 2 cucharadas de café en polvo.
  • 1 cucharada de miel de abejas 100% natural.

Une los dos ingredientes en un bowl hasta formar una pasta espesa y luego aplícala en tu rostro y cuello dando suaves masajes circulares con la yema de los dedos. Déjala actuar por 15 minutos y luego lávate la cara con abundante agua.

Úsala a diario para mantener tu piel firme y radiante.

Mascarilla de bicarbonato y miel para las arrugas

Si además de querer eliminar las arrugas y las manchas por la edad, sufres de acné y puntos negros, ésta mascarilla es para ti. Vas a necesitar:

  • 1 o 2 cucharadas de miel de abejas 100% natural.
  • 1/2 cucharada de bicarbonato de sodio en polvo.
  • 1 cucharada de café en polvo.

Mezcla todo en un envase y aplícate la mascarilla por la noche, en el rostro limpio. Déjala actuar entre 5 y 10 minutos y lava con abundante agua fría. Aplícala interdiario para obtener resultados más rápido.

23. Mascarilla de miel y té verde

Esta mascarilla es perfecta para rejuvenecer y hacer lucir brillante tu piel. Es muy fácil de hacer y sólo requerirás de:

  • 1 sobre de té verde o una cucharadita de té verde en polvo.
  • 2 cucharadas de agua caliente.
  • 1 cucharada de miel pura de abeja.

En una taza agrega el agua y el té verde y mezcla por 2 minutos más o menos. Luego, agrega la miel y continúa mezclando hasta que tome una consistencia homogénea. Con tu piel limpia, aplícate la mascarilla y déjala actuar por 20 minutos.

Pasado este tiempo, lávate con abundante agua fría y ¡listo! Puedes aplicarte esta mascarilla 2 o 3 veces por semana.

24. Mascarilla con miel, papaya y zanahoria

Por la edad, el sol e incluso problemas hormonales o médicos, nuestra piel se va manchando y va tomando colores disparejos, pero por suerte, existe esta casi milagrosa mascarilla, para aclarar y hacer lucir uniforme el tono de tu piel.

Vas a necesitar:

  • 2 cucharadas de miel.
  • 1/2 zanahoria pelada y sancochada.
  • 1/2 taza de papaya.
  • 1 licuadora.

Agrega los ingredientes al vaso y licua hasta obtener una pasta espesa. Deja enfriar la mezcla por un par de horas y luego aplícala sobre tu rostro limpio, déjalo actuar por 25 a 30 minutos y lava con abundante agua fría.

Te sugerimos que apliques la mascarilla en tu cara, cuello y escote, todas las noches para obtener resultados más rápidos.

25. Mascarillas con miel para el cabello

La miel es excelente para todo, incluso para el cabello, aquí te dejo varias mascarillas con miel para el pelo que te ayudarán con ciertos problemas.

5 Razones para utilizar mascarillas de miel

Todos sabemos los beneficios de la miel al consumirla, pero aquí te vamos a contar por qué es tan buena para tu piel:

1. Las mascarillas de miel tienen propiedades antibacterianas y antisépticas

Desde la antigüedad, la miel ha sido conocida por sus propiedades antimicrobianas, cicatrizantes y antisépticas. También crea una capa protectora en la piel para prevenir infecciones. Cura las condiciones de eccema y psoriasis debido a su propiedad antimicrobiana.

La miel nos ayuda a eliminar el acné, los granos y cualquier daño causado por los microbios. Tiene un pH entre 3.2 y 4.5, que es demasiado bajo para las especies bacterianas que causan acné y puntos negros.

2. Las mascarillas de miel son una bendición para la piel seca

Una de las principales razones por las que las personas sufren de piel seca es la deficiencia de potasio. Este, mantiene la piel hidratada, externa e internamente, y la miel está cargada de potasio.

La aplicación de miel en el rostro puede ayudar a curar la piel seca e hidratarla profundamente de manera natural.

3. Es un exfoliante natural – Elimina las células muertas y la suciedad

La miel actúa como un antibiótico natural que limpia la suciedad de los poros de la piel y elimina completamente los puntos negros. Es un buen exfoliante que elimina las células muertas y destapa los poros de la piel.

También ayuda a aclarar las manchas oscuras y las cicatrices debido a su propiedad de regeneración celular y hace que la piel sea brillante y suave.

4. Las mascarillas de miel revitalizan la piel envejecida

Hay muchas razones para el envejecimiento prematuro de la piel, una de ellas es el sol, el principal factor que aumenta las manchas de la edad, arrugas, flacidez de la piel y reduce la elasticidad.

De hecho, alrededor del 70% del proceso de envejecimiento de la piel depende de la cantidad de luz solar a la que nuestra piel está expuesta a lo largo de nuestra vida.

La miel Invierte los daños del sol y reafirma la piel gracias a su propiedad antioxidante: elimina las líneas finas y aclara las arrugas profundas, las manchas de la edad y las cicatrices, debido a su propiedad de regeneración celular.

5. Las  mascarillas de miel son excelentes para todo tipo de piel

La miel no sólo es buena para la piel seca debido a su propiedad hidratante, también contribuye a garantizar la buena salud de la piel grasa. Ayuda a absorber el exceso de grasa de la piel y reduce la posibilidad de cualquier tipo de infección cutánea.

Tiene propiedades humectantes que ayudan a hidratar la piel sin engrasarla demasiado. Ayuda a reducir los poros, lo que finalmente regula la producción de sebo.

Aquellos que sufren de piel sensible también la pueden usar, al ser un agente calmante que cura el enrojecimiento y la sensibilidad de la piel.

5 Cosas que debes saber antes de aplicarte una mascarilla

1. Debes hacerte una pequeña prueba en la piel 

Es algo que debes hacer cada vez que pruebas algo nuevo para saber si tu piel reaccionará bien o al contrario, sufrirás de alguna alergia o irritación. No porque sea natural, quiere decir que es hipoalergénico.

Para hacerte la prueba prepara un poco de la mascarilla y aplica una o dos gotas en tu mano, detrás de oreja o en un sitio que no sea visible, déjala actuar y enjuaga. Espera un día o dos y si todo marcha bien puedes aplicarte la mascarilla.

2. La noche es la hora perfecta para cualquier mascarilla

No te preocuparás porque tu piel se manche con los rayos UV, la piel estará más receptiva a cualquier tratamiento que le apliquen y verás más rápido los resultados.

3. Prepara tu rostro antes de la mascarilla

Lávala con jabón neutro y agua tibia, sécala y luego, date un baño de vapor para que se abran todos tus poros.

Puedes hacerlo con una máquina de vapor o con una olla y agua caliente al colocarte a unos 40 centímetros del vapor por 10 minutos.

4. Ten paciencia 

Al usar cualquier mascarilla, en especial las naturales, la paciencia y la constancia son la clave para ver resultados.

Algunas actúan más rápido que otras, no te desesperes por querer ver resultados en la primera aplicación.

5. Después de la mascarilla existe un paso adicional

Después que te has sacado la mascarilla y lavado el rostro, te sugerimos pases por toda tu cara una compresa fría o un hielo envuelto en un paño para cerrar los poros.

Al finalizar el paso anterior, puedes aplicarte alguna crema hidratante para facilitar el proceso de regeneración celular.

Mascarilla de miel con leche para el cabello

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de miel.
  • 1/2 taza de leche.

Mezcla todo y aplícalo desde el cuero cabelludo hasta las puntas y déjalo actuar por 15 minutos y luego enjuaga. Esta mascarilla es perfecta para hacer crecer tu cabello y devolverle la vida.

Mascarilla de miel para el cabello

Si tienes el cabello graso, pero sin vida, utiliza esta mascarilla de miel para devolverle la vitalidad a tu cabellera, fortalecerla y hacerla crecer.

Si tienes cabello corto vas a necesitar:

  • 2 cucharadas de miel.
  • 1 cristal de sábila.

Licua los ingredientes hasta formar una pasta y aplícalo sobre el cabello húmedo. Ponte un gorro y déjalo actuar al menos 2 horas, luego, lávalo con abundante agua fría y tu champú habitual. Aplícate esta mascarilla 1 vez a la semana.

Mascarilla de miel para el cabello maltratado

¿Tu cabello a sufrido los embates del clima, la contaminación, la plancha, los tintes o problemas médicos? Aplica esta mascarilla todas las semanas y pronto empezarás a recuperarlo.

  • 1/2 taza de yogur natural sin sabor.
  • 3 cucharadas de miel.

Mezcla los ingredientes y con el cabello limpio y húmedo aplica la mascarilla sobre todo tu cabello, dándote suaves masajes para hacerlo penetrar mejor, déjalo reposar por 1 hora y enjuagate el cabello sólo con agua tibia.

Mascarilla de miel con avena para la caspa

Todos alguna vez sufrimos de la indeseable caspa, irritación, inflamación o piquiña en nuestra cabeza, por eso, te traemos esta fantástica mascarilla natural:

  • 1/2 taza de harina de avena.
  • 3 cucharadas de miel.
  • 1 cucharada de aceite de almendras (opcional, úsala si tienes cabello seco).

Mezcla los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea. Si sientes muy seca la crema, agrega un poco más de miel. Dejala de un lado y lava tu cabello con champú, luego, retira el exceso de agua y aplica la mascarilla que acabas de hacer.

Déjala actuar por 1 hora y media y enjuaga. Puedes aplicarte esta mascarilla 1 vez a la semana, es excelente y muy nutritiva para tu cabello.

Mascarilla con miel y aguacate para eliminar las horquetillas

Ingredientes:

  • Dos cucharadas de miel de abeja.
  • 1/2 aguacate maduro triturado.

Une ambos ingredientes en un bowl y mézclalos hasta formar una pasta. Humedece tu cabello y aplica la mascarilla desde la mitad de tu cabello hasta las puntas, envuélvelo en una toalla tibia húmeda y déjalo actuar por 1 hora.

Pasado este tiempo, lava con agua fría y un poco de champú de bebé.

Bonus: Mascarilla de huevo y miel para el acné, el cabello y las arrugas

Esta mascarilla de miel se trata de una «todo en uno»: perfecta para tratar las imperfecciones del rostro y algunos problemas del cabello. Vas a necesitar:

  • 5 cucharadas de miel.
  • 2 huevos grandes: utiliza solo las claras si tu piel/cabello es seco, solo las yemas si es graso o todo el huevo si tanto la piel como el cabello son mixtos.

En un recipiente mezcla los ingredientes y aplica la mascarilla en todo el cabello dando suaves masajes; en el rostro, cuello y escote, ayúdate con una brocha para obtener un resultado uniforme.

Deja actuar el producto por 30 minutos y luego date una ducha con agua tibia para retirar toda la mascarilla. Aplica esta mascarilla 1 vez por semana y te maravillarás con sus resultados.

¿Cuánto tiempo se debe dejar la miel en la cara?

Esto depende de varios factores:

  • ¿La miel es sola o la mezclaste con algo más? Si sólo te estás aplicando miel, debes dejarla por un máximo de 30 minutos, pero si la has mezclado con algo más, el tiempo puede variar desde 5 hasta un máximo de 30 minutos.
  • ¿Cómo es tu tipo de piel? ¿Delicada, mixta, seca, grasosa? Aunque hay mascarillas que dicen que se deben dejar por 30 minutos, si tienes una piel delicada o seca, debes dejarla menos tiempo.
  • Si sientes alguna molestia al momento de aplicarla, lávate con abundante agua fría, ya que si eres alérgico al polen, es probable que también lo seas a la miel.

¿Cuánto tiempo se debe dejar la mascarilla de miel con limón?

Aunque depende de tu tipo de piel, la mascarilla de miel con limón se debe dejar entre 5 y 15 minutos en el rostro. Más tiempo podría ocasionarte quemaduras e irritación y menos de 5 minutos serán insuficiente para que actúe.

¿Cómo hacer una mascarilla de avena y miel?

La miel además de ser un superalimento que aporta muchos beneficios a tu piel, puede ser un excelente aliado en tu rutina de belleza diaria. Esta mascarilla que te traemos aquí, está especialmente indicada para pieles sensibles.

  • 2 cucharadas de miel.
  • 2 cucharadas de copos de avena o avena en polvo.

En un bowl vas a colocar ambos ingredientes y con ayuda de una cuchara, mezcla todo hasta que la avena esté unida a la miel. Puedes aplicarla en el cabello o en el rostro para hidratarlos.

Si cueces la avena con un poco de leche y le agregas la miel, obtendrás una mascarilla antiarrugas y antienvejecimiento. Lo mejor es que puedes usarla todos los días con completa seguridad.

 

 

Ya sabes las razones para usar mascarillas de miel, cómo preparar algunas de ellas y los beneficios que te aportarán, así que pruébalas y cuéntanos tu experiencia.

 

Ver también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 mascarillas efectivas para hidratar la piel seca

19 mascarillas para eliminar las ojeras y bolsas en los ojos