in

Las 10 mejores mascarillas de café para un rostro bello, rejuvenecido y sano

El café tiene propiedades tensoras, reafirmantes y tonificantes para tu rostro, debido a la cualidad vasodilatadora de la cafeína. Por ello y también por sus propiedades exfoliantes, la mascarilla de café es tan popular y efectiva.

Estás son las 10 mejores mascarillas de café para reafirmar tu cara

1. Mascarilla de café, huevo y limón

Es recomendada para suavizar, tonificar y blanquear manchitas. Pero asegúrate de aplicar esta mascarilla de noche, ya que el limón al sol puede manchar.

Ingredientes:

  • ½ de café molido nuevo
  • El jugo de un limón mediano
  • La clara de un huevo

Procedimiento:

En un recipiente de vidrio o madera mezcla todo perfectamente.

Con una brocha, toma un poco de la mascarilla y esparce lentamente por las zonas con manchas o paño. Deja 15 minutos y enjuaga bien con agua fría.

Abajo un video de una masarilla de huevo y café:

2. Mascarilla de café y leche

Revitaliza tu piel con asientos de café y leche orgánica de vaca (no sirven las leches vegetales). Esto devolverá la suavidad y lozanía a tu rostro.

Ingredientes:

  • ¼ de taza de asientos de café
  • Unas cucharadas de leche fresca
  • 5 gotas de aceite esencial de rosa mosqueta

Aplica esta mascarilla como un tónico refrescante por las noches, dando suaves golpecitos con un un paño o algodón por la cara y el cuello. Pasados 15 minutos, enjuaga bien con agua tibia.

Abajo un video de cómo hacer esta mascarilla de café y leche:

3. Mascarilla de café para aclarar la piel

Suena a un desayuno, pero lo mejor es mezclar café con avena. Esta mascarilla —además de reafirmar— te dará una buena exfoliada, ayudando también a difuminar pequeñas manchitas.

Ingredientes:

  • ½ taza de asientos de café
  • ½ taza de avena natural
  • ¼ de taza de leche fresca de vaca

Procedimiento:

Muele en la licuadora o procesador de alimentos la avena hasta que quede pulverizada. Mezcla con el asiento de café y la leche hasta que quede una pasta sedosa que untarás por todo tu rostro. Deja actuar por 40 minutos. Enjuaga bien.

De preferencia, aplícala por la noche.

4. Mascarilla de café para las arrugas

Un poco de asientos de café y vitamina E pueden ayudar con esas arruguitas prematuras.

Ingredientes:

  • ½ taza de asientos de café
  • De 5 a 10 cápsulas de vitamina E (uso médico)
  • Aceite de semilla de uva

Procedimiento:

Mezcla el café con el aceite de uva, agregándolo de a cucharaditas hasta que tenga la consistencia de tu preferencia. Rompe las cápsulas y añade el contenido a la mezcla previa. Déjala actuar sobre tu cara por espacio de 40 minutos. Lava muy bien.

5. Mascarilla de café y bicarbonato

Removerá impurezas y devolverá al pH de tu piel su equilibrio. También elimina el exceso de grasa. A esta mascarilla le añadiremos como base un poco de agua de rosas.

Ingredientes:

  • ¼ de taza de asientos de café
  • ¼ de taza de bicarbonato
  • Agua de rosas de uso cosmético

Procedimiento:

Integra los ingredientes secos, a los cuales agregarás a pequeñas cucharadas el agua de rosas para darle consistencia. Ya estando suave, unta por tu rostro mientras masajeas suavemente. Espera una hora.

Retira con una toalla y lava tu cara con agua tibia.

Mascarilla de café y bicarbonato para la cara

Como segunda opción, puedes preparar una mascarilla para la cara con café similar a la anterior; o sea, con café en asientos y bicarbonato, pero cambiando el agua de rosas por puré de tomate rojo. Esto dará un efecto aclarador y nutritivo a tu piel.

6. Mascarilla de café y huevo

Esta mascarilla de café y clara de huevo sirve no solo para reafirmar la piel del rostro, sino para sanar pequeñas y leves quemaduras solares.

Ingredientes:

  • ½ taza de café molido nuevo (no asientos)
  • 2 claras de huevo

Procedimiento:

Separa perfectamente las claras de las yemas de los huevos e incorpóralas al café molido. Quedará una mascarilla algo viscosa. Puedes ponerla con una brocha en las áreas del rostro irritadas, oscurecidas por el sol o flácidas. Déjala actuar por una hora y enjuaga bien.

7. Mascarilla de café y miel 

Esta es una mascarilla básica que eliminará el acné y cicatrizará las pequeñas heridas.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de café molido nuevo (no asientos)
  • 2 cucharadas grandes de miel de abeja (de preferencia que sea orgánica)

Procedimiento:

Integra perfectamente estos ingredientes y esparce la mascarilla por la cara evitando el contorno de los ojos. Pon énfasis donde haya brotes de acné o puntos negros, masajeando con un poco más de intensidad. Deja actuar por 20 minutos y, al cabo de ese tiempo, lava tu cara con agua tibia.

Mascarilla de café y miel para el cabello 

La misma mascarilla del punto anterior ayudará también a nutrir tu cabello.

Procedimiento:

Aplícala antes del champú que usas normalmente, dando masajes con las yemas de los dedos en el cuero cabelludo y cabello. Enjuágalo con agua tibia y lávalo como acostumbras.

8. Mascarilla de café y miel para las ojeras

Un gran beneficio de esta mascarilla es desinflamar las ojeras y párpados, ya que la cafeína actúa ayudando a que la sangre circule mejor y drenando líquido retenido.

Ingredientes:

  • ¼ de taza de asientos de café
  • 3 cucharadas de miel de abeja
  • 3 cucharadas de té de manzanilla

Procedimiento:

Integra el café y la miel. Poco a poco añade el té de manzanilla a cucharadas, procurando que no quede separada la mezcla.

Aplica esta mascarilla fresca en el área de las bolsitas de los ojos con mucho cuidado. Puedes colocar encima unas rodajas de pepino o calabacín para lograr una frescura extra. Descansa 40 minutos y lava tu rostro con agua fría.

9. Mascarilla de café y limón

Sirve para difuminar pequeñas manchas en la cara, pero úsala de noche y después enjuaga muy bien, ya que si te expones al sol, el limón puede manchar. Para darle un efecto extraaclarante, puedes añadir un poco de pepino.

Ingredientes:

  • ½ taza de café molido nuevo (no asientos)
  • ½ pepino pelado y hecho puré
  • El jugo de un limón grande

Procedimiento:

Mezcla el café, el pepino bien molido y el jugo de limón. Quedará una mascarilla súper fresca que extenderás por toda tu cara, especialmente donde haya pecas, manchitas o pequeñas marcas de acné. Lava perfectamente el rostro después de una hora.

10. Mascarilla de café con leche

Esta mascarilla te ayudará a exfoliar y a refrescar.

Ingredientes:

  • ½ taza de asientos de café
  • ¼ de taza de leche fría de vaca (de preferencia, orgánica)

Procedimiento:

Mezcla los ingredientes hasta obtener una mascarilla manejable que se pueda untar. Aplícala y da un masaje suave. Reposa media hora y lava bien con agua tibia.

Mascarillas para el acné

Busca mascarillas que sean astringentes y limpiadoras, como las de té verde, café, miel, propóleo, jalea real, entre otras.

a) Mascarilla de propóleo

Ingredientes:

  • Tintura natural de propóleo, preferentemente con atomizador

Procedimiento:

Tan simple como rociar el propóleo únicamente por las zonas de tu rostro donde haya acné en exceso y enrojecimiento.

Para granitos aislados aplicarás el propóleo con el dedo directamente o con un pincelito. Déjalo actuar toda la noche y a la mañana siguiente enjuaga. No te asolees mientras lo estés usando.

b) Mascarilla de café para el acné

Al ser exfoliante, esta mascarilla ayudará a disminuir los granitos enterrados, puntos negros y enrojecimiento de la piel. Ahora lo combinaremos con aceites esenciales de árbol del té y de tomillo, que son súper desinfectantes.

Ingredientes:

  • ½ taza de asientos de café
  • ¼ de taza de agua destilada o agua de rosas (uso cosmético)
  • 5 gotas de aceite esencial de árbol del té
  • 5 gotas de aceite esencial de tomillo

Procedimiento:

Puedes mezclar los ingredientes con una cuchara de madera para que queden bien incorporados, especialmente los aceites esenciales.

Ya lista la mascarilla, aplícala por las partes de tu rostro con brotes de acné, puntos negros o blancos y masajea. Retira después de media hora con agua fría.

c) Mascarilla de café con leche para el acné

Esta mezcla también es buena para contrarrestar los brotes de acné, pero habrá que agregar un aceite esencial antibiótico. Aplícala en puntos específicos donde haya granitos y enrojecimiento.

Ingredientes:

  • ½ taza de asientos de café
  • ¼ de taza de leche de vaca (no aplican leches vegetales)
  • 10 gotas de aceite esencial de caléndula

Procedimiento:

En un recipiente mezcla bien el café y la leche. Agrega poco a poco las diez gotas de aceite esencial y revuelve hasta que todo quede integrado. Aplica solo donde haya granitos o enrojecimiento. Deja actuar media hora y enjuaga perfectamente.

Beneficios de la mascarilla de café con leche

Con ella exfolias la piel de tu rostro, gracias al café, al mismo tiempo que la nutres por las vitaminas y minerales que contiene la leche.

Mascarilla de café para las manchas de la cara

Puede sonarte extremo, pero tu aliado —aparte del café— será el vinagre de manzana. No, no te quemará la piel, si lo usas bien.

Ingredientes:

  • ½ taza de asientos de café
  • ¼ de taza de vinagre de manzana

Procedimiento:

Integra los ingredientes y aplica la mascarilla con un algodón, dando ligeros golpecitos en las partes que desees aclarar. Puedes dejar el algodón como compresa. Reposa por 20 minutos y enjuaga muy bien.

Esta mascarilla también sirve para quemaduras solares leves.

¿Cómo hacer mascarilla de café?

No es complicado. Solo debes reunir los asientos del café que queda en tu cafetera, o bien, café molido y mezclarlo con un ingrediente acorde con tu propósito.

¿Cuánto tiempo se deja la mascarilla de café?

Al menos media hora, dependiendo de con qué se mezcle. Con limón, por ejemplo, lo mejor es solo 15 minutos.

¿El café mancha la piel?

No necesariamente. Depende de cómo lo apliques y con qué lo mezcles. Para que eso no suceda, debes dejarlo un tiempo límite de una hora y no exponerte al sol.

¿El café oscurece la piel?

Oscurece los dientes y las tazas. Como te mencionamos en el punto anterior, dependerá de cómo lo uses, pero por experiencia, puedo casi asegurar que no oscurece la piel, porque no se absorbe como tal.

Mascarilla de huevo: una opción más allá del café 

La mejor parte a usar es la clara por su contenido de albúmina que nutre y tonifica la piel.

Procedimiento:

Usa la clara de un huevo y extiéndela por tu cara con una brocha, como si barnizaras. Sentirás un leve estiramiento de la piel. Cuando haya secado y se sienta muy tensa, lava con agua tibia.

Mascarilla de yema de huevo

Sabemos que la yema del huevo puede resultar un poco desagradable por su olor, pero en combinación con el limón quedará mucho mejor y ayuda a aclarar tu piel oscurecida por el sol.

Ingredientes:

  • 1 yema de huevo
  • El jugo de medio limón

Procedimiento:

Revuelve bien la yema y el limón; puede ser que adquiera un tono amarillo claro, lo cual es normal. También aplícala con brocha por esas áreas donde haya quemaduras o manchas de paño. Pasados veinte minutos, enjuaga muy bien.

Evita asolearte cuando estés usando esta mascarilla.

Mascarilla de café para el cabello

Nutrirá tu cabello, le dará brillo y eliminará el exceso de grasa en el cuero cabelludo. A esta receta le adicionaremos un poco de aloe vera para reforzar sus efectos hidratantes.

Ingredientes:

  • ½ taza de asientos de café
  • La pulpa de dos ramas de aloe vera, previamente enjuagada para que no tenga restos amarillos

Procedimiento:

Antes de tu baño normal, mezcla el café y la pulpa de aloe hasta que quede con esa típica consistencia viscosa. Aplica en el cuero cabelludo dando un masaje suave. Espera unos minutos y enjuaga. Lava tu pelo normalmente para quitar los residuos.

Mascarilla de café y huevo para el cabello 

Esta mezcla también ayuda a tu cabello a recuperarse después de haber estado expuesto al sol luego de un día de playa, por ejemplo.

Ingredientes:

  • ½ taza de asientos de café
  • 3 claras de huevo
  • Unas gotas de acondicionador

Procedimiento:

Haz una mascarilla suave con estros ingredientes, revolviéndolos muy bien. Aplícala en el cuero cabelludo antes de tu baño normal. Puedes dejarla 20 minutos y enjuagar antes de lavar normalmente con tu champú.

Mascarilla de café para alisar el cabello 

También tu cabello se puede beneficiar con el café. Esta receta es muy sencilla, pues solo necesitarás café.

Ingredientes:

  • 1 taza de asientos de café bien humedecidos

Procedimiento:

Antes de tu baño normal, aplica el café en todo tu cuero cabelludo dando un masaje intenso, pero sin hacer mucha presión. Enjuaga y lava tu cabello normalmente.

Mascarilla de café para el cabello rizado 

Este tipo de pelo tiende a resecarse y maltratarse, por lo que la cafeína inyectará nutrientes y dilatará los vasos sanguíneos para que esté sano. Lo mezclarás con una generosa porción de manteca de cacao, que es excelente para hidratar.

Ingredientes:

  • ½ taza de café molido nuevo (no asientos)
  • ¼ de taza de manteca de cacao pura, previamente derretida a baño María o en el microondas

Procedimiento:

El café debe estar seco y el cacao bien derretido, tibio pero no tan frío para que no se coagule. Mezcla bien. Debe resultar una pasta súper grasosita.

Aplícala antes del baño. Cubre bien hasta las puntas del cabello. Deja que actúe durante 40 minutos. Puedes incluso ponerte una gorra de baño. Luego enjuaga bien con tu champú de rutina.

 

Aquí vimos las mejores recetas de mascarillas de café para tu cara y así luzca joven, limpia y tersa.

Como habrás notado, el café es tan noble que se lleva con todo. No suele tener reacciones alérgicas y es muy accesible. Basta que pongas tu café de las mañanas y reserves el asiento. Si te da esa sensación de bienestar y energía al tomarlo, ahora sabes que también aporta lo mismo a tu piel y cabello.

¡Prueba alguna mascarilla de café y cuéntanos qué resultados te da! No olvides compartir este artículo en tus redes sociales.

 

Ver también:

 

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las 210 mejores preguntas para jugar verdad o reto

13 mascarillas efectivas para quitar las manchas en la cara