in

Las 17 mejores mascarillas para aclarar la piel

Si te has pasado de bronceado, te han salido manchas en el rostro o eres fanática del cuidado facial, aquí te traemos 17 de las mejores mascarillas para aclarar la piel que puedes hacer con ingredientes que de seguro tendrás en casa.

Te explicaremos los ingredientes que necesitas para cada una, el paso a paso para hacerla, cuándo aplicarla y otros consejos que te ayudarán a tener una piel radiante y con un tono parejo.

Recomendaciones antes de utilizar las mascarillas:

  • Asiste primero a tu médico de confianza para asegurarte de que las manchas no son un problema médico más allá de lo estético. Condiciones como lupus, embarazo, vitíligo y melasma son solo algunas de las que deben ser vistas con un especialista.
  • No utilices ingredientes que te causen alergia. Por ejemplo, si eres alérgica a la leche de vaca, utiliza sustitutos que no te hagan daño. Si bien las mascarillas son de uso externo, hay que extremar las medidas.
  • No utilices las mascarillas para aclarar la cara y cuello más veces de las recomendadas por semana, ni tampoco excedas el tiempo máximo de exposición en la piel. Esto podría dañar tu dermis. No por ser natural quiere decir que es 100 % inocuo.
  • Prueba siempre las mascarillas nuevas detrás de una de tus orejas o en una pequeña sección de la mano, y déjalas el tiempo indicado para probar que no tendrás ninguna reacción adversa al colocarlas en tu piel. Si llegase a pasar, sería en un sitio no visible.

Ahora sí, después de seguir todas las recomendaciones anteriores, te dejaremos la lista con 17 de las mejores mascarillas para aclarar la piel.

1. Cúrcuma y zumo de limón

Esta mascarilla para aclarar la piel y quitar manchas es perfecta para aquellas que tienen la piel grasa, ya que tanto el limón como la cúrcuma tienen propiedades antibacterianas, antisépticas y aclarantes que ayudan a:

  • Reducir la secreción de grasa sin dejar la sensación de una piel seca.
  • Combatir el acné y las espinillas; ambas causantes de manchas en el rostro.
  • Reducir los signos de envejecimiento al unificar el tono de la piel y aportar una luminosidad natural.
  • También se puede usar como una de las mejores mascarillas para aclarar la piel quemada por el sol. Ayuda a que la dermis sane y, además, alivia la sensación de quemazón.
  • Ayuda a eliminar las células muertas.

¿Cómo y cuándo aplicarla? 

Ingredientes:

  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo
  • Algunas gotas de zumo de limón

Mezcla ambos ingredientes en un envase limpio hasta obtener una pasta cremosa. Aplícalo en el rostro con ayuda de un pincel y déjalo actuar por 20 minutos o hasta que se seque.

Luego lávate el rostro (o báñate para no manchar todo de amarillo) y aplica tu crema hidratante de costumbre.

Esta mascarilla se debe hacer por las noches y usar protector solar al día siguiente, ya que el zumo de limón puede provocar manchas, si se expone la piel al sol justo después de la mascarilla.

Además, se debe hacer 1 o 2 veces a la semana como máximo dependiendo de tu tipo de piel.

2. Bicarbonato y sus variantes

Las mascarillas para aclarar la cara con bicarbonato se usan desde hace muchos años y tienen muchas variaciones dependiendo del tipo de piel. Aquí te dejamos algunas de las más comunes, sus usos y modo de preparación:

Bicarbonato y agua oxigenada

Ingredientes:

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharada de agua oxigenada de 3 volúmenes (de uso medicinal)

Mezcla los ingredientes en una taza limpia. Lávate el rostro con agua y jabón. Aplícate la mascarilla con movimientos circulares. Se sentirá como un exfoliante. Déjala secar y luego vuelve a lavar tu rostro.

Esta mascarilla para blanquear la cara al instante es una de mis favoritas para aplicar por las noches, ya que los resultados se notan al lavarse el rostro. Lo único es que debes aplicarla 1 sola vez por semana, ya que puede resecar la piel.

Bicarbonato y zumo de limón

Ingredientes:

  • 1 cucharada de bicarbonato
  • Zumo de limón en cantidad necesaria

Mezcla los ingredientes hasta formar una pasta. Aplícala en tu rostro limpio, evitando los ojos y los labios.

Déjala actuar 10 minutos y luego lava con abundante agua y jabón. Esta mascarilla solo se debe aplicar de noche y una vez por semana.

Es tan efectiva como la anterior, además combatirá el acné y las espinillas al reducir la producción de grasa y actuar como exfoliante.

No debes usarla de día ni dejarla más tiempo del indicado, si tienes piel sensible o alguna herida abierta.

Bicarbonato y leche líquida

Esta mascarilla está indicada para aquellas que tienen la piel seca, pero padecen de espinillas, acné y manchas.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de bicarbonato
  • 1/2 cucharada de leche líquida fría

Mezcla los ingredientes en un envase limpio y aplícatela en el rostro con ayuda de un pincel. Déjala hasta que se seque, luego lávate con jabón neutro y agua tibia. Aplica tu crema hidratante de costumbre y ¡listo!

Esta mascarilla la puedes usar hasta 3 veces por semana, dependiendo de la severidad de tu caso y la sensibilidad de tu piel. Los efectos no suelen verse tan rápido, pero sí es muy efectiva. Si decides usarla de día, aplícate protector solar antes de salir de tu casa.

Bicarbonato y miel

Con propiedades antisépticas, hidrantes, antioxidantes y emolientes, esta mascarilla es ideal para las mujeres de cualquier edad y tipo de piel, ya que se logra equilibrar el pH de la piel.

Ingredientes:

  • Al menos media cucharada de miel
  • Una cuchara de bicarbonato

Mezclar ambos ingredientes en un envase hasta obtener una textura cremosa y aplicarlo en el rostro limpio con ayuda de un pincel o la yema de los dedos.

Dejar actuar entre 5 y 30 minutos, y aclara con abundante agua fresca y jabón neutro. Luego continúa con tu habitual rutina de belleza.

Puedes usar esta mascarilla de día o de noche y por un máximo de hasta 4 veces por semana. Los efectos se verán dependiendo de la severidad de tu caso. Algunas ven resultados desde la primera aplicación, mientras que otras tardan hasta 4 semanas.

3. Agua de arroz

Usado por miles de generaciones por sus múltiples propiedades y beneficios para la piel, este noble cereal —además de alimentarte— puede servirte como excelente tónico facial para aclarar la piel, limpiarla de impurezas y refrescarla.

¿Qué contiene el agua de arroz? Antioxidantes como vitamina A y C, inositol, niacina en grandes cantidades (vitamina B3), vitamina E, trazas de pitera y minerales como fósforo y potasio.

¿Cómo hacerla?

Ingredientes:

  • Una taza de arroz crudo blanco y limpio
  • 1 taza y media de agua filtrada o potabilizada

Coloca el arroz y el agua en un envase tapado y déjalo reposar en el refrigerador o cualquier espacio fresco hasta que el agua se torne blanca (como si fuese leche diluida).

Al llegar a este punto, cuela el arroz y reserva el agua en un envase tapado en el refrigerador por un máximo de 3 semanas. Deberás lavarte la cara y pasarte el algodón limpio empapado con el agua de arroz por todo el rostro 1 o 2 veces al día.

Este tónico se puede usar a diario con la precaución de usar protector solar si sales de casa o te expones al sol. Es excelente para ser usado sin importar tu edad o tipo de piel.

¿Existe alguna variación de esta mascarilla? 

¡Por supuesto que sí! Una de las más recomendadas es la mascarilla para aclarar la piel con maizena y agua de arroz. Para hacerla solo necesitas 1/2 taza de maizena y agua de arroz en cantidad necesaria.

Mezcla los ingredientes en un envase limpio hasta obtener una pasta espesa. Lava tu rostro con agua tibia para abrir los poros y, con ayuda de un pincel, aplica la mascarilla por todo el rostro, exceptuando los ojos y los labios.

Déjala actuar por un máximo de 20 minutos o hasta que se seque, y luego lava con abundante agua fría. Te dejará el rostro firme, más claro y con un tono de piel uniforme.

Esta mascarilla de maizena para aclarar el rostro combate irritación, problemas de acné, arrugas, líneas de expresión y manchas.

Puede utilizarse hasta 3 veces por semana y de preferencia por la noche para que puedas aplicártela sin preocupaciones.

4. Masoor dal crudas (lentejas rojas) y agua de rosas

No es la típica mascarilla a la que estamos acostumbrados, pero es perfecta si tu piel está en muy malas condiciones (manchas muy pronunciadas, líneas de expresión, signos de la edad, etc.).

Ingredientes:

  • 1 taza de lentejas rojas
  • Agua de rosas en cantidad necesaria

Licua o tritura las lentejas hasta obtener un polvo fino. Mezcla con agua de rosas para lograr la consistencia de una pasta y luego aplica con movimientos circulares por el rostro, omitiendo los ojos y los labios.

Deja que se seque y luego lava tu rostro con agua fría. Si sientes que te ha quedado muy seca la cara, aplica leche (con un algodón sobre tu rostro) o crema humectante. Esta mascarilla es recomendable un máximo de dos veces a la semana.

También puedes sustituir el agua de rosas por leche, miel o agua purificada, en caso de que el agua de rosas te siente mal en la piel. La leche actúa como humectante, la miel es excelente si tienes acné o piel grasa, y el agua servirá como aditivo para lograr la consistencia de la pasta.

5. Avena y sus variantes

Las mascarillas para aclarar la piel con avena son perfectas para aquellas que tienen la piel sensible, pero igual desean cuidarla con ingredientes naturales e hipoalergénicos.

Entre los beneficios que obtendrás al usar este ingrediente encontrarás: refresca el rostro, reduce la aparición de acné y puntos negros, previene la aparición de nuevas manchas, reduce la apariencia de las manchas y líneas de expresión.

La forma clásica de prepararla es con 3/4 de taza de avena y agua o leche. Se deja en remojo la avena en el líquido de 10 a 30 minutos y luego se aplica en el rostro. Pasado el tiempo, se lava con abundante agua fría y ¡listo!

Existen otras mascarillas con avena que también sirven para aclarar la piel y aquí te las dejamos:

Miel, avena y leche

Los tres ingredientes son muy utilizados para el cuidado de la piel en el hogar: blanquean, refrescan, limpian y tienen acción antibacteriana.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de avena en hojuelas
  • 1 cucharada de miel de abejas pura
  • Leche en cantidad necesaria

En un bowl mezcla los ingredientes hasta que tome una consistencia untable. Lava tu rostro y aplica la mascarilla. Déjala actuar por 20 minutos y luego lava con abundante agua fría.

Avena, miel y zumo de limón 

Ingredientes:

  • 3/4 taza de avena en hojuelas
  • 1 cucharada de miel
  • Zumo de limón en cantidad necesaria

Mezcla los tres ingredientes para obtener una pasta. Lava tu rostro y aplícala sobre él. Déjala actuar por un máximo de 15 minutos y luego lava con abundante agua.

Es recomendable aplicar esta mascarilla solo en las noches y una vez por semana.

6. Tomates y fresas

El tomate y las fresas tienen propiedades antiinflamatorias y blanqueadoras. Esta mascarilla es una buena opción cuando queremos aclarar la piel después de haber estado expuestas al sol o tenemos rojeces en la piel.

Ingredientes:

  • 1 tomate rojo pelado y limpio
  • 2 fresas lavadas

Licua los ingredientes y aplica en tu rostro y cuello con ayuda de un algodón o pincel. Deja secar la mezcla y luego lava con abundante agua fría.

Notarás que, además de sentirte la piel fresca, estará más clara, con menos inflamación (en caso de tenerla) y menos rojeces.

7. Leche en polvo, zumo de naranja y harina de avena

La leche en polvo contiene ácido láctico, un componente con grandes propiedades blanqueadoras. El zumo de limón y la harina de avena ayudarán a eliminar las células muertas, la suciedad y, además, harán que la piel luzca más clara y libre de impurezas.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de leche en polvo
  • 2 cucharadas de zumo de naranja
  • 1 taza de harina de avena (puedes licuar avena en hojuelas para obtenerla)

Une todos los ingredientes en un recipiente limpio y mézclalos hasta que esté homogéneo. Aplica la mascarilla sobre tu rostro recién lavado, con ayuda de la yema de los dedos, y déjala actuar por 15 minutos. Luego lava con abundante agua fría.

Es recomendable que apliques esta mascarilla solo de noche, ya que contiene ácidos que sensibilizan la piel.

Se debe aplicar una o dos veces por semana. No la dejes más de 15 minutos en tu rostro. Al día siguiente de usarla, procura no exponerte a los rayos solares.

8. Hojas de menta

Esta hierba aromática y refrescante posee propiedades antiinflamatorias, tonificantes, blanqueadoras e hidratantes.

Ingredientes:

  • Hojas de menta en cantidad abundante (lavadas y secas)
  • Agua en caso de ser necesario

Licua o tritura las hojas de menta hasta obtener una pasta. Si la sientes muy espesa, agrega un poquito de agua y mezcla para homogeneizar.

Lava tu cara con agua tibia y aplica la mascarilla por todo el rostro. Déjala actuar por 20 minutos y enjuaga con agua fría.

Se recomienda usarla 2 veces por semana sin importar la hora. Es una buena opción si tienes quemaduras por el sol, piel irritada, manchas causadas por la edad, las hormonas, el estrés o la exposición al sol.

9. Bananas, zumo de limón y miel

Si estás buscando una mascarilla que hidrate, ilumine y aclare tu rostro sin importar tu tipo de piel, esta podría ser una buena opción.

Utiliza ingredientes muy comunes que son capaces de atenuar manchas, remover acné y espinillas, hidratar la piel y dejarla con una textura suave.

Ingredientes:

  • 1 banana pelada y triturada
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de zumo de limón recién exprimido

Une todos los ingredientes en un bowl hasta que logres una mezcla homogénea. Aplica sobre el rostro limpio y déjala actuar por 20 minutos máximo. Luego lava con abundante agua fría y continúa con tu rutina de belleza habitual.

Se recomienda aplicar esta mascarilla de 1 a 3 veces por semana y solo por las noches, ya que el zumo de limón es un cítrico que sensibiliza la piel. Además, al día siguiente de aplicarte la mascarilla, deberás usar protector solar para proteger la dermis contra los rayos solares.

10. Rodajas de papas

Las papas son un tubérculo que se puede usar de muchas maneras en la cocina, pero también las puedes incorporar a tu rutina diaria de belleza. Solo necesitas una papa mediana fría, lavada y pelada.

Córtala en rodajas y colócalas sobre todo tu rostro. Masajéate el rostro con las rodajas para que el líquido que desprende pueda hacer su efecto. Déjalas allí por 20 minutos, luego retíralas y lávate la cara con agua fría.

Las papas son una rica fuente de la enzima catecolasa que ayuda a atenuar manchas, cicatrices de acné y zonas oscuras. También contiene vitaminas y minerales esenciales que facilitan la formación de células cutáneas sanas y refuerzan la eficiencia de la barrera de la dermis.

Sus suaves propiedades blanqueadoras ayudan a controlar la producción de melanina, aclarando la piel. Se recomienda usarlas hasta un máximo de 3 veces por semana y solo en la noche.

11. Azafrán y leche líquida

Quizá sea un ingrediente costoso que no quieras usar para una rutina de belleza, pero el azafrán tiene propiedades blanqueadoras que te sorprenderán.

Ayuda a atenuar las zonas oscuras, unificar el tono de piel y fomentar el crecimiento celular para que la piel se renueve.

Ingredientes:

  • 3 hebras de azafrán
  • 1 cucharada de leche líquida fría
  • Algodón limpio

En un envase pequeño coloca los dos primeros ingredientes y déjalos reposar por al menos 3 horas en el refrigerador. Pasado este tiempo, lava tu rostro, saca la mascarilla del refrigerador y humedece el algodón con la mezcla.

Pásalo por tu cara, cuello y escote. Deja reposar la mascarilla 30 minutos y luego lava con abundante agua fresca. Este tónico lo puedes usar a diario, ya que ambos ingredientes son gentiles con la dermis.

12. Cúrcuma y tomate

El tomate es un emoliente natural que sirve para exfoliar y aclarar la piel, mientras que la cúrcuma se dice que es uno de los mejores blanqueadores naturales que existen. Combinando estos dos ingredientes obtienes una poderosa mascarilla que restaurará el tono uniforme en tu piel.

Ingredientes:

  • Medio tomate pelado y lavado
  • 2 cucharadas de cúrcuma

Licua el tomate y luego agrega las dos cucharadas de cúrcuma para lograr una pasta homogénea. Aplica sobre el rostro recién lavado con movimientos circulares. Déjala actuar por 20 minutos, luego lava con abundante agua fría.

Te recomendamos que, si utilizas esta mascarilla, sea por las noches y un máximo de 3 veces por semana. Es importante dejar descansar la piel para que ella misma pueda recuperarse.

13. Polvo de cáscara de naranja, sándalo en polvo y agua de rosas

Las cáscaras de naranja están repletas de vitamina C y calcio, mientras que el sándalo combate los radicales libres causantes del envejecimiento celular que producen las manchas oscuras en la piel.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de sándalo en polvo (si no lo consigues, puedes sustituirlo por unas gotas de aceite esencial cosmético de sándalo)
  • 1 cucharada de cáscaras de naranja en polvo (para esto, deja secar las cáscaras y luego tritúralas hasta hacerlas polvo. En caso de usar aceite de sándalo, agrega 2 cucharadas de cáscaras de naranja)
  • Agua de rosas en cantidad de necesaria

Agrega los dos primeros ingredientes a un bowl y mezcla. Luego agrega de a poco el agua de rosas hasta obtener una pasta homogénea.

Lava tu rostro y aplica la mascarilla haciendo movimientos circulares. Déjala actuar por 15 minutos, luego lava con agua fría.

Usa esta mascarilla solo 1 vez a la semana y de preferencia por la noche.

14. Crema de nuez y crema de leche 

Si tienes la piel muy seca, esta mascarilla puede ser una excelente opción en caso de que estés buscando atenuar o eliminar manchas en tu piel. También te servirá para reducir la apariencia de ojeras, las finas líneas de expresión y bolsas bajo los ojos.

Ingredientes:

  • 7 nueces peladas
  • Agua filtrada
  • 1 cucharada de crema de leche

Remoja las nueces en agua por 2 horas. Pasado este tiempo, escúrrelas y tritúralas hasta formar una pasta sin grumos. Agrega la cucharada de crema de leche y mezcla hasta homogeneizar.

Aplica la mascarilla en cuello y rostro limpios, con movimientos circulares, utilizando solo las yemas de los dedos. Déjala actuar por 30 minutos y luego lava con agua y jabón neutro.

Utiliza esta mascarilla 2 o 3 veces por semana para ver resultados más rápidos.

15. Papaya y miel

La papaya contiene una enzima llamada papaína, la cual fomenta la renovación de la piel de manera natural.

Además, contiene vitaminas A, C y E, así como antioxidantes que ayudan a que la dermis se mantenga hidratada, libre de infecciones, con un tono de piel uniforme y reduce el envejecimiento.

Ingredientes:

  • 1 taza de papaya triturada a punto de puré
  • 1 cucharada de miel

Mezcla ambos ingredientes en un envase limpio hasta que esté homogénea la mezcla. Aplícala sobre el rostro, cuello y escote limpios. Deja actuar por 25 minutos, luego lava con agua.

Usa esta mascarilla 2 veces por semana.

16. Yogur natural, miel y avena

Esta es una excelente opción para aquellas que buscan eliminar manchas causadas por la edad, problemas hormonales o exposición excesiva al sol.

La avena exfolia, el yogur contiene ácido alfa hidroxi y ácido láctico (ambos potentes emolientes), mientras que la miel es un conocido antiséptico y antibacteriano que, en conjunto, crean una de las mejores mascarillas para aclarar la piel.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de yogur natural (sin colorantes, preservativos o azúcares añadidos. Si no consigues, puedes preparar el tuyo en casa con leche ecológica)
  • 1 cucharada de avena en hojuelas
  • 1 cucharada de miel pura de abejas

Mezcla los ingredientes en una taza limpia hasta homogeneizar. Aplica una capa uniforme en la cara, cuello y escote con ayuda de una brocha. Déjala actuar por 30 minutos y luego lava con agua tibia.

Usa esta mascarilla hasta 4 veces a la semana, pero solo por las noches, ya que contiene ácidos que sensibilizan la piel. Considera usar protector solar al día siguiente para prevenir la aparición de nuevas manchas.

17. Aloe vera y limón

En caso de que sufras de acné o desees aclarar las manchas causadas por esta enfermedad, esta mascarilla es la indicada para ti.

Ingredientes:

  • 1 taza de aloe vera (puedes comprarlo en la farmacia o hacerlo tú misma. Corta una penca de sábila con un cuchillo plástico y pélala. Licua la parte transparente y tendrás aloe vera casero)
  • El zumo de un limón recién exprimido

Mezcla ambos ingredientes hasta homogeneizar. Aplícalo sobre tu rostro y cuello limpios, evitando los ojos y los labios. Déjala actuar 10 minutos y lava con abundante agua templada.

Luego aplica una crema humectante y ¡listo! Es súper importante mencionarte que esta mascarilla debes dejarla solo el tiempo recomendado, aplicarla por las noches y no más de 2 veces por semana.

Además, debes usar protector solar durante el día para prevenir manchas ocasionadas por la sensibilización de la dermis, debido al uso del zumo de limón.

¿Qué es bueno para blanquear la piel?

Para lograr tener un tono de piel uniforme tienes que combinar varias cosas: atención médica para detectar y tratar la causa que ocasiona el oscurecimiento de algunas zonas de la dermis, cuidado constante de la piel y buenos hábitos.

Si tu médico ha detectado que no hay una causa fisiológica, debes cuidar tu piel. ¿Cómo?

1. Exfoliarla al menos 1 vez al mes para eliminar las células muertas.

2. Usar mascarillas faciales caseras (la que más se ajuste a tu situación)

3. Usar siempre protector solar contra rayos UVB y UVA, aunque no estés expuesta directamente al sol. Reforzar su aplicación cada cierto tiempo.

¿Cómo hacer mascarillas para aclarar la piel?

Si quieres hacer tus propias mascarillas caseras, debes considerar tu tipo de piel y necesidades cutáneas para escoger los ingredientes. Aquí te dejamos algunos y sus indicaciones:

Agua de arroz

Es de las más recomendadas para tener una piel de porcelana. No existe contraindicación alguna y se puede usar en todo tipo de piel.

Avena

Es emoliente, hidratante y refrescante. Es recomendada para pieles sensibles.

Cúrcuma

Es de los ingredientes caseros más recomendados para blanquear la piel, combatir el acné y eliminar el vello facial. No la utilices si estás embarazada, si tienes la piel muy sensible o eres alérgica a esta especia.

Limón

Blanquea, elimina la oleosidad y combate el acné. Considera que este ingrediente no debe usarse, si aplicarás la mascarilla de día, si tienes la piel sensible o si no usas protector solar con frecuencia.

Bicarbonato de sodio

Es otro ingrediente muy usado en las mascarillas faciales. Funciona como exfoliante blanqueador, eliminando puntos negros, células muertas y suciedad. No debe agregarse en mascarillas que se aplican de día o si se siente una piel muy fina o sensible.

¿Cómo aclarar la piel con sábila?

La sábila es un remedio milenario transmitido de generación en generación que tiene múltiples usos, en especial para el cuidado de la piel. Una forma sencilla de usarlo para aclarar es colocándote la penca de sábila triturada como mascarilla.

La dejas actuar por 20 minutos y luego lavas con abundante agua. Debes aplicar esta mascarilla interdiario, cuidarte de no exponerte al sol, usar protector solar —aunque estés bajo techo— y exfoliar al menos 1 vez a la semana tu rostro. En poco tiempo notarás resultados.

¿Cómo usar el limón para aclarar la piel?

Este cítrico debe usarse mezclado con otros ingredientes para aclarar la piel y crear una mascarilla que se utilizará solo de noche. Aquí te dejamos una lista de mascarillas con limón que te recomendamos:

Limón y miel

Ideal para aquellas personas que sufren de acné y tienen manchas ocasionadas por ello. Mezcla una cucharada de miel con el zumo de medio limón. Aplícalo en el rostro, déjalo actuar 10 minutos y lava con agua. No usar más de 2 veces a la semana.

Limón y bicarbonato

Si tienes puntos negros, células muertas y tu piel tiende a ser grasosa, mezcla una cucharada de bicarbonato con una de limón, aplícalo en el rostro y déjalo actuar de 5 a 10 minutos, luego lava con agua. No la uses más de 1 vez a la semana.

Limón y avena

En caso de que tengas rojeces, esta mascarilla te caerá muy bien. Mezcla media taza de harina de avena con zumo de limón hasta que te quede una pasta. Unta en el rostro y cuello, déjala actuar 7 minutos y luego lava. Evita usarla más de 1 vez por semana.

Es importante recalcar que, al incluir limón en las mascarillas, debes aplicarlas solo por las noches y al día siguiente usar protector solar.

Recomendaciones finales

Antes de finalizar este artículo queremos darte unos consejos que te ayudarán a tener una piel clara, sana y brillante:

1. Evita el uso de tabaco o cigarrillo

El humo no solo es nocivo para tus pulmones, sino que fomenta la aparición de manchas.

2. Lleva una alimentación saludable

Evita el consumo excesivo de alimentos procesados o fritos. Tu piel refleja qué tan sano está tu cuerpo por dentro.

3. Usa protector solar a diario

Se recomienda que incluso estando en interiores se aplique y que, además, se refuerce el efecto aplicando nuevamente cada 3 o 4 horas. Además, deben proteger contra rayos UVB y UVA con SPF mayor a 30.

4. No abuses de las mascarillas caseras o productos para la piel

La dermis debe respirar y sanarse ella misma. El aclarado de la piel no es un proceso mágico ni rápido. Usa las mascarillas solo como están indicadas.

5. Asiste a tu médico de confianza

Si alguna mancha o imperfección te molesta, recuerda que solo un profesional de la salud puede darte un diagnóstico certero de lo que le pasa a tu piel y las causas que lo provocan.

 

Ahora que ya sabes 17 de las mejores mascarillas para aclarar la piel, sus usos y forma de preparación, te invitamos a que compartas nuestro artículo con tus amistades para que ellas también sepan cómo cuidar su piel desde casa.

También queremos animarte a que nos dejes en los comentarios tus experiencias al usar las mascarillas que te contamos, si conoces alguna otra que no esté en la lista o qué tal te ha parecido nuestro artículo.

Ver también:

Written by Andreina Rodríguez

Ingeniera en informática. Apasionada por la revolución social causada por el mundo digital, y apasionada por el diseño gráfico. Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Cómo hacer que mi novio me perdone una infidelidad? – 5 pasos

31 trucos para ser más sociable y divertido