Comunicación No Verbal: Aprende A Leerla Y Usarla A Tu Favor

Entre los seres humanos existen varios niveles de comunicación. En orden descendente de complejidad, podemos encontrar la comunicación simbólica, la escrita, la verbal, y finalmente la comunicación no verbal.

La comunicación no verbal es aquella que se expresa a través de nuestro cuerpo y nuestras actitudes.

Tendemos a pensar que el tipo de comunicación más eficiente que existe entre seres humanos es la verbal.

Pero, aunque la comunicación no verbal puede pasar desapercibida incluso a un nivel inconsciente, tienden a ser mucho más poderosos sus mensajes y a influir de forma mucho más directa las decisiones y actitudes de nuestro interlocutor.

Si tu discurso verbal no coincide con tu lenguaje corporal, el efecto de este será reducido o nulo. Si, por el contrario, tu discurso verbal y tu lenguaje corporal son congruentes el uno con el otro, lograrás maximizar el efecto de ambos.

Por eso es muy importante no solamente saber qué decir, sino también saber cómo decirlo.

Qué es la comunicación no verbal

La comunicación no verbal es aquella que se expresa a través de nuestras expresiones faciales, el tono y la modulación de la voz, los gestos, la posición del cuerpo, la distancia física entre las personas y las actitudes en general.

Estas señales no verbales nos permiten enriquecer el discurso y darles pistas e información adicional a nuestros interlocutores sobre lo que queremos decir.

Los seres humanos hemos evolucionado durante miles de años para ser excesivamente sensibles a estas señales de la comunicación no verbal. La mayoría de las personas no son conscientes de que están expresándose con el cuerpo tanto o más de lo que lo hacen con sus palabras.

La comunicación no verbal nos permite darle sentidos completamente diferentes a frases idénticas, que dependiendo del tono y la cadencia de la voz, pueden transmitir una verdad incuestionable, una ironía o una pregunta, por ejemplo.

También es una forma de comunicar ciertas afinidades o aversiones que por cuestiones de educación o etiquetas es inapropiado verbalizar, como la atracción sexual en un primer encuentro.

El lenguaje corporal nos permite comunicarle a otra persona ciertas pistas para que se acerque, se aleje, prolongue o detenga algún acto sin tener que ser innecesariamente groseros o atrevidos.

Las personas que sí están conscientes de su lenguaje corporal y que saben modificarlo a voluntad, son capaces de causar una impresión mucho más profunda en los demás y de convencerlos con más facilidad de cualquier cosa.

1.- Cómo aprender a usar el lenguaje corporal a tu favor

Muchos libros populares sobre comunicación no verbal presentan el tema como si fuera un lenguaje que puede ser aprendido y utilizado con tanta exactitud como el lenguaje hablado.

Por un lado, esto es medianamente cierto en la medida en que puedes volverte muy consciente de tus propias expresiones no verbales, y muy sensible a las de los demás.

Por otro lado, es importante comprender que, si no siempre hay consenso sobre el significado verdadero de algunas frases, mucho menos existe de manera definitiva en lo relativo a expresiones del lenguaje corporal.

Estas cambian drásticamente entre las personas y con las situaciones, así que, para leer adecuadamente las señales no verbales de los demás y transmitir correctamente las tuyas, también debes tener presente el contexto y la personalidad de tus interlocutores.

Por ejemplo, el mismo gesto con la cabeza puede ser una muestra de desafío entre dos competidores de box, una invitación a acercarse entre dos amigos o una muestra de respeto entre dos desconocidos.

En resumen, el contexto, la personalidad, el discurso verbal y las expresiones corporales de las personas forman el paquete completo de la comunicación interpersonal.

2.- La importancia del contexto cultural

La mayoría de las personas aprendemos, de manera consciente o inconsciente, el significado de algunas expresiones de comunicación no verbal a medida que vamos creciendo.

Esto se debe a que son compartidas por la mayoría de las personas en nuestro medio y en nuestra cultura. Algunas expresiones -como asentir o negar con la cabeza- son casi universales en su significado, pero otras pueden transmitir ideas completamente distintas de una cultura a otra.

Podemos ver un ejemplo muy claro con el estereotipo generalizado de los italianos.

Siempre que veas a una persona tratando de imitar a un italiano, la verás exagerando todos sus movimientos corporales, gesticulando violentamente con las manos y hablando bastante alto.

Pese a que estas tienden a ser exageraciones, la realidad es que la expresión corporal de las emociones para los italianos es mucho más pronunciada que para otro tipo de culturas, como la anglosajona.

En general, las culturas de raíz latina tienden a ser más expresivas con el cuerpo que otras.

Puede parecerte una buena idea, por ejemplo, expresar aprobación con los pulgares hacia arriba. Pero procura nunca hacerlo en Grecia, Italia, ni algunas partes de medio oriente, si no quieres que tu interlocutor se ofenda.

Hacer un círculo con tu pulgar y tu índice en algunas culturas puede interpretarse como que todo está bien. Pero en otras significa cosas distintas. En Japón se usa para simbolizar dinero y en algunos países árabes es un insulto.

Así que, si eres un turista entusiasta, procura ponerte al día sobre las variaciones expresivas del país al que vas.

4.- La importancia de la comunicación no verbal

Cuando comunicamos una idea, las señales no verbales pueden ser igual de importantes, o incluso más importantes que el discurso hablado.

Las personas en general tienen mucho menos control sobre lo que expresan con el cuerpo que sobre lo que expresan con las palabras. Por eso a veces es tan sencillo detectar una mentira, ya que aparecen incongruencias entre lo que se dice y la actitud.

Esto se debe en parte a que la comunicación no verbal es mucho más emocional en su naturaleza, y por lo tanto, responde más al instinto que a la razón.

Si tienes que elegir entre lo que te dice una persona y lo que ves en su lenguaje corporal, apuesta por el segundo mensaje, que probablemente sea más veraz, aunque no siempre será más claro.

Por eso es importante aprender a leer el lenguaje no verbal de los demás, y a controlar el propio, para que transmita exactamente lo que necesitamos transmitir.

Si te fijas, las personas populares y atractivas tienen un lenguaje corporal mucho más consciente y expresivo que quienes son más introvertidos o tienen dificultades para socializar.

Las personas que padecen trastornos como el autismo o el asperger, por ejemplo, tienden a tener una postura corporal muy rígida que hace muy difícil interpretar sus emociones, y tampoco pueden interpretar las de los demás.

Situaciones en las que la comunicación no verbal es importante

La comunicación no verbal está presente en virtualmente todas nuestras interacciones humanas. Pero es especialmente importante en:

1.- El cortejo y el “ligue”

Está socialmente reprobado que las personas se acerquen a las otras demostrando de buenas a primeras sus intenciones románticas o sexuales.

Además, es muy vergonzoso que nos rechacen de manera abierta. Así que la comunicación no verbal es la que se encarga de que dos personas se transmitan las primeras señales de afinidad cuando se gustan.

También nos permite rechazar a otras de manera sutil y educada, sin que los sentimientos salgan heridos.

Si quieres aprender a seducir, el lenguaje corporal es una asignatura que debes aprobar con diez.

Lee también nuestra guía sobre cómo aprender a ligar aprendiendo comunicación sexual

2.- Las ventas

Y con esto nos referimos a la venta de un artículo o producto, a la venta de una idea en un discurso, o a la venta de uno mismo en una entrevista laboral.

Cuando una persona quiere convencer de algo a otra, es imprescindible no solo que tenga un buen discurso verbal, sino que sea capaz de reforzarlo con cada uno de sus movimientos y actitudes.

3.- El arte

Disciplinas artísticas como el teatro, la pintura, el cine, la oratoria, la escultura y muchas más, usan como herramienta principal o secundaria las potencialidades del lenguaje no verbal, ya sea en la postura y expresión de las esculturas, los actores o los retratos.

En Japón, existe una variante muda del teatro que se sostiene exclusivamente de la comunicación corporal de los actores.

 

Así que ya lo sabes, la comunicación no verbal es un universo amplio y complejo que vale mucho la pena explorar para mejorar la calidad de todas tus relaciones interpersonales.

¿Fue útil este artículo? Puedes darnos tus opiniones que con gusto te leeremos. 🙂

 

Ver También:

Cargando...
>