Tipos De Lenguaje Corporal: Todo Lo Que Deberías Saber

Todo aquello que el hombre no es capaz de expresar con palabras, su cuerpo lo manifiesta a través del lenguaje corporal. ¡Quédate con nosotros y no pierdas detalles!

Son cientos de pequeñas  revelaciones que el organismo utiliza para desmentir o confirmar aquello que le es difícil decir al hombre usando el verbo.

En general, nosotros comunicamos entre estas dos líneas: Lo que se dice, y lo que hace el cuerpo. A diferencia de las palabras, el lenguaje corporal es totalmente verídico.

Y está comprobado que quien logra dominar sus expresiones corporales desde el mínimo movimiento del rostro hasta las posturas de sus extremidades, tendrá mucha mas ventaja en su propósito de alcanzar sus objetivos cuando se trata de convencer y ganarse la confianza de otras personas.

Todos los líderes mundiales como presidentes, empresarios, actores, políticos y conferencistas, manejan muy bien su lenguaje corporal.

Sin embargo, existen dos tipos de lenguajes corporales, estos se clasifican según la intención y según la parte del cuerpo en cuestión.

1. Según la intencionalidad

Se distinguen a la vez dos grupos en esta categoría; por un lado están todos aquellos gestos que la persona efectúa de manera consciente, como sonreír, guiñar un ojo, levantar una ceja, o asentir positiva o negativamente, por ejemplo.

Y también se encuentran aquellos gestos que la persona realiza sin tener control sobre su cuerpo o involuntariamente, como es el caso de la sudoración, cambios en el color de la tez ante sentimientos como el amor o el  susto, incluso los tics entran en este grupo.

2. Según la parte del cuerpo

El cuerpo humano puede dividirse en dos partes para su análisis de lenguaje corporal: En cabeza y extremidades.

a) Cabeza

Es la parte del cuerpo que más expuesta permanece ante los demás, es por ello que quienes exploran el lenguaje corporal analizan constantemente la postura que adoptan los otros, la forma en que inclinan la cabeza hacia un lado u otro, e incluso cómo se arreglan el cabello.

El rostro aloja alrededor de 54 músculos, por lo que son muchas las expresiones que una persona consigue efectuar según sea o no su deseo comunicativo de algún estado anímico.

Las cejas, los ojos, la manera en que se arquean o descienden los labios, la marcación del ojo (derecha, izquierda, arriba o abajo), las arrugas en la nariz y en el parpado inferior, si saca o no la lengua, o si deja caer la mandíbula, indican más o menos lo que en su mente significa un contenido que no necesariamente expresará con palabras.

Lee también nuestro artículo sobre el beso en la frente y porque es tan importante

b) Extremidades

La forma en que tus brazos y piernas se encuentran respecto a tu propio cuerpo o al de los demás (proxémica) habla de tu personalidad.

1. Proxémica:

¿Sabías que existen distintos tipos de distancia personal? A esto se le conoce como próxemica. Y va desde una distancia de unos pocos centímetros, como ocurre con las parejas o la relación madre e hijo, hasta una distancia social y pública que incluye varios metros de separación con el o los otros.

Es lógico, si a tu alrededor no hay amigos, ni familiares, no hay razón alguna para correr a abrazarlos o besarlos, de hecho resultaría bastante incómodo pensar en que un extraño se acerque demasiado.

2. Movimiento de los hombros

La impresión que causa una persona que mantiene encorvado sus hombros es la de temor, inseguridad e incluso enfermedad. Mientras que si su postura es erguida, lucirá como alguien seguro de sí mismo.

3. Postura de los brazos

Si tus brazos están cruzados en la espalda mientras te diriges a tus jefes, ellos te percibirán como alguien inseguro, que incluso puede dar la impresión detener mucho que ocultar.

Lo ideal es que los brazos se mantengan sin rigidez a los lados y que en ningún momento se crucen sobre el pecho, ya que significaría que hay cierto rechazo y negación ante aquello que los demás te dicen.

4. Postura de las piernas

Los movimientos descontrolados de las piernas cuando estas sentado o de pie también expresan incomodidad o nerviosismo. Basta con observar a quien va retrasado a su trabajo, no solo mirará constantemente su reloj, sino que también moverá una de sus piernas insistentemente.

5. Movimiento de los dedos de las manos

Si te hurgas las uñas, te halas la piel alrededor de las uñas o empiezas a girar el anillo sobre tu dedo (en caso de tenerlo), o juegas con una pluma y la agitas, significa que eres una persona que no sabe controlarse.

Tu forma de sentarte, caminar, presentarte con desconocidos o manejar una aparentemente sencilla exposición en clases, le dará a otros cierto conocimiento sobre tu personalidad: ¿eres confiado?, ¿inseguro?, ¿dominante?,  ¿infeliz?, ¿eres seguidor o líder?

Así que no puedes conformarte con dar una impresión incorrecta por desconocer los parámetros básicos en lenguaje corporal.

Los conocimientos en esta área te servirán para acercarte un poco más a ese objetivo que vienes persiguiendo desde hace mucho.

Si este artículo te fue útil, compártelo en tus redes sociales para que más personas puedan comprender sobre la importancia de la comunicación corporal en sus vidas.

Ver También:

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Loading...

Agrega un cometario