Cómo Dejar De Amar: Método Probado Paso a Paso

Pocas experiencias son tan inaguantables como amar a alguien que ya no te corresponde. Cuando el amor se apropia de los sentidos, puedes llegar a creer que nadie más entrará a tu vida.

Escucharás muchas frases como por ejemplo: “¡No te servía esa relación!”, “¡Deberías estar feliz porque es una persona nociva en tu vida!”, “¡Menos mal se alejó!”.

Pero, por más que en una parte de ti le dé la razón a tus amistades, tus sentimientos son más fuertes que la razón y no distinguen palabras, tú solo quieres que esa persona te ame tanto como tú lo amas.

Si deseas amar a alguien más, a pesar del vacío existencial que te ha dejado esa otra persona, te recomendamos que continúes leyendo este artículo, y descubrirás que hay muchas estrategias aplicables según sea tu caso.

Lee nuestra guía sobre el amor no correspondido: Cómo lidiar con el dolor

1. Aléjate por completo

Ninguna herida cicatriza si cada día le pones un poco de vinagre. Si últimamente solo vives para recordar los lugares que visitaron juntos, las películas que vieron en el cine, o si escuchas día y noche las canciones que los identificaban, o visitas el lugar dónde tuvieron la primera cita no conseguirás avanzar.

Es recomendable que te alejes por un tiempo de todo aquello que te lo recuerda.

Tómate un descanso breve, y sal de vacaciones. Es tu oportunidad para conocer gente nueva con otra visión de la vida, y para que cambies tu apariencia.

Así renovarás tus energías y entenderás que esa persona no se llevó tu dicha. Al contrario, perdió a quien sí lo amaba.

Cambiarás la óptica sesgada que tenías respecto a tus sentimientos, y ya no te parecerá que quien dejó de amarte era la mejor opción para ti.

2. Cambia

Si quieres dejar de amar (tal como lo hicieron contigo) debes crear una sensación constante de desapego emocional.

Realiza cambios en tu vida: desde tu ropa hasta, si es necesario, tus amigos. No se trata de hacerlos a un lado por completo. Pero sí es necesario que les hagas comprender que no vale de nada que te mencionen a tu expareja.

Opta por participar en actividades diferentes cada día, escucha música alegre, piensa en positivo y lograrás cambiar esa visión fatalista que tenías respecto a que no conseguirías amar a nadie más.

3. Elimina todas sus huellas

Ya que no te será posible devolver el tiempo y olvidarlo por completo, al menos puedes eliminar sus vestigios de tu vida.

Saca de tu habitación todas las fotografías, cartas de amor, peluches, obsequios y cualquier cosa que hayas acumulado a su lado.

Elimínalo de tus redes sociales. De esta forma no tendrás tentación de saber cómo le está yendo sin tu compañía.

Aunque suene radical, recuerda que la vida es muy corta. No vale la pena llorar más de lo debido por una persona que no te valoró.

Mientras tú pierdes tiempo aferrándote a viejos recuerdos, esa otra persona siguió como si nada y tú pierdes grandiosas oportunidades de ser feliz y vivir a plenitud.

Reconoce tus sentimientos, pero comprende que no vale la pena apegarse a ellos dadas las circunstancias.

4. Ámate más

La única persona a la que le debes todo tu admiración, respeto y amor, no es otra que tú misma.

Cuando las personas se aferran a quienes los rechazaron, es porque extrañan ciertas formas de sentirse bien al lado de esa persona, y no en sí a la persona.

Si te amas a ti mismo, aprenderás a sentirte bien en compañía de cualquiera, y no anhelarás a tu ex.

Si te amas más, lo proyectarás, te verás más feliz, con más confianza y optimismo.

Lee nuestra guía sobre cómo ser más seguro de ti mismo con estos prácticos 6 consejos 

5. Recuerda todo lo malo a su lado

Anota cada experiencia negativa que viviste en su compañía, todo lo desagradable que pudo llegar a ser.

Todos y cada uno de los incidentes incómodos en los que te hizo sentir inferior.

Cuando se está muy enamorado de alguien, se suelen dejar pasar constantemente todas estas situaciones para evitar crear conflictos innecesarios con el ser amado.

Pero recuerda que ya no están juntos, y que tu prioridad es avanzar. Así que rompe esa burbuja sentimental y deja de ignorar todos esos malos momentos.

6- Ahora ve tras sus fallas

¿No te fue suficiente para olvidarlo recordar lo que te hizo? No te preocupes, que llegó el momento de ir tras todas sus fallas.

Enuméralas una a una, partiendo desde el aburrimiento que te llegó a causar su compañía, sus celos, sus faltas de atenciones, sus absurdas exigencias, imperfecciones físicas, falta de tacto, pedanterías, egolatría y hasta lo insípido que podía ser en la cama.

Realmente, y si lo piensas bien, este listado te ayudará a ser más agradecido del final de la relación, a dejar de idealizar a esa persona y a sentirte más libre de las cargas que podía traer a tu vida.

7. Nada de rebotes

Cuando la relación acaba, pero uno de los dos continúa queriendo al otro, es posible que pasado un tiempo surja una relación de rebote.

Estás vulnerable, crees que ha vuelto a tu lado porque ha recapacitado y resulta que esa persona regresó porque sabe que puede manejarte a su antojo.

Y tú vuelves a ser tan solo un objeto más para tu ex.

Reconoce que si una vez te dejó porque no te amaba, no está volviendo con las mejores intenciones. Tal vez solo le apeteces físicamente, o desea aprovecharse de tu ayuda, amistades o dinero.

También se entiende como relación rebote el caer en manos de alguien “similar” a quien te dañó. Tu subconsciente se deja llevar por aquello que extrañas y entonces buscas a alguien que supla la imagen que tanto deseas tener a tu lado.

El amor es una emoción, sé precavido y no salgas con alguien por llenar un vacío que dejó otra persona.

Jamás podrás limitar tus emociones o medir la intensidad de tu amor por una persona, eso es cierto. Pero cuando el vínculo se rompe porque uno de los dos decide avanzar al no considerarte “apto”, te está indicando que no vales lo suficiente en su vida. Así que, ¿mereces que te desprecien? Creo que no.

Y menos cuando hay tantas personas dispuestas a amar y reconocer en su pareja a su mejor aliado.

¿Te ayudó lo que leíste? Recomienda este artículo a otras personas difundiéndolo en tus redes sociales.

 

Ver También:

Cargando...
>