in

Cómo Saber Si Tu Novio Es Gay – 7 Señales Que Tienes Que Buscar

Si el título de este artículo llamó tu atención, probablemente ya tienes la sospecha de que tu pareja es homosexual, una preocupación que es muy común entre las mujeres.

Pero en la mayoría de los casos, suele ser la imaginación que te hace una mala pasada y te coloca esa preocupación sobre tus hombros. Aún así, siempre existe la posibilidad, así que es bueno que aclares tus sospechas y termines con esa preocupación de tu vida.

Según estudios científicos, las mujeres se preocupan mucho más por saber si sus parejas son homosexuales que por confirmar si sus esposos las engañan con otra mujer. Sus dudas sobre la sexualidad superan a las de una posible infidelidad.

Así que no te sientas sola en tus preocupaciones, eres parte de una estadística alta de mujeres con dudas. Pero empecemos por conocer u poco más sobre la homosexualidad y su naturaleza.

¿Qué significa orientación sexual? – ¿Qué significa ser gay?

Dicho de forma sencilla, la orientación sexual es la tendencia a sentirse atraído sexualmente a hombres, mujeres, ambos o ninguno de los sexos.

Sin embargo, es importante que entiendas que esta orientación no necesariamente es estática o permanente.

Puede que siempre sientas atracción por el mismo sexo, sin que varíen tus gustos. Pero también puede ser fluida, es decir, que puede indicar que te gustan los hombres pero luego puede variar y sentirte atraído por mujeres.

La orientación se define con diferentes términos: heterosexualidad (quienes sienten atracción por el sexo opuesto), homosexualidad (atracción por el mismo sexo), bisexualidad (atracción por ambos) y otra serie de conceptos más específicos sobre este área.

Y aunque una mujer para nada espere que le confirmen que a su marido le gustan los hombres, los psicólogos han determinado que un hombre que se acuesta con otros tipos no necesariamente es gay, sino que puede experimentar con su sexualidad.

Este es un tema complejo, pues la atracción no es lo mismo que los lazos emocionales. Quizás a tu esposo le atraiga una vez algún hombre, pero emocionalmente no sienta conexión con su mismo sexo. Hay muchas posibilidades porque la sexualidad es fluida.

Puede que tu novio o esposo te ame, pero que disfruta con una aventura sexual.

Signos que NO implican que tu novio es gay

¡No te guíes por estereotipos! Antes de preocuparte o señalar a tu pareja como homosexual, lee atentamente estos puntos, que se refieren a conductas que muchas veces se asocian con hombres gay pero que no son más que prejuicios.

1. Desea probar cosas nuevas en la cama

Con esto me refiero principalmente al sexo anal o a experimentar con “la puerta trasera”, aunque sea algo que nunca antes te había pedido.

El interés en el sexo anal es común para la mayoría de los hombres heterosexuales, aunque muchos intentan esconderlo por miedo a los prejuicios sociales y a causar, precisamente, que dudes sobre su sexualidad.

Probar cosas nuevas no tiene por qué ser visto como algo fuera de lo normal. De hecho en el ano se encuentra una de las zonas erógenas (tanto femeninas, como masculinas) por lo que estimularla de forma adecuada puede hacerlos disfrutar a ambos en cada encuentro sexual.

2. Ha tenido relaciones sexuales con chicos

Muchas se irían de espaldas al enterarse de esto, pero aunque te parezca difícil de asimilar, que un hombre tenga relaciones con otro no implica que necesariamente sea gay.

Como te comentamos, la sexualidad es fluida, al igual que la atracción. Puede que una noche de aventura o de experimentación lleve a un hombre a compartir la cama con otro, sin que ello implique que haya una conexión permanente o emocional entre ambos.

Y no es nada nuevo a nivel histórico. Los guerreros griegos pasaban más tiempo con sus iguales que compartiendo con sus esposas, y se consideraba que practicar el sexo con sus compañeros les proporcionaba la fuerza y el vigor que requerían para ser más aguerridos.

No lo hacían por amor, o porque sintieran atracción por otros hombres como pareja estable necesariamente, sino como una manera de saciar el apetito sexual cuando estaban lejos de casa.

3. Cuida su apariencia

¡Retornando al terreno de los estereotipos! Aunque es cierto que los chicos gays suelen tener más costumbre de cuidar más su apariencia personal y tienen un gusto impecable en cuanto a vestir se refiere, eso no quiere decir que los heterosexuales descuiden su apariencia.

Así que si tu chico es de los que se preocupa por verse bien, no pienses tan a la ligera que es homosexual.

Tengo un amigo cuya voz no es la más sensual, cuida tanto sus palabras que pareciera afeminado, y para complemento, sus modales y posturas son en extremo delicadas.

Pero está felizmente casado, y tiene 4 hijos. ¡Y su matrimonio no es un disfraz para aparentar hombría!

Lo que sucedió en su caso, es que creció sin una figura paterna, por lo que su crianza estuvo en manos de una abuela con modales excepcionales, dos tías que deliraban por protegerlo y una mamá que le enseñó a ser amable y sutil con las palabras.

De allí que sus costumbres son mucho más afeminadas de lo usual, pero no lo hacen menos heterosexual.

Cosas que SÍ pueden indicar que tu novio es gay

Hasta ahora te presentamos las características que posiblemente hayas malinterpretado con respecto al comportamiento de tu pareja.

Sin embargo, ahora vamos con las señales que sí podrían indicar que tiene una orientación homosexual a pesar de ser tu pareja.

1. No le interesa mirar a las mujeres… 

¡Ni siquiera de reojo! Y tal vez digas: “¡Ufff que alivio, solo le gusto yo!”, pero un hombre no puede resistirse a mirar a una mujer sexy cuando pasa frente a él, es algo natural y no tiene nada que ver con la fidelidad.

Es muy poco común que tu chico no sienta ni el mínimo de curiosidad por echar un vistazo a un atractivo escote pronunciado, o una mujer con mini falda cuando piensa que estás distraída, aún a sabiendas de que lo puedas ver mientras lo hace y le armes un lío.

O, si en lugar de apreciar el cuerpo de otra mujer, te hace algún comentario negativo respecto a su manera de caminar, vestir, peinarse o incluso combinar el calzado con el resto del atuendo, la verdad es que está más cerca de la homosexualidad de lo que pensabas.

2. … Pero detalla por completo a otros hombres

Checa las reacciones que tiene tu pareja frente a un hombre guapísimo, de esos por los que tú dejarías surgir un suspiro, porque probablemente sea el mismo tipo de chico que él detallaría de arriba a abajo.

Los hombres heterosexuales suelen ser despistados con respecto al look de otros, no se fijan en la marca de sus zapatos, el corte de cabello o el estilo de ropa de otros hombres, porque usualmente para ellos es suficiente con bañarse y vestirse combinando piezas básicas, sin necesidad de que sean de diseñador-

Pero un gay suele conocer más de marcas, temporadas de la moda y combinaciones de colores y telas a la perfección.

Así que cuando un hombre guapo se les cruce en el camino, probablemente no podrá dejar de verlo porque lo evaluará en cuanto a estilo y aprovechará para echarle un ojo a su atractivo.

Además, si hace conexión con algún otro chico guapo que llame su atención, es probable que trate de pasar el mayor tiempo posible con él. Así funciona la atracción, aún si tú estas cerca de él. No quiere decir que se le va a abalanzar con avances sexuales, pero seguramente querrá mantener una conversación y cercanía por más tiempo que con otras personas.

Existe una prueba creada por un psicoterapeuta llamado Joe Kort que consiste en ir a la playa con la pareja, si tu hombre es bisexual observará a todos, pero si es heterosexual, intentará desinhibirse y mirar cuantas mujeres le sean posibles. Si es homosexual, muy probablemente se enfocará -así sea discretamente- en los demás hombres.

Puedes estar más atenta la próxima vez que decidan planear un día de arena y sol o cuando salgan en citas. Su comportamiento con otros hombres es un gran indicador.

3. Se exhibe ante otros

Si tu pareja tiende a quitarse la camisa cuando hay otros hombres cerca o tiene mucho menos pudor que el usual cuando está rodeado por otros, es probable que lo haga para llamar su atención, incluso de forma inconsciente.

Es posible que él sea muy masculino y practique deportes rudos. Recuerda que los homosexuales no son solo un tipo de persona con intereses específicos, hay gays que tienen gustos y prácticas tan o más masculinas que el heterosexual promedio. Además, en los deportes rudos, como la lucha, también hay muchas ocasiones en las que mantiene contacto físico directo con otros hombres.

Un hombre heterosexual no disfrutará ese contacto, lo tendrá porque es necesario para sus ejercicios atléticos, pero en el caso de un homosexual puede que el contacto lo haga sentirse bien, lo estimule, y puede que sea un factor para descubrir su propia sexualidad.

Toma en cuenta cuál es su actitud ante otros hombres, si se luce de más, si busca exhibirse y llamar su atención.

4. Le incomodan los gays

Parece contradictorio, pero este suele ser el principal indicador de que un hombre es gay: ser homofóbico y rechazarlos.

¿Has escuchado ese dicho “conejo hablando de orejas grandes”?

Pues cuando un hombre demuestra irrespeto, temor o incomodidad cuando se encuentra con personas gay, y lo manifiesta con palabras a su pareja, usualmente lo hace como un mecanismo de defensa para disipar las dudas que tiene respecto a sí mismo.

Es posible que le cueste reconocer que, en efecto, siente atracción física por los hombres, esté en negación y por esos su inseguridad se manifieste en maltrato o rechazo a los homosexuales.

Un conocido sufrió acoso escolar durante años durante su adolescencia, justo hasta que pudo desarrollar suficiente musculatura para defenderse de su agresor, quien era un chico atlético, codiciado por todas las chicas de su escuela.

El chico agredido de la historia era homosexual.  Todos sus amigos y familia lo sabían, él no lo ocultaba, y en su entorno cercano no tenían problema alguno con esto.

Con el paso de los años, resultó que el joven que fue su agresor le confesó que él también era homosexual, siempre sintió atracción e interés por él y cada golpiza, ataque, ofensa o amenaza, eran solo una manera de llamar su atención, mientras intentaba disimular sus gustos sexuales ante los demás.

Conclusión: cuando veas a un hombre demasiado empecinado en hablar despectivamente de un gay, o intente vilipendiarlo, recuerda que su propia homosexualidad puede ser un factor que lo lleve a esa actitud.

La homofobia es un signo bastante inequívoco para cuestionar la sexualidad de tu novio.

5. Le causa curiosidad el estilo de vida gay

Supongamos que él no es homofóbico, pero has notado que cuando observa a un homosexual o escucha sobre alguien que lo es, parece que su curiosidad se descontrola y empieza a preguntar cosas como ¿qué dirían sus padres?, ¿cómo lo tratarán en el trabajo?, ¿cuál será su rol cuando está una relación?, ¿qué cosas lo excitarán?

Esta curiosidad puede ser solo eso, simple curiosidad, o se puede deber a que es gay y hasta ahora no sabe cómo manifestarlo abiertamente, o no sea su intención hacerlo.

Lo que pareciera una obsesión puede ser en realidad una forma de obtener información, para de alguna manera comprender qué sucedería si es descubierto o decide salir del armario.

6. No hace el amor contigo

Ya desechaste la idea de un engaño de su parte y has intentado dar lo mejor de ti, pero no sucede nada en la cama, no logras que quiera acción. Eso siempre es un indicador que algo falla en la relación.

Si tu chico deja pasar más tiempo de la cuenta sin expresar su interés en tener sexo contigo, si cuando lo hacen él se desempeña mecánicamente, casi como una obligación que no disfruta, entonces su sexualidad puede ser un factor clave. A los hombres les encanta el sexo, y el hecho de no querer hacerlo contigo puede indicar que sencillamente no le atraes.

Antes de entrar en pánico, te sugiero que le preguntes si está cansado, aburrido o si tiene algún problema que le incomode. No caigas en berrinches y acusaciones sobre infidelidades hasta no discutirlo personalmente con él.

7. Sus redes están minadas de hombres

Voy a contarte mi experiencia personal: para mi fortuna no se trataba de mi pareja, pero era un compañero de trabajo que cada vez que podía ante los demás hacía ver que yo le gustaba o al menos estaba interesado en mi más allá de mi trabajo.

Su insistencia en este tema se incrementaba cuando estábamos frente a los jefes, compañeros de trabajo o clientes, pero cuando estábamos solos su conducta era neutral y no intentaba avances, lo cual me generó suspicacia. Era muy extraño que en los momentos en que de hecho podía intentar acercarse más, sencillamente no mostraba interés.

Un día tuvimos que atender a un dueño de un gimnasio que era gay.  Tenía grandes músculos, y aunque quiso hacerse el listo con una de mis amigas, no dejaba de echarle una ojeada a mi compañero cada vez que le era posible y él le devolvía una sonrisa con disimulo.

Ese día casi comprobé lo que ya sospechaba desde hacía meses, aunque no sentía nada -románticamente- por ese compañero.

Pero lo que confirmó absolutamente todo, fueron sus redes sociales. Porque ambos habíamos publicado fotos con nuestros amigos y empezamos a etiquetarnos mutuamente. Sentí curiosidad por conocer quiénes le habían dado “me gusta” a las imágenes, así que entré en su cuenta.

Para mi sorpresa, la misma publicación (pero en su cuenta) ya llevaba más de trescientas vistas y cerca de cien comentarios (todos de hombres) en lo que expresaban frases como: ¡Papi chulo me gustas!, ¿quiénes son esas mujeres?, ¡me hubiera encantado posar a tu lado bebé!, ¡amo tu sonrisa muñeco! En fin, digamos que no había más que dudar.

Al mirar algunas de sus fotos de meses anteriores, los comentarios eran todos similares, y de seguidores bastante guapos.

Escasamente tenía algunas mujeres entre los contactos, y casi todas eran de su familia. Además, los likes que daba eran en su mayoría a publicaciones o imágenes de otros hombres en situaciones sensuales y poses provocativas.  Obviamente no le hice saber nada, pues no era mi intención que se sintiera incómodo.

Lo que quiero decir con esto, es que si sospechas de la masculinidad de tu chico, sus redes sociales pueden ser otro buen indicador sobre su orientación.

¿Qué hacer si estos 7 tips aplican a tu pareja?

Para empezar, no entres en pánico. Recuerda que estos son indicadores, pero no infalibles. Tu novio o esposo puede presentar estas conductas y no ser gay necesariamente.

Lo idea en cualquier problema de pareja es mantener activa la comunicación y la confianza entre ambos, así que el escenario final y debido es que conversen francamente sobre la situación. Para que te prepares, sigue estos tres consejos si después de leer el artículo tus sospechas son mayores:

a. Revisa sus redes sociales

Las redes sociales no ocultan nada, y son una buena vía para expresar sus intereses y gustos. Es probable que si tu pareja es gay, las utilice para dar like a publicaciones de ese tipo, conversar con personas nuevas que compartan su orientación sexual o seguir a cuentas

Y si tu novio o esposo, mantiene una imagen social como heterosexual, se valdrá de algún medio para poder sentirse a plenitud, y conversar con extraños sobre sus verdaderos deseos y gustos.

Por mucho que intente disimular, siempre habrá un delator (no intencional) en la web que te permita descubrir o confirmar tus sospechas.

Aparte de esto, su historial de páginas te puede mostrar los sitios web que frecuenta. Si hay algo que encontrar, te aseguro que será en esa carpeta.

b. Busca e investiga de forma inteligente

Antes de crear un problema y ahogarte en un vaso de agua, especialmente cuando se refiere a lo que encuentras en internet, es importante que actúes con prudencia.

Si necesitas conocer sobre las páginas que frecuenta, pero evitando que te descubra, pídele a algún amigo que se convierta en su seguidor, así alguien más podrá entrar a su cuenta previa aceptación y te confirmará sus contenidos, mensajes y seguidores, para orientarte un poco sobre sus gustos.

También puedes crear un perfil falso, llamar su atención, quizás de pronto logres entablar una conversación en la que se atreva a ser él mismo y se exprese de forma honesta al pensar que habla con un desconocido. Sin embargo, en ambos casos estarías violando su confianza, una situación que deberías tener en cuenta en caso de que resulte que ni siquiera es homosexual.

c. Pregúntale y habla con él directamente

Por muy lastimada, enojada o preocupada que te encuentres, la mejor alternativa para ambos siempre será apelar a la honestidad y preguntarle directamente, con toda la madurez que amerita el tema, si él en efecto es gay.

Si él quiere ser franco, ¡no lo juzgues! No sabes cuán difícil pudo haber sido su vida hasta ahora.

En caso tal que no sea homosexual, pues podría ofenderse con tus dudas, pero es un riesgo que deberás correr para sacar de tu cabeza esa nube gris que lleva tiempo lanzándote rayos y perturbando tu panorama.

De todas maneras, es recomendable que le expliques lo que te motivó a pensar sobre su posible atracción hacia otros hombres y aclares la mayor cantidad de dudas que poseas, la comunicación es muy importante para no afectarlo emocionalmente. Si no se entienden, se les hará muy difícil poder avanzar juntos.

¿Qué pasa si no es gay pero es bisexual?

Quizás después de leer esta información hayas dado por hecho que tu pareja es gay, pero hasta que lo confirmes con pruebas siempre habrá varias opciones:

1. Que no tengas la razón, porque aún con tus pruebas en la mano, puedes haberte equivocado.

2. Que sí sea gay, pero igual te ame. Su amor por ti puede que sea genuino aunque sus gustos bajo las sábanas sean distintos.

3. Que sea bisexual, pero su inclinación tiende más hacia las mujeres.

Ser bisexual es una orientación tan válida como la heterosexualidad y la homosexualidad, aunque quizás menos común.

Esto solo quiere decir que se siente atraído tanto por mujeres como por hombres, por lo que no te ha engañado amorosamente. Que él tenga curiosidad y atracción por los varones no quiere decir que te vaya a dejar por uno o que sea menos fiel, sencillamente antes o después de ti pudiera tener parejas de otro sexo y ya, eso no afecta su relación actual.

Si se siente bien contigo, te ama y quiere estar a tu lado, ¿realmente importa su pasado o sus parejas previas?

Ahora bien, si te confirmó que es gay y no desea dormir contigo porque no le atraes físicamente, es mejor que sigas tu camino con dignidad, porque es poco probable que logren mantener una mentira, tan solo para evitar el qué dirán.

En resumen

No saques conclusiones apresuradamente, pero si no toleras la idea de una traición o sientes que no hay una verdadera relación de pareja con atracción sexual entre ambos, exprésalo sin lastimarlo. Recuerda que se trata de un ser humano que siente y padece, al igual que tú lo haces, y podrías estar equivocada.

A lo mejor todavía él mismo no sabe o no ha asumido que es gay, y quizás necesite desesperadamente tu apoyo en lugar de tus señalamientos.

Si esta información te gustó o te pareció útil, recuerda que puedes compartirla en tus redes sociales. Especialmente si tienes una amiga cuyo novio o esposo te parece un poco sospechoso, esta puede ser tu manera de ayudarla a abrir los ojos.

También puedes dejar tus comentarios o dudas. Queremos saber si tienes algunos otros indicadores que te ayudan a reconocer la sexualidad de otros o cuál ha sido tu experiencia si has tenido parejas gay o, por el contrario, has sido tú el homosexual en una relación heterosexual. Estaremos atentos a leerte y responderte.

 

Ver También:

Loading...

8 Razones Por Las Que Los Hombres Deben Lidiar Mejor Con El Rechazo De Una Mujer

¿Cómo Saber Quién No Te Sigue En Instagram?