in

Cómo Saber Si Te Gusta Alguien: Tus Sentimientos Secretos Revelados

 

Algunas veces, tus propias emociones pueden volverse tan confusas que es difícil conocer la verdad. Otras, solo te das cuenta de que te gusta alguien hasta que ya estás irreversiblemente enamorada(o).

No tener claro si una persona nos gusta o no, es un problema ya que podríamos dejar pasar oportunidades valiosas o dejarnos arrastrar a una situación desagradable si no le ponemos un freno con tiempo a las cosas.

Por qué es importante saber si en realidad te gusta alguien

Una de mis pacientes tenía un mejor amigo de toda la vida. Ella creía quererlo solo como a un hermano, pero cayó en una depresión tremenda el día que él le anunció que iba a casarse, porque hasta ese momento se dio cuenta de que en realidad estaba enamorada de él.

La situación fue aún más difícil debido a que ella comprendía que, de haberse dado cuenta a tiempo, no le hubiera costado ningún trabajo entablar una relación romántica con su amigo, pero ya era demasiado tarde, y no quería interponerse entre dos que se amaban mutuamente.

Aquí te diremos cómo averiguar si ese cúmulo indescifrable de reacciones físicas y sentimentales que te causa otra persona se trata o no de atracción.

Tu mente es capaz de esconder tus verdaderas emociones

Tu cerebro también tiene la capacidad de inhibir un poco el nivel de consciencia que tienes sobre tus propias emociones y, de hecho, lo hace con frecuencia.

Hay muchas razones por las cuales podrías pensar que no puedes o no debes enamorarte de alguien.

Estas razones pueden tener que ver con la edad, las creencias, el nivel sociocultural o el tipo de vínculo que nos relaciona con el otro.

Por ejemplo:

Jamás podría enamorarme de mi secretaria

Jamás podría gustarme quien no tiene trabajo estable

Jamás podría enamorarme de mi mejor amigo

Jamás podría sentir algo por alguien de otra religión

Etc.

Es normal que tengamos ciertos parámetros sobre lo que esperamos de una pareja, pero cuando comenzamos a repetirnos una y otra vez las “razones” por las que nunca nos enamoraríamos de determinado individuo.

Quizá sea justamente porque estamos enamorándonos, y queremos detener ese proceso emocional utilizando una salida racional.

¿Cómo saber si te gusta alguien?

Aunque estar enamorados o tener interés romántico sin darnos cuenta suena un poco chocante, la realidad es que sucede con frecuencia.

Si tienes dudas, o no comprendes del todo por qué te comportas así con otra persona, podría deberse a cualquier otra cosa, pero también podrías estar enamorándote.

Para poder quitar los distractores y las justificaciones “racionales” del camino, y averiguar cómo te sientes realmente, tienes que estar dispuesto a ser completamente honesto contigo mismo.

Si estás detectando cualquiera de estas señales de alarma, es probable que te estés enamorando.

1.- Le hablas todo el tiempo

Si lo primero que haces por la mañana es revisar el teléfono para ver si ya llegó un mensaje suyo, o mandarle tú uno de buenos días, es claro que es extremadamente importante en tu vida.

¿Quiénes te importan lo suficiente como para pensar en un lindo mensaje de texto, y escribirlo mientras aún ni siquiera despiertas del todo?, ¿te has puesto a pensar que tal vez te importa más que apurarte para llegar temprano al trabajo o a la escuela?

Lee nuestra guía sobre cómo iniciar una conversación con cualquier persona

2.- Todo te recuerda a él o a ella

Y no solo eso, sino que cada cosa interesante que sucede en tu vida te hace desear intensamente que estuviera junto a ti para experimentarla contigo, o reírse juntos, o intercambiar opiniones.

También podrías estar mandándole memes graciosos cada cinco minutos, o cualquier cosa que tenga que ver con sus gustos, y con sus bromas privadas.

Por ejemplo, si estás leyendo un libro, y cada dos o tres páginas tomas una foto de un párrafo que crees que va a gustarle, es altamente probable que el amor esté rondando, porque eso significa que estás pensando en él o en ella de manera activa durante todo el día.

Y todos sabemos lo que realmente significa pensar todo el día en alguien en concreto.

3.- Respondes sus llamadas y mensajes de inmediato

Si eres de los que dejan los mensajes de todo el mundo esperando hasta que estés de humor para agarrar el teléfono, es de notar que a una persona en especial sí le contestes con rapidez.

Es más, incluso podrías tener un tono distinto de llamada que te indique de inmediato quién te está llamando.

Si lo que tiene qué decir te parece más importante, o gracioso que cualquier otra cosa, significa que te interesa más que el resto de la gente. Eso no es una garantía de amor romántico, pero sí es uno de sus síntomas.

4.- Siempre te ríes de sus bromas

Esto puede deberse a que es genuinamente divertido o divertida, pero si los demás solo reaccionan con una risita y tú estás carcajeándote todo el tiempo, quiere decir que quizá lo encuentras más entretenido de lo que en realidad es.

Toma en cuenta que una de las primeras cosas que hacemos cuando nos enamoramos, es comenzar a colgarle atributos que solo existen en nuestra cabeza al otro.

Puede que tu humor y el suyo sean particularmente compatibles, pero también podría ser amor.

5.- Los nervios atacan antes de encontrarte con él o ella

Cuando un encuentro próximo nos parece importante, es perfectamente normal que nos pongamos un poco nerviosos o exageradamente entusiasmados, independientemente de que se trate de un familiar a quien no vemos hace mucho, una reunión con un colega al que admiramos o una entrevista de trabajo.

Pero en teoría, cuando nos relacionamos con alguien frecuentemente, terminamos por acostumbrarnos y, aunque no deja de darnos gusto verlo, sí desaparecen el nerviosismo y el entusiasmo exacerbado… a menos que existan sentimientos románticos de por medio.

¿Cómo te das cuenta de que te emocionas más de la cuenta? Tal vez te cueste un poco más de trabajo expresarte, o te empeñes mucho más en dar una buena impresión, o simplemente consideres ese encuentro como la mejor parte de tu día.

6.- Te arreglas un poco más

Una forma muy sencilla de determinar si te gusta o no, es poner atención a la cantidad de esmero que pones en tu arreglo cuando anticipas un encuentro.

Normalmente, los “mejores” amigos se caracterizan por no tener reparos en verse mutuamente sin arreglar, sin maquillaje o hasta en pijama. Pero si te incomoda que ese “mejor amigo” te vea con la cara lavada, quizá en el fondo estás intentando gustarle.

Puedes hacer un experimento mental muy sencillo. Piensa que un amigo a quien jamás te interesaría gustarle toca a la puerta y tú estás sin arreglar, ¿te molestas en arreglarte el cabello y en cambiarte como alma que lleva el diablo? Lo más probable es que no.

Ahora, repítelo pensando en la persona por la cual estás leyendo este artículo.

Cuando nos sentimos atraídos, una de las primeras cosas que ocurren es que tomamos más consciencia de la mirada del otro sobre nosotros, y eso nos lleva a preocuparnos más por cómo luce nuestro cabello o por la postura que tomamos al sentarnos.

Si constantemente estás tratando de proyectar tu mejor ángulo, es porque definitivamente allí hay algo más que amistad.

7.- Eres algo agresivo

Una de las formas que puede tomar la atracción de la que no nos hemos dado cuenta, es la necesidad de molestar constantemente al otro. Pueden ser bromas amigables o pesadas, pero no son con la intención de lastimar.

En el fondo, lo único que quieres es llamar un poco su atención.

También podrían ser un mecanismo inconsciente de defensa. Como una vocecilla en tu interior te dice a gritos que ese alguien realmente te gusta, tú reaccionas con la actitud contraria en un intento de demostrarte a ti mismo que no es verdad.

8.- Te molesta que tenga pareja

No tienen por qué caerte bien las todas las parejas de tus amigos y colegas, Pero tal vez una en particular te causa un especial desagrado. Puede que en efecto se trate de un horrible ser humano. Pero también es una señal de alarma de que lo que realmente experimentas son celos.

 

Como puedes ver, nuestro cerebro no siempre nos avisa cuando alguien nos gusta. Incluso, podría hacer un gran esfuerzo para evitar que caigamos en cuenta de un enamoramiento evidente.

No le tengas miedo a tus sentimientos. Siempre es mejor aceptarlos, aunque no sean lo que esperabas, que tratar de ocultarlos e ignorarlos.

Platícanos ¿te ha pasado?, ¿te has enamorado sin darte cuenta, y lo notas mucho después?

No olvides compartir este, y todos nuestros artículos en tus redes sociales.

Ver También:
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

25 Preguntas Que Te Hacen Pensar Y Reflexionar

Consejos de Mujeres Para Cómo Conseguir Novia