in

Cómo Dejar De Ser Tímida Con Los Hombres Que Te Gustan

Si eres una mujer muy tímida con los hombres, quizá durante la secundaria o la preparatoria pensaste que esa timidez iba a desaparecer sola con el tiempo, pero… ¡Oh sorpresa! Sigue allí, arruinando muchos de tus intentos de ligue.

Es muy frustrante que cuando un chico te gusta tu cuerpo te traicione con evidentes muestras de timidez: tu rostro se sonroja, sudas demasiado, tiemblas y hasta tartamudeas.

Lo peor de todo es que simplemente te bloqueas y pierdes la oportunidad de platicar mejor con él para conocerlo (y, por qué no, cautivarlo). Dejas de pensar, mascullas cualquier cosa genérica y, quizás en tu afán de no demostrar que te gusta, terminas actuando como si ni siquiera te importara.

Sí, ser tan tímida a veces apesta. Miras alrededor y tus amigas están bromeando y riéndose con chicos que les atraen y tú necesitas hacer un esfuerzo titánico simplemente para decir “hola, ¿cómo estás?”.

Hay virtualmente miles de razones por las cuales podrías ser tan tímida, pero en este artículo vamos a concentrarnos en darte consejos prácticos para que puedas superar esa timidez y comenzar a relacionarte con los hombres de forma confiada y abierta.

1. Identifica qué causa esa timidez

Puede ser que eres tímida con los chicos porque te criaste en un ambiente de mujeres y no estás muy acostumbrada a tratarlos, o tal vez no te sientes cómoda con tu imagen y todo el tiempo estás pensando que los demás se fijan en tus defectos.

Podría ser que una mala experiencia del pasado te haya dejado algo traumada y no puedes evitar ser extremadamente cautelosa cada que un hombre se acerca a ti.

Eso nos deja tres grandes causas: falta de costumbre, falta de autoestima, o incomodidad.

a) Si eres tímida por falta de costumbre, intenta expandir tu círculo social de forma que puedas relacionarte más con hombres en ambientes casuales y relajados.

Comienza con aquellos muchachos que no te provoquen mariposas en el estómago, para que gradualmente puedas aprender a controlar la situación.

b) Si eres tímida por falta de autoestima, lo primero es trabajar en quererte como eres. No sentirte cómoda contigo misma te aleja de un montón de oportunidades, no solo sociales, también te afecta en los estudios y el trabajo.

La regla es simple, quiérete como eres. Si hay cosas que deseas cambiar, y ese deseo no es por apariencias sino por mejorarte a ti misma (como perder peso por razones de salud), hazlo. Pero aprende a valorarte por quién eres.

c) Si eres tímida porque tuviste una mala experiencia, trata de ver el aprendizaje que esa situación te dejó, pero deja ir los malos sentimientos.  Recuerda que no todos los hombres están cortados con la misma tijera y no es justo que pierdas oportunidades por miedo a repetir el pasado.

Lee también nuestra guía sobre cómo ser esa chica tímida y las 5 formas de tener locos a los hombres con la timidez

2. Respira profundamente y tómate tu tiempo

A veces, el miedo y los nervios nos paralizan y en afán de no parecer tímidas, decimos lo primero que nos pasa por la cabeza, empeorando la situación, y ns sentimos aún peor.

¿Qué pasaría si te tomas un par de segundos para respirar y reflexionar antes de actuar? El interlocutor puede que ni cuenta se dé y así tu te calmas un poco para controlar tus nervios.

Siempre puedes recurrir a una tierna sonrisa mientras organizas tus pensamientos y encuentras algún tema neutral o alguna forma de dirigir el foco de la conversación hacia él.

También puedes fingir, en un caso extremo, que revisas un mensaje en tu celular. Solo di “dame un momento”, sonríe, y aprovecha las ventajas de que ahora nadie se ofenda si miras tu teléfono a la mitad de un saludo. Solo procura no exagerar con este recurso.

3. Recuerda lo fantástica que eres

El empoderamiento y la timidez hacen corto circuito. Por un lado, sabes que eres una mujer excepcional, llena de cualidades, con mucho qué ofrecer, y por el otro constantemente estás juzgándote a ti misma y pensando que los demás también lo hacen.

Considera que somos, en buena medida, el reflejo de lo que pensamos de nosotros. Si te concentras en los atributos que no tienes, los demás se darán cuenta de esas carencias.

Pero si te enfocas en utilizar las herramientas que sí tienes, eso será lo que noten de ti. Para verte mejor, es importante que te sientas así.

Lee nuestra guía sobre las 16 formas de amarte a ti mismo de nuevo

4. Elige temas que tengan en común

Es bastante vergonzoso que el chico que te gusta por fin entable una conversación contigo y tú te quedes callada como una tumba porque no tienes nada qué decir sobre los temas que a él le interesan. Nos pasa a todas. Y no, no es el fin del mundo.

Piensa qué temas te gustan a ti, te aseguro que siempre habrá una manera de vincularlos con lo que él está diciendo. Si, por ejemplo, te habla de su deporte favorito (que no conoces mucho) simplemente déjalo terminar y comienza a hablar ahora del tuyo.

Lo mismo con cualquier tema; identifica el conector lógico y lleva la conversación hacia tu propio terreno, en el cual puedes sentirte más cómoda y desenvuelta.

Y, en cualquier caso, toma esa conversación como una forma de aprender. Si no conoces del tema, pregúntale y muestra interés.

5. Dirige la conversación hacia él

Por regla general, a las chicas tímidas no les gusta hablar de sí mismas. La ventaja que tienen es que al resto de las personas, sí les encanta.

Si comienzan a bombardearte con preguntas que no te sientes lista para contestar, simplemente regresa la pregunta como si fuera una bola curva.

O sea, contesta algo conciso, concreto y genérico y pregunta lo mismo a la otra persona, demuestra interés en sus respuestas y anímalo a darte detalles.

Durante el resto de la conversación, trata de acaparar el flujo de las preguntas, y de llevarlas por terrenos que complazcan a la otra persona. De esa manera lograrás que el intercambio se enfoque en él y sentirás menos presión.

6. Mantén a tus amigas cerca

Tus amigas son tu apoyo incondicional. ¿Por qué no habrían de poderte ayudar también a superar la timidez?

Es  sencillo: sé honesta con ellas y pídeles que se mantengan cerca de ti cuando aparezca la ocasión de relacionarte con un hombre que te atrae.

No tanto como para que él se incomode, pero sí lo suficiente como para que puedan detectar alguna señal de auxilio y acudir en tu ayuda.

A veces, basta desviar la mirada y ver que alguien nos echa porras desde el otro lado de la habitación, para sentirnos mucho más seguras de nosotras mismas. El apoyo moral siempre es importante.

 

La timidez no es un defecto insalvable, ni algo que te tenga que acompañar el resto de tu vida. De hecho, más que ser un “algo”, es una falta de práctica de ciertas habilidades sociales que, como cualquier otra, pueden aprenderse, desarrollarse y perfeccionarse.

Recuerda compartir este artículo con todas las chicas tímidas que conozcas y no dejes de regalarnos tu valiosa opinión en los comentarios.

 

Ver También:

Loading...

Cómo Conocer Un Chico En Instagram: 8 Pasos Ligar En Internet

Cómo Ser Una Mujer Irresistible Para Los Hombres: 14 Consejos Para Ligar