Trucos para seducir: la Escalera de Contacto

El contacto físico permitirá que las mujeres te consideren un hombre alfa, pero no hará que las mujeres se sientan cómodas contigo y que puedas conquistarlas.

Uno de los trucos para seducir más usados por los gurús es la Escalera de Contacto. Su propósito es hacer que una mujer llegue a sentirse cómoda con un contacto atrevido, pero solamente lo hará si antes ella aceptó pequeños contactos sin interés sexual.

Esta Escalera de Contacto que te presentamos fue creada por el maestro Vin DiCarlo. Tiene tres etapas y cada una de ellas empieza con toques accidentales y luego con toques deliberados.

La idea es que el contacto accidental establezca la familiaridad como para que el contacto deliberado sea aceptado. Sin embargo, el toque deliberado debe durar entre los 5 y los 10 segundos.

Para usar estos trucos para seducir con éxito, siempre que toques a una mujer tienes que medir su reacción. Si es favorable, sigue aumentando el contacto, pero si percibes alguna incomodidad, termina el contacto antes de que te rechace y regresa a una etapa anterior de la Escalera.

1. Contacto de hombros y brazos

Toques accidentales: Tócala como si le hablaras a un amigo y apoyaras con tus palabras con un ademán. Este contacto debe ser breve y, cuando la toques, no la mires a los ojos para que no perciba tu interés. La idea es que este contacto no parezca deliberado. También puedes tocar su brazo con el tuyo cuando estés a su lado o tomarla del codo para acercarla un poco a ti mientras hablan.

Toques deliberados: puedes tomarla de las manos o caminar juntos tomados del brazo.

2. Contacto de piernas y torso

Toques accidentales: párate o siéntate muy cerca de ella, de modo que las piernas de ambos se rocen. Toca su espalda, como si la acercaras para que pudiera escucharte cuando hay mucho ruido. También roza su abdomen ligeramente cuando hablen.

Toques deliberados: estos gestos deben hacerse de manera romántica. Abrázala, sobre todo si se ha comportado bien. Cuando caminen juntos, coloca tu mano en la parte baja de su espalda con ánimo protector. Pon su mano en tu cintura o toca su abdomen mientras se sientan y conversan.

3. Contacto de cara, cabello y cuello

Toques accidentales: quítale el cabello de la cara o habla con ella muy cerca, como cuando hay mucho ruido, de modo que tu cara roce la suya. Toca algún collar que tenga y mientras deja que alguno de tus dedos toque su piel. A modo de juego pellízcale las mejillas.

Toques deliberados: estos gestos deben hacerse también de manera muy romántica y delicada. Acerca tu cara a su cuello y huélelo. Apoya su cabeza en tu hombro. Pasa tus dedos por su cabello y mírala fijamente a los ojos. Coloca la palma de tu mano detrás de su cuello y mírala a los ojos.

Loading...

Agrega un cometario