in

¿Por qué un hombre no quiere tener relaciones seguido?

¿Te has preguntado por qué un hombre no quiere tener relaciones seguido? Se dice que ellos pasan el 90% del tiempo pensando en estar con una mujer, pero tu chico a veces te dice «no tengo ganas hoy», y eso te alarma.

No saltes a conclusiones pesimistas. Aquí te traemos una lista con las 15 razones más comunes por las que la líbido de un hombre disminuye. También algunos consejos sobre lo que puedes hacer en esta situación.

Dependiendo de su vida, cada hombre puede tener razones distintas para no querer intimidad. Te enumeramos los motivos más comunes y cómo identificarlos.

1. Tiene problemas financieros

Si te preguntas «¿por qué mi pareja me rechaza sexualmente?», quizás esta sea una de las causas. Los hombres se deprimen mucho más que las mujeres cuando su situación financiera no es la que ellos desean tener.

¿Cómo saber si mi pareja no siente deseos debido a problemas financieros? 

Aunque estos síntomas no son exclusivos de los problemas financieros, estos comportamientos pueden ayudarte a confirmar si esta es la causa:

  • Lo has notado más irritado últimamente: se enoja por nada, pierde la paciencia muy rápido, grita, y está de mal humor desde que se levanta hasta que se acuesta.
  • Ha cambiado su patrón de conversaciones: habla cada vez menos o no habla nada, no quiere escuchar nada, le molesta el ruido.
  • Lo notas distante contigo y con el resto del mundo.
  • No le puedes hablar de finanzas porque entra en cólera.
  • Casi no duerme. Puede que se quede en la cama pensando, o que se siente frente al televisor o la computadora para distraerse.

2. Tiene muchas distracciones

Actualmente tenemos tantos factores de distracción que es difícil concentrarnos en una sola tarea.

Si presta más atención a los dispositivos móviles, el televisor, la laptop o algún gadget que tenga como juguete, que a ti, es hora de hablar con él y poner las cosas claras.

Una forma sencilla de hacerlo es poniendo reglas:

  • Ver televisión hasta cierta hora.
  • Prohibir el uso de dispositivos electrónicos en el dormitorio: si necesitan una alarma, pueden comprar un reloj.
  • Cuando estén juntos, pongan como norma colocar el teléfono en silencio (ya sea una cita, mientras están comiendo o durante la relación íntima).

Suena tonto, pero es una forma de hacer que su mente se concentre en ti.

3. Existe tensión en la relación

Pueden ser cosas tan sencillas como que él no recoge sus calcetines del suelo o que tú no saques el cabello del desagüe después de bañarte. Ese tipo de detalles se pueden acumular y causar resentimiento hasta el punto de matar toda la pasión en la relación.

Si te preguntas «¿por qué mi esposo no quiere hacer el amor?», quizás lo primero que debes hacer es evaluar cómo ha estado la relación últimamente. La tensión en una pareja afecta su intimidad.

¿Cómo confirmo que existe tensión entre nosotros? 

Aunque con un análisis debería bastarte, aquí te dejamos algunos de los signos más comunes para identificar una relación tensa:

  • Pelean constantemente, reclamándose pequeños comportamientos mutuos que les molestan: no llegar a tiempo, dejar la ropa en el suelo, no sacar la basura, dejar el baño sucio después de usarlo, dejar la tapa del excusado arriba…
  • Al acostarse en la cama se dan la espalda.
  • Se han dejado de hacer caricias o besos. No demuestran cariño ni ternura.
  • Hablan menos.

¿Qué puedo hacer para solucionar la tensión? 

Lo primero es sentarse y reconocer con honestidad que están pasando por una etapa que los pone a prueba.

El segundo paso es comprometerse a resolver los conflictos a través de acciones y no solo palabras, disculparse y aprender a comunicarse de forma más efectiva. La conversación nunca debe enfocarse en criticar, sino en solucionar.

En caso de que no funcione, pueden asistir a terapia para que un profesional les ayude con las herramientas adecuadas para salir de la crisis.

4. No hace suficiente ejercicio

Aunque no lo creas, hacer ejercicio puede influenciar una relación. Esto ocurre por dos razones principales: la actividad física libera endorfinas que te hacen sentir de buen humor y además mejora tu condición física, lo que se ve impactado en tu autoestima.

Si tu pareja es sedentaria o últimamente ha aumentado un poco de peso, en vez de decirle «gordo» (cosa que destruye la relación, su autoestima y su seguridad), invítalo a que hagan ejercicio juntos.

Cuando la confianza en su cuerpo aumente de seguro querrá volver a tener relaciones. Además pueden aprovechar el ejercicio para hacer crecer los lazos afectivos que los unen y mejorar la comunicación.

5. Tiene una amante

Aunque no tiene que ser la causa principal, sí es una de las más comunes que hacen que un hombre no quiera tener relaciones con su pareja. Pero antes de que entres en paranoia y hagas suposiciones, detente a pensar:

  • ¿Ha estado saliendo más de lo usual y te dice excusas que no te convencen?
  • ¿Se ha vuelto celoso con su teléfono?
  • ¿Ha cambiado la clave de sus redes sociales?
  • ¿Se la pasa de mal humor?
  • ¿Su trato hacia ti ha cambiado? (ahora es más tosco, seco, menos comunicativo…)
  • ¿Está pegado al teléfono o la computadora hasta la madrugada?

En caso de haber dicho que sí a la mayoría de las preguntas, deberías sentarte a hablar de forma calmada con tu pareja, preguntarle qué está pasando, y pedirle que te diga si existe alguien más en su vida.

Aunque no te lo diga directamente, su forma de actuar (gestos, palabras, actitud) te pueden ayudar a saber la verdad. Confía en tu intuición.

6. Él sospecha que eres infiel

Muchas veces la causa de un comportamiento diferente en tu chico está en donde menos la esperas: quizá eres tú. Es posible que él esté celoso o desconfíe de ti porque sospecha una infidelidad y por eso no quiera tener intimidad contigo.

Podrás decir que tú no haz hecho nada para ganar su desconfianza. Sin embargo, algunos hombres exageran y piensan que su pareja coquetea con otros hombres por ser simpática, o creen que lo irrespetan por salir a tomar un café con un colega.

Lo cierto es que debes hablar con él. Si no has hecho nada y él está dispuesto a trabajar en la confianza sobre ti, consideren asistir a terapia de pareja para reconectarse. En caso de que no esté dispuesto, es mejor dejarlo, ya que es una relación tóxica que podría terminar mal.

Lee nuestra guía sobre cómo dejar de ser celosa después de una infidelidad

7. Toma medicamentos que bajan su líbido

¿Recientemente tu pareja ha empezado una nueva medicación? Si este es el caso, antes de preguntarte qué pasa cuando tu pareja ya no quiere tener relaciones contigo, revisa el prospecto del medicamento o pregúntale al doctor.

Muchos medicamentos influyen en el deseo sexual de una persona y no necesariamente tienen que ser tratamientos hormonales. También puede influir si padece alguna condición que afecte su estado de ánimo o energía.

¿Qué puedo hacer si su líbido se ve afectada por un medicamento? 

Si se trata de un tratamiento a largo plazo o de por vida, pueden consultar al médico sobre qué opciones tienen (algún medicamento alternativo que no influya en el deseo sexual, terapia…).

Si se trata de algo temporal sólo debes esperar a que el tratamiento culmine. Aprovecha ese período para compartir con tu pareja: tengan conversaciones profundas, duerman abrazados, reconéctense…

8. Sufre de estrés postraumático después del parto

¡Sí! Aunque él no fue quien dio a luz, sí se puede traumar. Imagina: si tú te traumas porque algo del tamaño de una sandía pasó a través de tus partes íntimas, ¿cómo crees que es la idea para él?

Tener un bebé puede generar mucha presión en la pareja: menos horas de sueño, más responsabilidad por un pequeñito que depende completamente de ustedes, tus hormonas revueltas…

Toda la situación es estresante y algunos hombres simplemente no saben manejarla.

¿Qué puedo hacer si ya no quiere tener relaciones conmigo después del parto?

Lo primero es tratar de serenarte y no pensar nada negativo, aunque tu bebé no esté dentro de ti, sí siente tus estados de ánimo.

Habla con él y dile lo que sientes. Trata de que la conversación se incline a «vamos a resolverlo juntos», en lugar de: «ya no me quieres».

Acuerden un día para tener un cita romántica, no importa si es en la casa: arréglate como cuando eran solo ustedes dos. Conversen, pásenla bien y traten de recuperar la conexión que momentáneamente se ha perdido.

Pero si aún sientes que nada funciona, asistan a terapia o con un médico. Quizás sufra de depresión postparto (los hombres también pueden sufrir de este trastorno) y es probable que necesite medicamentos.

9. Creencias personales o religiosas se lo impiden

Puede que su rechazo inconsciente a todo lo que tiene que ver con las relaciones íntimas se deba a mensajes aprendidos en su infancia, los cuales han penetrado en su psiquis y simplemente lo hacen ser inapetente sexualmente o tener aversión al tema.

¿Cómo puedes descubrir si esta es la causa? Hablando: conversen sobre su pasado, sus historias sexuales, el origen de cada uno, sus religiones y creencias… Ambos se conocerán y descubrirán cuál es la causa de la falta de deseo.

Pero antes sí teníamos relaciones, ¿qué pasó?

Quizás un detonante se haya activado por alguna situación de su vida: la muerte de algún familiar o persona allegada a él, llegada de un hijo, mudanza, cambio de trabajo…

Es completamente normal y aceptable, lo importante es que lo apoyes y estés ahí para él . Luego deben buscar terapia con un profesional y él les indicará los pasos siguientes.

10. Sufre de disfunción

Esto se trata de algo más común de lo que se escucha y puede afectar a hombres de cualquier edad, aunque es más común a partir de los 40 años.

Los hombres por nada del mundo lo mencionan, para no sentirse avergonzados por su virilidad. Así que en vez de pasar la pena contigo, prefieren no mantener relaciones.

Quizás sea sólo la ansiedad por ser un buen amante, la preocupación de no durar tanto como él quisiera o problemas emocionales/físicos mayores.

¿Qué puedo hacer si mi pareja sufre de disfunción? 

Principalmente debes hacerle entender que no es motivo de vergüenza, ni tampoco es un factor tan importante en la relación. Cuando comprenda esto, convéncelo de ir a un chequeo médico, especialmente si la disfunción comenzó de repente.

Complementa todo con terapia sexual, para que ambos conozcan que existen otras formas de complacerse además del acto íntimo.

Es importante aclararte que él nunca debe consumir medicamentos para provocar una erección sin supervisión médica, ya que esto podría ocasionar problemas de salud grave.

11. No le agrada mantener relaciones íntimas

Si tu pareja no tiene problemas físicos o emocionales, y has descartado que pueda ser alguna de las causas anteriores, es probable que ya no sienta interés sexual hacia ti.

Antes de que te desesperes y empieces a preguntarte «¿qué hacer si mi esposo no quiere tener relaciones conmigo?», te aconsejamos que primero averigües por qué ha dejado de sentirse atraído hacia ti.

Puede que tengan muchos conflictos, que ya no te arreglas, que la rutina los consumió… Siéntate a hablar con él y trata de descifrar qué le afecta. Si están dispuestos a arreglar las cosas, pueden tomar en cuenta estas recomendaciones para avivar la pasión:

  • Tengan una cita al menos 1 vez a la semana. No tiene que ser en un lugar elegante, pero sí deben salir sólo ustedes dos.
  • Fijen un día para un compartir familiar: en especial si tienen hijos. Puede ser una noche de juegos o películas. Esto los reconectará como pareja y como familia, les recordará las razones por las que están juntos.
  • Todas las noches antes de dormir, díganse algún cumplido, algo bonito que les haya pasado en el día o simplemente expresen lo que sienten hacia el otro.

12. Sufrió de abuso sexual en su pasado

Tanto hombres como mujeres con un historial de abuso sexual pueden evitar las relaciones íntimas y cualquier clase de caricia que tenga connotación sexual.

¿Qué puedo hacer si mi pareja sufrió de abuso sexual?

El consejo principal que te podemos dar es que asistan a terapia sexual como pareja. Él necesita entender que tú no le harás daño, que lo comprendes, que lo amas y, lo más importante: que él tiene el control de la situación y pueden parar cuando lo sienta necesario.

Es un proceso lento que requerirá de paciencia, comprensión y mucho amor.

13. Siente dolor al momento de la relación

Algunas dolencias como dolores lumbares, en las piernas, la cintura o la cadera, pudieran ser ocasionadas por el movimiento o la posición al momento del acto y son causas suficientes para que su deseo sexual disminuya hasta desaparecer.

También es común tener malestar en el aparato reproductor masculino, puede ser ocasionado por problemas de salud, principalmente físicos, lo que puede ocasionarle un dolor agudo y punzante.

Sin importar la edad, el estado de salud o la condición física, esto puede afectar al hombre y hacer desaparecer su deseo sexual. Son tantas las posibles causas que lo mejor es acudir al médico para detectar el problema y aplicar el tratamiento adecuado.

15. Sufre de andropausia

¿Sabías que los hombres también sufren de un cambio hormonal a una edad avanzada? La andropausia es como la menopausia masculina.

Como en las mujeres, tampoco existe una edad exacta para llegar a ella, aunque se cree que este proceso comienza a finales de los 40 años. Los niveles de testosterona bajan, así que es probable que sufra de disfunción, su líbido disminuya y notes cambios en su comportamiento.

¿Qué puedo hacer si mi pareja sufre de andropausia?

Apóyalo y acudan a un médico para que le informe sobre opciones que aumenten su líbido y bienestar general.

Es muy importante mencionarte que no deben tratar de solucionar la disfunción eréctil o los cambios en la líbido con medicamentos sin orden médica, ya que podrían ser nocivos para su salud, en especial si sufre de tensión, fuma o bebe.

¿Por qué mi novio no quiere tener relaciones conmigo?

Como en cualquier relación, puede haber muchas razones. Estas son las más comunes:

  • Tiene una amante: es lo primero que pensamos, aunque no siempre es esta la razón. Para confirmarlo observa su comportamiento: se excusa para no estar en casa, te ignora, pelea contigo por tonterías, se ha vuelto celoso con su teléfono…
  • Sufre de algún problema de salud: desde una relación dolorosa, disfunción eréctil, hasta problemas más graves como alguna enfermedad crónica o problemas psicológicos (depresión, pánico, estrés…).
  • Está tomando algún medicamento que baja su líbido.
  • No se siente bien en la relación: quizás tengan muchos conflictos, ya no le atraes, está enamorado de otra (sin ser infiel), no confía en ti.
  • No se siente cómodo con su cuerpo.

 

Ahora que ya conoces las razones de por qué un hombre no quiere tener relaciones seguido y algunos de los consejos sobre qué hacer en la mayoría de los casos, toma esta lista y analiza la situación actual de tu relación. Aquí puede estar la respuesta a esa inquietud de pareja.

Aplica nuestros consejos y deja de preguntarte por qué a un hombre no le dan ganas de tener relaciones.

Puedes compartir este artículo en tus redes sociales para apoyar a alguna amiga en una situación similar y no olvides contarnos tus experiencias en nuestra caja de comentarios.

 

Ver también:

Escrito por: Andreina Rodríguez

Ingeniera en informática. Apasionada por la revolución social causada por el mundo digital, y apasionada por el diseño gráfico. Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 razones por las que un hombre engaña a su novia

Cómo lidiar si te enamoraste de un hombre casado