in

17 tipos de abrazos y lo que en realidad significan cada uno

Los abrazos que le da una madre a su hijo pequeño no son iguales al abrazo de negocios que se dan dos empresarios.

Tampoco se parece el abrazo de pésame que le damos a un amigo a la manera en la que abrazamos a alguien de quien estamos enamorándonos perdidamente. 

Cuando pones suficiente atención, puedes detectar estos matices no tan evidentes y volverte un verdadero maestro leyendo los “abrazos”. Por eso, hoy vamos a revisar 17 tipos de abrazos y significado con imágenes.

Tipos de abrazos

Los tipos de abrazos en el lenguaje corporal entre los seres humanos son tan sofisticados que pueden llegar a expresar mucho más que las palabras.

Los abrazos pueden transmitir mucha información emocional entre dos personas, porque implican cercanía y contacto físico en donde pueden identificarse detalles que les dan significados muy distintos.

La forma de abrazar te puede alertar, por ejemplo, sobre las verdaderas intenciones de un amigo, una pareja o un colega de trabajo; información que —sin duda— es invaluable para que tomes buenas decisiones en lo social, lo romántico y lo laboral. 

Podemos dividir los abrazos en cuatro categorías muy generales: abrazos de amistad, abrazos de amor, abrazos de apoyo y abrazos formales. Cada una de estas categorías incluye distintas clases de abrazos, que transmiten cada uno un sentimiento muy específico.

Abrazos de amistad

Lo que tienen en común los distintos tipos de abrazos que te explicaremos a continuación es que se dan siempre en el marco de la amistad. No hay intenciones románticas o de conveniencia en ellos. 

1. ¡Quiero una amistad contigo! 

Este abrazo proyecta que le interesas a otra persona para formar una amistad. Significa que le has caído muy bien y que desearía seguir conviviendo contigo.

Puedes identificarlo porque es un abrazo entusiasta, aunque breve y distante, sin mucho contacto físico, puesto que aún no existe demasiada confianza entre ambos.

En esta clase de abrazo es muy probable que te toquen o aprieten el hombro suavemente. En el caso de las mujeres, pueden darse un beso en ambas mejillas. 

2. Te considero mi amigo 

Este es uno de los tipos de abrazos de amigos que le damos a las personas que apenas estamos comenzando a considerar como nuestros amigos.

Significa que te aprecian, aunque definitivamente aún no entras en el círculo de amigos íntimos. Puedes identificarlo porque normalmente es un poco más largo y puede venir acompañado de palmadas suaves en el hombro.

3. Te considero un buen amigo

Este tipo de abrazo se caracteriza por ser rápido pero firme: no necesita durar mucho tiempo, pues su sinceridad transmite en poco tiempo que ya se te considera una persona de confianza y que, además, hay afecto de por medio. 

Es el clásico abrazo que se dan los buenos amigos de toda la vida al saludarse o despedirse. Normalmente viene acompañado de una expresión de alegría por verte y —si es un abrazo de despedida— de una sugerencia para verse pronto otra vez. 

4. Eres mi mejor amigo 

Hay un tipo de abrazo que generalmente se reserva para los mejores amigos o las personas de más confianza del círculo íntimo. Nos referimos al abrazo lateral pero estrecho, en el que una persona pasa la mano por el hombro de la otra y la atrae hacia sí con firmeza.

Este tipo de abrazo dice que eres la amistad más importante del otro y, del mismo modo, establece una relación de apoyo mutuo e incondicional. 

Abrazos de amor

Los abrazos en esta categoría tienen en común que llevan intenciones de índole romántica o sexual. 

5. ¡Me gustas!

Cuando una persona te dedica una sonrisa enorme —y luego te da un abrazo entusiasta pero muy breve— significa que le gustas, pero le da un poco de miedo demostrártelo. Por eso, no puede contenerse en abrazarte, pero se retira casi inmediatamente.

Por lo general, cuando le gustas a alguien, intentará darte muchos abrazos de este tipo bajo cualquier pretexto. La razón es que quiere sondear cómo reaccionas tú al contacto físico con él o ella, pero sin arriesgarse a invadir demasiado tu espacio personal.

Es uno de los tipos de abrazos chistosos, porque hay mucha vacilación y tanteo en él.

6. ¡Estoy enamorándome de ti!

Por lo general, las personas pasan progresivamente de la atracción al enamoramiento y la forma en que abrazan al objeto de su afecto, también va cambiando poco a poco.

Si está enamorado o enamorada, verás cómo sus abrazos se vuelven un poco más largos, suaves y de manera inconfundible, aprovechando esos momentos para respirar tu aroma profundamente. 

7. Quiero algo serio contigo

Aunque no lo creas, ciertos tipos de abrazos también pueden decirte si él o ella quiere una relación seria contigo, o si solo está de paso.

Cuando comienza a surgir el compromiso o las ganas de formar uno, los abrazos se vuelven más tiernos, pero al mismo tiempo se cargan de más significado que se expresan mediante la acción de tocar el rostro o apretar los hombros del otro con suavidad.

Es como si quisieran decirte que ese abrazo es “algo más que un simple abrazo”. 

8. ¡Te amo! 

Decir “te amo” es uno de los pasos que más miedo nos puede dar cuando estamos en una relación. En ocasiones, por una u otra razón, no nos atrevemos a confesarlo, pero siempre podemos transmitir ese sentimiento por medio de un abrazo.

Los abrazos de amor normalmente son muy estrechos y largos, pero tienen un elemento que los hace inconfundibles: lo hacen mirándote a los ojos, ya sea antes o después del abrazo en sí. Es una mirada profunda y significativa que sin duda es más elocuente que las palabras. 

9. ¡Quiero sexo! 

También hay abrazos que, más que amorosos, son algo perversos. Independientemente del tipo de relación que tengan, si un hombre te abraza tomándote de la cintura y jalándote hacia su pelvis, es porque quiere sexo contigo.

En el caso de las mujeres, puedes reconocer un mensaje similar cuando te rodean la cintura con un brazo y el cuello con la otra. Además, en ambos casos, la otra persona va a acercar mucho su rostro al tuyo. En esta clase de abrazos, se busca lograr el máximo contacto corporal posible.

Este es uno de los tipos de abrazos en la cama más frecuentes.  

10. No quiero dejarte ir ni un momento

Este es el típico abrazo en el que tú vas caminando como si nada y llegan a ti por detrás y te envuelven suave y cálidamente con sus brazos.

Literalmente, este abrazo significa que resultas tan atractiva o atractivo que no quieren dejar de abrazarte ni por un momento; especialmente, cuando se ponen a caminar así abrazados contigo.

11. ¡Eres mía (o mío)! 

Esta clase de abrazos son más frecuentes en los varones, pero eso no quiere decir que muchas mujeres no recurren a ellos. Es un contacto físico que busca transmitir dominio y territorialidad sexual.

Puede usarse con la intención de marcar territorio frente a otros o de demostrar cierto nivel de celos. Se caracteriza por el hecho de que te tomen de la cintura y te jalen enérgicamente hacia todo su cuerpo en el caso de los hombres.

Los tipos de abrazos de una mujer de esta clase pueden expresarse rodeándote el tronco fuertemente con los brazos o pasando una mano por detrás de tu cuello. También tiende a ser un abrazo largo y muy estrecho. 

Abrazos de apoyo

Estos son los abrazos que recibimos como muestras de solidaridad cuando estamos pasando por un mal momento. 

12. ¡Protégeme! 

Los abrazos no solo transmiten lo que sentimos hacia otros, también un poco de lo que deseamos de ellos. Si alguien pone su cabeza en tu hombro o en tu pecho al abrazarte, te está pidiendo de manera tácita que lo protejas de algo que le asusta o le hace sentir mal.

También puede significar que esa persona necesita de tu apoyo. 

13. Estoy aquí para lo que necesites  

Esta clase de abrazo transmite que existe un apoyo incondicional hacia ti, o sea, que sin importar lo que necesites, la otra persona hará todo lo que esté en sus manos para apoyarte.

Normalmente, es el tipo de abrazos que te dan en momentos difíciles; son físicamente distantes para no invadir tu espacio, pero la persona está francamente inclinada hacia ti. Hay mucho contacto ocular y palmadas en el hombro o un apretón solidario en el brazo.

14. Siento tu dolor 

Este es un abrazo que trata de ser muy protector. Te envuelven lo más que pueden con sus brazos y se quedan allí por mucho tiempo, hasta que consideran que ya te sientes un poco mejor.

No necesariamente transmiten apoyo porque muchas veces ocurren en contexto de alguna situación que realmente no puede solucionarse, como la pérdida de un ser querido o alguna otra tragedia.

Su intención es demostrar empatía y hacerte ver que, al menos emocionalmente, no estás solo. 

15. Te apoyo superficialmente

Hay una clase de abrazo engañoso y oportunista que pretende transmitir apoyo incondicional, pero que en realidad dice: “te apoyaré siempre y cuando me convenga o no me incomode”.

Se parece, como ya habrás podido imaginar, al abrazo de “estoy aquí para lo que necesites”, con la sutil diferencia de que, al ser distante, la persona no se inclina hacia ti, sino que lo hace lejos de ti; como si no quisiera involucrarse demasiado contigo.

Es muy probable que en esta clase de abrazos tu interlocutor toque o apriete tus hombros. Es el tipo de abrazo que te da, por ejemplo, un compañero de trabajo que sabe que van a despedirte, pero que no te lo confesaría. 

Abrazos formales

Estos son los abrazos que normalmente vemos en el contexto laboral o de negocios; también en la política. No expresan tanto amistad, pero sí colaboración y camaradería. 

16. Abrazo de negocios

El abrazo de negocios busca transmitir confianza y formalidad. La idea es predisponer al interlocutor a que hacer tratos será seguro y ventajoso para ambos. Por eso tiende a ser enérgico y firme, pero breve, porque no tiene connotaciones emocionales.

Al mismo tiempo, es frecuente que incluya palmadas en el hombro, ya que estas representan aprobación. 

17. Abrazo de intimidación 

Este es un abrazo cuyo objetivo, lejos de generar confianza y vinculación, es el de asustar o intimidar. Se trata de un acto que para los demás puede parecer un simple abrazo enérgico, pero que para quien lo recibe puede llegar a ser incómodo y perturbador.

Normalmente, es muy firme y la otra persona aprieta el brazo, la espalda o el hombro como símbolo de dominio. También dura dos o tres segundos más de lo debido, pues es una manera en la que el otro pretende imponernos la fuerza de su presencia.

¿Qué significa un abrazo por la espalda?

Un abrazo por la espalda significa que quien te abraza no quiere dejarte ir nunca. Proyecta que no solo le gustas, sino que siente hacia ti una gran ternura y su ideal es tener una relación romántica contigo. Esta clase de abrazo casi siempre es amoroso.

¿Qué significa el abrazo de un amigo?

El abrazo de un amigo puede significar un montón de cosas diferentes. Dependiendo de la intensidad, la duración y la posición, puede transmitir desde simple camaradería hasta apoyo incondicional en un momento difícil de tu vida.

¿Cuántos abrazos al día se necesitan?

Según los psicólogos y los expertos en las ciencias de la felicidad, el ser humano necesita al menos de tres a cinco abrazos diarios para sentirse pleno y feliz. Especialmente, cuando somos pequeños, es muy importante que siempre estemos rodeados de muchos tipos de abrazos para niños.

¿Qué significa soñar con un amigo que te abraza?

Cuando sueñas que un amigo te abraza, lo más probable es que se deba a que lo extrañas realmente. Es un gran momento para llamarle, mandarle un mensaje de texto o quedar para salir con él.

¿Cuáles son los beneficios de un abrazo?

Un abrazo tiene muchísimos beneficios para nuestra salud emocional y para nuestra autoestima. En primer lugar, nos deja ver que no estamos solos y que hay otras personas en el mundo que nos apoyan y que nos quieren.

Abrazar libera las hormonas de la felicidad en el cerebro, ya que se trata de un acercamiento casi instintivo que se vincula con la supervivencia de la especie en sociedad.

 

Como seguramente ya notaste, hay muchísimas cosas distintas que pueden transmitirse con un abrazo, desde amor sincero hasta lástima o intimidación.

Saber lo que significan los tipos de abrazos de los demás, sin duda, te da varias ventajas en la vida. Así que ya lo sabes, la próxima vez que alguien te dé un abrazo, analiza con atención la forma en que lo hace y todo su lenguaje corporal. Quizá te lleves una gran sorpresa. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

250 cortes de cabello para mujer: tendencia 2019 – verano, otoño e invierno

28 iniciadores de conversación de texto para tímidos