in

¿Cuáles son las diferencias entre el cerebro del hombre y la mujer?

¿Alguna vez te has preguntado la verdadera razón de que los hombres y las mujeres piensen de manera tan diferente?

No es ningún secreto que, desde pequeños, los niños y las niñas comienzan a presentar diferencias muy marcadas en su modo de pensar, y estas diferencias al parecer no hacen más que acentuarse con el correr de los años.

Tanto, que en la edad adulta hombres y mujeres a veces parecen especies completamente distintas.

Las diferencias entre los géneros, sin embargo, van más allá de lo que los ojos pueden ver. Aunque la mayoría de estas tienen qué ver con cuestiones sociales y culturales, más que con diferencias biológicas, tampoco podemos decir que los cerebros de los hombres y de las mujeres son iguales.

Quédate con nosotros para saber más al respecto.

Las diferencias en el cerebro de hombres y mujeres

Los científicos normalmente estudian cuatro áreas principales en lo concerniente a las diferencias entre los sexos en el cerebro: procesamiento de información, química, estructura y actividad.

Los científicos han encontrado que hombres y mujeres de todo el mundo muestran ciertos patrones propios en estas áreas, pero también han descubierto excepciones a cada una de estas “reglas de género”, es por esto que la investigación en este campo es tan prolífica y a veces tan polémica.

Aunque no podemos negar que los cerebros tienen, aunque sea, ligeras diferencias, no tenemos muy claro qué tanto afectan realmente nuestro comportamiento.

Seguramente conoces algunos chicos que son excepcionalmente sensibles y que están muy en contacto con sus emociones, aunque esa por lo general no es una característica que consideremos “masculina”. También hay mujeres muy competitivas y prácticas que no por ello son anormales en ninguna forma.

Por eso, aunque revisaremos algunas diferencias típicas en la manera de funcionar del cerebro de los hombres y de las mujeres, es importante recordar que no hay ninguna regla escrita y mucho menos un estándar de “normalidad”. No hay “bueno” o “malo”, ni “mejor” o “peor”.

Nuestras similitudes superan por mucho nuestras diferencias, y estas, aunque sean de orden biológico, nunca deben determinar que a una persona se le considere más o menos capaz en cualquier actividad solo porque pertenece a determinado sexo.

Diferencias de procesamiento cerebral entre hombres y mujeres

El cerebro de los hombres utiliza cerca de siete veces más materia gris para su actividad cotidiana, mientras que el cerebro de las mujeres utiliza, en relación, casi diez veces más materia blanca. ¿Qué significa esto?

Las áreas de materia gris en el cerebro están bastante localizadas. Son centros de procesamiento de información y de acción que se ubican en áreas específicas del cerebro. Esto puede traducirse en una especia de “visión de túnel” cuando los hombres están desarrollando alguna actividad.

Una vez que su cerebro se compromete con alguna tarea o incluso un juego, es probable que pierda sensibilidad ante otros estímulos, como el entorno o una persona hablándole de otra cosa.

La materia blanca, por su parte, es la red de neuronal que conecta los centros de procesamiento de la materia gris entre ellos y con el resto de las estructuras del cerebro.

El hecho que las mujeres muestren mayor actividad de la materia blanca podría explicar por qué a veces parecen más capaces de concentrarse en múltiples tareas a la vez.

Esta diferencia cerebral también podría tener qué ver con que para las mujeres es más sencillo “saltar” de un tipo de tarea a otra, mientras que para los hombres parece ser más difícil, aunque su desempeño en actividades individuales que implican un alto grado de concentración tiende a ser mejor.

Diferencias en la química cerebral de hombres y mujeres

En el cerebro de los hombres y de las mujeres existen exactamente la misma clase de químicos y neurotransmisores, solo que estos se procesan en cantidades distintas y a través de conexiones cerebrales particulares para cada sexo.

Algunos de los neuroquímicos principales son:

La serotonina, que, entre otras cosas, nos ayuda a tranquilizarnos, la testosterona, la hormona responsable del deseo y la agresión sexual en ambos sexos.

El estrógeno, la hormona de crecimiento y reproductiva de las mujeres, y la oxitocina, un químico estrechamente vinculado con la creación de lazos emocionales.

En parte, debido a diferencias en el proceso químico de estas sustancias en el cerebro, los hombres son menos propensos a quedarse quietos y tranquilos por largos periodos de tiempo, y tienden a ser más impulsivos y agresivos a nivel físico.

Adicionalmente, los hombres procesan menos oxitocina que las mujeres, lo que quizá explique por qué están menos interesados en fomentar relaciones emocionales profundas y significativas.

Estas diferencias en la química cerebral también explicarían por qué lo que a un género le parece relajante, al otro le resulta estresante o aburrido.

Diferencias estructurales en el cerebro de hombres y mujeres

En términos generales, solo un experto podría reconocer las diferencias estructurales, más allá del tamaño, entre el cerebro de los hombres y de las mujeres.

Pero, aunque de manera muy sutil, las diferencias están presentes y tienen que ver con la forma en que el cerebro está constituido, con su tamaño y masa respectivo.

Las mujeres por lo general tienen el hipocampo más grande, y con mayor densidad de conexiones neuronales en él. Como resultado, tienden a absorber una mayor cantidad de estímulos sensoriales y de información emotiva que los hombres.

Con “sensorial” nos referimos a la información que ingresa a nuestro cuerpo mediante los cinco sentidos.  Si pones atención a las personas que te rodean, podrás comprobar que las mujeres parecen darse cuenta de muchas más cosas que suceden a su alrededor que los hombres.

Adicionalmente, antes de que los niños o las niñas nazcan, sus cerebros se desarrollan con distintas divisiones hemisféricas.

Los hemisferios izquierdo y derecho de hombres y mujeres no se configuran igual. Por ejemplo, las mujeres tienen núcleos verbales en ambos, mientras que los hombres solo en el hemisferio izquierdo.

Esta diferencia es significativa y se expresa en el hecho de que las mujeres tienden a usar más palabras cuando discuten o describen un incidente, persona, objeto, sentimiento, lugar o situación.

Los hombres no solo tienen menos centros de lenguaje en general, sino que además tienen menos conexiones entre estos, y las estructuras que procesan los recuerdos y las emociones.

Cuando se trata de discutir emociones o recuerdos, las mujeres suelen tener mayor ventaja y, por supuesto, mayor interés.

Diferencias en la actividad cerebral y el flujo sanguíneo de hombres y mujeres

El cerebro de las mujeres, en parte por tener mayor flujo sanguíneo que el de los hombres de manera general, y especialmente en una estructura denominada giro cingulado, es más propenso a rememorar experiencias emocionales.

Los hombres parecen estar diseñados un poco diferente, ya que tienden a reflexionar más brevemente en memorias emotivas; una vez que las han analizado, avanzan a la siguiente tarea y dejan el recuerdo de lado.

Además, es más probable que elijan de manera consciente involucrare con alguna actividad completamente ajena a sus emociones, en lugar de una que los obligue a analizar sus sentimientos.

Esta podría ser la razón de que notemos que las mujeres necesitan hablar más sobre un problema, y la principal urgencia de los hombres es encontrarle una solución práctica e inmediata.

Conclusión

Estas cuatro diferencias naturales en el cerebro de los hombres y de las mujeres nos demuestran que sí existe una base biológica que determina algunas de nuestras diferencias conductuales.

Los investigadores han descubierto aproximadamente unas cien diferencias específicas, y sería ingenuo desestimar su importancia, pero también sería irresponsable llegar a conclusiones deterministas del tipo “los hombres no pueden hacer tal o cual cosa” o “todas las mujeres son malas en tal tarea”.

Sobra decir que ninguna diferencia fisiológica, por profunda y evidente que sea, es argumento para discriminar a uno de los sexos o para justificar actitudes que ponen en peligro la igualdad social y cultural de ambos.

Queremos saber qué opinas, ¿cuál crees que es la mayor diferencia en el cerebro de los hombres y de las mujeres?

Y por favor, no olvides compartir esta y todas nuestras publicaciones en tus redes sociales.

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cómo hacer que un hombre se fije enti?

10 cosas que a los hombres les gustan en las mujeres (pero que no admiten)