in

De amigos a novios: ten en cuenta esto antes de intentarlo

Hay siete preguntas clave que debes hacerte antes de pasar de amigos a novios, así te aseguras de que vale la pena dar ese salto.

Muchísimos noviazgos inician desde una amistad, pero no siempre es buena idea.

7 Preguntas que debes hacerte antes de pasar de amigos a novios

Muchas veces te conviertes en novia de un gran amigo, pero la relación no funciona. Así que al final te quedas sin el noviazgo y sin tu amigo. Para que no te pase, respóndete con honestidad estas preguntas:

1. ¿Vale la pena arriesgar la amistad?

Considera que a lo largo de tu vida seguramente conocerás y saldrás con muchas personas antes de encontrar al “indicado”.

Hay probabilidades reales de que tu amigo no sea el hombre de tu vida. Eso significa que a la larga terminarán y vas a perder un novio y un amigo.

No estamos diciendo que siempre sea mala idea pasar de amigos a novios. Lo que queremos dar a entender es que, para que valga la pena, tienes que estar muy segura de que se trata de una persona con la que sí hay posibilidades de estar mucho tiempo.

No te engañes pensando que si no funciona el noviazgo seguirán siendo amigos. Eso es muy poco probable. Mejor analiza muy bien qué quieres a futuro, antes de seguir el impulso del enamoramiento.

Recuerda: el enamoramiento se acaba; la amistad no.

2. ¿Están igual de enamorados el uno del otro?

Si alguno está más enamorado que el otro, no es buena idea pasar de amigos a novios. Aunque ambos se gusten, cuando hay mucha diferencia entre los sentimientos, lo más seguro es que la relación no funcione a la larga.

Tienes que estar segura de que le gustas tanto como él a ti y de que realmente sientes cosas importantes por él, y no solo te halagan sus atenciones.

Incluso podrías sentir de manera inconsciente que estás obligada a ser su novia porque es “lo mejor que puedes conseguir”. ¡Mucho cuidado con eso!

Claro, las emociones son muy subjetivas. Desgraciadamente aún no inventan un “enamorómetro” o herramienta para medir el enamoramiento de dos personas.

Vas a tener que averiguar si sus sentimientos son realmente compatibles a la antigua, hablando de ello con honestidad.

Lee nuestra guía sobre las 10 señales para saber si estás enamorada de la persona correcta

3. ¿Realmente se gustan o solo quieren dejar de ser solteros?

¿Quieren estar juntos? ¿O más bien piensan que “deberían” estar juntos? ¿Hay presión social alrededor de ustedes para que comiencen a ser novios?

Piensa bien en esto, porque frecuentemente dos amigos comienzan a salir en plan romántico solo porque no parece haber una buena razón que lo impida. Obviamente, si no hay amor de por medio y solo lo hacen por inercia, terminarán rompiendo.

El problema es que, en ese lapso, pueden llegar a discutir y a herirse, de forma que ni siquiera puedan salvar la amistad.

Si están aburridos de estar solteros o quieren conseguir pareja, mejor salgan a una cita doble. No traten de forzar entre ustedes lo que no existe.

4. Puede ser un gran amigo, pero… ¿será un gran novio?

Imaginemos que llegada a este punto ya decidiste que ambos se gustan y mucho. ¡Bien! Pero eso no es razón suficiente para que pasen de amigos a novios.

Puede que sea un excelente amigo, pero no tienes la certeza de que será un buen novio. Considera que muchos de sus defectos que como amiga no te molestan, como novia van a exasperarte.

Algunas de las cosas que pueden darte pistas de que será un mal novio son:

– Es muy fiestero y le gusta salir a demasiadas fiestas.

– Bebe mucho o consume drogas con frecuencia.

– Es mujeriego.

– Ha sido violento o grosero con sus exparejas.

– Tiende a ser muy celoso o inseguro.

Lee también nuestra guía sobre las 10 reglas para ser amigos con derechos

5. ¿Está emocionalmente disponible?

Si decides que tu amigo definitivamente tiene madera de novio, es momento de que analices si está emocionalmente disponible.

Con esto nos referimos a que tenga el tiempo y los recursos emocionales como para ponerte la atención que tú buscas en una relación.

Obviamente, esto también implica que no tenga un amor platónico o una amiga con derechos lista para hacerte pasar un mal rato.

De igual modo, analiza si tú estás dispuesta a ofrecerle atención y lealtad en la misma medida de lo que le vas a exigir.

6. ¿Tienen estilos de vida compatibles?

Hasta aquí todo muy bien. Se gustan. Es un chico estupendo. Y, por si fuera poco, eres la única mujer en su radar. Perfecto, pero… ¿tienen estilos de vida compatibles?

Podemos aguantarles muchas cosas a los amigos porque, seamos francas, no los vemos tan seguido. Pero un novio fanático del fútbol, cuando a ti ese deporte no te gusta nadita, puede ser todo un reto.

De igual modo, si tú amas pasar los fines de semana en un museo y a él le aburren mucho esos lugares, es casi seguro que surgirán discusiones.

Piensa que si dan el salto de amigos a novios van a pasar mucho más tiempo juntos y ese tiempo deben invertirlo haciendo cosas que ambos disfruten, sin necesidad de que ninguno sacrifique las cosas que les agradan.

7. ¿Puedes pensar seriamente en un futuro juntos?

Finalmente, la prueba de fuego. Visualiza tu vida dentro de tres o cuatro años. ¿Está él en ella como tu pareja? ¿Puedes imaginarte tu relación evolucionando con el tiempo junto con los logros académicos, laborales y sociales de cada uno?

Quizá cumplan con todos los requisitos anteriores. Pero si tienes pensado mudarte al extranjero al terminar la universidad y él quiere hacer carrera en el periodismo nacional, lo único que lograrán pasando de amigos a novios será un desenlace muy triste.

Una de dos: o se separarán, aunque se amen locamente para ir a perseguir sus sueños, o alguno de los dos deberá renunciar al suyo. Eso no es justo para nadie.

Tranquila, no necesitas contestar todas estas preguntas tan importantes hoy. Tómate tu tiempo, no te apresures, deja que las cosas fluyan y sigue tu instinto. Es el mejor consejero.

¿Cuáles son las etapas de amigos a novios?

Normalmente, las etapas que un par de amigos atraviesan antes de convertirse en novios son las siguientes:

1. Se hacen amigos por cuestiones circunstanciales. No hay atracción entre ellos o hay muy poca.

2. Con el tiempo comienzan a notar que tienen muchas cosas en común. Comienzan a surgir los primeros signos de interés.

3. Si siguen saliendo como amigos y pasándola bien, ese interés se convertirá en enamoramiento. Sin embargo, es muy posible que ninguno de los dos se atreva a confesarlo.

4. Ambos comienzan a mandarse señales de coqueteo, hasta que algo sucede entre ambos, como un beso.

5. Alguno de los dos confiesa sus sentimientos y discuten si es buena idea pasar a una relación romántica.

¿Por qué hay amigos que parecen novios?

Típico. Se quedan hablando hasta las tres de la mañana. Se llevan increíble. Se confían todos sus secretos. Se quedan viendo con ternura y hasta se celan. Es más, en algún punto hacen el pacto de casarse si llegan solteros a cierta edad.

Pero no, no son novios. Son solo “amigos”.

Te sorprendería saber que este tipo de relaciones son muy comunes entre los jóvenes. ¿Son amigos con derecho? No. ¿Están en la friendzone? Tampoco. Simplemente se relacionaron a un nivel emocional más profundo que la amistad, pero menos profundo que el amor.

Esto quiere decir que adoptaron muchas actitudes de novios, pero sin realmente el interés o la viabilidad de una relación romántica.

No dudamos de que se quieran muchísimo. Pero si no van a ser novios por la razón que sea, lo mejor es que establezcan límites definidos para que nadie salga lastimado.

Así que estar claros en la relación que tenemos con ese chico o chica nos hará saber qué tan firme puede ser el paso de amigos a novios. Esperamos haber resuelto todas tus dudas al respecto en este artículo. Déjanos tus comentarios.

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 signos de que estás enamorada de tu mejor amigo y lo que debes hacer

6 cosas qué hacer cuando un amigo te decepciona