8 Reglas Para Las Relaciones Ocasionales Que Tienes Que Seguir Para Que Funcione

Al hablar de citas, es bueno aclarar que no siempre se trata de compartir un vínculo afectivo con alguien. A veces, solo se trata de pasar un rato agradable con otra persona, intercambiar puntos de vista y tener un poco de atención por algún rato.

Asistir a una cita no es garantía de enamorarse, ni tampoco debe derivar en sexo como comúnmente se cree.

En las citas casuales o informales se pueden conocer personas muy interesantes, y tal vez conocer a la persona indicada (pero no es la regla).

Cuando hablamos de citas casuales no nos referimos a acudir a un lugar especial, de hecho, las citas o encuentros casuales pueden suceder de la nada y en cualquier lugar.

Un supermercado, la playa, el autobús, cualquier lugar puede ser el correcto para conocer personas interesantes, con las cuales podrías volver a coincidir en posteriores oportunidades.

Si hasta el momento no has experimentado una cita casual y te interesa disfrutar de un buen momento en compañía sin compromisos serios posteriores, te invitamos a leer este artículo con las 8 reglas que debes tener presente en esta clase de citas y así poder pasar un buen momento.

1. Pregunta Su Número De Teléfono

Cuando asistes a este tipo de citas, es seguro que coincidas con algún chico que te llame la atención.

Si de repente estás en el supermercado y algún chico se te acerca para ayudarte o surge de la nada una graciosa conversación, no dudes en pedirle su número de teléfono.

Incluso hasta en un ascensor puedes conocer personas muy gratas con la que podrías llegar a salir o compartir.

Siempre puedes conseguir cosas en común con la otra persona y a medida que pase el tiempo tomarás práctica en la manera en que abordas una conversación.

Lee nuestra guía sobre las 10 reglas para ser amigos con derechos

2. Establece Tus Motivaciones

Para iniciar una relación casual (y entiéndase que con relación sí estamos refiriéndonos a compartir con una persona, sin llegar a compromisos duraderos) debes comprender qué te lleva a vivir esta clase de experiencias.

No toda relación casual es favorable, algunas personas que viven “de pareja en pareja” lo hacen porque son inestables emocionalmente, por lo que no encuentran la manera de conectar realmente con otra persona.

Las relaciones casuales son buenas por un tiempo, pero la idea es conocer distintas personas hasta encontrar a la indicada. De lo contrario, sería bastante frustrante e incómodo dormir cada semana con alguien distinto.

3. Ten La Honestidad Como Pilar

Si no deseas compromisos, no ilusiones a la persona con la que iniciaste una relación. Es preferible que seas totalmente honesto y le confieses a la otra persona tus intenciones.

Si ambos están de acuerdo en los pros y contras de la relación, entonces podrán compartir armónicamente.

Pero si la otra persona esperaba algo más, tendrá la oportunidad de seguir su camino sin sentirse utilizada por ti.

4. No Hables De Relaciones Anteriores

La prudencia respecto a tus relaciones casuales anteriores es vital. A nadie le gustará saber que eres de esas personas que pasas un tiempo con alguien y luego lo cambias como si nada.

Si eres mujer, y hablas de tus anteriores parejas, puedes ser percibida como una chica fácil (cosa nada agradable socialmente). Si eres hombre, por muy abierta que sea tu relación actual, solo conseguirás que tu pareja casual se sienta incómoda y desconfíe de ti.

Es posible que piense que lo que está actualmente viviendo a tu lado se convertirá en la conversación de rigor ante otras parejas, además propiciarás sus celos (una actitud bastante desfavorable en estas relaciones).

5. Mantener El Sexo Separado Del Amor

A pesar de estar en una relación casual, si llegaron a la etapa del sexo deben establecer que la relación va a ser sexual pero no emocional. Por lo tanto ustedes son más amigos con derecho que una pareja.

El coqueteo y el placer nada tendrá que ver con amor, así que no te ilusiones ni te apegues sin necesidad.

Que el sexo sea constante no es garantía de que la otra persona se está enamorando o que te ama. Por otro lado, si el sexo te está generando problemas emocionales, es preferible colocarle un punto final a la relación o acudir a terapia.

6. Sal En Citas

La idea principal de las citas casuales es conocer muchas personas, así que no te conformes con la primera persona que conozcas.

Puedes ir al cine, compartir una tarde en un centro comercial, ir a entrenar en un gimnasio, comer en un restaurante.

En fin, las citas son para divertirse, para dialogar, para pasar buenos momentos sin compromisos adicionales. Así que hasta el sofá de tu casa puede ser un buen lugar para un sano compartir casual.

Lee nuestra guía sobre cómo mantener una relación casual con estas simples 7 reglas

7. Respeta Los Sentimientos De Los Demás

Que sea una cita casual no significa los demás carecen de sentimientos, así que valora a las personas que comparten contigo en cualquier momento, lugar o circunstancia.

Si una persona no conecta emocionalmente contigo no le hagas desprecios, sus sentimientos pueden lastimarse; y cada quien acarrea en su haber circunstancias de vida que lo hacen ser como son.

El respeto y la decencia deben prevalecer en todo momento. A pesar de no volver a salir con esa persona, es posible que te lo consigas en el super o en cualquier otro lugar.

Así que darle una sonrisa o saludar no te hará mejor ni peor persona, pero sí más decente.

Si ocurre lo contrario, si la otra persona se ilusiona más de lo debido aun a pesar de que le dijiste que no quieres nada serio, debes establecer límites y dar un paso atrás, para evitar que la otra persona sufra.

8. Sé Leal A Ti Mismo

Si eres sincero con las personas con las que sales casualmente, también debes ser leal a ti mismo.

Cada quien tiene una voz interna que le indica si va o no por el camino adecuado. Si tu instinto te dice que esa persona no te permitirá desarrollarte, y se volverá asfixiante o nocivo para tu vida, retrocede de inmediato.

Lee nuestra guía sobre cómo ser más feliz con estos 25 simples pasos

Recuerda que no hay compromiso con el otro, pero sí contigo mismo para el resto de tu vida. Evítate problemas innecesarios. Solo si te sientes preparado emocionalmente para una relación casual, asúmela.

Una cosa es decir que prefieres estar por tu cuenta sin compromisos estables, y otra muy diferente es comprender que puedes tener inseguridades personales que te llevan a actuar como alguien independiente, cuando realmente lo que tienes es miedo a comprometerte y sufrir decepciones amorosas.

Que una relación casual sea agradable o un completo desastre depende de ambas partes, y nunca se sabe si de algo casual se pueda llegar a una relación formal y duradera.

Si este artículo fue de tu agrado no dudes en compartirlo en tus redes sociales. También estaremos atentos a tus opiniones, para nosotros es un placer poder ayudarte y aligerarte la vida.

Ver También:

 

Loading...

Agrega un cometario