in

5 estrategias para superar la angustia y controlarla

No tienes por qué resignarte a vivir con un nudo en la garganta y un panorama pesimista de la vida. ¿Le has dado veinte mil vueltas a tus preocupaciones y por más que intentas no hallas cómo superar una angustia?

¿Cómo superar una angustia?, abajo 5 estrategias:

1. Ten un plan de acción

Deja de darle vueltas una y otra vez a lo mismo. Hay cosas que puedes controlar y cosas que no, punto. Escribe un plan que te permita aumentar tus posibilidades de éxito lo más posible.

Si la angustia que tienes es por una situación que no está bajo tu control, traza un plan de acción para enfrentar las consecuencias en el peor de los escenarios.

Si tu angustia es por algo que no puedes arreglar, como la muerte de un ser querido o una ruptura amorosa, encamina tu plan de acción a “soltar” y seguir adelante.

Cuando tengas tu plan de acción listo, evalúa las acciones que puedes comenzar a tomar ahora mismo. Si no hay ninguna, sabrás que en ese momento ya habrás hecho todo lo que puedes hacer y seguirte preocupando realmente no tiene ninguna lógica.

2. Distráete: no pienses de más

Sabemos que es mucho más sencillo decirlo que hacerlo. Una de las características de la angustia es que nos impide pensar en otra cosa.

Para lograr distraerte, tienes que obligar a tu cerebro a concentrarse en otras cosas. Encuentra una tarea muy demandante, que requiera de toda tu atención, y enfócate en ella por la mayor cantidad de tiempo posible.

Si se puede, es doblemente útil que la tarea tenga que ver con tu plan de acción para solucionar el problema.

3. Apaga las noticias

Ver en las noticias que todo está mal alrededor del mundo puede hacernos todavía más difícil la tarea de superar una angustia. Esto se debe a que los noticieros nos dan una visión triste y pesimista del mundo.

Si le sumas estas emociones negativas a los problemas con los que ya estás lidiando, es perfectamente natural que crezca la desesperanza y te convenzas a ti mismo de que nada saldrá bien. Y lo que realmente necesitas es exactamente lo contrario.

Cuando quieres superar la angustia, debes evitar otras fuentes de preocupación que puedan agravar el problema. Trata de rodearte de ambientes, personas y hechos positivos.

3. Ayuda a otros

Si no puedes hacer gran cosa por solucionar tu problema, ¿qué pasa si tratas de ayudar a otras personas a solucionar los suyos? Mediante un voluntariado o dedicándote a una buena causa puedes distraerte de tu angustia, al mismo tiempo que haces algo positivo por el mundo.

Este tipo de acciones te ayudan a expandir tu visión y a darte cuenta de que el motivo de tu angustia realmente no es tan grave cuando lo comparas con los problemas de otras personas.

4. Haz algo que te haga feliz

La angustia es un cúmulo de sentimientos negativos que abarcan un espectro muy amplio de sensaciones desagradables. Reflexiona sobre las emociones que estás experimentando. ¿Miedo? ¿Preocupación? ¿Tristeza? ¿Incertidumbre? ¿Nerviosismo?

Ahora piensa en cuáles son los sentimientos opuestos a los que sientes. Como seguridad, confianza, alegría, certeza y aplomo. ¿Cuáles son las personas, situaciones y actividades que te causan estos sentimientos positivos?

Busca estas fuentes de bienestar, pues los sentimientos positivos que te generen competirán directamente con los sentimientos negativos que te pueda causar la angustia.

5. Cuida de ti mismo

A veces no tenemos manera de resolver un conflicto que nos causa una angustia terrible. Eso no significa que debamos quedarnos cruzados de brazos esperando que el malestar se vaya solo.

Hay muchas cosas que puedes hacer para paliar esa sensación. La mayoría tienen que ver con cuidar de ti mismo. Cuando tú estás bien, automáticamente todo lo demás comienza a mejorar.

Ponte en forma. Revisa tu alimentación. Toma un masaje o un baño caliente. Dedícate una sesión de spa y belleza por la tarde. Detén el mundo para recordarte a ti mismo lo maravilloso que eres.

¿Cómo calmar la angustia en el pecho?

Uno de los síntomas más molestos de las crisis de angustia es una sensación asfixiante de opresión en el pecho. Muchas personas sienten que no pueden respirar, en casos extremos llegan a desmayarse por esa sensación.

Para calmar la angustia en el pecho debemos tratar de relajarnos en cuanto comenzamos a sentir la presión y no forzar la entrada de aire. La mayoría de las personas hiperventilan. El exceso de oxígeno causa mareo y desvanecimiento, por lo que solo empeora el problema.

¿Qué hago si siento angustia y ganas de llorar?

Lo mejor que puedes hacer en este caso es justo eso: llorar. El llanto es un mecanismo emocional muy útil para hacer catarsis y sacar de nuestro sistema las cosas que nos duelen o nos causan tristeza.

Contener el llanto, por el contrario, sí puede ser perjudicial e incluso puede provocar que somaticemos enfermedades. Adelante; déjalo salir. Si necesitas llorar en privado o quiere compañía de alguien de tu confianza, lo importante es que te desahogues y expreses lo que sientes.

No intentes guardar o reprimir lo que sientes. Eso no te ayudará, solo hará más grave la sensación de presión que padeces.

 

¿Cómo curar la angustia naturalmente?

Muchas personas optan por consumir medicamentos para superar las crisis de angustia o la angustia crónica. Aunque muchos médicos avalan el uso de fármacos en estos casos, también existen muchas formas naturales y menos agresivas para calmar la angustia.

Algunas de las más eficientes son:

  • Hacer ejercicio.
  • Tomar una infusión de hierbas calmantes, como la tila o la manzanilla.
  • Darse un baño caliente.
  • Rodearse de seres queridos.
  • Pasar un rato con nuestra mascota.
  • Aromaterapia.
  • Terapia artística u ocupacional.

¿Qué es la angustia emocional?

La angustia es un estado emocional de alteración, en el que no consigues estar tranquilo ni dejar de preocuparte profundamente por un problema. Puede ser un problema real o imaginario, presente o anticipado.

Podemos resumir la angustia como el miedo de que las cosas vayan mal. El problema es que es un miedo que nos atormenta y no se va porque, por una u otra razón, no podemos atacar o solucionar su causa.

Por ejemplo, alguien puede pasar toda la noche sintiendo angustia porque sabe que habrá recorte de personal en su empresa al día siguiente. No sabe si van a despedirlo o no. No tiene modo de hacer algo al respecto. Pero igual se preocupa.

Es del miedo a quedarse sin trabajo, de la incertidumbre y de la impotencia de donde surge la angustia.

¿Cuáles son los síntomas de la angustia?

La angustia es una sensación desagradable que está muy cerca del miedo y del pánico. Se caracteriza por:

  • Un estado de preocupación profunda.
  • Dificultad para pensar en otra cosa que no sea el problema.
  • Sudoraciones, hormigueos en las articulaciones o mareos.
  • Insomnio.
  • Ganas de llorar.
  • Incapacidad de controlar la preocupación.

Causas de la angustia

Cada caso es diferente, pero las causas más frecuentes de la angustia son:

  • Problemas económicos o de trabajo.
  • Rendimiento escolar.
  • Problemas de salud.
  • Problemas de pareja o familiares.
  • Problemas de los seres queridos.
  • Tener que enfrentar cambios imprevistos.
  • Desamor.
  • Dificultad para encajar en el grupo social.

A veces, las personas sufren una condición llamada angustia generalizada. Se caracteriza por el hecho de que cualquier cosa, aunque no sea realmente grave, causa angustia. También sucede cuando la persona experimenta angustia, pero no sabe cuál es la causa de la misma.

¿Cuáles son las consecuencias de la angustia?

Todos experimentamos angustia en algún momento de nuestras vidas. Es una de las emociones propias del ser humano y como el resto, en su justa medida tiene una función adaptativa.

El problema es cuando la angustia se prolonga demasiado, convirtiéndose en una condición crónica. O cuando se vuelve tan aguda que nos impide ser asertivos y llevar una vida normal.

Algunas de las consecuencias físicas y emocionales de la angustia son:

  • Gastritis, úlcera y otros padecimientos estomacales
  • Dolores de cabeza y migraña
  • Cansancio, desgana y depresión
  • Irritabilidad y agresividad
  • Imposibilidad de concentrarse y pensar claro
  • Problemas sociales en el trabajo o con la familia

¿Cuál es el tratamiento de la angustia?

Por regla general, para superar una angustia primero hay que atacar el problema que la causa. Pero la mayoría de las veces las cosas no son tan sencillas o no podemos tomar acción inmediata.

A muchas personas les cuesta manejar la angustia, se enfrascan en la preocupación y dan vueltas en un círculo vicioso de malestar. No encuentran una solución.

La angustia no tiene una cura mágica, para superarla lo importante es aprender a controlar la forma en que manejamos nuestras emociones. Te comentamos seis estrategias de auto regulación emocional, útiles para no caer en el círculo vicioso de la angustia

¿Qué es una crisis de angustia?

Una crisis de angustia ocurre cuando los niveles de malestar llegan a un punto crítico, que impide a a la persona funcionar de manera normal.

Una persona con angustia generalizada o crónica puede levantarse cada mañana e ir al trabajo, preparar sus alimentos o seguir con su rutina diaria, aunque con su calidad de vida muy afectada.

Por el contrario, cuando una persona atraviesa una crisis de angustia solo consigue concentrarse en ese malestar. Es incapaz de seguir adelante con sus rutinas.

¿Cómo se trata la crisis de angustia?

Lo primero que hay que hacer es lograr que la persona se tranquilice, para que pueda ver las cosas desde un punto de vista racional. Durante una crisis todo se mira bajo una óptica fatalista y no pueden tomarse decisiones asertivas.

No hay que tratar de convencer a la persona en medio de una crisis de que todo va a estar bien. Lo mejor es tratar de llevarla a un ambiente lo más tranquilo posible, dejar que se desahogue y cuando bajen sus niveles de ansiedad, tratar de razonar con ella.

¿Cuál es el mejor medicamento para los ataques de pánico?

Algunos de los medicamentos que se recetan para los ataques de pánico son la paroxetina y la sertralina. Estos no detienen un ataque de pánico que ya inició, sino que disminuyen la frecuencia e intensidad de su aparición.

¿Cómo superar la angustia y depresión?

Además de las estrategias conductuales que acabamos de darte, la mejor manera de superar la angustia y la depresión es recurrir a un profesional de la salud mental.

Un psicólogo, un terapeuta o un psiquiatra son los profesionales mejor cualificados para identificar la verdadera fuente del problema y ayudarte a trabajar en la mejor solución.

 

Saber cómo superar una angustia no es una fórmula simple. Requiere de inteligencia emocional, expresar lo que sientes y tratar de enfocar tu mente en cosas positivas. Practica las estrategias que te comentamos y seguro podrás superar esa difícil situación.

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 formas de ser frío y sin sentimientos

La 3 razones por la que los hombres quieren tener relaciones en la primera cita