in

5 formas de evitar una depresión amorosa después de terminar una relación

Podemos afirmar que el fin de una relación amorosa es uno de los momentos más dolorosos y estresantes de la vida. Tanto que es comparado con el dolor de la pérdida de un ser querido.

Saber que no estarás con esa persona amada da paso a que la tristeza, la soledad y la depresión tomen el control de tu vida. Es como ser chocado por un camión de emociones, impacto que parece matar una parte de ti. Y sientes que todo esto te impide seguir.

Por todo ello hemos copilado para ti 5 consejos para evitar la depresión tras terminar una relación.

1. Exprésate, comparte tus sentimientos

Compartir tus sentimientos con amigos y la familia es uno de los mejores consejos que hay para manejar el dolor. Hazlo con personas en quienes confíes y preferiblemente maduras.

El solo identificar la causa del dolor y abrirse con otras personas es muy tranquilizador, efecto comprobado científicamente.

Los estudios concluyen que hablar sobre los sentimientos negativos reduce la actividad en la parte del cerebro que siente dolor.

Compartir sentimientos y emociones, además de hacerte sentir mejor, libera opiáceos, “analgésicos” naturales que te ayudan a procesar y manejar las emociones consecuencias de la ruptura.

2. Llora

Sí, llora lo que tengas que llorar, pues el llanto es una vía de escape saludable para sentirte mejor.

El llanto no solo ayuda en los rompimientos de parejas, también en las pérdidas físicas de un ser querido. Retenerlo podría afectar tu salud.

En vez de apurarte a sentirte bien, engañarte o aparentar que lo estás, permítete estar triste por la ruptura.

Los hombres y mujeres que se resisten a enfrentar el dolor del rompimiento, se involucran prematuramente en las relaciones de rebote, antes de resolver los dolorosos problemas de la última relación.

Tienden a proyectar su dolor y deseos en su nueva compañía sentimental, intentando sustituir a su última pareja, sin ver lo que la nueva es realmente y le puede dar.

Llora, sí, por el tiempo que quieras, pero consciente de que tú aún tienes valor y muchas razones para seguir viviendo. Después de todo, quién se fue no hace falta, hace falta el que vendrá.

Lee nuestra guía sobre cómo cerrar ciclos en tu vida y seguir adelante

3. Considera conversar con tu ex

Considera hablar con tu ex para comprender o precisar qué causó la separación, y con ello expresar cualquier sentimiento reprimido. No descartes esto pues es muy malo acostarse cada noche suponiendo causas de la ruptura, que quizás no son las verdaderas.

Posiblemente tu ex no quiera o esté dispuesto a enfrentarte porque le resultaría doloroso, algo también comprensible.

En este escenario, la investigación muestra que tener una conversación imaginaria en la que expreses todos tus sentimientos y dices adiós, puede ayudarte a seguir adelante.

Lee también nuestra guía sobre las indirectas para tu Ex, Ex novio, Ex novia

4. Duerme 8 horas al día

Las horas de sueño son idóneas para manejar mejor el estrés y evitar la depresión, pero pueden ser interrumpidas por la angustia emocional.

El dolor residual del día, la tristeza y la ira, harán difícil conciliar el buen sueño.

Si despiertas de madrugada o te cuesta quedarte dormido, toma nota para que le hagas seguimiento a este problema. Ello te ayudará a descubrir cómo controlar el estrés y la ira durante el día.

Lo idea y lo que debes procurar, es tener un horario de sueño regular en el que duermas y despiertes a la misma hora. Así te sentirá renovado y con más energía para emprender tus actividades ordinarias, pese al sentimiento de la ruptura, comparado a dormir el mismo número de horas pero en diferentes momentos.

Una rutina para antes de dormir es de mucha ayuda. Intenta con ejercicios regulares y técnicas de relajación como respiración profunda y relajación muscular progresiva. Ambas pueden mejorar tu sueño.

5. Haz mucho ejercicio

El ejercicio físico es perfecto para liberar el estrés y las emociones negativas. No tiene que ser necesariamente extenuante, con solo caminar o correr pocos kilómetros se liberarán los opiáceos.

Los estudios científicos comprobaron que el ejercicio cardiovascular es tan efectivo para tratar la ansiedad y la depresión de leve a moderada, como los antidepresivos. ¡Lo que quiere decir que es momento de sudar y sacar las cargas emocionales destructivas!

Tu dolor es real

La ciencia comprobó que los rechazos y rupturas amorosas activan las mismas áreas del cerebro, que producen el dolor físico y la angustia.

Con base científica, se sabe que una ruptura puede causar dolor cardíaco y dificultad para respirar, sobre todo en mujeres. El dolor es tan emocional como fisiológico, lo que quiere decir que puede ser muy intenso.

Recuperar el ánimo y las fuerzas tras una ruptura no es fácil y puede provocar una severa depresión, una deficiente respuesta del sistema inmune y problemas de salud.

Lo más responsable será que cuides tu condición física, mental y anímica, mientras te recuperas del golpe emocional.

¡No eres el único!

Todos sufrimos de una o varias rupturas amorosas en nuestra vida. Lo ideal es que el amor sea para siempre, pero no es así, ¡ojalá que lo fuera!

Si acabas de romper con alguien, llora, pero no olvides que no eres el único al que le ha pasado. ¡Hasta los artistas y otras personas famosas sufren de un corazón roto!

En conclusión

Enfócate en tus viejos o nuevos objetivos y sé fuerte, que tu próximo amor podría ser mejor que el anterior.

Si sientes no poder con la pena o no crees poder manejarla por ti mismo, busca ayuda en tus amigos, familiares o profesional. De esto último no tiene de qué avergonzarte.

No espere demasiado tiempo antes de intervenir. Cuando una puerta se cierra, encuentra una ventana que te permita sanar y volver a ser feliz.

Por favor, no olvides dejarnos tus sugerencias, comentarios y dudas. Para nosotros es un placer ayudarte.

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Si a mi pareja le molesta todo lo que hago es por qué ya no me quiere?

6 señales de que ya debes terminar una relacion