in

Cómo ser feliz después de una ruptura: estas son las 6 maneras para lograrlo

 

Ciertas cosas suelen permanecer en nuestro entorno, hasta el momento en que aprendemos la valiosa lección que debíamos aprender. Una de ellas son las relaciones dañinas, aquellas en las que te mantienes por costumbre, aunque ya no sientas lo mismo, o en las que llegas a ser víctima de maltrato.

Sé que puede ser difícil, porque sientes amor o no quieres herir a esa persona. Pero si ya estás cansada de vivir conflictos interminables, en los que siempre resultas perjudicada, es momento de dar un paso al frente, tomar las riendas de tu vida y dar el paso de terminar. Debes aprender a ser feliz aún después de ello.

Comprender que cuando una relación se termina, más allá de quién sea el responsable o cuáles fueron los motivos que los llevaron a ello, solo se tiene una opción: ¡seguir adelante!

Aunque te cueste, poco a poco asimilarás que no es el fin del mundo. Si te lo permites, conocerás a nuevas personas, descubrirás cosas de ti misma y aprenderás que eres mucho más fuerte de lo que imaginabas.

Para que todo ello ocurra, debes empezar por aprender a ser feliz contigo. Por eso te dejamos varios consejos muy útiles para superar la crisis afectiva por la que atraviesas y así redescubrirte en una vida de soltería y encantos.

Lee también nuestra guía sobre cómo superar a tu ex novio y hacer que te extrañe 

1. Dedícate tiempo

¿Cuánto duró tu relación? ¿Hace cuánto no sales y disfrutas de una tarde en soledad? Cuando estamos enamorados usualmente perdemos parte de nuestra identidad y cometemos el error de dedicar tanto tiempo al otro que eliminamos los momentos para disfrutar de nuestra soledad.

Una vez que terminas ya no tienes excusas. Toma tiempo para hacer lo que te gusta, aprender cosas nuevas o practicar tu hobby favorito.

Cada vez que puedes dedicarte a lo que disfrutas hacer, te enriqueces internamente y te ayudas a asumir la vida con más entusiasmo.

2. Escucha música alegre

La música te conecta con tu interior, es por eso que aquella que escuches tendrá mucha influencia en la forma en que te sientes y lo que proyectas.

Cuando conectas con un tema alegre, o con un artista con el que te identificas, todo tu cuerpo se activa.

Tu estado de ánimo mejorará considerablemente si te regalas un rato de sana distracción musical. Lo mejor es que puedes repetir la dosis de música alegre dónde quieras y las veces que quieras.

3. Distráete

Retoma aquellos viejos pasatiempos que dejaste de lado por haberte dedicado a quien es ahora tu expareja. Retoma tus clases de yoga, o vuelve a trotar cada mañana, inscríbete en un club deportivo o de lectura.

Ocupa tu tiempo con cosas nuevas, rompe la rutina y disfruta con actividades que te ayuden a mantener la mente ocupada y en constante aprendizaje.

La vida es una sola y no vale la pena enfocarte en el sufrimiento, aunque sea normal que la ruptura cause dolor..

No es momento para pensar solamente en tu ruptura, sino para recordar que la vida te está obsequiando una nueva oportunidad para vivir a plenitud.

4. Conversa sobre lo que sientes

Busca a tu mejor amigo y pídele que te escuche, deja fluir todas tus emociones. Desahogarte y expresar lo que sientes te ayudará a sentirte mejor.

Conversar sobre lo ocurrido te da la oportunidad de librarte de los pensamientos que guardas, pero también de reflexionar y aprender de esta experiencia para lograr una mejor relación en el futuro.

Guardarse el dolor puede ser muy difícil, así que atreverse a compartirlo y contarlo puede ser muy catártico y beneficioso para tu salud mental y estabilidad emocional.

5. Deshazte de los recuerdos

Ninguna herida sana si cada día le colocas un poco de sal. ¿De qué te sirve recordar cada día a esa persona que ya no está?

Regala esos peluches que te recuerdan a tu ex, guarda lejos de tu vista las fotos de ambos, si no puedes manejar verlo elimínalo de tus redes sociales, quema el diario con las historias de los dos.

Es momento de vivir. ¡Y vivir es estar en el ahora! Así que muestra tu disposición a empezar de cero, mirar hacia el frente y formar una nueva rutina de vida que te tenga a ti como prioridad.

Nadie debe sentirse mal porque tú terminaste con una relación. Así estés triste, el mundo no debería compadecerte.

6. Quiérete

Si de verdad te importa ser amado, debes aprender a amarte tú primero. Es ley de vida: no puedes dar aquello que no posees.

No pierdas tiempo culpándote por la ruptura que estás atravesando. Cuando las cosas no funcionan es mejor continuar y albergar en el corazón los buenos sentimientos que los mantuvieron juntos en el pasado.

Recobra tu paz rodeándote de personas que te valoran y te quieren tal como eres, ellos te darán las claves para amarte un poco cada día y así recuperar la confianza para amar a alguien más próximamente.

Y  no te aceleres en conseguir una nueva pareja, esa llegará en el momento debido. Si aceleras las cosas, puede que no estés en armonía emocional como para dedicarle el tiempo y el amor que merece.

 

Si se te hace muy difícil seguir adelante y superar la ruptura, puede que tu problema tenga otra causa interna y más profunda en tus emociones. Recuerda que siempre está la opción de buscar ayuda profesional e ir a terapia para obtener las herramientas que te permitan seguir tu camino y recuperar la felicidad.

¿Te gustó lo que acabas de leer? No olvides comentarnos tus inquietudes y la forma en que te ayudó este artículo. Comparte está información en tus redes sociales para que otras personas puedan leernos.

 

Ver También:

 

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo hacer amigos y lograr una vida social satisfactoria: sigue estos pasos

Cómo dejar de ser infiel para siempre: método probado