in

Cómo dejar de ser infiel para siempre: método probado

 

La infidelidad es lamentablemente muy común en la sociedad. Matrimonios y noviazgos terminan todo el tiempo por ese motivo. Y la verdad es que todos hemos sentido el deseo de estar con alguien diferente a la persona que es nuestra pareja en algún momento.

La mayoría nos controlamos, porque valoramos otros aspectos más importantes en una relación estable y con amor. Pero un grupo de arriesgados suele sucumbir ante una mirada, palabras o posición social de un tercero y decide iniciar una relación paralela.

Para la persona infiel, mentir para mantener la infidelidad se puede hacer rutina. Solo basta decir a su pareja que tiene una reunión de trabajo o de negocios para organizar un encuentro con la otra persona. Siempre debe apoyarse en mentiras para lograr su cometido.

La infidelidad es tan común que las celebridades y famosos también las cometen, aunque están sometidos a mucho más escrutinio público. Sin embargo, aunque parezca normal, cuando eres tú quien es infiel, puedes hacer daño a gente que amas y hagas que resulte muy incómodo avanzar y librarse de los enredos causados por tus mentiras.

Si te suena familiar lo anterior, o si has notado estas situaciones en amigos o conocidos y deseas apartarte de los deslices amorosos, estos consejos son para ti.

1. Mantente alejado de la tentación

Si deseas ser fiel, no te acerques al peligro: el que juega con fuego se quema.

Aléjate de cualquier situación que sabes que será propicia para una aventura, o en la que corres el riesgo de sucumbir ante una persona sensual que te caliente los motores.

Lee también nuestra guía sobre cómo dejar de amar a alguien que te hace daño

2. Piensa con cabeza fría

La cabeza es lo primero que se pierde ante la idea de una aventura, pero a veces los excitantes encuentros casuales pueden volverse más complicados si pasan de una sola noche de placer a convertirse en citas periódicas, todo deja de ser una aventura y los sentimientos salen a escena.

Si amas a tu pareja, mantener un amorío paralelo con otra persona es muy arriesgado. Tu amante pudiera tener sentimientos o pedir algo más que solo una aventura, y meterte en muchos problemas.

Pero si es más enredado y amas a las dos, pues deberás encarar el problema y decidir con quién estar. Todos saldrán heridos si no te defines.

Lo mejor es que te sientes a pensar, tomando espacio de ambas personas, y decidas qué consideras más apropiado, con quién eres más feliz. Realmente reflexiona si tiene sentido mantener dos relaciones y todo el conflicto que eso conlleva.

3. Descubre por qué la engañas

Te has detenido a pensar por qué sientes deseos de ser infiel. ¿Realmente crees necesitar de alguien más para sentirte bien? ¿Eres infeliz con tu pareja? ¿Sientes que tu pareja ya no te ama o fuiste tú quien dejó de amar?

Cualquiera sea tu situación y tus razones, debes entender que si verdaderamente estás enamorado de tu pareja, no deberías poner en riesgo su relación y, ante todo, deberías respetarla.

Analiza bien tu motivación para engañar. Muy probablemente termines por descubrir los verdaderos problemas de tu relación que te hacen buscar una alternativa en otra persona.

En la mayoría de los casos, las infidelidades no son más que una excusa para esconderlos.

4. ¿Vale la pena?

Una vez que definas las razones por las que has engañado a tu pareja, reflexiona sobre tu aventura y pregúntate si realmente vale la pena el daño que causas a tu pareja, a tu amante y a ti mismo.Las personas que engañan, constantemente temen ser descubiertos, y peor aún, también sienten la presión constante de llegar a  ser engañados, y eso es tormentoso. Entonces  estudia las causas, pero también las consecuencias, y toma la decisión que consideres correcta con todas sus implicaciones. Romper la relación con tu pareja o con tu amante puede ser difícil, pero a la larga causará menos daño que seguir envueltos los tres en el engaño.

5. Revisa cómo va tu relación de pareja

¿Qué es lo que te da la relación extramarital que no te da tu pareja? Algunas aventuras inician luego de riñas con la pareja, diferencias en las perspectivas de vida de cada cuál o problemas económicos.

Así como debes evaluar si vale la pena la aventura, también debes reflexionar sobre cómo has manejado tu relación y lo que hasta cierto punto te ha empujado (pero no justifica) a la infidelidad.

Quizás cambió tu pareja, o cambiaste tú, o no han sabido mantener viva la pasión en su relación. Una vez que lo identifiques, podrás pensar qué decisión tomar para hacer tu vida más plena.

Lee también nuestra guía sobre las 7 formas de saber si tu relación tiene futuro

6. Sé agradecido

Nada más triste que apreciar a la pareja cuando se ha perdido, el refrán popular parece aplicar siempre: “nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”.

Antes de tomar decisiones definitivas, trata de ver a tu pareja con nuevos ojos, recuerda y agradece sus cosas buenas. A veces impulsivamente crees que puedes encontrar otras cosas en una aventura, pero luego descubres que lo que realmente necesitabas estaba ya a tu lado.

 

7. No compares

Cada persona es diferente, no es justo comparar a tu pareja con otras personas, especialmente con tu amante, o incluso la forma en que funciona su relación con las de otras personas.

Todo el mundo tiene sus debilidades y fortalezas, y si te enfocas siempre en conseguir algo mejor, descubrirás que siempre habrá a quien consideres superior que a tu pareja, y terminarás siempre inconforme con lo que tienes.

A veces desde afuera todo parece más bonito, y cuando buscas a esa otra persona que te pareció mejor, descubres que no era para nada lo que querías en tu vida.

8. Decide y actúa

Ya que evaluaste todos los aspectos relacionados con tu aventura, es momento de decidir qué vas a hacer.

Puedes terminar con tu pareja y mantener la relación con la amante, puedes decidir abandonarlas a ambas y elegir el camino de la soltería, o muy probablemente prefieras abandonar la infidelidad y retomar con respeto la relación de pareja que ya tenías.

Si decides la última opción, entonces debes seguir el último consejo de esta lista.

9. Corta la comunicación

Ya decidiste con quien te vas a establecer, así que lo más saludable es alejarte físicamente y además romper cualquier comunicación con la otra persona.

Bórrala de tus redes sociales, de tu teléfono y evita lo más posible los lugares donde puedas encontrarla. Termina la relación y deja claro que ya no habrá más episodios de ese amorío, ni un último beso, última noche ni mucho menos conversaciones inapropiadas posteriores.

 

Una vez que cumplas estos pasos, es momento de hablar con tu pareja y tratar de mejorar los problemas que tenga su relación. Revive el romance y coloca el respeto por encima de todas sus acciones.

 

Si te parecieron útiles estos consejos, comparte este artículo en tus redes sociales. También puedes dejar tus comentarios y dudas, estaremos atentos a responderlos.

 

Ver También:

 

 

 

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo ser feliz después de una ruptura: estas son las 6 maneras para lograrlo

Cómo terminar una relación: 7 formas de hacerlo correcto y amigablemente