in

Cómo olvidar al amor de tu vida paso a paso

A medida que pasa el tiempo, el amor de tu vida puede cambiar.

El tiempo, el crecimiento individual, el conocer mejor al otro son factores que cambian la relación e influyen en la forma en que se desarrolla tu relación con el amor de tu vida.

Los cambios no siempre llevan a una evolución de la pareja y suelen terminar en una ruptura.

 

Las separaciones amorosas siempre son difíciles

Especialmente para el que quedó enamorado y no tomó la decisión de terminar. Es duro superar una ruptura inesperada y el sufrimiento por esa separación puede parecer insuperable. Pero no lo es.

Hay muchas maneras de sobreponerse y seguir adelante después de esa relación.

Si estás en esa situación, o tienes a alguna persona cercana pasando por una dolorosa ruptura, en este post te comentamos algunas formas de sobrellevar la separación para comenzar de nuevo tu vida, sin pareja.

¿Qué es el amor?

Desentrañar el amor como sentimiento es un completo misterio, sabemos que nos enamoramos porque nuestra mente y cuerpo emiten señales para alertarnos de ello. Hay una serie de reacciones químicas en nuestro cerebro que causan este efecto y nuestro cuerpo demuestra el sentimiento a través de sensaciones, pero no hay una explicación clara sobre lo que es y su naturaleza.

Filósofos, artistas y psicólogos debaten de muchas formas sobre qué es exactamente el amor y por qué nos trastoca la vida.

¿Qué sucede a medida que el amor madura?

La madurez mental, la fase de la vida en la cual se encuentran los miembros de la pareja (ya sea en conjunto o de forma individual), pueden hacer avanzar el amor o llevar a una ruptura de la relación.

Por ejemplo, es sencillo interpretar que se está enamorado porque surge una especie de obsesión placentera por la otra persona. En la primera fase de las relaciones, ambos quieren pasar juntos todo el tiempo posible, comparten sus gustos e intereses y cada momento es una novedad.

Sin embargo, con el paso del tiempo el amor se estabiliza. Ya no hay tanta obsesión de uno por el otro, retoman sus rutinas individuales y aprenden a pasar tiempo separados porque tienen mayor seguridad el uno del otro.

Las parejas que logran involucrarse sentimentalmente de forma estable y verdadera, son las que comprenden que el amor inicial -obsesivo- se supera para dar paso al período de convivencia, donde hay un trato quizás menos efusivo, pero con mucha mayor confianza, respeto e intimidad entre ambos.

Por otro lado, las parejas que no logran crecer juntas finalmente llegan a la ruptura, aunque haya amor de por medio. El sentimiento debe evolucionar de la misma forma que la pareja crece, de lo contrario, fracasan.

¿Por qué algunas parejas fracasan?

Hay muchas razones para que una relación termine. La rutina, infidelidades, mentiras o aburrimiento son algunas. Cuando uno de los integrantes de la pareja no sabe manejar los cambios en el amor y la forma en que se concibe la relación, puede sentirse estafado y menospreciado por el otro.

Si la rutina diaria, los problemas económicos o la llegada de los hijos afectan la relación y no saben manejarlo, será difícil comprender los cambios y adaptar la pareja a las nuevas situaciones a las que nos lleva la vida.

Concebir el amor de una forma diferente, es lo que deriva generalmente en divorcios.

 

¿Cuáles son las alternativas ante los cambios en el amor?

En algunos casos, la pareja asume que falta el amor y que perdieron la chispa de la relación, pero deciden mantenerse juntos por costumbre, por miedo al cambio o porque quizás albergan la esperanza de volver a encontrar ese “algo” que los hizo enamorarse y unirse como pareja.

Pero además, hay otra forma dolorosa de perder a una pareja y no necesariamente implica falta de amor. Nos referimos a la muerte. Se ha determinado que el dolor del fallecimiento de una pareja puede ser tan terrible que la persona no se recupera jamás psicológicamente, sobre todo en casos de muertes repentinas e inesperadas.

El duelo es muy difícil de superar en todos los casos, pero cuando se trata de una persona con la que hemos compartido la vida, se hace mu duro entender la situación. Requiere mucha decisión y apoyo para seguir adelante a pesar de esta pérdida.

 

¿Cómo avanzar cuando se ha perdido al amor de tu vida?

La pérdida del amor debe tomarse como una mezcla entre desafío y oportunidad. Debe entenderse como un reto que se te plantea como persona, para no dejarte caer por el dolor, pero a la vez como una nueva oportunidad para retomar las riendas de tu vida y atreverte a buscar el amor en otras personas, a vivir nuevas experiencias.

Aunque al principio puede ser abrumador, la persona a la que más debes amar es a la que tendrás que soportar y cuidar por el resto de tu vida: a ti mismo.

Bien sea que experimentes el final de tu amor a los veinte o los setenta años de edad, tendrás que lidiar con el duelo producto del intenso sentimiento que llegó a su final. La mejor manera es enfocarte en ti, buscar el aprendizaje que te dejó esa relación, tomarte un tiempo para sanar y aprender qué es lo que quieres en una persona o compañero de vida.

Con el tiempo , como todo en la vida, las heridas cicatrizan, las personas se hacen más fuertes y eventualmente conseguirás el entusiasmo que necesitas para volver a enamorarte o disfrutar de la vida junto a alguien más.

 

¿Cómo funciona un amor correspondido?

Algunas culturas y religiones tienen palabras definidas para diferenciar el amor misericordioso, que es aquel que se siente por todas las personas que nos rodean, del amor romántico, exclusivo hacia la pareja.

Un amor pleno por el compañero sentimental, es el que nace de forma apasionada, romántica y alocada, pero que con el paso del tiempo se fortalece y se transforma en amor misericordioso. En esta fase del amor, se ama, respeta, valora, perdona. También nos preocupamos por la felicidad del compañero.

Esta clase de amor es la misma que se experimenta hacia los hijos, padres, hermanos y cualquier persona que nos importa.

El enamoramiento está ahí, solo que no nos arrebata la felicidad porque se comprende que la otra persona nos continúa amando pero de una manera distinta. Es una manera distinta de concebir el amor, relacionada con el interés por el otro, pero sin sentir posesión o dominio.

Lee también nuestra guía sobre el amor no correspondido: Cómo lidiar con el dolor

 

¿De cuáles aspectos personales hay que hacerse cargo después de una ruptura?

Cuando una relación fracasa, ambos integrantes de la pareja son responsables de alguna manera. Independientemente de las causas, los dos tuvieron parte en esa pareja y por eso es importante que cada uno revise y aprenda de sus acciones para mejorar a futuro.

En principio, el ego es el principal aspecto personal a trabajar después de una separación. Es importante aprender a lidiar con las situaciones de una forma más sana, sin asumirlas como un atropello y sin desmoralizarnos por habernos equivocado. El fracaso es parte de la vida y no se debe tener miedo a fallar.

Por otro lado, también debes trabajar el amor propio y autoestima. Debes quererte a ti mismo para que otros te quieran como lo mereces. También debes trabajar en el respeto hacia ti mismo y los demás, en el interés por el otro y debes trabajar para ser una persona independiente que no necesite de otra para ser feliz.

Si creces y te nutres como persona, eventualmente conseguirás un amor que florece y se renueva constantemente. Incluso si el matrimonio ya dejó de funcionar y se divorciaron hace tiempo, aceptar que el otro no es el responsable de nuestra desdicha, es muy provechoso para superar el odio y avanzar con paso firme a redescubrirnos y crecer como seres humanos.

 

¿Qué debes hacer?

El amor de la vida es un término con el que usualmente se identifica a la pareja. En novelas, películas y series se le da mucha importancia a ese amor romántico, pero el verdadero amor que debe alimentarse es el propio, porque solo de tu propia autoestima podrás encontrar personas que te valoren y respeten como lo mereces.

Eres una persona individual y capaz de ser feliz por ti mismo, no puedes cederle tus esperanzas y alegría solo a esa persona que decidió alejarse, no puedes cerrarte a la vida solo por una ruptura. Cada relación que termina es solo un capítulo más de la vida que te tocó pasar y que te sirve para aprender.

Solo amándote podrás amar a alguien más y hasta que no lo comprendas sentirás mucho dolor con cada separación.

Recuerda que puedes compartir este artículo en tus redes sociales para apoyar a alguien que conozcas que está pasando por esa situación. También puedes dejarnos tu experiencia, anécdotas o dudas en nuestra caja de comentarios. Siempre estamos atentos a leerte.

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 signos de alarma de que estás en una relación abusiva

25 señales para saber si un hombre está celoso