in

9 Formas Para Dejar De Ser La Amante: Ser “La Otra” No Debe Ser Tu Opción

La sociedad suele ver como algo natural que los hombres tengan aventuras, pero condena sin un ápice de benevolencia a las amantes. Siempre es un doble estándar.

Pero muchas veces la amante ni siquiera sabe que lo es, o se permite serlo hasta cierto punto mientras espera que el hombre finalmente se decida por ella. Son muchos los casos en que la relación inicia con las típicas frases por parte del hombre en cuestión que indican que está descontento y aburrido de su pareja, y que quiere terminar.

“La amante”, convencida que en algún momento él cumplirá con su promesa de estar con ella apenas logre zafarse de su supuestamente conflictiva mujer, espera y espera, sin que ese “felices para siempre” ocurra.

¿Te suena familiar esta situación? Es posible que estés atravesando por ese incómodo momento en que te cuestionas si creerle o huir sin dejar rastro.

Si te sientes frustrada al respecto, estás cansada de creerle sus historias, o sencillamente acabas de descubrir que siempre fuiste “la otra” y que él nunca tuvo intención de convertirte en “la oficial”, entonces sigue nuestros consejos para aprender a vivir contigo misma y no dejar que esta situación te desmorone.

1. Recuerda: no eres una mala persona

Seguramente habrás escuchado miles de veces que las amantes son unas descaradas o destruye hogares, a quienes les achacan todo lo malo de una relación.

Y muy para tus adentros te habrás dicho: ¡soy una mala persona! Pero, más allá de la vergüenza que puedas sentir, debes entender que no eres una mala persona solo por cometer un error.

Debes recuperar tu autoestima y reconocer que eres un ser humano con sentimientos y valores, que llegaste a ser la otra mujer porque te equivocaste al enamorarte de alguien que no vale la pena y que te ha mentido.

Nadie tiene suficiente moral como para juzgarte y maltratarte, y tú tampoco deberías hacerlo, así que deshazte de las etiquetas para que puedas salir adelante.

2. En la vida no todo va a los extremos

Aunque a veces lo parezca, en la vida no todo es blanco y negro.

Es comprensible que cuando descubres que te han mentido, consideres que la mejor idea es ir y contar todo a su novia o su familia, tratar de destruirlo y hacerlo sentir como te sientes tú.

Quizás parece lo correcto, lo justo. Pero la vida no son extremos, sino matices. Aunque te parezca lo mejor, actuar de esa manera solo va a traerte más problemas y drama, lo que hará más difícil que superes las cosas.

 

3. Él siempre querrá salirse con la suya

Debes ser muy inteligente y astuta, ya que al sentirse expuesto o ver en peligro su relación formal, optará por culparte de todo y alegar que “tú creíste lo que querías creer”.

Así él tratará de sentir alivio, evadir su responsabilidad y superar la situación sintiéndose incluso “la víctima”.

No pierdas la calma por esa actitud. pero tampoco le permitas convencerte de que todo fue obra de tu imaginación. Siempre ten presente que lo ocurrido es responsabilidad de ambos y, como tal, ambos deben asumir sus consecuencias.

4. No busques a su pareja

Puede que en el momento consideres que su pareja merece saber la verdad, y te parezca buena idea llamarla, conversar y juntas unir su odio contra él por engañarlas.

Pero eso solo ocurre en las películas, en donde la amante y la esposa se unen para acabar con el infiel. En la vida real, debes pensar que ella muy probablemente no querrá hablar contigo. No son amigas, y la verdad para ella tú eres un recordatorio del engaño.

Aunque no seas la culpable, aunque no supieras que lo hacías, la heriste al ser la amante. Es normal, y justo, que ella no quiera unirse contigo o ser buenas amigas después de esa situación.

También hay una alternativa más compleja: que él haya abonado el terreno a su favor antes de que tú pudieras llamarla, y la haya convencido de que tú lo acosas, que estás obsesionada con él o que lo manipulas constantemente.

La verdad, no vale la pena que pases por todo ese drama.

5. No te disculpes con la esposa o novia

Después de enterarse, la novia tiene dos opciones: dejarlo o perdonarlo.

Si lo perdonó es porque no lo quiere perder y, aún si le dolió, está dispuesta a darle una segunda oportunidad para seguir juntos. Si lo dejó, igual no querrá el recordatorio del engaño.

De cualquier manera, no te verá más que como una intrusa en su relación.

6. No comentes tu situación a sus amigos

En estas situaciones es mejor no meter a los amigos, mucho menos si los conocen a ambos. Cada persona que se entere de la situación tenderá a parcializarse hacia un lado u otro,  y notarás cómo muchos conocidos pueden empezar a distanciarse de tu vida.

Evita difundir el enredo en el que te metiste… o te metieron. No faltará el moralista que te señale como culpable o el que te aconseje como si jamás en su vida se hubiera equivocado.

No faltará tampoco quien conozca a la novia o esposa y corra a decirle quién es la infame que le está causando mil sufrimientos.

Así que si necesitas un consejo mejor págale a un orientador o psicólogo, te irá mucho mejor. Y si no está en tu presupuesto, busca un amigo que sea solo tuyo, que no conozca a los afectados y que no juzgue tus acciones. Lo importante es que esté ahí para apoyarte.

7. Déjalo ir

Sé que puede ser difícil. Estabas enamorada y no solo te engañaron, sino que te hicieron la mala de la partida.

Pero intentemos darle la vuelta a la situación: ¡entiende que tú no has engañado a nadie! Es él quien está engañando a su pareja contigo.

Aún si hubiese decidido terminarla y empezar contigo una relación después de tanto tiempo haciéndote esperar, ¿cómo podrías confiar en él viendo cómo mintió a su pareja?

Simplemente es un hombre que no vale la pena y en el futuro lo más probable es que también te engañaría con otra más.

Jamás logrará ser un hombre totalmente confiable como para creerle o dedicarle todo tu tiempo y amor.

 

Lee también nuestra guía sobre las 7 maneras de terminar una relación amigablemente

8. Lo que empieza mal, termina mal

Si tu vida a su lado inició basada en mentiras y engaños, no tendrás un futuro honesto, ni duradero, con él. ¡Mereces más que eso!

9. La vida continúa

Llegará un momento en el que encontrarás otra pareja, una que sí te valore, no te engañe y te haga entender la lección que debías aprender con quien te mintió antes.

Aunque ahora te duela, recuerda siempre que todo es cuestión de tiempo. Ya verás que en el futuro, él no será más que una mala experiencia que ya superaste.

Y si te sirve de consuelo: tu seguirás adelante, pero quizás en unos años, cuando ya no te duela, él seguirá en esa misma relación tóxica a la que irrespetó contigo.

 

La vida da lecciones constantemente y, si no las aprendes, ¡te las repite! Es mejor que disfrutes tu libertad, para así enamorarte de alguien que sí te valore lo suficiente.

Caer en triángulos amorosos (con o sin culpa) es sencillo, pero salir de ellos amerita que tengas determinación y fuerza de voluntad.

 

¿Te gustó la información? Por favor deja tus impresiones en nuestra caja de comentarios, que con gustó te leeremos y te responderemos. Nos encanta poder ayudarte.

 

Ver También:

Loading...

Cómo Dejar De Ser Codependiente En 5 Pasos: Fácil Y Rápido

Cómo Dejar De Ser Amargado – Método Probado Paso a Paso