in

Cómo solucionar problemas de pareja por desconfianza

Saber cómo solucionar problemas de pareja por desconfianza es una habilidad que puede adquirirse siempre y cuando ambos integrantes de la relación estén dispuestos a comunicarse abierta, amorosa y honestamente.

En este artículo revisaremos estrategias prácticas que los terapeutas utilizan para que las personas aprendan a confiar más en su pareja.

¿Cómo solucionar problemas de pareja por desconfianza?

La falta de confianza es el eje central de muchos de los problemas de las relaciones contemporáneas.

Aquí te explicamos una estrategia conductual en tres pasos a la que tú y tu pareja pueden recurrir cuando sienten que no están confiando lo bastante el uno en el otro. 

1. Identifica de dónde viene el problema

Ya sea que la falta de confianza sea tuya, de tu pareja o de ambos, lo primero que tienen que hacer es aceptar que hay un problema y sin importar de dónde venga, es responsabilidad de ambos hacer todo lo que esté en sus manos para solucionarlo.

Esto no significa que para evitar que tu pareja te tenga desconfianza vas a dejar de salir con amigos o de hacer cosas de forma independiente: eso no sería sano.

Significa, por lo contrario, que ambos admiten que hay una situación que no es la idónea (falta de confianza) y van a trabajar juntos para llegar a una situación ideal en la que confíen plenamente en el otro.

Aunque sientas que tu pareja está exagerando o que tú solo estás respondiendo a las sospechas que su actitud te provoca, recuerda que repartir culpas nunca es la respuesta porque eso es concentrarse en la causa y no en la solución.

2. Háblenlo honestamente

Tenerle desconfianza a la pareja no significa que no la amemos, significa que algo no está funcionando bien en la dinámica entre ambos.

A veces tenemos miedo de que admitir la falta de confianza sea equivalente a admitir la falta de amor. Sin embargo, uno de los caminos más directos para superar este problema es aprender a hablarlo con franqueza.

Si te da miedo decirle a tu pareja que no confías en ella, puedes comenzar explicándole que entiendes que se trata de una situación que no cambia lo que sientes por ella en el fondo.

Como siempre dicen: la comunicación es la clave. Son dos personas que han decidido hacer equipo y parte de ello es dejar de pelear entre ustedes y comenzar a pelear juntos contra el problema.

Traten de entender la causa verdadera detrás de la incapacidad de confiar en el otro. ¿Tiene que ver con una relación dañina del pasado? ¿Con un trauma de la infancia? ¿Con una configuración familiar particular?

Simplemente hablen con libertad y sin juzgar de todo lo que sienten y trabajen en equipo para encontrar respuestas. Esta actividad por sí misma es capaz de reforzar bastante los vínculos de confianza.

3. Busquen juntos una solución

Una vez que han aceptado que tienen un problema y que encontraron la fuente del mismo, busquen estrategias que puedan ayudar a reforzar la confianza. Algunos ejemplos son:

1) Avísale mediante un mensaje amoroso a tu pareja siempre que vayas a llegar tarde.

2) Presenta y vincula a tu pareja con tu familia y con tus amigos.

3) Comparte todos los detalles que puedas de tu día con él o ella.

4) Permítanse ser honestos cuando están sintiendo desconfianza o celos y resuélvanlo comunicándose asertivamente en el momento.

5) Pónganse en los zapatos del otro.

6) Cultiven la amistad siendo cómplices y confidentes, además de novios o esposos.

7) Aprendan a ser más pacientes y a respirar profundo o contar hasta diez antes de reaccionar a la defensiva.

¿Cómo identificar la falta de confianza en una relación

Cuando tú o tu pareja comienzan a actuar como si fueran detectives de la vida privada del otro en lugar de novios o esposos, es una señal de que hay falta de confianza.

Aquí hay algunas situaciones comunes en las parejas que se tienen desconfianza. Si te identificas con una o más, es probable que muchos de los problemas de tu relación deriven directamente de esta causa:

1) Alguno de los dos siente la tentación o la necesidad de revisar el teléfono del otro.

2) Te sientes incómodo cuando tu pareja sale sin ti y/o tu pareja siente lo mismo cuando sales sin ella.

3) Uno o ambos se hacen con frecuencia que buscan “destapar mentiras”.

4) Tú o tu pareja tienen un sentimiento permanente de malestar por estar siendo “engañados” sin poder descubrirlo a ciencia cierta.

5) Han hecho cosas como seguirse al trabajo o a la escuela y espiarse.

6) Su relación frecuentemente atraviesa problemas dramáticos y graves.

7) No se sienten íntimos o cómplices el uno con el otro.

Todas estas situaciones están “normalizadas” en la pareja, pero en realidad no son normales. Si vives alguna de ellas, es momento de que hagan algo al respecto, antes de que el problema se les “salga de las manos”.

Frases de desconfianza que te puede decir tu pareja

Algunas de las frases típicas que te dice de vez en cuando o muy seguido una persona que no confía en ti son:

– “No te creo”

– “Ya, dime la verdad”

– “Seguramente estabas… (haciendo algo diferente a lo que me dijiste)”

– “Si no tuvieras nada que ocultar, me dejarías revisar tu teléfono”

– “Estoy seguro de que me serías infiel, si tuvieras la oportunidad”

– “¿Cómo podría saber que realmente me eres fiel?”

– “Por algo has de querer salir sin mí. Seguro estás coqueteando / buscando a otra/o”

Estas son señales de que hay un problema de falta de confianza, aunque se disfracen de broma o se les reste importancia aparente, y debes estar atento/a a ellas.

¿Qué causa la falta de confianza en la pareja? 

Obviamente el caso de cada relación es distinto, porque cada persona es un mundo, pero podemos decir sin temor que las tres causas más frecuentes de la desconfianza, en orden, son:

1. Falta de autoestima 

Una persona tiene baja autoestima como consecuencia de no aceptarse a sí misma tal como es, o de sentir que los demás la rechazan por no encajar en los estándares y estereotipos de la sociedad.

Normalmente este problema aparece durante la adolescencia. Cuando alguien con baja autoestima comienza una relación de pareja, todo el tiempo siente que están a punto de “cambiarlo/a por alguien mejor”.

Entonces, en lugar de admitir el problema de fondo, que es la falta de reconocimiento propio, comenzamos a desconfiar todo el tiempo de la pareja e intentamos retenerla con estrategias inútiles, como espiarla, hacerle escenitas de celos o sugerir que nos está mintiendo.

2. No haber superado problemas del pasado 

Puede costarte mucho trabajo confiar en tu pareja, si has tenido anteriormente otras relaciones en las que alguien te fue infiel o desleal. Incluso, puede que tu pareja actual haya tenido un desliz que perdonaste, pero que en realidad nunca superaste.

Si algo así te pasó, es perfectamente lógico que estés a la defensiva, buscando siempre señales de que puede estar sucediendo de nuevo, pero… ¿en verdad crees que esa es una manera sana de tener una relación?

Cuando tienes una pareja diferente o decides perdonarle una infidelidad, tienes que dejar todo el daño que te pudieron hacer en el pasado a un lado. Y si sientes que simplemente no te es posible, quizá lo mejor es que reconsideres si vale la pena seguir juntos.

3. Traumas de la infancia 

Los eventos traumáticos de la infancia también pueden provocar que a una persona le cueste mucho trabajo confiar en sus seres amados.

Por ejemplo, cuando los padres son alcohólicos, violentos o negligentes le mandan el mensaje al niño de que quienes se supone que deben amarlo, en realidad siempre lo lastiman.

Cuando el niño crece, es natural que proyecte esa sensación de traición o miedo al abandono que tenía con los padres o cuidadores en la pareja sentimental.

Si es tu caso o el de tu pareja, es importante que se den cuenta de que son personas diferentes: adultos capaces de cumplir con sus compromisos y amar de manera sana, si así se lo proponen.

¿Cómo superar la desconfianza en la pareja? Una estrategia bilateral comprobada

En términos generales, cuando buscas cómo solucionar problemas de pareja por desconfianza hay dos estrategias que funcionan en conjunto:

1) Cuando es el otro el que tiene desconfianza

2) Cuando eres tú el que tiene desconfianza.

1) Cuando el otro te tiene desconfianza: reafírmale tu amor y compromiso

Aunque tu pareja sepa que la amas y tú sabes que él o ella está contigo porque así lo desea realmente, es muy importante seguir obteniendo esas pequeñas señales que reafirman el amor y el compromiso.

Una de las grandes causas de los problemas de pareja por desconfianza es precisamente que, después de algún tiempo juntos, los integrantes comienzan a dar por sentado que el otro se sabe amado.

El ser humano necesita reafirmación constante y permanente de sus vínculos con los demás. Tu responsabilidad, si tu pareja está lidiando con problemas de confianza, es darle todas las señales de que la amas y estás comprometido con la relación.

¡Importante! La reafirmación tiene que ver con ser dulce, tierno y detallista, y no con ceder a exigencias poco saludables como dejar de hacer las cosas que te gustan o permitir que revisen tu teléfono, por ejemplo.

2) Cuando tú eres quien tiene desconfianza: reafírmate tú mismo

La mayoría de las veces la desconfianza en el otro viene de la desconfianza en nosotros mismos, cuando en el fondo o de manera inconsciente sentimos que no somos “lo bastante buenos” como para tener el afecto, la lealtad y la fidelidad del ser amado.

Si la desconfianza con respecto a lo que hace o deja de hacer la persona con quien compartes tu vida te quita el sueño, necesitas dejar de concentrarte en la actividad del otro y comenzar a enfocarte en la tuya.

¿Realmente estás haciendo todo lo que está en tus manos para convertirte en alguien seguro de sí mismo y con sus propios proyectos?

Cuando somos codependientes de nuestra pareja, no estamos completos y vivimos en pánico de que el otro se vaya y nos deje “a la mitad”. Por eso comenzamos a volvernos inseguros.

En cambio, cuando nuestra sana prioridad somos nosotros mismos y trabajamos en nuestra autoestima, podemos amar y dejarnos amar con confianza.

¿Qué dice la psicología de la desconfianza en la pareja?

Acercarse a la psicología es una de las maneras más sabias de aprender cómo solucionar situaciones de falta de confianza.

Se trata de una disciplina que nos lleva a la causa profunda de los problemas. No solo intenta arreglarlos de manera superficial para que “parezca que todo está bien”.

Fundamentalmente, la psicología nos dice que, aunque la falta de confianza es un problema que se manifiesta en la dinámica y la comunicación de la pareja, siempre tiene sus causas reales en el individuo mismo.

En el caso de que efectivamente nuestra pareja pueda llegar a engañarnos, cuando decidimos entrar en una relación con alguien lo más sano es decidir también confiar ciegamente. Así estaremos en paz y tranquilos en lugar de estar pensando todo el tiempo que nos mienten.

Si eventualmente resultara que por desgracia el otro abusó de esta confianza, puedes terminar la relación, pero al menos lo que duró habrá sido más saludable y agradable para ti. Recuerda que las infidelidades siempre salen a la luz de una manera u otra.

¿Por qué hay desconfianza en la pareja sin motivo?

La desconfianza en la pareja siempre tiene un motivo, aunque a veces no sea nada aparente.

Puede ser que se deba a que efectivamente el otro nos está dando razones para desconfiar, como señales muy evidentes de que no estuvo donde dijo estar. Pero esto suele ser la excepción y no la regla.

Cuando la desconfianza es un problema constante que aparentemente no viene de ningún lado, es porque no han tenido la comunicación ni la honestidad consigo mismo y con el otro que se necesita para identificar la causa.

Celos y desconfianza en la pareja: ¿son lo mismo?

No. Aunque muchas veces los celos puedan venir directamente de la desconfianza y la desconfianza la mayoría de las veces termine provocando celos, es importante aprender a distinguirlos.

Si te das cuenta de que alguien atractivo está coqueteando con quien amas, es perfectamente normal que sientas celos. Pero si, además de esos celos, no confías en la lealtad de tu pareja, esos celos se saldrán de control y se transformarán en sospechas que no te dejarán dormir.

Los celos son inevitables en una relación, porque todos somos un poco territoriales, pero pueden manejarse de forma asertiva cuando hay confianza absoluta.

Sin embargo, cuando se topan con la desconfianza, el resultado suele ser una infinidad de peleas y malos ratos.

En conclusión…

Saber cómo solucionar problemas de pareja por desconfianza implica que ambos acepten el problema, profundicen en él para encontrar sus causas verdaderas y se enfoquen en encontrar respuestas como equipo, no como contrincantes.

Si el problema comienza a ser muy grande y simplemente les cuesta demasiado trabajo confiar totalmente en el otro, siempre pueden recurrir a la terapia de pareja con un experto.

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 características de un macho alfa y que significado tiene

10 Formas de olvidar un amor no correspondido