Cómo Descubrir Una Infidelidad – La Verdad Sobre La Decepción

¿Cómo puedo saber si mi pareja me está siendo infiel?

Esperemos que nunca tengas la inquietud que te haga llegar a plantearte esta pregunta. Pero seguramente esa es la razón por la cual llegaste a este artículo.

Pero no te preocupes, estás en el lugar adecuado.

Puede ser verdaderamente difícil descubrir a una pareja infiel. Más si ya tiene práctica y sabe cómo ocultar su desliz.

Es entendible que la mayoría de las personas no sepan cómo investigar una infidelidad. Porque, claro, se supone que tenemos confianza con nuestra pareja.

De cualquier manera, si quieres descubrir a una pareja infiel, muchas veces ayuda entender la naturaleza del problema primero.

Lee nuestra guía sobre la verdadera razón por la cual los hombres se alejan

¿Por qué es tan difícil descubrir una infidelidad?

Descubrir a una pareja infiel es difícil por que las personas que engañan tienen una ventaja injusta cuando se trata de ocultar cosas. De hecho, está demostrado que la mayor parte de las infidelidades, nunca se descubren.

Esto se debe a que la mayoría de las pruebas de una infidelidad se pueden eliminar, pero siempre queda algún tipo de rastro o de pista. Bien lo dicen, no hay crimen perfecto.

¿Cómo puedo descubrir la verdad?

La mayor parte de las personas tienen un gran deseo de creer lo que su pareja les dice. Confiar en un compañero de vida nos crea una sensación de seguridad y confort. Nadie quiere realmente pensar que su esposa o esposo le miente ¿verdad?

Especialmente cuando se trata de una infidelidad.

En lugar de asumir lo peor, a veces es más fácil creer en una mentira piadosa que conocer una verdad que puede llegar a ser muy devastadora.

De hecho, algunas personas trabajan de manera muy sistemática para evitar ver las pistas sobre la infidelidad de su pareja. Simplemente porque es la única otra opción que tienen, ya que aceptarlo, es demasiado doloroso.

Esto ayuda a entender por qué usualmente la pareja es la última en enterarse de una infidelidad.

Las parejas, hombres y mujeres, que son infieles, toman ventaja de esto. Los infieles usualmente explotan el deseo de sus compañeros de creer exactamente lo que quieren escuchar.

Lee también sobre las 20 preguntas incomodas que debes hacerle a tu pareja

Señales de que tu pareja está engañándote

Las personas infieles pueden durar mucho tiempo con relaciones paralelas aventajándose de tu deseo de confiar. Pero existen algunos signos muy claros de que algo no anda bien.

Las pistas de la infidelidad varían enormemente entre una relación y otra, lo cual hace bastante difícil crear una lista exacta con las conductas o actitudes que puede tomar una persona que está engañando.

Sin embargo, por el hecho mismo de que las parejas se conocen, los signos de alarma tienden a ser bastante claros.

Por tanto, en lugar de concentrarte en ver si tu pareja está exponiendo alguno de los signos más frecuentes de la infidelidad, pregúntate si está actuando normalmente, y si la respuesta es “no”, enfócate en esas conductas anormales.

Tomando en cuenta todo lo anterior y que no hay dos dinámicas de relación iguales, una lista como tal de conductas que reflejan infidelidad podría resultar contraproducente.

Por ejemplo, si tu pareja de pronto muestra mucho interés por bajar de peso y volver a estar en forma ¿Es una señal de que te podría estar siendo infiel? ¿No podría ser por cualquier otra razón?

Ninguna conducta aislada va a darte la respuesta definitiva sobre si te están o no engañando. Claro, estamos hablando de conductas solamente, porque hay acciones y pruebas que puedes encontrar y que no dejan lugar a dudas de que te está siendo infiel.

Además, buscar pruebas de infidelidad en este tipo de conductas solo aumenta las sospechas pero rara vez nos da alguna certeza. Por ejemplo ¿tu pareja borra su historial de mensajes y llamadas todos los días?

Quizá lo ha hecho toda la vida para ahorrar espacio en su teléfono. Quizá en un caso particular la sospechosa sería que no lo hiciera ¿Quiere guardar algún tipo de recuerdo emocional?

La manera en la que las personas manejan sus cosas, y los cambios que aparecen en medio de una infidelidad, son las pistas más claras.

Por eso, mientras más conozcas a tu pareja le será más difícil engañarte, y viceversa.

La sospecha tiende a ser contraproducente

La sospecha de una infidelidad es una emoción muy intensa que es difícil de ocultar. Normalmente, cuando aparece, siempre alertamos a nuestra pareja con acciones o reclamos, y le indicamos que es justo el momento para redoblar cuidados y no dejar cabos sueltos.

El mayor miedo de una pareja infiel es ser descubierta. Así que normalmente están monitoreando los niveles de confianza y de sospecha de su compañero para ver qué tantas libertades pueden darse con su relación extra oficial.

Hablando de forma un poco más simple, la sospecha manifiesta tiende a ayudar a los infieles a engañar sin ser detectados. Si sospechas de una infidelidad y de inmediatos pones sobre alerta a tu pareja, va a ser mucho más difícil que llegues a descubrir la verdad.

Cuando pones junto todo lo anterior, te das cuenta que el infiel es el que tiene la ventaja siempre, porque tanto la confianza como la sospecha operan a su favor.

¿Cómo puedo averiguar si mi pareja me es infiel?

Si sospechas de una infidelidad, en primer lugar, nunca confrontes a tu pareja si no tienes pruebas contundentes.

Mientras que la comunicación abierta y franca es lo más recomendable cuando se trata de problemas en pareja, la sospecha de una infidelidad es algo así como una excepción.

Una persona infiel jamás va a admitir una infidelidad si simplemente le preguntamos qué ha estado haciendo. A menos que tengamos pruebas irrefutables.

Incluso aunque tengas pruebas, la otra persona puede seguir negando el hecho o sacarse de la manga algún pretexto magistral que logre hacerte dudar. Aunque, la mayoría de las veces, son explicaciones bastante pobres y al final deben admitir su culpabilidad.

Por eso, antes de confrontar necesitas evidencia más tangible. Un simple “¿por qué llegaste tarde?” puede contestarse con muchas razones como una junta de trabajo, tráfico o un neumático ponchado.

¿Cómo podemos demostrar que son coartadas falsas? Esto solo nos sumerge en un círculo vicioso en el cual tenemos que detectar mentiras sobre mentiras que a su vez referían a otras mentiras.

Lo mejor es ir a la base del problema y, para eso, tienes que actuar con discreción.

Es más, quizá tengas que fingir todo lo contrario. Que estás perfectamente tranquila y que nunca revisarías sus cosas o lo seguirías buscando una infidelidad.

Lo siguiente es lo más complicado, porque debes esperar el momento perfecto y anticiparte a sus acciones. Actuar como nunca se esperaría que actuaras y obtener esa ventaja que necesitas para sorprenderlo “con las manos en la masa”.

Por ejemplo. Si tu pareja te dice que “está en determinado restaurante cenando con su jefe”, deséale buena suerte y ve y averígualo por ti misma.

Si no lo encuentras allí,  es porque te estaba mintiendo. Todavía no digas nada. Recolecta dos o tres pruebas de este tipo y cuando menos se lo espere, lánzalas esperando una explicación.

Su manera de reaccionar ante algo tan imprevisto te dará todas las respuestas que necesitas.

 

Si te gustó este artículo compártelo en tus redes sociales para que tus amigos(as) también conozcan cómo detectar una infidelidad.

Ver También:

Cargando...
>