15 Razones Para No Comprar Relojes De Réplica O Falsificaciones

Hoy en día existen relojes falsos que a primera vista parecen idénticos a los originales. Sin embargo, hay muy buenas razones para evitar adquirirlos a toda costa, y aquí vamos a discutir 15 de ellas.

Muchas veces, algún modelo de reloj de marca en particular nos gusta y nos encantaría poder lucirlo, pero su precio supera por mucho nuestras posibilidades económicas de gastar en un artículo no imprescindible, y decidimos que adquirir una copia no le hace daño a nadie.

Es por esta razón que el negocio de los relojes de imitación se encuentra en su apogeo desde hace varios años, a tal grado que algunas imitaciones incluso logran engañar a los expertos cuando los revisan.

Pero eso no significa que adquirir un reloj falso no tenga consecuencias negativas para todos.

 

1.- Es ilegal

Producir o adquirir de manera consciente imitaciones de relojes de marca es una actividad ilegal en la mayor parte de los países.

Esta razón debería bastar por sí misma para evitar a toda costa acercarnos a este tipo de mercancía, sin embargo, la realidad es que no ha sido suficiente para impedir que la industria de los relojes falsos genere millones de dólares anuales.

Muchas personas argumentan que si solo lo estás comprando y no lo estás vendiendo, no estás infringiendo la ley. Desafortunadamente, la policía, los fabricantes de relojes originales, y la opinión pública difieren bastante.

Comprar relojes falsos no solamente impacta de manera negativa la economía, también afecta a todas las personas que trabajan en esa industria.

Existen posibilidades reales de que adquirir un reloj falso te meta en problemas legales si se demuestra que estabas consciente desde el principio que se trataba de una imitación.

Si lo vemos desde otro punto de vista, un reloj elegante tiene la finalidad de hacernos ver, justamente, personas elegantes, y las personas verdaderamente elegantes no tienden a romper la ley.

Lee también nuestra guía sobre cómo vestirte bien si eres un hombre de 30 años o más

2.- No vas a engañar a un experto

Las personas comunes y corrientes que no están en la industria probablemente no puedan encontrar la diferencia entre un buen clon y un reloj original.

Pero cualquier coleccionista, valuador o una persona a quien quizá se lo quieras vender en un futuro, seguramente podrá darse cuenta de que es un reloj falso.

Esto no solamente arruinará tu reputación, imagina que la persona que descubre que tienes un reloj falso es tu jefe o un cliente potencial ¿con qué tipo de imagen sobre ti va a quedarse?

 

3.- Pueden confiscarlo

Puedes considerarte afortunado si la única consecuencia que enfrentas por comprar un reloj falso es que los demás lo descubran y pases una gran vergüenza.

Sin embargo, si tu reloj falso es descubierto por agentes de la industria, puede haber serias consecuencias.

La menor de ellas es que te confisquen esa mercancía y termines perdiendo lo que pagaste en primera instancia por el reloj, pero también podrías enfrentar cargos de todo tipo en lo que se demuestra que no eres productor.

 

4.- La industria de los relojes falsos afecta compradores inocentes

Los expertos coinciden en que del 15% al 30% de todas las búsquedas en internet de relojes de lujo, corresponden a personas que están buscando imitaciones que puedan pasar por originales.

Mientras mayor sea la demanda de relojes de imitación, mayor será la motivación de los productores para venderlos.

Pero el hecho de que una persona esté buscando un reloj falso, no significa que otro internauta también lo esté haciendo; quizás está buscando un original y termine adquiriendo por error una réplica, convencido de que estaba adquiriendo el producto que él deseaba.

Muchas veces, compradores inocentes pueden caer en la trampa tácita ya que la mayoría de los productores de copias evidentemente no especifican que son copias, y simplemente dejan que los clientes lo deduzcan por los precios muy inferiores al de los originales.

Esta pérdida de clientes que compran imitaciones pensando que son originales, le genera a la industria de los relojes pérdidas en billones de dólares al año.

Además de que provoca que se pierda gran parte de la confianza por parte de los compradores que adicionalmente pueden enfrentar consecuencias legales sin haber hecho nada malo.

La industria de la falsificación de relojes se presta a que paguen justos por pecadores.

 

5.- Los relojes falsos son para personas falsas

Este eslogan sobre las personas y los relojes falsos fue utilizado en muchas campañas que pugnaban a favor de la compra de mercancía original.

La industria de las imitaciones ha crecido exponencialmente en los últimos años y comienza a poner en verdadero peligro a los productores originales.

Hay tres tipos de personas que quieren tener algún tipo de reloj de lujo con una marca reconocida alrededor de la muñeca.

Una de ellas es el coleccionista que valora realmente el mecanismo, el trabajo y el esfuerzo que hay detrás de cada pieza.

Este individuo es difícil de engañar, ya que una de sus principales preocupaciones al adquirir un reloj, es precisamente que sea original y tenga la hechura del fabricante.

El segundo tipo de persona que quiere un reloj de lujo, lo adquiere simple y sencillamente por la cuestión del estatus.

Son personas que, aunque están dispuestas a pagar el valor de un original, no tienen tantos conocimientos sobre los relojes y es más fácil engañarlas con copias, por lo cual pueden terminar adquiriendo relojes falsos pensando que son originales y desembolsando grandes cantidades de dinero.

El tercer tipo de persona es la que quiere aparentar más dinero o estatus del que realmente tiene adquiriendo la copia de un reloj que no pueden permitirse en original.

Esto nos dice mucho de a qué tipo de persona nos estamos enfrentando, ya que en primer lugar a una persona genuina no le interesa aparentar ser alguien que no es, y mucho menos piensa que va a engañar a todo el mundo simplemente usando un reloj que sea clon de uno muy caro.

 

6.- Es evidente

Lo anterior nos lleva a la siguiente razón. Si eres el tercer tipo de persona en la lista anterior, no pienses que vas a engañar a nadie con el cuento de que tu reloj es de verdad.

Incluso, aunque un clon pueda lucir idéntico al original, seguramente habrá muchas otras razones que harán evidente el hecho de que no te puedes permitir un gasto de ese tipo.

Digamos que es poco plausible que hayas gastado cientos de dólares en un reloj si no has cambiado el automóvil en varios años, tienes un montón de deudas de crédito, o simplemente no hace sentido que tu ingreso mensual te dé para gastos de ese tipo.

A menos que seas un coleccionista que verdaderamente tiene entre sus prioridades adquirir piezas especiales y está dispuesto a hacer sacrificios financieros al respecto.

Nadie va a creer que tu reloj de lujo es de verdad si el resto de tu estilo de vida no es congruente con eso.

Lee también nuestra guía sobre los 5 consejos para vestirte bien si tienes poco dinero

7.- Podrías perder tu reputación

Aunque existen réplicas verdaderamente idénticas, los clones promedio tienen ciertos defectos que hacen que pueden ser detectados con rapidez por una persona medianamente entrenada o que haya visto de cerca un reloj original de ese mismo modelo.

Tan pronto como alguien se da cuenta de que tienes un reloj falso, pasarán dos cosas por su cabeza; en primer lugar que eres un ingenuo que se dejó engañar en el mejor de los casos, y en el peor, que eres una persona falsa que quiere aparentar lo que no es.

Aunque no lo creas, detalles como estos hacen que las personas pierdan empleos, oportunidades y clientes.

 

8.- No va a durar

Un Rolex original es un reloj que va a durar literalmente toda tu vida. Es más, es probable que tus nietos lo hereden y sigan utilizándolo.

Hay relojes que tienen cientos de años de antigüedad y siguen siendo funcionales. Pero el mecanismo de una réplica difícilmente va a mantenerse sin problemas por más de un año.

Las réplicas de los relojes por lo general tienen una vida útil muy corta. Esto es porque se manufacturan con materiales de calidad muy inferior, y por eso cuestan menos.

Un vendedor que te vende réplicas no tiene ningún argumento a su favor para que creas que no te está engañando a ti.

Así que probablemente, aunque te diga que la calidad es igual, te darás cuenta de que no es así dentro de muy poco tiempo ¿qué puedes esperar de un delincuente que vende relojes falsos?

En el fondo, o´ sea, en el mecanismo, qué es lo que importa, todas las réplicas son básicamente basura.

Es muy sencillo de comprender, si una réplica siguiera exactamente el mismo proceso de manufactura que un original, sus costos se elevarían tanto como los del mismo original, por lo cual no tendría ningún tipo de sentido hacerlas.

Si vas a hacer una inversión, tu única apuesta segura es un reloj original.

 

9.- Nadie se va a impresionar con un engaño

Si crees que vas a engañar a personas que valgan la pena con un reloj falso, estás equivocado.

Además, el que salga engañado quizá seas tú, porque si la persona a la que tratabas de impresionar se da cuenta que tu reloj es falso, quizá ni siquiera te lo diga y sólo se ría de ti a tus espaldas con los demás, finalmente es lo que te merecerías por comprar un reloj falso de manera consciente.

De igual forma, aunque los relojes pueden ser muy bonitos, sobre todo si son originales, no deberíamos andar por la vida apuntalando nuestra autoestima en el tipo de joyas que traigamos alrededor de las muñecas.

 

10.- Habrás tirado tu dinero a la basura

Mientras que un reloj original puede mantener y hasta aumentar su valor a lo largo de los años, una réplica, por muy cara que te haya salido, no tiene ningún tipo de valor en absoluto.

Ya sea que gastaras en ella $10 o $1000, una vez que haces el intercambio de dinero básicamente te quedas con nada.

Es más, un reloj cualquiera de marca genérica tendrá más valor que el tuyo porque al menos no es una imitación.

Si no puedes comprar un reloj original, lo mejor que puedes hacer es gastar tu dinero en otra cosa o ahorrarlo poco a poco para poder adquirir el reloj que quieres sin que sea falso.

Ni hablemos de regalar un reloj falso, es uno de los peores errores que puedes cometer.

 

11.- Puede que ni siquiera te dé la hora correctamente

Diseñar y fabricar relojes es un arte que es reconocido como uno de los más difíciles alrededor de todo el mundo.

La mayoría de las réplicas difícilmente tienen mecanismos que sigan estos parámetros de calidad y comienzan a retrasarse con respecto a la hora real con mucha rapidez.

Con un reloj original puedes ver la hora y confiar que el tiempo es correcto. Con una réplica, cada vez que ves la hora en ella tienes que confirmarla en tu celular.

 

12.- Las réplicas no son resistentes al agua

Un Rolex para submarinista puede ser sumergido a grandes profundidades sin que el portador se preocupe en absoluto de que se dañe el mecanismo, ya que su tecnología única lo hace resistente al agua.

Pero si tienes una réplica te podemos asegurar que no será resistente al agua, y si tienes que quitártelo para entrar a las regaderas del gimnasio, seguramente tus compañeros van a sospechar que no es de verdad.

 

13.- El brazalete es peor aún que el reloj

En muchos casos cuando se trata de relojes de imitación, el brazalete es todavía peor que el reloj. Ya que si el mecanismo de los relojes no es original, tampoco lo son los brazaletes.

Se rompen con muchísima facilidad y se desgastan al primer uso.

Cuando el brazalete no es de calidad, la consecuencia obvia es que el reloj va a caerse, y si el reloj tampoco es de calidad, lo más probable es que termines con un montón de pedazos de reloj falso en las manos en los que ni siquiera puedes dar la hora.

 

14.- Daños a la industria completa

Las personas compran relojes falsos para vestir marcas que representan calidad, éxito, lujo, y manufactura fina. Es comprensible que quieran ser asociadas con estas características, pero la manera de hacerlo definitivamente no es adquiriendo un reloj falso.

Esto daña la industria completa porque pone en duda la credibilidad de las marcas cuando existen demasiadas réplicas falsas que las personas no pueden distinguir a primera vista.

Cuando consideramos la cantidad la ingeniería, esfuerzo y dedicación que toma desarrollar un nuevo modelo de reloj de lujo, entendemos lo mucho que estamos dañando a todas esas personas simplemente adquiriendo un reloj falso.

Ya que lo que pagamos por él, no va a redituar en absoluto a todas esas personas que pusieron su esfuerzo en ellos.

 

15.- Te vas a arrepentir

Ya vimos en todos los puntos anteriores, que no hay virtualmente ninguna buena razón para adquirir un reloj de lujo que sea falso.

Independientemente de cualquier complejo de inferioridad que puedas estar tratando de cubrir mediante una compra de este tipo.

Debes saber que te descubran o no, tarde o temprano te vas a arrepentir porque en el fondo siempre sabrás que no traes un reloj original, y eso no te dará ningún tipo de satisfacción.

 

En algún momento te darás cuenta de que tiraste tu dinero a la basura y te preguntarás qué habrías podido comprar el lugar de eso. También es posible que te sientas bastante apenado contigo mismo.

Recuerda, los caballeros no intentan aparentar ser algo que no son, no fomentan el desarrollo de una industria criminal, y definitivamente tienen el autoestima lo suficientemente alta para sentirse bien con ellos mismos, traigan o no un reloj caro en la muñeca.

 

No olvides dejarnos tus comentarios y compartir este artículo en tus redes sociales para que tus amigos no se lo pierdan.

Ver También:

Loading...

Agrega un cometario