5 Consejos Para Vestirte Bien Como Hombre Con Poco Dinero

A ningún hombre le gusta vestir mal.

Lo que ocurre es que algunos hombres nos vemos limitados por nuestro presupuesto y esto te impide adquirir prendas de vestir que te hagan lucir como galan.

Pero no todo está perdido, no es necesario conformarse ni resignarse a vestir solo aquellas prendas que están en rebaja por liquidación de mercancía, ni tampoco es necesario esperar a que tus hermanos mayores o primos te hereden lo que ya se cansaron de utilizar.

Si tu problema no es el mal gusto en el vestir, sino tu poco poder adquisitivo, ¡no te preocupes! Este artículo ha sido ideado para suministrarte cinco herramientas útiles y totalmente aplicables según sea tu caso.

Entendemos que es muy difícil trabajar durante un mes para recibir tu paga, y luego tener que clasificar tus prioridades. Al final acabas comprando lo que necesitas para subsistir, y únicamente si algo de dinero queda, es cuando piensas en ti.

Pensando es esta realidad que atraviesan miles de hombres, sobre todo aquellos que acaban de ingresar al mercado laboral, es que escribimos este artículo.

Te invitamos a que te tomes tu tiempo para que descubras los cinco consejos que debes seguir para construir un armario de hombre completo con muy poco dinero a invertir. Te aseguramos cambiarás por completo tu visión acerca de la moda y las costumbres que has seguido hasta ahora.

Tu presupuesto no se verá afectado, y tus prendas serán elegantes y de calidad.

Lee también nuestra guía sobre cómo vestirse elegante: Consejos para ser un hombre elegante

1. Menos ropa, pero de calidad

Cuando te dispongas a crear tu guardarropa, inconscientemente estás estableciendo tu personalidad.

Cada prenda que introduces a tu armario dice quién eres. Si tu presupuesto es limitado, es usual que hayas adquirido mucha ropa en rebajas y en liquidaciones de mercancías.

Algunas de estas prendas no tendrán un estilo definido, ni colores combinables con el resto de tu atuendo, de hecho es posible que no sean de tu talla. De ahora en adelante deberás establecer una norma: ¡Menos ropa, pero de calidad!

De nada te vale tener cien camisas, si apenas cinco te son funcionales. Tu mejor ahorro consiste en invertir en prendas funcionales, esto significa hacer pequeñas inversiones en pocos artículos cada vez que vayas de comprás.

Pero estos serán sin dudas tan imprescindibles para ti, que te permitirán lucir cada día como si estuvieras estrenando, con apenas hacer algunos ajustes en accesorios básicos tales como cambios de corbatas, de chaquetas o de suéteres.

Estos siempre deberán ser de tu talla y de calidad, nada de ropa de tercera que se descolora o se deshilacha a la segunda lavada.

¡No compres ropa por el impulso del momento! Con el tiempo descubrirás que acabarás desechando mucha ropa porque no es de niguna utilidad.

2. Investiga sobre prendas masculinas

Si deseas aprender a invertir en prendas de vestir que realmente vas a utilizar, deberás instruirte, investigar y poner en práctica cuanto consejo de profesionales en la materia exista.

El hecho de que te dispusieras a leer este artículo indica tu necesidad de un cambio, pero puedes ampliar tus informaciones con revistas, videos y cualquier artículo donde te orientes sobre qué comprar y cuándo usar determinada ropa.

Cada año, expertos en moda masculina dan sus consejos al público, orientando a los caballeros sobre los tonos que son tendencia, ¿vómo descubrir qué corte de pantalón se ajusta a tu cuerpo? ¿Qué prendas son necesarias en el armario? ¿Cuáles hay que desechar?

También podrás aprender a combinar colores y texturas de telas según la estación del año, y algo que es fundamental: conocer qué colores te benefician según tu tono de piel.

Son muchos los tips que puedes ir añadiendo a tu lista personal de conocimiento, y lo mejor es que no deberás contratar a un profesional, ya que en línea hay suficiente información de calidad disponible.

Lee nuestra guía sobre las combinaciones ideales de color de ropa que todo hombre debe usar

3. Crea una Lista Para Establecer Las Prioridades De Tu Guardaropa

Crear una lista con aquello que necesitas desesperadamente en tu armario es una excelente opción para no perder de vista tus prioridades.

De esta forma, cuando llegue el momento decisivo de introducirse en la selva de marcas, tiendas y ofertas que tanta tentación crean, podrás salir victorioso.

Aunque te parezca algo sencillo, la verdad es que crear una lista de prioridades no es tan fácil, pero sin ella, tu dinero tomará diferentes direcciones y cuando llegue el momento de empezar a lucir aquello que compraste con tanto esfuerzo, te estrellarás con la cruda verdad: ¡compraste con los ojos, y no enfocado en prioridades!

Debes ser muy inteligente en este punto y tener fuerza de voluntad para comprar únicamente aquello que introdujiste en la lista que creaste.

Cada hombre tiene distintas necesidades en cuanto a atuendos se refiere. Según su profesión, nivel en la empresa y cantidad de eventos a los cuales deba acudir en su jornada habitual.

Construir atuendos sólidos y versátiles, requiere de astucia, paciencia y mucho juicio de tu parte, pero valdrá la pena ceñirse solo a lo que estableciste como prioridad.

4. ¿Puedes devolverlo? Sí, entonces llévalo

Algunas tiendas poseen políticas de compra muy estrictas, en las que una vez sales con el producto no hay marcha atrás. Así que si no pudiste probártelo, y al llegar a casa descubres que la prenda tenía algún desperfecto de fábrica, o que no se ajusta a tu cuerpo como esperabas, tristemente deberás aceptar que no hay forma de devolverla.

Esto ocurre con frecuencia en tiendas que liquidan sus mercancías constantemente por organizar la nueva temporada o porque la ropa lleva demasiado sin rotar.

Convencen a los clientes potenciales con ofertas, y promociones 2X1 pero no le permiten al comprador probarse lo que se lleva, y tampoco ofrecen la posibilidad de devoluciones. ¡Cuidado con esta clase de ofertas engañosas! Cuando descubras que lo que compraste no te sirve realmente, ya será demasiado tarde.

A su vez tu dinero no te será devuelto y acabarás introduciendo a tu guardarropa una pieza inútil, que luego de un tiempo terminará siendo donada a la caridad o envuelta para ser el regalo de navidad de algún conocido.

Otra forma de caer en la trampa del marketing es a través de las compras por internet. En la pantalla todo luce perfecto, impecable, telas de calidad, cortes y costuras precisas, pero una vez llega el artículo a tus manos… ¡no es precisamente como se veía!

De ahora en adelante, acostúmbrate a revisar muy bien tu ropa antes de pagarla y cerciórate de que tengan la opción de devolución en caso de que al llegar a casa descubras que no te sienta bien.

Esta situación es incómoda, pero es preferible tener que regresar a la tienda a reclamar tu dinero a perderlo por completo.

5. Las fechas especiales te hacen comprar impulsivamente

Este punto tiene estrecha relación con el anterior, ya que las fechas representativas del calendario consumista establecido por el comercio, son el momento ideal para que las tiendas vendan toda la mercancía que no consiguieron vender durante otras temporadas e incluso años anteriores.

Ocasiones como el viernes negro, día del padre, navidades y cuanta celebración se les ocurra establecer en tu país, funcionan como una especie de atrapatontos para motivar a las personas a comprar y comprar desmedidamente basándose en ofertas engañosas.

Así se logran deshacer de toda la mercancía defectuosa, pasada de moda y tu acabas comprando no solo lo que te gustó en un principio, sino muchas otras inútiles prendas que jamás usarás.

Conclusión: gastaste dinero innecesariamente y te llevaste un montón de prendas de vestir con poco valor y calidad, nada versátiles y de mal gusto.

¿Cómo atraen los comercios?

Cuando una tienda o un centro comercial tiene muchas ofertas es porque ya han estudiado minuciosamente el mercado, conocen los gustos y preferencias respecto a marcas, y las necesidades de sus compradores.

Para tomar estas políticas toman información a través de encuestas. Estas se responden por internet en los múltiples avisos que aparecen mientras visitas diversas artículos. También existen estudios basados en el tráfico de visitas a determinadas páginas de ventas de productos.

De esta manera las grandes empresas saben en qué momento preciso del día las personas disponen de tiempo para revisar redes sociales, páginas de compra venta y así bombardean de ofertas a sus seguidores en línea en momentos exactos del día.

Tú acabarás gastando dinero, y luego te lamentarás por tus compras erróneas. Así que resiste el bombardeo publicitario y recuerda siempre establecer tus prioridades antes de gastar.

Cómo pudiste notar, no hay secretos en la forma de establecer límites entre lo que es útil y aquello que de nada te servirá. De ahora en adelante, puedes invertir poco dinero y seguir luciendo bien vestido cada día de la semana.

Si te gustó este artículo, recomiéndalo a tus amigos, y compártelo.

También será un placer responder tus dudas y comentarios, recuerda que nuestra misión es aligerarte la vida, por lo que contestaremos tus solicitudes e inquietudes a la brevedad.

Ver También:

Cargando...
>