in

37 señales de que tienes una relación tóxica de pareja que arruina tu vida

Cuando estás enamorado, todo parece ser como un cuento de hadas. Pero pasan los meses y te das cuenta que la relación no está yendo como planeabas. En este artículo te hablaremos sobre las relaciones tóxicas de pareja, para que así puedas deducir si estás dentro de una.

Algunas de las señales de alarma clásicas de las relaciones tóxicas son:

1. Tu pareja aún piensa en su ex

¿Te resulta familiar este escenario? Es decir, ¿has notado que tu pareja no pierde oportunidad de hablar sobre su ex?

Quizás parece un inocente comentario sobre un recuerdo de una situación del pasado que se asemeje a la del presente… hasta el punto de comparar su relación actual con la que tenía anteriormente.

Si ya han experimentado el episodio de decir: “mi ex jamás me diría eso” o “mi ex nunca hace eso”, lamento informarte que eso es una evidente señal de toxicidad en tu relación.

La razón es simple: si el pasado parece más satisfactorio que el presente para alguno de los dos, claramente no se encuentra en el lugar adecuado

Indiscutiblemente, hacer sentir mal a nuestra pareja traerá más conflictos. Esto hará que la relación no fluya y que se suma en constantes discusiones sin sentido.

2. Las mentiras están siempre presentes

Las mentiras se vuelven un signo indiscutible de falta de confianza y de honestidad. Por más que se haga un esfuerzo como pareja para retomar la confianza, esto es lo que paulatinamente corroe la relación y la conduce a límites muy cercanos a la toxicidad. Los reclamos estarán a la orden del día y siempre será oportuno sacar a relucir las mentiras que se han llegado a decir en el transcurso de la relación.

Quizás muchos consideren que es normal mentir de vez en cuando, pero realmente esto no debe ser así y mucho menos con la persona con la que estamos compartiendo nuestra vida en una relación sentimental.

Y tal vez todo empieza con una verdad a medias sobre la hora de salida del trabajo o la reunión familiar donde no te pudo llevar, hasta no poder ocultar esos “consumos extras” facturados en su tarjeta de crédito. Pero cuando las mentiras se descubren (sean grandes o pequeñas), difícilmente se vuelve a mirar a la pareja con los mismos ojos.

Es muy difícil volver a confiar luego de una o varias mentiras. No es cuestión de madurez o de decisión. La sombra de la desconfianza siempre estará presente. Así que lo mejor es abandonar la relación cuando la confianza ya se ha perdido.

3. Te vigila constantemente

Esta es una señal que suele pasar de forma sutil y muchos no la ven como un indicio de que se está en una relación tóxica, pero la realidad muestra otra cosa.

Nunca, bajo ninguna circunstancia, es saludable estar al pendiente de todos los movimientos de nuestra pareja, porque es una clara muestra de desconfianza hacia ella y de poco amor y valor hacia nuestra propia vida.

Así que si tu chico o chica es de los que revisa tu teléfono, tu computadora y tus redes sociales, pues es una pareja realmente tóxica que está buscando el más mínimo detalle para crear conflictos y discusiones.

4. Investiga tu teléfono y/o redes sociales

Las redes sociales suelen ser la causa de conflictos en las relaciones tóxicas. Debes estar muy seguro de conocer a tu pareja y tenerle la confianza suficiente para no revisar o espiar sus redes sociales.

Así mismo, de ningún modo es normal que revisen sus cosas personales mutuamente. Esto no demuestra que hay «mucha confianza», sino todo lo contrario. 

5. Te aísla

Algunas parejas tóxicas tienden aislar a sus parejas. Y cuando hablamos de aislar nos referimos a que literalmente busca que cortes todo contacto con el ambiente exterior.

Si tu pareja te prohíbe que te veas con tus amistades de toda la vida, tu familia y ni siquiera quiere que te juntes con los vecinos, te está aislando de tu entorno para que tu vida gire en solo torno a él (o ella).

¡Cuidado! Esto es sumamente dañino, porque si el maltrato psicológico pasa a ser también maltrato físico, ¿quién podría ayudarte a tiempo?

6. Juega al “estira y afloja” para así tener el control

En el juego de la seducción todo es posible y es normal jugar un poco al “estira y afloja”, pero si ya tienen una relación esto no es sano y probablemente lo hace para mantenerte bajo su control.

Así que si notas que es muy amoroso y luego se torna indiferente, está buscando atraer tu atención y hasta hacer que te cuestiones si sus cambios de actitud son tu culpa. Y si ya has tocado estos límites en los que piensas que eres la causante de su lejanía, el asunto no va por buen camino.

Obviamente, dependiendo de la actitud con la que tú afrontes esta situación puedes perder el interés y alejarte; pero si ha desatado en ti la codependencia, es probable que ya hayas caído en este perverso juego.

7. Siempre “empiezan de cero”

¿Te son familiares esas discusiones interminables que llevan a la relación a un final momentáneo? ¿Te resulta aún más familiar que luego de “terminar” no es mucho el tiempo que transcurre cuando ya han vuelto a retomar la relación? Peor aún, ¿este escenario es una constante en su dinámica de pareja?

Lastimosamente, ya has caído en el terrible juego de “empezar de cero”. Y lo más probable es que tu pareja tóxica sea la que le dé siempre fin a la relación y seas tú quien vuelva pidiendo “disculpas” y solicitándole una oportunidad más para salvar la relación porque… la amas.

Déjame decirte que este no es más que un peligroso juego de manipulación donde tu pareja solo busca tener el control de la relación. Si ya ha sucedido por lo menos dos veces, créeme, sabe que puede llevarte al terreno límite de la ruptura para luego traerte a sus brazos. ¡Caíste en su red de manipulación!

Nunca será sano estar en un círculo vicioso de una relación basada en el “terminan – vuelven – terminan”. Si algo no está funcionando de forma que ambos se sientan satisfechos, felices y con la plena madurez de sobrellevar las discusiones (y no llegar al punto de la ruptura), ¿crees que cambiará? ¡No lo creo! ¡Huye antes de que literalmente puedas salir lastimada!

8. Intenta controlar tus acciones

¿Te ha pasado que tu pareja te dice que no te cortes el cabello? ¿Que no vayas al trabajo con tal o cual atuendo? ¿Que trates de salir un poco más temprano del trabajo? ¿Que canceles esa salida que llevas días planificando con tus amigos?

¡Mucho cuidado! De una forma directa o sutil está intentando controlar tus acciones para que te comportes como él (o ella) desea.

Si bien una sugerencia en cuanto a tu look es perfectamente válida, jamás debe convertirse en una imposición que limite tus decisiones. Si te sugiere que no hagas ciertas compras, en beneficio de la economía en común, está bien. Lo que está mal es que te reprima constantemente de comprar lo que gustes y solo adquieras lo que él (o ella) te dice.

Una relación es de dos y, por tanto, las decisiones deben ser consensuadas. Los extremos jamás serán saludables en ninguna relación y menos si se trata de una dinámica de pareja.

9. No valora tus detalles y esfuerzos

¿Te resulta familiar el sentimiento de que pareciera que nada haces bien? ¿Que por más que te esfuerces por agradar y complacer a tu pareja nada le satisface? ¿Que no es capaz de agradecerte por hacerle la cena cuando llega cansado(a) luego de una larga jornada de trabajo?

Una pareja es un equipo. Así que hay que estar ahí preparado para cuando el otro requiera de nuestra atención. Pero no tiene sentido que te dediques a tener ciertos detalles con esa persona y que no recibas el más mínimo agradecimiento por tu gesto.

Peor aún, es inadmisible que tu esfuerzo no sea valorado. ¿Crees que, bajo este panorama puedes esperar que tu pareja se comporte de la misma forma que tú? ¿Crees realmente que tu pareja se esfuerce por ser detallista y entregada contigo?

10.  Desprecia tus hobbies, gustos o aficiones

Cuando comienza una relación, todo es hermoso y perfecto, hasta esas manías que detestamos en otras personas. Pero si a medida que avanza, notas que la actitud de tu pareja es de despreciar tus pasatiempos o hobbies, incluso de cuestionar tus gustos o aficiones, algo definitivamente no marcha bien.

Siempre y cuando los gustos y hobbies de uno no interfieran ni afecten a los del otro, no hay razón para despreciarlos. Y en el caso de que, por alguna razón, no se compartan dichas aficiones, hay que respetar lo que satisface a la pareja, sin caer en actitudes peyorativas.

11. Abusa verbal o físicamente de ti

Las formas de maltrato y violencia incluyen tanto el abuso verbal como el físico. Esto es algo que muchas personas aún hoy día parecen no diferenciar, pues consideran que solo las agresiones físicas constituyen maltrato o violencia. Pero no es así.

De hecho, estudios confirman que los primeros signos de que estamos en una relación con una persona violenta son las expresiones ofensivas y el maltrato psicológico a través de las palabras.

¿Tu pareja constantemente te ofende y te humilla? ¿Te hace sentir como un ser inferior a ella? ¿Ha llegado al punto de levantarte la mano con el ademán de golpearte? Peor aún, ¿ya se ha atrevido a agredirte físicamente, así sea apretándote los brazos y dejando la marca?

¡Ten cuidado! Todos estos son claros indicios de que no solo estás con una persona tóxica, sino violenta y que puede llegar a cometer actos peores que atenten contra tu integridad física y moral.

Bajo ningún concepto debes aceptar abusos verbales y mucho menos físicos, porque eso va en detrimento de tu dignidad y autoestima. Cuando una persona realmente nos quiere, difícilmente haría algo para hacernos sentir mal.

12. Te compara con otras personas (incluso exparejas)

Una de las peores cosas que pueden hacernos es compararnos con otras personas. Hacerle ver a nuestra pareja que tenemos un referente mejor que ella lastima… ¡y mucho!

Si tu pareja suele decirte cosas como: “mi mamá no hace las albóndigas así” o “mi exnovia jamás usaría ese vestido que llevas puesto”… ¡Lamentablemente estás frente a una persona tóxica! Y que no solo te critica, sino que te minimiza y es capaz de bajar tu autoestima en un segundo.

¡Valórate y suelta esa relación! No mereces sentirte menos solo porque una persona tóxica, en el fondo, lo que desea es que “agradezcas” que esté a tu lado, a pesar de tus “imperfecciones”.

¿Frases como “Mi ex novia no hacía esto” o “Ella era mejor en tal cosa» aparecen con frecuencia en tu relación?

Este tipo de comentarios solo pueden dar a entender dos cosas. Que alguno de los dos aún no supera a su ex, o que está tratando de usar las comparativas para manipular al otro o hacerlo sentir mal. 

Estos comentarios hacen sentir que la pareja actual no es suficiente, haciéndola miserable dentro de la relación.

13. Te desvives por hacerlo(a) feliz

Una actitud frecuente por parte de quien está sumido en una relación tóxica y bombardeado constantemente por mensajes negativos de insatisfacción y hasta culpa, es desvivirse por hacer feliz a la otra persona.

Tu felicidad pasa a un segundo plano, porque ahora solo buscas incansablemente que tu pareja se sienta satisfecha, plena y feliz de estar a tu lado. Tu vida pierde sentido y autonomía, porque la enfocas en lo que esa persona quiere y demanda.

Si te sientes identificado(a) con esta actitud, déjame decirte que no solo pierdes tu tiempo y energía, sino también tu amor propio y valía por alguien a quien sencillamente nada de lo que hagas le importará.

14. Tiene una actitud pasiva-agresiva

Y esta es una de las señales más evidentes de que tienes a tu lado a una persona realmente tóxica.

Seguramente ubicas bien esos momentos en los que a tu pareja todo le resulta realmente molesto, incluso hasta puedes pensar que tu presencia lo es, pero no te dice directamente qué es lo que le molesta.

Entonces, tú no sabes cómo reaccionar, porque como nada te dice al respecto, no sabes qué es lo que está pasando. Y he allí donde radica su estrategia tóxica para controlarte.

A esto también le debes añadir las frases manipuladoras que indirectamente te dan la sensación de que te permite que hagas algo, a pesar de que le molesta, como por ejemplo: “Disfruta la noche con tus amigos, mientras yo me quedaré sola en casa”.

15. No eres feliz

Llegados a esta señal no hay mucho qué decir: si sencillamente ya no te sientes feliz al lado de esa persona, alguna señal de las anteriores debe estar presente en tu relación y eso te genera insatisfacción y hastío.

Si bien los problemas y discusiones existen en cualquier pareja, afrontarlos con madurez y respeto es garantía de que la relación fluya de manera sana. De lo contrario, es posible que el sentimiento bonito se transforme en desdicha.

 

16. Tienen peleas constantes

Las peleas constantes, especialmente aquellas ocasionadas por cosas triviales e insignificantes, pueden darte a entender que el objetivo no es solucionar un problema como tal, sino el simple hecho de discutir.

Esto sucede cuando las discusiones se usan como pretextos para lastimar o dominar al otro.

Lee también nuestra guía sobre cómo dejar de amar a alguien que te hace daño

 

17. Le molesta que pases tiempo con tu familia

En una relación tóxica, es frecuente que uno de los integrantes trate de aislar socialmente al otro lo más que se pueda. Y esto incluye a la propia familia.

La razón es que está intentando convertirse en la única influencia válida para la persona, y teme que sus familiares le hagan ver la realidad o le hagan alejarse.

18. Controla tus gastos personales

Una cosa es que trabajes y le des en algunos momentos la tarjeta porque necesite algo o le desees regalar algo en una salida y otra muy diferente es que quiera tomar control completo de tus gastos, ya que debe entender que es tu dinero.

Es importante que le recuerdes que trabajas duro para consentirle de vez en cuando, sin embargo, tienes necesidades. Si trabajas es porque así lo deseas y tienes todo el derecho de decidir qué hacer con el dinero que ganes.

19. Siente celos de forma exagerada

Los celos tienden a ser uno de los problemas más graves en las relaciones tóxicas. Debes comunicarle a tu pareja que tenías una vida antes de que el llegara y que no piensas abandonarla por él, por lo que es completamente normal que desees salir de vez en cuando con tus amigos y familiares.

Sin embargo, cierto nivel de celos es normal,  ya que habrá veces que serás tú quien le diga que no salga a solas con cierta persona, pues está muy interesada en tu pareja. Lo ideal es que ambos establezcan sus límites y conversen acerca de ellos para que puedan evitar futuras discusiones.

20. Planifica tu vida

Que alguien más sea quien tome las decisiones en tu vida es algo realmente incómodo y frustrante. Debes de evitar este tipo de situaciones y hacerle saber a tu pareja que, aunque estén juntos, tienes derecho de decidir qué es lo quieres hacer con tu vida.

Muchas veces las relaciones tóxicas tienden a comenzar debido a que tu pareja quiere estar cerca de ti en todo momento, forzando a involucrarte en actividades que no deseas realizar.

21. Te pide favores con precios

Muchas parejas se vuelve tóxicas debido a que cuando están discutiendo dicen “Yo hice esto por ti, así que ahora te toca a ti”. Cuando se ama a alguien, no le exiges nada a cambio, ya que te sientes a gusto al hacer alguna cosa por él o ella.

Si tu pareja te comenta algo como esto en algún momento, debes comunicarle que no te sientes a gusto cuando te exige un precio. Pregúntale cómo se sentiría si tu hicieras lo mismo y busquen una solución a través de la conversación.

22. Te menosprecia

Esos comentarios de “sin mí no eres nada” nunca son buenos, estas duras palabras pueden causarte dolor y bajar tu autoestima. Muchas parejas tóxicas tienden a hacer este tipo de comentarios, para así crear una dependencia emocional.

Si tu pareja llega a decirte algo como esto, tienes que saber que eres una persona valiosa y que no necesitas a nada ni nadie para seguir brillando.

Lo mejor es que lo converses y le digas que no toleraras otro insulto como este, pero si lo sigue haciendo, debes alejarte lo más que puedas y encontrar a alguien que sí sepa valorarte.

23. Miedo a que te reprenda o cuestione

Las relaciones tóxicas tienden a presentarse cuando alguien dominante y ofensivo comienza a manipular y cuestionar las ideas de su pareja, a quien considera como alguien débil.

Lo más sensato, es que si te encuentras ante alguien que desea dominarte, te alejes de el y decidas estar con alguien que sí valore tus ideas y forma de ser.

24. Critica tu forma de vestir

Es normal que tu novio te haga saber si una prenda te queda mejor que otra o si el color rojo quedaría mejor para la ocasión, lo que no es normal es que te prohíba cierto tipo de prendas o que te exija usar lo que él haya decidido para ti.

Si te comienza a hacer comentarios ofensivos o despectivos acerca de por qué estás llevando esta falda o que esa franela no te queda bien, debes darle a entender que te arreglas para agradarte a ti misma y no para él.

Sin embargo, debes de saber diferenciar entre críticas constructivas y destructivas ya que, algunas veces, los comentarios acerca de tu vestimenta no están hechos para herirte, si no que simplemente te está haciendo saber su opinión.

Lee también nuestra guía sobre como solucionar problemas de pareja por celos

25. Exceso de cariño paternal

Existen varios tipos de amor y algunas veces las personas tienden a confundirlos. Lo que queremos explicarte, es que no puedes dejar que tu pareja pretenda ser tu padre, ya que esto podría convertirse en una relación tóxica.

Si tu pareja pretende convertirse en tu figura paterna o dejar que tú lo seas, significa que tiene problemas emocionales y probablemente no puedas tener una relación normal y estable con esa persona.

Si desean solucionar esto, es necesario buscar ayuda profesional, para así poder superar cualquier tipo de trauma que tuviesen en su infancia y que ahora les impide poder tener una buena relación. 

26. Le resta importancia a tus virtudes

Muchas veces, el inicio de las relaciones tóxicas de pareja suele ser que mientras pasa el tiempo, se vuelven exigentes, egoístas y les deja de importar el bienestar y felicidad del otro.

Cuando alguien acepta estar contigo, se compromete a aceptarte tal y como eres y a esforzarse por lograr un futuro juntos.No dejes que tu pareja se sienta olvidado, ambos deben conquistarse todos los días para mantener viva la llama.

También, deben alegrarse por sus logros y nunca menospreciarse el uno al otro. Si tu pareja no te presta atención, debes hablarlo con él y solucionarlo, si no, debes salir de allí y buscar a alguien que sepa valorarte y te anime a ser mejor.

27. Sus problemas son más importantes que los tuyos

Cuando la relación es tóxica, es normal que haya discusiones todo el tiempo. El mayor problema a la hora de comunicarse es que uno de los dos no quiere escuchar al otro, pues siente que sus problemas no son nada comparados con los suyos.

Las vida nunca es fácil y todos tenemos problemas, pero también merecemos ser escuchados y si es posible, ser ayudados. Si tu pareja en serio se interesa por ti, nunca subestimaría tus problemas, pues sabe que eres importante y hará lo posible para buscar una solución juntos.

28. En medio de una discusión, él siempre debe tener la razón.

Por mucho que a algunos les cueste aceptarlo, es imposible que una persona siempre tenga la razón, pues los errores existen y son muy frecuentes. Al estar en una relación, es posible que debas ceder ante muchas situaciones, para así evitar problemas.

Si quieres tener una buena relación de pareja es importante que discutan los problemas de manera calmada sin alzar la voz. Lo ideal es lograr intercambiar ideas sin menospreciar a nadie y decidan un acuerdo entre ambos.

29. Te culpa por acciones ajenas

Aunque los errores son muy frecuentes, estos no siempre ocurrirán por tu culpa. Si tu pareja te está culpando por cualquier cosa que ocurra, incluso cuando sabes que ha sido él quien originó el conflicto, debes hacerle saber que él fue quien inició todo esto.

Una persona madura es capaz de aceptar sus errores y tomar responsabilidad de sus actos.

30. Toma decisiones que afectan a ambos sin preguntarte

Ya lo hemos mencionado, todos merecen ser escuchados, así que tu pareja no puede pasar por alto tu opinión en ningún momento. Recuerda que estas tan involucrada en la relación como el, así que es importante que tomen las decisiones juntos.

Si permites que tu pareja lo haga una vez, es posible que lo haga muchas veces más, por lo que, así sea algo poco importante, debería escucharte y valorar tu opinión. Así estarás promoviendo una comunicación efectiva entre ambos.

31. Tienes prohibido hablar de tu relación con tus familiares

Normalmente, cuando surge un problema y necesitas desahogarte, buscas a una persona cercana para hacerlo, la mayoría de las veces esta persona es un familiar. Si tu pareja no quiere que hables con ellos sobre los problemas que existen en tu relación, probablemente te sientas limitada y cohibida.

Debes hacerle saber que piensas acerca de ello y que tus familiares no son sus enemigos. Si tu familia es importante para ti, él debe respetarlo y valorar tus sentimientos hacia ellos.

32. Evitas explicarle ciertos problemas porque se lo toma mal

En una relación tóxica, la comunicación se ve limitada, ya que habrá ciertos temas que no serán tolerados por tu pareja. Esto te hará sentir incómoda e insegura.

Debes evitar esta situación y hablar con el, ya que necesitas ser capaz de sentirte cómoda y libre dentro de la relación. Esto significa que deberías ser capaz de contarle todo lo que quieras sin temer a su reacción.

33. Quiere saberlo todo de ti

Aunque la comunicación es un aspecto importante en la relación, los excesos pueden llegar a ser muy malos.  Nos referimos a que tu pareja no necesita saber exactamente todo de ti, está bien si deseas contarlo, pero no debería exigirte que lo mantengas al tanto de tu situación cada cinco minutos.

Si tu pareja desea saber todo sobre ti, es probable que haya creado una dependencia, lo que podría marcar el inicio de una relación tóxica para ambos.

34. No puede vivir sin ti

Si tu pareja no puede vivir sin ti, es probable que no sea amor lo que siente, sino obsesión y necesita ayuda profesional para salir de allí.

Cuando estás en una relación, debes entender que no necesitas a tu pareja, simplemente has decidido compartir tu vida con ella. No es lo mismo amar a una persona que no poder vivir sin ella.

35. Tienes relaciones sexuales solo para complacerlo

El sexo juega un papel muy importante dentro de la pareja. Sin embargo, es normal que existan situaciones en las cuales no te apetezca tener relaciones y tu pareja debería entender esto. Si te sientes forzada a tener sexo, es probable que no lo disfrutes e incluso, podrías llegar a odiarlo.

36. Envidia excesiva

Como ser  humano, debes entender que no siempre serás la mejor, por lo que debes aprender a ser un buen perdedor. Sin embargo, cuando sientes que la relación está acabando, esto puede llegar a frustrarte y buscar métodos para salvar, incluso aunque estos sean mal intencionados.

También puede ocurrir que el miedo de perderte haga que comience a envidiar tus logros, pues sentirá que tu éxito lo está alejando de ti.

37. Es exageradamente amoroso(a) contigo

Para las mujeres es un sueño tener al lado a un hombre amoroso y que no tenga miramientos en demostrar su afecto cuando sea y donde sea. Pero cuando su demostración de amor ya raya límites exagerados, créeme, esto no está bien.

Curiosamente, los psicólogos han determinado que las personas más manipuladoras suelen utilizar en exceso la simpatía, amabilidad y afecto para tener de su lado a quienes se encuentran en su entorno. Difícilmente se dudaría de las buenas intenciones de alguien así, ¿no?

Así que si tu pareja se muestra exageradamente amorosa, ¡cuidado! Esta puede ser una estrategia de manipulación para que te vuelvas codependiente de su afecto.

Es decir, te acostumbra a su amor constante y con sobredosis, para luego de a poco retirártelo y lograr tu atención cuando por alguna razón te “corte” el suministro de afecto, o eventualmente ocurra algo que ponga en peligro su amor por ti.

 

¡Cuidado! A la primera que sientas temor de perder su amor, ya has caído en las redes de su manipulación y te has vuelto dependiente de su afecto. ¡Justo lo que quería para tenerte en sus manos! Nada más tóxico que alguien manipulador que tiene dominada a la pareja.

Test para saber si tienes una relación tóxica

Para poder reconocer las relaciones tóxicas de parejas, debes responder una serie de preguntas: ¿tu pareja pelea constantemente contigo? ¿hay problemas de comunicación entre ambos? ¿Has sentido que tu pareja ya no es el mismo?

Si la respuesta es sí, es probable que debas buscar ayuda, pues estas dentro de una relación tóxica.

¿Cómo salir de una relación tóxica?

Si estás dentro de este tipo de relación, tienes dos posibles soluciones: la primera, es terminarla antes que sea demasiado tarde y no puedas reparar el daño. La segunda es que converses con tu pareja y se comprometan a solucionar todos los problemas que existen entre ambos.

¿Qué es una relación tóxica?

Sabes que estas dentro de una relación tóxica cuando te sientes incómoda, triste, enojada o con cualquier otra emoción negativa. Si sientes que no puedes ser tú misma y le temes a tu pareja, esto también puede indicar que estas en una mala relación.

Solución de una relación tóxica

Primero que todo, debes conversar con tu pareja, hazle saber tus sentimientos y buscar una solución, si no pueden hacerlo, deben de buscar ayuda de un profesional.

Si tu pareja no accede a conversar sobre esto, debes alejarte de esta relación lo más rápido que puedas, pues, con el tiempo, podrías llegar a sentirte peor.

Frases de una relación tóxica

Existen ciertas frases que pueden indicar que estas dentro de una relación tóxica. Algunos ejemplos son: “eres demasiado para mi”, “nunca voy a estar a tu altura”,“lo eres todo para mi”, “sin mi no eres nadie”, “me necesitas más de lo que yo te necesito a ti” o “sin ti no puedo vivir”.

¿Cuáles son las secuelas de una relación tóxica?

Una relación tóxica podría dejarte con graves heridas emocionales y psicológicas. Primero que todo, podría disminuir tu autoestima, logrando que no te valores y robando tus metas y sueños, lo que a su vez podría hacerte entrar en depresión.

Además, puede disminuir tu confianza en ti misma y en las personas que te rodean, te hará dudar de todos, logrando que vivas con una sensación de miedo y estrés constante.

 

Las relaciones tóxicas de pareja son mucho más comunes de lo que la gente cree. Las personas que están dentro de ellas tienden a ocultarse del mundo, dificultando que reciban la ayuda que necesitan.

Por ello, es importante que sepas reconocer si estás dentro de una, así sabrás cómo puedes solucionarla y evitar que te afecte demasiado.

 

Ver También:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo elegir el mejor color de cabello según tu tono de piel y ojos

12 Señales de que tu pareja no te ama y no le interesas