in

11 actitudes que están prohibidas cuando terminas una relación

En ocasiones, duele saber que no es verdad el «juntos para siempre». Realmente, un desamor es lo peor y la frustración mayor es no saber qué hacer cuando terminas una relación.

A veces nuestro primer escondite es taparnos los ojos, hacer como que no pasó nada, pero bien sabemos que las cosas no funcionan así. Por eso aquí te daremos unos tips para hacer más llevadero este desagradable episodio, ¿qué hacer cuando terminas una relación?…

1. No te encariñes con los malos sentimientos

¿Nunca te han dicho que solo estás buscando pretextos para enojarte? No nos gusta admitirlo, pero a veces encontramos consuelo en algunos sentimientos y nos terminamos encariñando. El problema es que hay sentimientos malos.

El resentimiento, por ejemplo, es un sentimiento muy poco productivo. Es como beber el veneno esperando que sea tu enemigo el que muera: nunca funcionará.

La Doctora Romance nos dice: «Si hiciste todo lo posible y aun así sabes que se acabó, no pierdas el tiempo con resentimiento y enojo».

Esto es un comportamiento autodestructivo. Perderte en esos sentimientos es una mera distracción que solo te aleja de las emociones con las que realmente tienes que lidiar. Esas son mucho más difíciles de enfrentar, pero te aseguro que vale la pena hacerlo.

Enfréntalos y verás cómo crecen flores donde antes dolía. No evites tu pena; dice Tina: «Te impedirá encontrar una relación más satisfactoria». Habla con tus amigos, llora, escribe, haz ejercicio, encuentra un buen hobby. No te ahogues en el enojo o la pena.

Debes dejar a un lado esas emociones y hacer espacio para la voluntad de seguir adelante. Además, no deberías dejar que el resentimiento y el dolor te quiten lo que un día te dio el amor.

2. No te dejes llevar por la culpa

Tan improductivo como el resentimiento es la culpa. La Doctora Romance la compara con los pagos a meses sin intereses, cuando compras algo muy caro: el pago es eterno.

Como la mayoría de los elementos en la lista de «cosas que no debes hacer cuando terminas una relación», la culpa es una desviación del sufrimiento y nunca es bonita. No debes dejarte llevar por esos sentimientos. Haz el duelo que necesites para sanar y no te estanques.

Tina recomienda hacer duelo y que te pongas a analizar cuáles fueron los problemas que causaste o ayudaste a crear en tu relación. También piensa en qué es lo que necesitas cambiar, todo lo que en esa relación no te funcionó y sabes que necesitas trabajar para mejorar.

Ahora es el momento de hacer a un lado la culpa, aceptar que el problema no es solo tuyo o de él, que se necesitan dos personas para que una relación falle… y sigue adelante.

3. No eches culpas

Otra de las cosas que no debes hacer cuando terminas una relación es andar repartiendo culpas. Tina B. Tessina nos dice que si empiezas echándole la culpa a tu ex, eventualmente esa culpa la tomarás en tu contra.

Necesitas replantearte todo lo que le dirás a tu ex. La Doctora Romance recomienda que, en lugar de aventarle la culpa, busques cosas neutrales que puedas decirle. Cuando hables con él, debes evitar a toda costa decir algo que pueda darle alguna esperanza.

También aléjate de lo que lo haga sentir mal o les pueda causar algún problema. Son buenos ejemplos decirle cosas como: «buscábamos cosas diferentes» o «tuvimos un muy buen tiempo juntos, pero las cosas cambian».

Evita estar pensando en quién hizo qué, quién tiene o no la culpa. Eso nunca va a solucionar nada. Incluso si tu ex ya está con alguien más, o si esa persona tuvo algo que ver con tu decisión para terminar la relación, no los culpes.

Toma en cuenta que tanto tú como ellos están tratando de sobrellevar esta situación y no es nada fácil; así que muestra tu lado más fuerte y ayuda a que el proceso sea un poco menos complicado.

4. No idealices una relación que tuvo problemas

Otra de las cosas esenciales que debes hacer cuando terminas una relación es mantener lejos de tu mente todo lo que ponga en duda tu decisión. ¡No la cuestiones! Y, por mucho que lo extrañes, no busques rastros de felicidad en los recuerdos.

La Doctora Romance menciona que debes apegarte a la idea de que ya tenían problemas y fue por ello que decidiste terminar. Así que aprende a confiar en la persona que fuiste en el momento que lo decidiste y aférrate a ello. Tomar decisiones es la única forma de avanzar.

Nunca será fácil hacerte a la idea de que tu relación, por muy larga o corta que haya sido, se terminó. Pero sí ayuda a que lo aceptes.

Tina dice: «Una vez que se creó un lazo, incluso si la relación es horrible, será difícil alejarse tanto para el hombre como para la mujer». Así que si ya te armaste de valor y tomaste la decisión de separarte, de verdad lo querías en ese momento.

5. No te excedas con el drama

Otra de las cosas que debes hacer cuando terminas una relación es poner las cartas sobre la mesa y darte cuenta de que no es imposible de superar. Sí, probablemente estés decepcionada y sabemos lo mucho que puede llegar a doler, pero no es el fin de tu vida.

El fin de una relación es una gran oportunidad para hacer y conocer cosas novedosas y emocionantes. Así que levántate y agarra tu vida por los cuernos. Que el dolor y el miedo no te quiten lo que un día te dio el amor.

La Doctora Romance aconseja que veas hacia tu futuro y te des cuenta de qué puedes hacer para mejorarlo. Mantente ocupada, enfócate en encontrar actividades y personas que enriquezcan tus días. Incluso podrías aventurarte y empezar un nuevo negocio o hobby.

Hagas lo que hagas, bajo ninguna circunstancia empieces a dramatizar con la gente. No camines por el mundo diciéndole a todos que ahora morirás sola y con 10 gatos porque, honestamente, sabemos que eso no va a pasar.

Con esto no queremos minimizar lo que sientes. Duele y mucho, pero ¡tranquila! Probablemente algún día recordarás con humor lo triste que fuiste.

Debes evitar a toda costa sumergirte en la autocompasión. Por NADA del mundo le marques borracha a tu ex.

Y, si lo haces, no vayas corriendo a contarle a todos. No intentes que la gente te tenga lástima, porque estás ahogada en tu tristeza o porque anoche le hablaste a tu ex, estando ebria.

6. No olvides analizar la ruptura

Dentro de la lista de qué hacer cuando terminas una relación, esto es algo que rara vez hacemos. Tenemos la tendencia a enfocarnos en lo que haremos para superarlo, como mantenernos ocupadas o evitar pensar en nuestro ex, pero no debe ser así al 100 %.

Incluso si tú fuiste quien terminó la relación, formaste parte en su disolución. Así como se necesitan dos para formar un noviazgo, hacen falta esos mismos dos para ponerle fin.

Tina B. Tessina dice que debes entender que tuviste un control parcial sobre lo que sucedió y no uno total. Ella recomienda que te sientes a analizar qué fue lo que no funcionó en la relación.

No lo malentiendas. Esto no es un ejercicio de autoflagelación. Simplemente tienes que darte cuenta de que en tu relación pasaron cosas que no pudiste controlar y no debes culparte por ellas.

La mitad de la culpa es de tu ex y la otra parte de las cosas que salieron mal fueron tu responsabilidad. Acepta tu parte para que puedas evitar estos errores en tu siguiente relación amorosa.

7. No repitas tus errores, aprende de ellos

Ya se sabe que no funcionó. Eso puede llegar a ser devastador, a menos que mires esa ruptura como una herramienta para encontrar qué es lo que quieres con alguien en un futuro.

Toma tu separación como una experiencia de la que puedes aprender. Aprendemos más de los errores. No por nada una de mis frases favoritas es que si nunca nos equivocamos no sabremos cuándo realmente acertamos.

«Toda decepción es un momento de aprendizaje», menciona Tina. Cuando empieces a salir con alguien más, asegúrate de no repetir los patrones de tu última relación. ¿Cómo hacer eso? Aquí está el proceso:

Luego del primer golpe postruptura, revisa las bases de tu relación. ¿Cómo era la dinámica entre ustedes? Fíjate bien en los detalles y encuentra dónde estuvo el error. ¿En qué momento empezó a derrumbarse todo? ¿Qué salió mal y cuándo?

Una vez que hayas logrado eso, pregúntate por lo que podrías haber hecho mejor. Aprende de esos errores. Pero ¡aguas! La Doctora Romance hace MUCHO énfasis en no hacerte pasar un mal rato a ti misma por esas fallas.

«No hay necesidad de pasarla mal», dice ella. «No te tortures, simplemente necesitas procesar tus errores para que no repitas lo mismo en tu siguiente relación».

8. Evita ser autodestructiva

Tina menciona que es muy fácil salirse de control luego de una ruptura, especialmente si te la pasas echándole leña al fuego con actitudes autodestructivas.

Esto es algo obvio, pero no está de más recordártelo. Por mucho que duela, no ahogues tus penas en alcohol y no entierres tu pena durmiendo por días.

Tampoco te aísles del mundo. «Un poco de tiempo a solas es bueno para reflexionar, pero el aislamiento es una señal de depresión», menciona Tina. Si te das cuenta de que estás en esta situación, no pasa nada; pero estás en un buen momento para pedir ayuda.

Además, debes evitar hablar mal de tu ex con todos tus conocidos. No importa cuánto coraje sientas, ¡no lo hagas! Te verás mal tú hablando así de alguien con quien tuviste una relación que en algún momento disfrutaste.

Monitorear el uso de tus redes sociales es otra de las cosas inteligentes que debes hacer cuando terminas una relación.

Estás en un momento complicado, pero no te dejes derrumbar. No permitas que tu separación te quite toda la vida.

9. No te atores en la ruptura

Aunque en un estudio encontraron que las mujeres son más propensas que los hombres a sufrir durante más tiempo luego de una separación, también descubrieron que las mujeres son más resistentes a largo plazo luego de la ruptura.

Date la oportunidad de tener un tiempo de duelo, permítete llorar, date todo el tiempo que necesites para sentir el dolor de la pérdida y los sentimientos que conlleva, y luego, una vez que te sientas lista, pon toda tu energía en reconstruir tu vida.

La Doctora Romance dice que lo mejor que puedes hacer es «reconstruir tu vida emocional, personal y financiera tan pronto como puedas. Fíjate en todas las cosas que ahora tienes la libertad de hacer e intenta algunas de ellas».

También es buen momento para hacer esas cosas que tanto disfrutas, pero dejaste de hacer. O atrévete a probar cosas que nunca has hecho.

10. No te aísles

«No tienes que salir en este instante y volver a tener citas, toma el tiempo necesario para eso», dice la Doctora Romance. Pero hay un mundo de diferencia entre salir a una cita y quedarte siempre sola en tu casa.

Mantener tu vida social es importante, especialmente en este momento. Probablemente sientas que es más sencillo alejarte de todos en estos días de duelo, pero la verdad es que a la larga solo lograrás sentirte miserable.

En lugar de ahogarte en el aislamiento, mantente cerca de tus seres queridos. Necesitas su apoyo.

Tina aconseja: «Incluso si aún no te sientes lista para estar con la gente, pasa algo de tiempo con tus amigos y familiares más cercanos. Esto te ayudará a sanar y te recordará que, sin importar lo que haya pasado, aún hay gente que te ama».

11. No te quedes sin hacer nada

No hacer nada es lo peor en este momento. ¡Levántate y haz algo útil y productivo!

«Esto ocupará tu tiempo y evitará que te obsesiones con tu ex», dice Tina. No importa mucho qué decidas hacer, solo importa que te la pases haciendo algo estos días.

Leer, por ejemplo, es una actividad bastante absorbente. Para esto utilizas mucho más de tu cerebro que lo que necesitas para ver TV o escuchar música; así que es una muy buena manera de mantener tu cabeza alejada de alguien por un corto período de tiempo.

Pero si leer te resulta muy callado o abrumador, enfócate en hacer algo que siempre quisiste: aprende un idioma, practica un deporte, viaja. Adopta ese hobby que siempre has admirado: planta verduras en tu jardín o escribe.

Puedes hasta empezar a hacer voluntariado o involucrarte en algún grupo social o deportivo. La idea es no quedarte de brazos cruzados. Ocupa tu tiempo y tu cabeza en algo más… ¡lejos de tu ex!

No pienses, ¡haz! Esto, además de mantenerte ocupada, te enfoca en el futuro y no en el pasado. Eventualmente, te darás cuenta de lo feliz que puedes llegar a ser, si canalizas tu atención hacia una vida saludable.

Una ruptura es un proceso

Ya que tienes la lista de cosas que no debes hacer cuando terminas una relación, es importante que entiendas la ruptura como un proceso.

El estereotipo de un corazón roto constantemente tiende a enfocarse simplemente en un alma solitaria, triste e inocente que ha sido rechazada por su ex. Pero la verdad es que es mucho más complejo que eso.

Superar un rompimiento no es un pícnic. Una vez que te das cuenta de que la relación se terminó, debes seguir adelante con tu vida y confiar en que hiciste lo correcto.

A lo largo de la superación, no te dejes llevar por los intensos episodios en los que extrañas a tu ex. No deben derrumbarte esos momentos en los que, sin darte cuenta, aprietas los puñitos para no ver que tienes las manos vacías de tu pareja.

El pilón

Algo muy útil es escribir. Esto no solo funciona para una ruptura. Tan importante es escribir lo que sentimos cuando estamos enamorados como lo es cuando tenemos el corazón roto. Te permite conocerte.

Y no es para condecorar al otro, es para llevar un registro y recordar cómo te sentiste, un recordatorio personal de que fue posible y saliste adelante.

En fin, en ocasiones le toma a alguien cinco minutos entrar a nuestro corazón y toda una vida salir de él. Pero si sigues estas 11 cosas qué hacer cuando terminas una relación, lo lograrás más rápido.

No te permitas quedar enterrada en el duelo. Enamórate, sonríe y sigue pedaleando, corazón.

¿Qué hacer cuando una relación termina mal?

Si estás en la situación de que tu relación termina en llamas, lo mejor que puedes hacer es intentar desapegarte de esos últimos malos momentos y solo recordar que por algo estuviste con esa persona. Seguramente tuvieron buenos momentos.

Así que, por respeto a la relación que tuvieron y a la persona, trata de evitar hablar mal todo el tiempo de tu ex y de su noviazgo. No te conviertas en ese tipo de persona que muestra una mala cara cuando las cosas se ponen mal.

¿Qué hacer después de terminar una relación?

Lo que debes hacer, después de terminar una relación, es mantenerte ocupada y cerca de tus seres queridos. Trata de no aislarte, fuera del tiempo de reflexión que necesites, y haz lo posible por tener tu cabeza en algo más que el recuerdo de tu ex.

Comienza a hacer actividades que te tengan con una mentalidad a futuro y no ahogada en los recuerdos. Esto te permitirá superar la ruptura y enfocarte en tu vida y felicidad.

Etapas cuando terminas una relación

Cuando te topas con una ruptura luego de una relación, sea larga o corta, lidiarás con varias etapas para superarla.

Primero está la negación. Esta es la primera etapa de duelo y la más recurrente. Luego está la etapa de la ira, la que todos experimentamos después de un rompimiento. Estas dos primeras etapas se mezclarán constantemente.

Luego de ese torbellino de emociones, te encontrarás con la negociación, donde intentarás establecer mejores términos contigo misma, a pesar de lo que sientas. Ya que pasaste esto es cuando los recuerdos y sentimientos pegan más duro y llega una etapa de depresión.

Una vez que canalizas esto, entrarás en la aceptación y podrás superar la ruptura.

Frases de cuando terminas una relación

Si estás pensando en terminar una relación amorosa, intenta ser frontal y que la otra persona esté clara en que el fin del noviazgo es definitivo y no hay vuelta atrás. Puedes decirle frases como: «Que la relación acabe no significa que dejemos de amarnos, simplemente estamos evitando hacernos daño».

O puedes decirle algo como: «Hay que aceptar que las cosas se acaban y que debemos seguir adelante para continuar siendo felices solos o con alguien más».

¿Qué hacer cuando terminan contigo?

Cuando te acaban de terminar puede parecer que el mundo se cierra sobre de ti, pero ¡tranquila! No todo está acabado. Una de las cosas que puedes hacer cuando terminan contigo es no dejarte llevar por la culpa.

Entiende que, aunque te hayan terminado, se necesitan dos personas para iniciar una relación y esas dos personas para terminarla. Así como algo de la responsabilidad cae en ti, la otra parte cae en tu pareja.

No te atormentes con que tú hiciste todo mal y, una vez que entiendas eso, trata de aprender de tus errores para futuras relaciones.

¿Qué hacer cuando se termina una relación de amantes?

Una relación de amantes es algo complicada, especialmente cuando empiezas a sentir algo por la otra persona fuera de la mera atracción física y química sexual. Los sentimientos que tendrás luego de la separación no son muy distintos a cuando se termina un noviazgo convencional.

Así que si terminaste una relación así hace poco, sigue nuestra guía con 11 cosas qué hacer cuando terminas una relación y coméntanos cómo llevas la separación.

No olvides compartir nuestro artículo en tus redes sociales.

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 cosas que deben pasar para superar el fin de una relación amorosa

8 formas de ayudar a una persona toxica