in

¿Tener sexo en la primera cita arruina la posiblidad de una relación?

Muchas personas, especialmente las mujeres, opinan que tener sexo en la primera cita puede potencialmente arruinar una relación a futuro. Los hombres, en su caso particular, estarían encantados de conseguir algo de acción la primera vez que salen con una mujer.

Todo esto de seguro alguna vez te ha puesto en una encrucijada porque no has hallado explicaciones o datos que te ayuden a ver qué hasta dónde hay esperanzas de una relación más seria si decides irte a la cama con alguien en la primera cita.

Si quieres saber más acerca de este interesante tema, te invito a que continúes leyendo este artículo para que tengas toda la información al respecto y sepas qué hacer.

¿El sexo en la primera cita arruina tu posibilidad de tener un noviazgo? 

La verdad es que no hay una respuesta concreta, todo dependerá del contexto, sobre todo de las concepciones que tengas acerca del sexo y de cuán responsables seas al hacerlo.

Algunas publicaciones aseguran que con el solo hecho de hablar de sexo en la primera cita, hay un indicio de interés por parte de las dos personas que podría ir más allá de una noche en la cama.

El continuar hablando sobre el tema propicia una conversación más profunda, a veces con el deseo de no tener tantas prendas de vestir puestas, lo que hace que haya un poco de claridad sobre lo que busca el otro y de lo que podemos esperar después de tener relaciones sexuales en la primera cita.

¿Qué piensan los hombres si te acuestas en la primera cita?

Depende del hombre y de su intención. Algunos hombres no le miran nada malo si te acostaste con ellos en la primera cita si su intención es tener algo más serio, y hay otros hombres que solo buscas tener algo casual y no buscas una relación formal. También hay otros hombres que ven mal a la mujer que se acuesta en su primera cita más si creen que han hecho los mismo con muchos otros hombres.

¿Es malo tener sexo en la primera cita?

Es increíble que en pleno siglo XXI sigamos cuestionándonos si está bien o mal que dos adultos tengan relaciones sexuales consensuadas la primera vez que salen juntos. Pero el amor y el sexo siguen siendo temas muy delicados en esta sociedad.

Normalmente a un hombre nadie lo va a criticar por tener sexo en la primera cita, mientras que en el caso de la mujer sucede todo lo contrario. Cuando ella accede a tal cosa, con frecuencia se arriesga a que los demás la vean como una chica “fácil” con la que no vale la pena algo serio.

Realmente no importa lo que los demás piensen. El verdadero problema viene cuando es ese alguien con quien te acostaste termina pensando que cediste muy rápido a su petición, algo que él también fomentó y disfrutó. Y lo peor de todo es que llega perder el interés por ti.

Desde hace milenios, las mujeres han sido educadas para hacerse las “difíciles” y así no perder la atención de un varón, en tanto que a los hombres se les ha ensañado a ver a las mujeres como “premios” que hay que obtener.

En un intento poco asertivo de contrarrestar estos patrones culturales machistas, muchas chicas ahora se sienten obligadas a tener sexo en la primera cita, aunque realmente no lo deseen; de alguna manera lo hacen como para dejar claro que son independientes y pueden tomar decisiones.

Pero lo que está mal no es tener sexo en la primera cita, es buscarlo o evitarlo basándonos en estas formas de pensar que no tienen nada que ver con la química, la atracción y la confianza genuinas que deben existir entre dos personas que se atraen.

No está mal que tengas sexo en la primera cita, lo que sí está mal es que lo tengas sin tener plena seguridad de que realmente quieres hacerlo o que, por el contrario, lo hagas ejerciendo presión en la otra persona cuando esta no está totalmente cómoda con el asunto.

Una vez que hemos determinado que tener relaciones sexuales en la primera cita no es algo a lo que podamos aplicarle un juicio de valor de manera genérica, también debemos aceptar que hacerlo puede tener pros y contras, y que todo dependerá del contexto.

Lee nuestra guía sobre los 10 mandamientos del sexo casual

¿Cuáles son las ventajas y desventas de tener sexo en la primera cita?

Si dos personas verdaderamente se gustan y hay química sexual entre ambos, con toda seguridad mientras avanza la cita ambas estarán pensando en la posibilidad de terminar en la cama.

Esto sucede con mucha frecuencia, de hecho. Pero la realidad es que en muchos casos alguno de los dos o ambos piensan que no es buena idea. Varios, aunque tengan ganas, prefieren esperar; sin embargo, otros dan rienda suelta a sus deseos.

Más allá de los prejuicios y las concepciones machistas, lo mejor, tanto para hombres como para mujeres, es no ceder ante las ganas si no hay pleno convencimiento, si no hay madurez al respecto.

¿Por qué no tener sexo en la primera cita? – Posibles deventajas

Si decides tener sexo en la primera vez que salen, debes estar consciente de que puedes enfrentarte a panoramas no muy agradables, entre los que se incluyen:

Pérdida de Interés

Tanto tú como la otra persona pueden experimentar una súbita pérdida del interés después de tener sexo en la primera cita. En general el que pierde el interés después de algo así, es quien considera que conseguir sexo es el objetivo de salir con alguien.

Si no hay un interés genuino en el otro ser humano, una vez que conocemos y hemos disfrutado su cuerpo, automáticamente querremos pasar a otra cosa, sentiremos que no tiene nada más que ofrecernos y querremos deshacernos de él o ella rápidamente.

Lo común ha sido que esto les pase a los hombres, pero cada día le sucede más a las mujeres. La realidad es que, sin importar el género, si uno de los dos pierde el interés después de acostarse en la primera cita, significa que de todas maneras la relación no tenía posibilidades de prosperar.

Sorpresas desagradables

Si solo has salido con alguien una vez, es perfectamente lógico que desconozcas casi todo sobre su vida, aunque tú sientas una conexión cósmica y profunda. Es triste, pero son solo tus hormonas y tus expectativas hablándote, mas no es la realidad.

Quizá al momento del sexo descubras cosas que no te gustan en absoluto de tu compañero de aventura. Pueden ser cuestiones como su higiene corporal o quizá te diga algo que revele una faceta de su personalidad que no conocías y que te decepcione.

Podrías terminar teniendo sexo con alguien que vive con sus padres, en el cuarto de junto o que te deje que pagar toda la cuenta del hotel sin que tú lo tuviese previsto.

Hay muchas cosas que pueden salir mal cuando tienes intimidad con alguien que no conoces bien. Sin mencionar que, en el peor de los casos, incluso puede ser peligroso. Si decides aventurarte a algo así, asegúrate de que siempre exista una amistad que sepa dónde estás y con quién.

Inseguridad

Cuando dos personas salen por algunas semanas y la relación va avanzando de manera progresiva, ambas tienen más clara la postura del otro sobre lo que espera a corto plazo.

Si alguien ya se tomó el tiempo de salir contigo tres o cuatro veces sin sexo de por medio, es probable que tenga un interés genuino en ti y esté buscando una relación.

Si terminas en la cama con alguien en la primera cita, no tendrás modo de saberlo, porque casi todos consideramos raro preguntar el típico e incomodísimo: “¿qué somos?”, y mucho más después de un encuentro íntimo apresurado.

Si no hay suficiente comunicación, a ambas partes puede costarles mucho trabajo sincerarse con respecto a lo que realmente esperan y desean.

Lee nuestra guía sobre como mantener una conversación con el sexo opuesto

¿Por qué si tener sexo en la primera cita, cuáles son las ventajas?

No todo el panorama es apocalíptico. Muchísimas parejas estables y felices terminaron en la cama en la primera cita  y ninguno de los dos se arrepiente en absoluto.

Tener sexo en la primera cita puede ser maravilloso, sobre todo cuando la química es poderosa y simplemente no pueden dejar de pensar en desnudarse. Esto es así porque hay una comunicación franca y abierta entre ambos y se sienten cómodos, seguros y eufóricos.

Eso sí, tienen que ser dos adultos responsables que saben lo que están haciendo y, por supuesto, que van a cuidarse y a utilizar preservativo. Eso jamás ha de estar en discusión. Si una persona insiste en tener sexo sin protección es porque no es alguien de fiar y jamás debes acceder, punto.

Es muy difícil enlistar las ventajas de tener sexo en la primera cita con alguien que en verdad te gusta, porque son exactamente las mismas de cualquier encuentro sexual increíble, pero tiene dos añadidos particulares:

Más adrenalina

Cuando te acuestas con alguien con quien apenas estás comenzando a salir, la emoción que sientes por ese encuentro tan inesperado es distinta a la que podrías sentir cuando ya es algo planeado o esperado.

Hacer algo así tiene todos los tintes de locura y aventura que necesita el corazón para latir a mil por hora, especialmente cuando sientes una conexión verdadera con el otro.

Menos expectativas

Por lo general si llegas a acostarte con alguien en la primera cita, lo haces con menos expectativas sobre cómo será ese momento. Mientras menos expectativas tengas, es más difícil que alguna cosa te decepcione o no esté al nivel que tú esperabas.

 

¿Cuánto hacer esperar a un hombre para tener relaciones?

Muchos recomiendan de 5 a 10 citas para tener relaciones.

¿Te debes acostar con un hombre en la primera cita?

Una vez leída toda esta información, debes saber que las buenas experiencias de sexo en la primera cita tienden a ser increíbles, pero las malas, por lo general son horrendas, no hay puntos medios.

Independientemente de todo lo anterior, lo único que importa en realidad es lo que tú quieras y que te cuides, que no cedas ante presiones o estereotipos sociales.

Ahora queremos saber tu opinión: ¿qué piensas de tener sexo en la primera cita?, ¿lo has hecho alguna vez?, ¿cómo fue tu experiencia?. Déjanos tu comentario y con gusto te responderé.

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Química del amor: ¿Cómo funciona?

¿Por qué un hombre con novia busca otra mujer?